martes, 28 de julio de 2009

Y se sorprendieron cuando Maddie desapareció…

Caixa poeirenta

Hoy vi una escena estúpidamente irresponsable. Al principio incluso creí que era una muñeca, aunque era un bebé. Me explico:

El señor Pó (novio de la Poeira) y yo salíamos de un restaurante brasileño donde comimos un rodicio que nunca terminaba, salado para tirar de la bebida! Después… Al salir de restaurante, ya en la calle, cuando nos preparábamos para ir hacia el coche, vimos un cochecito de bebé en la puerta del restaurante, arrimado a una esquina donde estaba todo oscuro, sin luz. Yo me sorprendí y miré para ver si solo habían dejado fuera el cochecito para no molestar el paso en el interior, cuando vi una cabeza. Realmente pensé que sería una muñeca, aunque se movió, era un bebé seguramente con menos de seis meses de edad.

Me giré hacia mi novio y le dije “Oye, es un bebé… ¿lo habrán dejado aquí? No puede ser de nadie que esté ahí dentro, por el amor de dios…” él entro en el restaurante y fue a hablar con uno de los empleados, diciéndole que había un bebé en la puerta. Salieron los dos y volvieron a entrar, el empleado se dirigió a una mesa enorme con cerca de 15 ingleses y les preguntó por el bebé.

El padre, muy sorprendido, solo dijo “¿Está despierta? El empleado le dijo que no. Pero da igual… son las diez de la noche… está en la puerta de un restaurante, en la parte superior de unas escaleras que van a dar al río… el viento de frente… está muy oscuro… y es un bebé!!!

Definitivamente, estos ingleses son muy raros. (Inciso: Yo añadiría irresponsables y encima no han aprendido nada.)

Publicado por Ana

Traducción de Mercedes