jueves, 10 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann – El Tribunal prohíbe la venta del libro y vídeo sobre el Caso Maddie

24 Horas

Gonçalo Amaral asegura que no lo acallarán


Duarte Levy y Miguel Ferreira

Gonçalo Amaral jura que no se va a callar, a pesar de la orden de la jueza Amélia Puna Loupo, del Tribunal Civil de Lisboa, que ha prohibido que el libro y el vídeo del ex inspector de la PJ sobre Madeleine McCann sean comercializados. También ha prohibido cualquier declaración relacionada con el tema de la niña desaparecida en el Algarve en 2007.

El ex policía asegura a 24Horas que va a recurrir la decisión, entiende que el tribunal no tiene competencia para prohibirle que hable y recuerda que “nunca acusó al matrimonio McCann de haber matado a su hija”. “Nadie me acallará. Si lo que quieren los McCann es impedir que el libro sea traducido al inglés, están muy equivocados,” dijo a nuestro periódico, asegurando que “el libro seguirá a la venta en el extranjero porque la ley portuguesa no se aplica fuera de aquí.”

Amaral ya ha enviado una carta a todos los partidos con representación parlamentaria en el sentido de pronunciarse sobre lo que considera “una violación del derecho a la libertad de expresión”. Dice que sería importante obtener una respuesta antes del día 27, o sea, antes de las elecciones legislativas.

Sobre la indemnización de 1,2 millones de euros que Kate y Gerry le existen no podía ser más sarcástico: “Eso solo prueba que lo que quieren es dinero. Yo no tengo esa cantidad, si quieren ver mi pensión está a su disposición. Pueden sacarle el pan de la boca a mis hijas y quitarme mi libertad, pero voy a seguir adelante.”

El ex inspector de la PJ adelantó además a 24horas que van a hablar más personas: “Hay policías ingleses que van a jubilarse dentro de unos meses y tienen mucho que decir”.

La decisión agrada a los McCann

Por parte de los McCann, la satisfacción era evidente en el marco de la decisión del tribunal. El padre de Maddie confirmó a 24horas que “la decisión era la más justa” porque lo que hizo Gonçalo Amaral durante la investigación, y después con el libro y el documental, donde “sus tesis son más que difamantes, solo han perjudicado el trabajo de los detectives privados que siguen buscando a la niña.”

Después, durante una rueda de prensa, Gerry McCann fue más lejos: “Defender, como hizo él, que Madeleine está muerta y que nosotros, como padres, estamos implicados en la desaparición causó a nuestra familia un gran sufrimiento y lo sigue haciendo”, afirmó el médico, esperando que “la providencia cautelar reduzca el sufrimiento injusto e innecesario causado y permita que la gente se concentre completamente en lo que es importante: encontrar a Madeleine.”

El abogado inglés de los McCann, Ed Smethurst, ya afirmó a la agencia Lusa que la prohibición dictada por el Tribunal Civil de Lisboa sobre la venta del libro “La Verdad de la Mentira” sobre la desaparición de Maddie es la primera fase de la acción judicial, pero que “seguirán otras acciones en otras fases”.

Tal como ya había adelantado 24horas en junio, Kate, Gerry y sus tres hijos –incluida la desaparecida Madeleine- exigen además al ex inspector de la PJ que pague una indemnización de por lo menos 1,2 millones de euros por sus declaraciones consideradas difamantes con motivo de la desaparición de Madeleine.

“Hemos solicitado 1,2 millones de euros de indemnización, pero nos reservamos el derechos de revisar esta cifra al alza a medida que se vayan encontrando más pruebas sobre los beneficios que se han conseguido con este libro”, dijo ayer a Lusa el abogado de la familia, Ed Smethurst, para quien existen “excelentes perspectivas” sobre el resultado final del proceso que iniciado por los McCann en mayo con ayuda de la abogada Isabel Duarte.

“El único argumento de la campaña del Sr. Amaral es que Madeleine está muerta y que Kate y Gerry están implicados de algún modo en la desaparición. No hay una sola prueba que sustente esa teoría”, defendió el abogado, acusando a Gonçalo Amaral de haber ganado “cantidades obscenas de dinero con la venda de esa teoría en su libro y entrevistas” habiendo “perjudicado los donativos, nuevas pistas, investigaciones, informaciones y testimonios.”

La decisión del Tribunal

La decisión de la jueza del Tribunal Civil de Lisboa impone a Gonçalo Amaral, así como a los editores Guerra y Paz y Valentim de Carvalho, una prohibición para hablar públicamente sobre la tesis defendida por el ex coordinador de la PJ en el caso Maddie –puede leerse en la decisión que al ex coordinador de la PJ y sus editores se les prohíbe “proceder a la reproducción o hacer comentarios, expresar opiniones o conceder entrevistas, donde tal tesis sea defendida o de donde pueda inferirse.”

La decisión del Tribunal dice además que los editores y autor del libro quedan prohibidos de “proceder a citar, analizar o realizar comentarios expresos, verbalmente o por escrito, de las partes del libro o vídeo que defienden la tesis de la muerte o de la ocultación del cuerpo” de Madeleine por sus padres.

Isabel Duarte, abogada de los McCann, consiguió además del Tribunal que todos los ejemplares del libro y DVD con el documental basado en el mismo “que aun restan sobre las estanterías o en otros depósitos o almacenes” sean retirados de la venta, recogidos y entregados a una depositaria. El documental inspirado en el libro de Amaral fue visto por más de seis millones de personas en el momento de su primera difusión por TVI.

Según los términos de la decisión del tribunal, también se prohíbe a los editores llevar a cabo nuevas ediciones del libro o vídeo, así como de “otros libro y/o vídeos que defiendan la misma tesis y que estén destinados a la comercialización o divulgación por cualquier medio en Portugal” –un dato que puede dar origen a otros procesos ya que 24horas pudo saber que alguna otra editorial portuguesa está preparando un nuevo libro sobre el caso Maddie.

En caso de no ser respetadas estas prohibiciones, los editores pueden ser obligados a pagar una sanción pecuniaria de mil euros diarios.

A pesar de que el proceso judicial discurrió con carácter secreto –“para prevenir la futilidad de la decisión a obtener”, como dijo la abogada Isabel Duarte en una nota enviada a la agencia Lusa- los libros de Gonçalo Amaral eran buscados ayer en las librerías tanto en Portugal como en el extranjero.

Caja

Maddie “firma” providencia cautelar

La providencia cautelar fue presentada por el matrimonio McCann, Kate y Gerry, incluidos sus tres hijos: Madeleine y los gemelos, Sean y Amelie. Un hecho que sorprende, ya que Maddie está desaparecida desde el día 3 de mayo de 2007 y se encuentra bajo la tutela de la sección de familia del Tribunal Superior desde ese mismo año, lo que da a los jueces el derecho de actuar en su mejor interés. Aunque 24horas pudo saber que el tribunal ni siquiera fue consultado sobre el eventual interés para la niña en el proceso iniciado en Portugal por sus padres en su nombre. Es cierto que el nombre de la niña desaparecida consta como una de las cinco personas que se personaron en la providencia cautelar que una jueza del Tribunal Civil de Lisboa aceptó y que va contra los intereses de Gonçalo Amaral, ex inspector de la Policía Judiciaria.

Duarte Levy WorldPress

Vea el texto de la Decisión




Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí