martes, 21 de julio de 2009

Caso Madeleine McCann - Retraso en las pruebas de ADN en la investigación Maddie

The Gazette
NW Periódico del año

By Paul Fielding

El ex soldado de Blackpool, relacionado con la desaparición de Madeleine McCann, es poco probable que se enfrente a cargos por un delito sexual ocurrido hace 30 años.

Un equipo de detectives de la policía de West Yorkshire voló a Alemania para interrogar a Raymond Hewlett sobre un asalto a una niña de ocho años ocurrido en 1972 y le tomó una muestra de ADN.

Pero fuentes de la policía de Yorkshire dijeron que aunque ellos todavía estaban esperando instrucciones del Crown Prosecution Service (CPS) sobre cómo proceder, era improbable que se sucediera una acusación. Un portavoz de la Policía de West Yorkshire dijo: “Le hemos entrevistado y actualmente estamos en contacto con el CPS sobre este asunto.

“También estamos esperando los resultados del perfil de ADN.”

Hewlett, 64 años, que se crió en Hawes Side Lane, Marton, se encuentra actualmente en un hospital de Aachen donde está siendo tratado de un cáncer de garganta.

Los detectives privados que trabajan para la familia McCann no lo han nombrado como sospechoso pero quieren entrevistarle después de recibir información preocupante de personas que lo conocían.

En el pasado fue encarcelado tres veces por abusos sexuales a adolescentes pero ha insistido “Yo no maté a la niña McCann”.

Se dice que Hewlett se alojaba a una hora de camino del apartamento vacacional de los McCann en Praia da Luz, cuando la niña desapareció el 3 de mayo de 2007.

El destartalado Dodge azul propiedad de Hewlett en el momento de la desaparición de Madeleine ha sido incautado por la policía alemana y revisado por los investigadores.

Se ha alegado que el vehículo fue visto aparcado cerca del complejo de los McCann en varias ocasiones sobre el momento en que desapareció la niña.

Los investigadores de los McCann –los policías británicos retirados Dave Edgar y Arthur Cowley- volaron a Alemania el mes pasado en un intento de entrevistar a Hewlett.

Pero las negociaciones entre los investigadores privados y el abogado alemán de Hewlett se rompieron y los detectives volvieron a casa con las manos vacías.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí