martes, 25 de agosto de 2009

Caso Madeleine McCann - EL RETORNO DEL NO-NATIVO

McCann Files

EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por el Dr Martin Roberts

24 August 2009

EL RETORNO DEL NO-NATIVO


La afirmación previa de Kate McCann de “Volveremos a Portugal con frecuencia” fue, tal como sabemos, materializada en forma de Gerry regresando una vez a Praia da Luz, en compañía de Jane Tanner y Matthew Oldfield, solo por razones publicitarias. A pesar de que aparentemente le pidió a sus múltiples colaboradores que “mantuvieran silencio de radio” con anterioridad a la producción televisiva “Madeleine Was Here” (Madeleine estuvo aquí), para no crear un frenesí mediático, Gerry se las apañó para decir tanto sino más sobre este proyecto de lo que hizo mientras desempeñaba su papel protagonista en el mismo. Nunca falto de una respuesta estando ante la cámara, Gerry McCann es igual de revelador en su entrevista de abril con Brendan de Beer de Portugal News.

La entrevista, editada aquí, sigue de esta forma:
Cuando regresó a Praia da Luz y ante la ausencia de su mujer Kate, el Sr. McCann explicó: “Kate y yo hemos estado desesperados por volver a Praia da Luz, pero no lo hemos hecho debido a la exposición mediática y la controversia que tal visita plantearía. Nosotros queremos volver y estar con la gente, sin que sea destacado. No hay nada mal con este complejo, es precioso. En estos tiempos financieros difíciles no queremos empeorar las cosas.
Parece haber una fusión de ideas aquí. Se crea controversia. Se plantean preguntas. ¿Qué pregunta podría haber planteado una nueva visita?
Pero espero que la gente entienda el porqué estamos haciendo lo que hemos hecho. Este es el factor llave/clave de una estrategia de investigación. Madeleine todavía está desaparecida. Nosotros necesitamos hacer todo lo razonable para conseguir cualquier información. Lo mejor para todos es que ella sea encontrada y que quienquiera que la llevara sea capturado”.
Otro ejemplo de ideas encadenadas. Tanto si la gente entiende lo que estás haciendo o no, puede influir o no en su comprensión de lo que ya has hecho. Esforzarse uno mismo en conseguir cualquier tipo información es inútil. Por otra parte podría ser más difícil conseguir información específica. Pero, como ocurre tan frecuentemente con las declaraciones de Gerry McCann, se asumen aspectos contextuales más que incluirlos. Estas omisiones casi habituales son importantes, dado que el significado de lo que se dice varia con el contexto, y un contexto asumido por el oyente podría no ser el que el locutor tiene en mente. Las lágrimas de cocodrilo de autocompasión son simplemente tan húmedas como las lágrimas de un arrepentimiento genuino e igual de confundibles.
El Sr. McCann descartó cualquier otra visita a Portugal en un futuro próximo y en cuanto a la madre de Madeleine, dijo: “A ella le encantaría volver. Pero no regresaremos para el aniversario. Queríamos venir aquí y hacer esto tan sigilosamente como fuera posible para no perturbar”, aunque la atención mediática del fin de semana pasado no ayudó en este deseo.
Gerry McCann parece convenientemente consciente que su portavoz, Clarence Mitchell, ya había declarado a los periodistas portugueses, al llegar a Praia da Luz, que Kate “aun no está preparada para volver a Portugal aun”. Un situación aparentemente empeorada por la recepción de Gerry, el día antes de esta entrevista, que condujo al anuncia en el Daily Mirror del 6 de abril: Kate McCann jura no volver nunca a Portugal al ser su marido Gerry increpado.
“La razón de que estemos haciendo este documental, es porque esto debería ser sobre Madeleine. Puedo entender el motivo por el cual a la gente no le guste o que nuestro nivel de cuidado parental no era acorde a sus criterios, pero el foco debería estar sobre una criatura inocente y que alguien se la ha llevado.
Una criatura inocente. La referencia recurrente de Gerry McCann a la inocencia de la infancia es curiosa. Después de todo, cualquier víctima genuina de un secuestro es un participante inocente del proceso. Aquí nos encontramos con que aparentemente se dirige la atención hacia Madeleine, pero en realidad Gerry se está distanciando de ella. El foco no está en “nuestra inocente hija” sino “una criatura inocente”. Madeleine está desaparecida. Eso se puede dar por sentado. Que alguien se la ha llevada (ejem: secuestrado) es una conjetura, salvo que, por supuesto, en este caso el llevársela sea de una naturaleza diferente.
“Hay una cosa que ha sido revelada en el expediente del caso y es que no hay pruebas de que Madeleine está muerta y que no hay pruebas que sugieran que Kate y yo estemos implicados en ninguna teoría. Es sobre Madeleine. Como sus padres, yo espero que la gente entienda que nosotros tenemos que hacer lo que estamos haciendo”, argumentó el Sr. McCann.
Se revela una cosa. Gerry McCann cita dos. El estudio del expediente del caso ha puesto de manifiesto bastante más que eso, pero es sin duda cierto que ninguno de los McCann estuvo implicado en la construcción de ninguna teoría relativa a la muerte de Madeleine, por lo que Gerry nos dice que no hay pruebas. (¿Pondría de manifiesto pruebas de la muerte de Madeleine bajo cualquier circunstancia?). Tal aparente falta de pruebas, según el punto de vista de Gerry, también contribuiría a rebatir las sugerencias de que los McCann estaban implicados en la ejecución de estas teorías. ¿Realmente no hay pruebas que apunten hacia la implicación de los McCann en el desarrollo de otro tipo de teoría, ejem: el secuestro? Esta declaración pasa por alto clara y deliberadamente todos los detalles que, individual y separadamente, sugieren que el secuestro, mientras es teóricamente admisible, no era factible. Solo podía haber sido una teoría. Y ¿quiénes fueron sus primeros y más acérrimos defensores? Los McCann. Las pruebas de su implicación en la construcción de esa teoría son ahora perfectamente claras. Francamente, muchas personas no consiguen entender en absoluto por qué los padres de Madeleine McCann deben “hacer lo que están haciendo”. Demasiados se preguntan por qué los McCann no están haciendo lo que deberían estar haciendo.

Pero Gerry McCann se negó a contestar una pregunta sobre si la habitación de Madeleine se ha mantenido como estaba por si es encontrada.

Quizás el fondo ha pagado su redecoración. ¿Quién sabe?

¿Que se les ha dicho (a los gemelos) sobre dónde podría estar Madeleine?
“Ellos entienden totalmente que ella está desaparecida y ellos entienden que alguien se la ha llevado. No hay mucho más. Nos asesoraron sobre cómo lidiar con los gemelos, asesoramiento dado por un psicólogo infantil que ha trabajado con secuestros de menores que dijo que deberíamos rellenar las lagunas a medida que se hacen mayores. Pero, con respecto a nosotros, el psicólogo dijo que el problema que tenemos es que hay muy poco que rellenar. El hecho permanece, estaba ahí y al minuto siguiente se había ido el siguiente”.
Una vez más los McCann son un caso especial, con un problema especial. Tienen poco que rellenar. Madeleine estaba ahí y al minuto siguiente se había ido.” Salvo que todos hemos sido conducidos a creer que Madeleine estuvo ahí durante un par de horas por lo menos antes de que “se fuera”. Una característica de una narración engañosa es que se trunca la historia. Mientras que una narración genuina se extenderá cómodamente más allá del acto central, para describir hechos inmediatamente posteriores, una narración engañosa es más posible que llegue a una interrupción relativamente brusca, la coda, por así decirlo, es más corta. Entonces ¿por qué los McCann se encuentran sin material suficiente con que “rellenar”? Porque, aparte de describir visitas irrelevantes al Vaticano y varias ruedas de prensa internacionales, no pueden explicar a sus otros hijos cómo “buscaron por doquier aquella noche, nuevamente a la mañana siguiente, la semana siguiente y más allá. No tienen tales detalles para confiar ya que no hicieron tal cosa.
El Sr. McCann también admitió que su manera de criar a sus otros dos hijos se ha visto significativamente alterado por la desaparición de Madeleine. “Sin duda ahora soy mucho más consciente del peligro potencial o amenaza para los niños y cosas que antes considerábamos como seguras, y que probablemente aun lo son, ya no lo son.
Entonces, ¿son seguras o no? O son seguras, pero ya no (+verbo), ejem: “practicarlas”.
“Como padres es un equilibrio horrible al que nos enfrentamos ahora siendo protectores y permitiendo la libertad de los niños y a qué edad. Yo crecí en un entorno muy orientado a la infancia, jugando en parques, con una supervisión adulta mínima. Creo que eso es saludable”, explica mientras llega al tema sobre el arrepentimiento que tienen por sus actos como padres la noche que Madeleine desapareció.
“Obviamente lo que hicimos (dejar a los niños solo mientras cenaban en un restaurante cercano) pensamos que era seguro.
Aunque nos encontramos aquí otro ejemplo de cómo se induce al oyente a que proporcione el contexto. El entrevistador asume que Gerry se refiere a “dejar a los niños solo”. Pero ¿cómo sabe que Gerry no se está refiriendo a algo totalmente diferente, como “sedar a los niños”? No lo hace.
“Todo el asunto de un niño extranjero siendo secuestrado mientras estaba de vacaciones nunca entró en nuestro proceso de pensamiento ni siquiera por un momento, porque si lo hubiera hecho, no hubiésemos hecho lo que hicimos,” dijo.
Todo padre considera a sus propios hijos “especiales”. Es perfectamente natural, ya que a nivel personal claramente lo son. Pero las personas solo son consideradas especiales por otros cuando se hacen merecedores de tal deferencia, por una razón u otra. Lo que Gerry McCann no tiene en cuenta es que, al elevar la desgracia de Madeleine a un nivel “especial” a cada momento, está describiendo algo, en este caso un secuestro, que es cada vez más remoto. Y ¿no habría un posible secuestro de un portugués de un completo turístico portugués influenciado también su forma de pensar? El secuestro de un niño no representa varios grados de felonía definidos por la nacionalidad. Si uno tiene que preguntar por qué el punto de vista de Gerry McCann de un secuestro debería excluir a los residentes nativos, entonces uno tiene que preguntar si es un “secuestro” de por sí lo que subyace en sus reservas retrospectivas sobre “hacer lo que hicieron”. ¿Y qué era eso exactamente? Lo que se hace evidente con anterioridad en la entrevista, cuando Gerry se refiere a lo que fue hecho, el tema concreto no está claro en absoluto.

Sobre el hecho de volver al apartamento el pasado sábado y cómo se sintió al volver a entrar en él casi dos años después de haber estado allí, el Sr. McCann dijo:

“El apartamento no guarda un mal karma. En realidad solo fueron un par de pensamientos, era sobre revivir (los hechos de la noche de su desaparición) y fue donde vi a Madeleine por última vez. Pero en realidad, me sentí más emocionado en la iglesia esta mañana (el pasado domingo) con el apoyo y viendo la fotografía de Madeleine con las palabras “Ayúdame” junto con las cintas verdes y amarillas rodeándola fue mucho más difícil de afrontar.”

Nuevamente, uno preferiría ver el contexto aclarado por la entrevista más que sustituido por el entrevistador. Las compañías de reconstrucción existen para recrear hechos históricos en los cuales sus miembros no estuvieron realmente implicados. Al darles la mayor parte de los “papeles” de la producción de los McCann a actores, esta demostró no ser más precisa que “El Patriota” de Mel Gibson (una película histórica conocida por sus tergiversaciones). ¿No resulta extraño que Gerry, quien, ha reconocido personalmente que no es especialmente religioso, debería estar más afectado por una visita a la iglesia que la escena del último paradero conocido de su hija?
Gerry McCann explicó que su participación en el documental, que será emitido el próximo mes y mostrado en varios países europeos incluido Portugal poco después, tenía como único objetivo encontrar a Madeleine.
Algo que podría ser interpretado razonablemente como “con el objetivo de consolidar la hipótesis del secuestro”.

También recordó que los intentos fallidos de realizar una reconstrucción policial no era de su incumbencia.
“Nosotros estábamos obligados a volver (debido a su estatus de arguidos que no fue levantado hasta julio). No dependía de nosotros hacerla, sino de otras personas. No me malinterpreten, nosotros teníamos preocupaciones mayores como por qué quería hacerse la reconstrucción. En oposición a esta reconstrucción, que será emitida en aras a conseguir nueva información, la reconstrucción de la policía no tenía como objetivo encontrar a Madeleine, sino más bien encontrar inconsistencias. Había 12 ó 15 personas implicadas y es inevitable que haya inconsistencias”, dijo. Una respuesta que lleva a la pregunta sobre su desacuerdo con Jane Tanner (un miembro de los llamados Tapas 7) sobre dónde estaba situado cuando Miss Tanner pasó junto a él la noche que vio lo que ella creyó ser un hombre transportando a una criatura:

“Interiormente, estoy seguro al 100% que yo estaba en el otro lado de la calle, aunque Jane Tanner y Jez Wilkins dicen que estaba en el lado más cercano al apartamento. Yo no puedo resolver eso, yo recuerdo haber tomado una decisión consciente de cruzar la calle.”
¿Estamos ante una dualidad mente-cuerpo? ¿Qué parte de la propia existencia de Gerry McCann es cierta, la real o la imaginaria? Y desde cuándo es una práctica habitual que los sospechosos de un delito negocien su respuesta a las peticiones de información de la policía, o asistencia a sus investigaciones (que es el fin de una reconstrucción). ¿Consideraría Gerry apropiado que el personal de enfermería evaluara su trabajo como cardiólogo y asesoraran a los pacientes en consecuencia?

El Sr. McCann también reveló que la familia ha hecho las paces con el hecho de que pudieran no volver a Madeleine otra vez, pero que nunca abandonarían su búsqueda.
“Siempre hemos sabido que eso es una posibilidad y por eso tenemos que confiar en otras personas. Y tenemos ese increíblemente difícil equilibrio entre hacer esto (grabar la reconstrucción) y el aspecto del interés humano. Mientras que también queremos que nuestras vidas sean privadas y normales por el bien de Sean y Amelie, también necesitamos hacer todo lo que podamos. Es una posibilidad que quizás nunca la veamos de nuevo, pero hasta que tengamos pruebas absolutamente definitivas de lo que le ocurrió a Madeleine, no podemos parar de buscar.”
¿No pueden parar? Ellos nunca empezaron a buscar a Madeleine. ¿Buscar en sus corazones quizás? Aunque ese es un tema diferente. Nuevamente, porque Gerry nos niega la frase objeto, la declaración es ambivalente.
¿Cree que la PJ portuguesa hizo todo cuanto estaba en su poder para encontrar a Madeleine?

“Creo que el modo en que está haciendo la pregunta está bien. La PJ hizo más en este caso que en otras muchas ocasiones y trabajaron extremadamente duro. Y hubo múltiples presiones diferentes. Si miras atrás probablemente se todo el mundo cometió errores.”
Sobre el papel de los investigadores privados y las reconstrucciones, el Sr. McCann dijo que era una manera de asegurar que no quedaba ni una piedra sin remover en la búsqueda de su hija.

¿Simplemente cuán atrevida puede llegar a ser una persona? Repentinamente Gerry McCann es un experto en la historia de la PJ. Imagínese a unos pacientes ambulatorios afirmando que los médicos hicieron más por ellos que muchos otros. Un comentario absurdo. Las “múltiples presiones diferentes”, por otra parte, es un factor que Gerry ciertamente hubiese conocido, habiendo introducido varias de ellas personalmente.

El Fondo Find Madeleine, que ha recibido sobre 2,5 millones de libras desde que fue creado poco después de la desaparición de Madeleine en 2007, parece estar quedándose sin recursos económicos.
“Todavía queda dinero”, dice el Sr. McCann, añadiendo: “No puedo darle la cifra exacta, pero hemos gastado y seguiremos gastando mucho dinero con el objetivo de intentar aumentar las posibilidades de encontrarla.
En lugar de “ir al grano” (“Seguimos gastando mucho dinero intentando encontrar a Madeleine”) nos ofrecen abundantes engaños: “el objetivo de” (podríamos no ver el objetivo) “intentar aumentar” (intento de mejora no garantizada) “la posibilidad de encontrarla” (a pesar de las cualificaciones conocidas resulta todavía un tema de azar).

Sobre la posibilidad de que el Fondo se quede totalmente vacío respondió: “No se agotará en los próximos meses, sino probablemente hacia finales de año, al ritmo que estamos gastando.”
Concluyó que la recaudación de fondos está siendo considerada en la actualidad como una opción para aumentar los ingresos y por lo tanto asegurar el actual interés de encontrar a Madeleine.
Sin duda otras opciones son demandas por libelo.

Traducción de Mercedes