jueves, 20 de agosto de 2009

Caso Madeleine McCann - ¿Realmente quieren los McCann encontrar a Maddie?

20 Minutes Online

Por Karin Leuthold
19 August 2009
Gracias a KazLux por la traducción inglesa

Su hija Maddie fue secuestrada, dicen Kate y Gerry McCann desde mayo de 2007. Equivocados, dice The Madeleine Foundation. Los padres son culpables de la muerte de Maddie. Pero la investigación en su contra fue sistemáticamente rechazada. Por el gobierno británico.

La intención de “The Madeleine Foundation” es clara y simple: Sus miembros no creen la versión de los McCann, no creen que su hija Maddie fue secuestrada el 3 de mayo de 2007 por un desconocido de su dormitorio en el complejo turístico portugués. Ellos creen, más bien, que la niña murió y sospechan que Kate y Gerry McCann tienen algo que ver en su muerte. (Inciso: Corrección, en la ocultación de su cuerpo, nunca han dicho que los padres estén implicados en la muerte sino en la ocultación del cuerpo... Algo muy diferente a lo que quiere hacer ver la prensa y el Team McCann).

The Madeleine Foundation ha escrito en su cabecera “en busca de la verdad”. Su visión de las cosas coincide con la del investigador jefe portugués Gonçalo Amaral.

La organización no descansará hasta que los padres sean obligados a rendir cuentas, es lo que se afirma en su página web. 20 minutes Online habló con Vera Steinke, la representante alemana de The Madeleine Foundation.

20 minutes online: Sra. Steinke, ¿Qué motiva a The Madeleine Foundation a trabajar en nombre de la pequeña niña?

Vera Steinke: Decimos bastante claramente que el pueblo británico tiene el derecho de recibir una presentación justa de los hechos y análisis, que conducen a una única conclusión: concretamente que no pudo tener lugar un secuestro. En el caso de la desaparecida Madeleine, tenemos el ejemplo de una pareja inusual, que son sospechosos de un serio delito, pero que son apoyados por el Gobierno británicos así como la prensa británica a través de sus artículos que solo ofrecen un lado de la historia.

¿Afirman que los McCann son apoyados por el gobierno británico? ¿Por qué?

Desgraciadamente, esto a día de hoy sigue siendo la gran pregunta. Solo hay conjeturas y especulaciones pero nada concreto. Está claro que desde el principio existió una gran intervención y apoyo del gobierno británico, muy superior y más allá de lo que es normal. Parecería como si no fuera solo sobre la desaparición de una niña.

¿Entonces, sobre qué?

Hay dos hechos, que son dignos de mencionar aquí: uno es el actual portavoz de la familia McCann, Clarence Mitchell, un ex portavoz del gobierno, que, por orden del Primer Ministro Gordon Brown, acometió el trabajo mediático para los padres en septiembre de 2007 – por después de que fueran declarados sospechosos. Por otra parte, el investigador portugués Gonçalo Amaral ha sido destituido del caso, después de la Cumbre de 2007 y una conversación entre Gordon Brown y su homólogo José Sócrates – precisamente en el momento en que había desarrollado una actitud crítica hacia los padres.

Gonçalo Amaral no ha trabajado en el caso desde el otoño de 2007. Está difundiendo a través de Internet la teoría de que Maddie está muerta, de la mano de sus padres – como resultado de un accidente o debido a un crimen -. ¿Por qué no consigue más atención?

Parece que fuerzas en el gobierno británico están previniendo que este caso sea investigado objetivamente y en todas las direcciones. Solo se permite una teoría, concretamente la de los padres, del supuesto secuestro, aunque no existen pruebas. Gonçalo Amaral tuvo que abandonar el caso, cuando declaró oficialmente a los padres sospechosos, después de que los perros pisteros encontraran pruebas claras.

¿Qué hace su organización concretamente, para ayudar a resolver el asunto?

Al no ser los miembros de la Madeleine Foundation investigadores, no pueden hacer nada en ninguna dirección. Podemos, sin embargo, a través de acciones – tal como peticiones, intentar solicitar al gobierno británico que reconsidere el caso, por ejemplo de negligencia y violación del deber parental. La distribución de folletos en Leicester y áreas circundantes de hace unos días, por ejemplo, ha causado un gran revuelo en la prensa británica.

¿Cree que el caso ser reabierto?

En cualquier caso los padres no parecen estar interesados en la reapertura del caso. Esto suscita otra pregunta: ¿Por qué no? Los padres, cuyo hijo ha desaparecido, deberían tener el mayor interés en el esclarecimiento de un caso semejante.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí