miércoles, 23 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Libro sobre Madeleine podría provocar pago de £1m

Asociación de la Prensa

(UKPA)

Han dicho a los padres de Madeleine McCann que podrían recibir una compensación de más de un millón de libras del ex policía que afirmó que su hija estaba muerta.

Kate y Gerry McCann ha iniciado una acción legal contra Gonçalo Amaral después de ganar una orden de prohibición contra la publicación de su libro.

La Sra. McCann regresó a Portugal el miércoles por primera vez desde que fue interrogada por la policía sobre la desaparición de su hija Madeleine. (Inciso: Haciendo alarde de un gran interés por colaborar con la investigación destinada a encontrar a su hija).

Después la pareja se encontró con sus abogados portugueses y asesores en Lisboa, el Sr. McCann dijo: “Nuestra principal preocupación, obviamente, era que la gente creyera que Madeleine estaba muerta. Si las personas creen que no está viva entonces la gente dejará de buscarla. Yo simplemente creo que es tan vital y tan justo para Madeleine que no nos demos por vencidos, que la busquemos. No vamos a detenernos.” (Inciso: Párrafo pendiente de interpretación del Dr. Martín Roberts... )

El Sr. McCann dijo que no había pruebas de que su hija está muerta. Dijo que un equipo de investigadores privados todavía está trabajando en el caso y está estudiando “cientos de miles” de fragmentos de información.”

Los procesos legales contra el Sr. Amaral ya están en marcha, aunque los abogados han dicho a los McCann que su fondo para la búsqueda podría estar en línea de un pago por valor de 1,2 millones de libras.

El Sr. Amaral estuvo relacionado con la investigación inicial para encontrar a Madeleine Pero fue posteriormente retirado del caso. En su libro, La Verdad de la Mentira, afirma que Madeleine está muerta y cuestiona la versión de los McCann que afirman que fue secuestrada mientras ellos cenaban con unos amigos en las cercanías.

A principios de este mes un juez portugués prohibió la venta o publicación del libro. La medida cautelar también prohibió al Sr. Amaral repetir sus afirmaciones sobre Madeleine o sus padres, ambos médicos.

Llegado un punto la policía portuguesa nombró al Sr. y Sra. McCann arguidos, o sospechosos formales, de la desaparición de su hija. Fueron interrogados por los detectives pero su estatus de arguido fue posteriormente levantado. El Sr. Mitchell dijo que las conversaciones entre la pareja, ambos de 41 años y de Rothley, Leicestershire, permanecerían en privado.

Pero se cree que, que además de actualizar la información de los abogados sobre la búsqueda de su hija, ahora de seis años, se reunirían con representantes de una nueva agencia de Relaciones Públicas, que ellos esperan pueda cambiar la opinión del público en Portugal a su favor. (Inciso: Llamar a vuestros amigos, pedidles que vuelvan a Portugal y participar todos en la reconstrucción de la PJ, ese sería un buen modo de poner a la opinión pública de vuestra parte y OS SALDRÍA GRATIS!!!)

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí