martes, 28 de julio de 2009

Caso Madeleine McCann - La demanda contra Gonçalo Amaral ya tiene un “número”…

O Crime – Edición impresa

23 de julio de 2009

¡Los padres de Madeleine McCann quieren 1,1 millones de euros!
Carlos Saraiva

La previsible batalla legal va tomando forma y discurrirá en dos “tableros”: penal y civil. Amaral contraataca y es previsible que pida una indemnización igual de sustanciosa.

El matrimonio McCann pretende exigir al antiguo coordinador del Departamento de investigación Criminal de la PJ de Portimão una indemnización de 1 millón de libras (1,1 millones de euros). El importe divulgado ahora por la prensa inglesa, una cantidad inusual para la realidad jurídica portuguesa, surge en el marco de una intención ya declarada por Kate y Gerry McCann, el pasado mes de mayo.

En aquel momento, el matrimonio tomó públicamente la decisión de procesar a Gonçalo Amaral por difamación, debido a lo que ellos consideraban “infundadas y graves declaraciones” del ex investigador, insistiendo que “Madeleine McCann no solo está muerta, sino también que nosotros (los padres) estamos implicados de algún modo en la ocultación de su cuerpo.”

Los dos médicos ingleses intentaban así impedir la divulgación del best-seller de Gonçalo Amaral sobre el caso Maddie “La Verdad de la Mentira”, así como el documental televisivo realizado sobre el mismo tema.

“La principal razón para el proceso legal es simple: parar cualquier efecto negativo que estas absurdas y profundamente ofensivas declaraciones puedan tener en la búsqueda de Maddie. No podemos quedaron parados viendo al Sr. Amaral convenciendo al mundo entero que Madeleine está muerta”, decía el matrimonio en un comunicado que justificaba la decisión de recurrir a la justicia.

Este comunicado (imposible de pasar por alto), fechado el 16 de mayo pasado, está íntimamente ligado a una entrevista publicada 9 días antes en el periódico francés “Le Parisien”, en la cual Gonçalo Amaral reafirmaba su convicción sobre la implicación de los McCann en la desaparición de su hija.

En ese mismo momento, era publicado en Francia el libro del ex coordinador de la PJ.

Estos dos hechos asociados y la dimensión mediática que tuvieron en Francia y en otros países europeos, habrían trastornado al matrimonio hasta el punto de tomar la decisión de avanzar ante un tribunal.

Cajas

Batalla legal

Aunque en esta secuencia temporal falta aun la reacción de Gonçalo Amaral. Pocos días después del anuncio de los McCann, el ex coordinador contraatacó, mostrándose dispuesto para, también él, procesar al matrimonio, y “tal vez a otras personas” –no las identifica aunque no tenemos que ir muy lejos si pensamos en el seráfico portavoz Clarence Mitchell- por “difamación y falso testimonio”.

Madeleine desapareció hace 25 meses, el 3 de mayo de 2007. Gonçalo Amaral fue apartado de la investigación en octubre del mismo año. Los padres de la niña fueron constituidos arguidos durante el transcurso de la investigación y posteriormente exonerados por el Ministerio Público, como consecuencia del archivo del proceso. Episodios sueltos posteriores, fruto del trabajo de los detectives privados que trabajan para los McCann, como la supuesta implicación del pedófilo británico Raymond Hewlett –que agoniza en un hospital alemán con un cáncer terminal-, que habría estado en Praia da Luz en el momento en que Maddie desapareció, no trajeron, desde el punto de vista jurídico –por lo menos desde la perspectiva del Ministerio Público portugués- nada que justificara la reapertura del proceso. Fue la propia fiscalía general de la República quien lo hizo saber, a través de un comunicado reciente.

Pierden la paciencia

En la entrevista para Le Parisien, en mayo, Amaral volvía a hablar de los testimonios contradictorios de los McCann y los amigos que cenaban con ellos en el “Tapas Bar”, de las huellas de Kate en la ventana por donde habría salido el “secuestrador” de la niña y del olfato de los perros que detectaron olor a cadáver en la sala de estar y vestigios de sangre. Aunque también admite que la investigación no fue perfecta, sobre todo porque en la época no existía un procedimiento específico para casos de desapariciones de niños y las autoridades fallaron al no organizar rápidamente una reconstrucción de los hechos.

Ética millonaria…

Los McCann argumentan que los beneficios del libro y del documental de Gonçalo Amaral lo han hecho… millonario. Y quizás, es de una parte de ese “pastel” que pretenden ahora tomar posesión. Es cierto que, irónicamente, la tragedia también trajo muchos millones al matrimonio, a través del “Fondo Madeleine”. El dinero, una buena parte de el, también fue gastado en pagar facturas domésticas y gastos personales del matrimonio.

¿Hay esperanza?

Seis años después de haber sido secuestrada en Arraigan, Panamá, una niña fue encontrada con vida, en Ecuador, un caso que puede traer alguna esperanza a los que aun creen que Maddie está viva. Mónica Serrano, entonces de 18 meses, dormía en caso de su abuela cuando fue raptada, el 8 de febrero de 2003. Este mes, detectives de Interpol la encontraron viviendo con otro nombre (Angelis) en Guayaquil, Ecuador. Los análisis de ADN confirmaron que se trataba de la misma niña que fue raptada años antes. Según las autoridades ecuatorianas, una mujer llevó a Mónica a Ecuador y después se marchó a España, dejando a la niña a los cuidados de otra mujer. Hace dos meses atrás, la policía localizó a Mónica en Guayaquil en compañía de una hermana de la secuestradora. Esta dijo a la policía que la niña le “fue ofrecida” y que la registró irregularmente con la ayuda de un abogado local, aunque alega desconocer que Mónica había sido raptada. La policía investigó este caso a partir de una denuncia anónima que ponía de manifiesto la inusual semejanza física entre Mónica y Angelis, a pesar de los años que separaban las fotos disponibles.

Traducción de Mercedes

Comentario: Deseamos aclarar que NO fue Mónica a quien encontraron en Ecuador. Esto ha sido confirmado precisamente por las pruebas de ADN. Podéis leer la noticia, fechada el 5 de julio Aquí. No es admisible que DIECIOCHO DIAS DESPUÉS un periodista insista en que Mónica Serrano fue encontrada.

Recomendaríamos a los Srs. de la prensa que cuiden la información que ofrecen, de lo contrario acabaran perdiendo la poca credibilidad que les queda.

Para hacer comentarios: Aquí