lunes, 24 de agosto de 2009

Caso Madeleine McCann – De la cadena perpetua a la libertad

TV MaisEdición Impresa

Casos de policía – Por Hernâni Carvalho




El portugués condenado en Londres por la muerte de su novia, Kamila, juró su inocencia hasta el final. No le sirvió de mucho, aunque, después de dos años y casi cinco meses en la cárcel, ha sido liberado. ¿Qué tiene este caso en común con el de Maddie?

Fue tratado de “negro” e “inmigrante portugués” a lo largo de los seis interrogatorios prestados ante la policía de Bedfordshire, Inglaterra.

Siempre proclamó su inocencia, aunque incluso antes del juicio, Amilton Nicolas Bento, 30 años, percibió que iba a ser condenado. El tribunal de Luton, Inglaterra, lo condenó a cadena perpetua por la muerte de su novia. Por parte de las autoridades portuguesas oyó un silencio ensordecedor. Estuvo dos años, cuatro meses y 25 días preso en el ala de los delincuentes más peligrosos. Fue golpeado y premiado con dos fracturas, una en el maxilar y otra en el brazo. Fue abandonado por cuatro abogados (uno de ellos fue condenado por retrasarse en el cumplimiento de los plazos).




Peter Hughman, el abogado de Nicolas Bento, afirmó desde el primer minuto en que lo defendió que no existían pruebas de que Kamila Gasztka hubiese sido asesinada y que el Ministerio Público británico construyó el caso con pruebas “muy frágiles”. ¿Qué tiene este caso en común con el caso Maddie? Todo. O nada. Basta ver el cuadro comparativo para observar la diferencia de actitudes de las autoridades de los países (Portugal e Inglaterra) en defensa de los derechos de sus ciudadanos. En común, los dos casos tienen al FSS – Forensic Science Service, el laboratorio que tardó una eternidad y muchas aventuras para revelar los resultados de los análisis del material enviados desde Portugal sobre el caso Maddie, pero que en el caso de Nicolas Bento “descubrió” raudo y veloz una maleta que nunca estuvo en las imágenes de vídeo que grabaron a Kamila paseando. Un científico del FSS, John Kennedy, se reveló en contra del informe que dio origen a la condena. Fue despedido inmediatamente del FSS y se le prohibió hablar del asunto. Para Paulo Sargento, profesor de Psicología Criminal que siguió ambos procesos, el caso de Nicolas Bento es “una de las mayores debacles de la investigación criminal y de la Administración de Justicia que pueda recordar de la historia moderna”. Durante el juicio, el jurado, convencido por el Ministerio Público de la tesis del homicidio, consideró al portugués culpable.

La maleta de la discordia

Más adelante, una reconstrucción mostró que no era posible, ni visible, que Kamila transportase una maleta –prueba fundamental durante el juicio- la noche de su desaparición. El Tribunal Supremo Británico invalidó la sentencia. “Me robaron la vida”, acusó Nicolas Bento. “En el caso Maddie nos dio miedo acusar a los padres, a los cuales tratamos con pinzas. Investigamos varias teorías (desde el rapto hasta el homicidio) y aun rodaron algunas cabezas, dice Paulo Sargento. El científico forense anuncia “una petición online para que el ciudadano Amilton Nicolas Bento pueda ser resarcido e interponer ante el Tribunal Europeo una acción contra el Estado inglés.”

Con o sin indemnización, nadie devuelve dos años, cuatro meses y 25 días de vida al ciudadano portugués Amilton Nicolas Bento.

Como sucedió todo

Kamila Gasztka, polaca, de 26 años, inmigrante en Inglaterra, novia de Nico Bento desde 2002. Ambos fueron a Inglaterra en busca de un sueño.

La joven desapareció el 13 de diciembre de 2005 y fue encontrada muerta en un lago en Bedford, durante la madrugada del 24 de enero de 2006. Su novio entregó a la policía una maleta blanca que pertenecía a Kamila, cuando se la dio como desaparecida.

Un video de mala calidad, grabado por una cámara de video vigilancia fue la prueba que sustentó la acusación y la condena de Nico. Fue en base a esa grabación la afirmación, en un Tribunal, de que, en el momento de la muerte, Kamila llevaba la maleta que Nico dice haber encontrado en casa. Tal probaría que los dos habrían estado juntos, en caso contrario el portugués no podría tener el objeto en su poder.

Extrañamente, la acusación aun consiguió “probar” el homicidio por estrangulamiento, sin ninguna lesión en las carótidas... Los amigos y familiares de Kamila siempre aseguraron a las autoridades que esta sufría de depresión y que ya había intentado suicidarse. Aunque estas declaraciones no fueron tenidas en cuenta por el tribunal. Ni la cooperación y buena fe de Nico, que entregó la maleta, ni la mala calidad de las imágenes contaron. Para los hombres del FSS (apoyándose en el peritaje del norteamericano Casey Cottle) Kamila incluso caminó con la maleta blanca que Nico entregó a la policía. A pesar de todo, la reconstrucción probó lo contrario y la prueba fue considerada falsa. Casey Cottle se suicidó.

Cronología

13 de diciembre de 2005
Kamila es vista en la cámara de vigilancia a las 19h46. Después desaparece. Nico colabora con las autoridades, entrega la maleta de su novia y presta declaración.

24 de enero de 2006
El cuerpo de la polaca es encontrado flotando en el rio Priory.

26 de noviembre de 2006
Después de diversas visitas a la policía para prestar declaración, Nico es detenido.

1 a 25 de junio de 2007
Nico es juzgado en el tribunal con jurado de Luton y condenado a cadena perpetua.

Diciembre de 2008
Se realiza una reconstrucción después del recurso del abogado de Nico. La imposibilidad de que la maleta estuviera con Kamila en el momento de la desaparición es confirmada en las cámaras de TV. Probada la falsedad de la prueba.

26 de febrero de 2009
El Tribunal Supremo anuló la sentencia de cadena perpetua.

20 de julio de 2009
Fecha marcada para el segundo juicio.

24 de julio de 2009
Amilton Nicolas Bento regresa a Portugal. Libre. “Me robaron la vida”, dijo.

15 de agosto de 2009
La Fiscalía de la Corona británica (Ministerio Público) anuncia la decisión de que no habrá segundo juicio.

Diferencias entre los casos
Nico Bento & Maddie


Folletos acusan a los McCann

Los padres de Maddie pidieron protección policial después de haberse distribuido entre los residentes de la ciudad donde viven (Rothley, Inglaterra) unos folletos con argumentos que levantan sospechas sobre lo que le ocurrió realmente a Maddie, el 3 de mayo de 2007, en Praia da Luz, Algarve, “¿Qué le ocurrió realmente a Madeleine McCann? – Diez razones clave que sugieren que no fue secuestrada” es el título de los folletos distribuidos en los buzones de correo en Inglaterra. La autoría y distribución del folleto (que no fue dejado en el buzón de los McCann) es de la Fundación Madeleine, dirigida por Anthony Bennett, el abogado inglés que sigue exigiendo a las autoridades británicas la apertura de una investigación sobre lo que le ocurrió efectivamente a Maddie. Esa fundación publicó, el pasado año, un libro con el título “60 Razones por las cuales Madeleine no fue raptada”. La distribución de los folletos comenzó en mayo y ya se ha llevado a cabo en Londres, Devon, Sur de Gales, Nottingham y Leicester...

Las autoridades inglesas, al contrario de lo que sucedió con otros casos de ciudadanos británicos desaparecidos en el extranjero, nunca abrió un proceso sobre la desaparición de Maddie.


Traducción de Mercedes