lunes, 3 de agosto de 2009

Caso Madeleine McCann - Los padres implicados en la muerte de Maddie McCann

de week (El semanario de los Países Bajos más leído en España)

By Bart Bakker

1 de agosto de 2009

Mientras me encontraba en Benissa, me reuní con un compañero periodista británico que estaba muy impresionado con las últimas revelaciones sobre la desaparición de la niña británica Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007, en el pueblo portugués de Luz.

“¿Cómo es posible que los padres, Gerry y Kate, puedan escaparse de esto?,” dijo indignado, tras lo cual evaluamos juntos todos los hechos una vez más.

Lo hicimos con el libro que lo cuenta todo de Gonçalo Amaral a mano; como inspector jefe él estuvo estrechamente implicado en el caso durante 2007. Fue destituido de la investigación porque el policía portugués contó a una periodista inglesa que un soplo, que había sido enviado a la Familia Real, no podía haber sido tomado en serio; que la policía inglesa debería seguir la línea de investigación, esto es, buscando un cadáver y que ya no debería seguir considerando el secuestro.

El soplo era fútil comparado con la interminable investigación, pero obviamente los intereses políticos se habían hecho tan importantes que Gonçalo Amaral tenía que ser retirado de la investigación. Sin resentimiento y desilusionado escribió el libro: “Maddie: La Verdad de la Mentira”.

Impresionante

Como periodista de investigación solo puedo concluir que esta es una historia impresionante. El inspector jefe lo cuenta todo y publica decenas de detalles de la investigación. ¿Cuánto mejor podría un periodista encontrárselo servido?

Sus conclusiones son espeluznantes. Un perro, especialmente entrenado para encontrar olor a cadáver, ladra contundentemente ante el armario del dormitorio de los padres y detrás del sofá de la sala de estar del apartamento.

Otro perro encuentra rastro de sangre en el apartamento así como en el asiento posterior del coche de los padres. Las pruebas de ADN concluyen entonces que había un sesenta por ciento de probabilidad de que esta proviniera de Maddie McCann. Además, en este sentido, el perro especializado en rastrear olor a cadáver también ladró en el coche de los padres, la ropa de su madre Kate, el peluche de Maddie y la llave del vehículo.

Testigos

Mi colega inglés y yo estamos atónitos. Amaral también lo dice todo sobre las declaraciones de los testigos. En el hotel Montemar, donde estuve alojado durante las últimas dos semanas, llegamos a la conclusión de que las declaraciones del grupo de médicos –los McCann viajaron con algunos amigos- daban una versión inconexa de los hechos.

También estaba la declaración de la familia Smith que vieron a un hombre transportando una niña en brazo en la llamada Rua da Escola Primaria. Cuando vieron a Gerry McCann en la televisión, bajando por la escalerilla del avión, reconocieron inmediatamente al padre como el hombre que caminaba por la calle con la niña en sus brazos.

Preguntas

Finalmente interrogaron a los padres, pero al principio no hubo respuestas claras a todas aquellas preguntas. En el momento en que Gerry y Kate McCann iban a ser interrogados nuevamente sobre las muchas preguntas sin respuestas en cuanto a su posible implicación, se marcharon a Inglaterra.

Entretanto se había creado un fondo donde fueron recaudados millones para localizar a Maddie y hubo un llamamiento casi mundial para encontrar a la niña. Según Amaral, Gerry y Kate McCann nunca han dado respuestas claras a las conclusiones de la investigación.

En cualquier caso la conclusión de Amaral es que Maddie McCann murió el 3 de mayo de 2007 en el apartamento 5A del Ocean Club en el pueblo portugués de Luz y que se escenificó el secuestro. Otra conclusión es que Gerry y Kate McCann deberían ser sospechosos de estar implicados en la ocultación del pequeño cadáver.

Amaral también menciona que su muerte podría ser el resultado de un trágico accidente y que hay muchas señales, que apuntan hacia la negligencia en el cuidado y seguridad de Maddie.

Acusado

Nos sacamos el sombrero ante Gonçalo Amaral por el coraje de exponer los resultados de la investigación en público. La familia nunca ha presentado cargos contra él por su sinceridad y entre la judiciaria lusa es considerado un héroe. Las decenas de detectives que trabajaron en la investigación finalmente solo tenían un pensamiento: descansa en paz querida Maddie.

Traducción de Mercedes – Basada en la traducción realizada por Châtelaine

Para hacer comentarios: Aquí