viernes, 18 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Fiscalía recibe petición de Paulo Sargento

24 Horas - Página 12

El Psicólogo quiere reabrir el caso Maddie

El hombre que reconstruyó la desaparición de Maddie en 3D quiere que el caso no muera.

Texto – Duarte Levy

El Fiscal General de la República (PGR), Pinto Monteiro, recibió ayer otra petición de reapertura del proceso relativo a la desaparición de Madeleine McCann, este de autoría del psicólogo y perito forense, Paulo Sargento.

Además de la petición enviada ahora al PGR, Ana Lima, asesora de Pinto Monteiro, confirmó a 24horas que ya había tenido idéntica iniciativa un ciudadano español, “aunque sin indicar alguna diligencia de interés, por lo que fue archivada.”

En el documento enviado ahora –al que 24horas ha tenido acceso-, Sargento fundamenta la petición en elemento que “no fueron correctamente investigados” por la Judiciaria o por las autoridades inglesas después de la salida de Gonçalo Amaral del Departamento de Investigación Criminal de la Pj en Portimão.

Según el psicólogo, autor de una simulación en 3D en vídeo sobre los acontecimientos de la noche del 3 de mayo de 2007 –cuando Maddie habría sido raptada- el matrimonio McCann nunca fue interrogados sobre las circunstancias que los llevaron a lavar el cuddle cat –el peluche de color rosa que pertenecía a la niña: “Sería importante saber si Kate y Gerry fueron informados de la llegada de los perros ingleses, cuándo y por quién”, dijo Sargento a 24horas.

Antes de que llegaran los perros

Para el psicólogo, es revelador el hecho que Kate hubiese lavado el cuddle cat ante de que los dos perros, “Eddie y Keela” –entrenados para detectar olor a cadáver y sangre humana- hubieran llegado a Praia da Luz.

“Hoy lavé el cuddle cat. Tenía esperanza de no tener que hacerlo hasta el regreso de Madeleine”, escribió Kate McCann en el diario personal que inició después de la desaparición de la niña del apartamento que ocupaba la familia en Praia da Luz, en el Algarve. En el diario, la madre de Maddie se justifica con el hecho de que el peluche estaba “un poco sucio y con mal olor”, actitud que extraña al psicólogo: “No se corresponde con el comportamiento que sería de esperar de una madre en esa situación”.

“Comprobé que el lavado asumido del cuddle cat, algunos días antes de la llegada de los perros pisteros, así como los motivos para tal acto, NO fueron objeto de investigación en el marco de la investigación!”, escribe Sargento en la petición enviada a Pinto Monteiro, subrayando el hecho de que “Eddie y Keela”, los perros llegado de Inglaterra, habían efectuado una “identificación positiva de olor a cadáver en el peluche, aunque no en la cama ni en las sábanas donde fue encontrado por los investigadores.”

Además de estas peticiones formales de reapertura del proceso, Ana Lima explicó a 24horas que el PGR ya había recibido “decenas de e-mails y cartas, normalmente anónimas” sobre el caso Maddie, aunque hasta ahora no tuvieron “ninguna relevancia jurídica, ya que no apuntan hechos concretos y creíbles”.

Traducción de Mercedes