miércoles, 23 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Matrimonio McCann en Portugal para buscar nuevas pistas

LUSA - SOL

Kate y Gerry McCann afirmaron hoy en Lisboa que han vuelto a Portugal para “encontrar nuevas pistas y una estrategia que permita maximizar la búsqueda” de su hija Madeleine, que desapareció hace más de dos años en el Algarve

“Es un día muy importante para nosotros y para la búsqueda de Madeleine. Esto puede ser un punto de inflexión en la búsqueda y nosotros estamos dispuestos a hacer lo que fuera preciso para continuar la búsqueda de nuestra hija”, dijo Kate McCann, que habló a los periodistas, junta a su marido, Gerry, durante una rueda de prensa en un hotel de Lisboa.

El matrimonio McCann que llegó hoy a Portugal, comenzó por recordar que hubo dos procesos judiciales que concluyeron que “no hay pruebas de que Maddie esté muerta o que nosotros estemos, de alguna manera, implicados en su muerte”. (Inciso: Lamento comunicar que yo no tengo conocimiento de ninguno de estos dos procesos. Sí tengo información del despacho de archivo del proceso de la investigación oficial que dice que la causa más probable de la desaparición es la muerte de Madeleine.)

Los padres de Madeleine, que se reunieron hoy por la mañana con sus abogados en Portugal, subrayaron la importancia de seguir todas las pistas “que puedan apuntar hacia la desaparición de Maddie” y quisieron transmitir a las personas que “aun existe una posibilidad de que esté viva”. (Inciso: Recordad, solo debemos seguir las pistas que apunten al secuestro...)

Rogerio Alves, uno de los abogados del matrimonio McCann, observó que “desde el punto de vista jurídico la visita no representa nada”, explicando que “solo se trata de una toma de contacto normal entre un matrimonio y los abogados que defienden sus intereses.” (Inciso: En mi pueblo son los abogados quienes se desplazan)

Rogério Alves recordó que, a pesar de que “el proceso está archivado, el tema no lo está”, realzando que “solo lo estará cuando Kate y Gerry encuentren a su hija”.

A preguntas de los periodistas sobre los temas abordados durante el encuentro de hoy, se limitó a responder de forma genérica, explicando que el encuentro se destinó a estudiar “qué se podía hacer, desde el punto de vista legal, para que las búsquedas sean implementadas, vivificadas y buscar la mejor manera de hacerlo”.

Sobre la prohibición de la venta del libro La Verdad de la Mentira, escrito por el ex inspector de la Policía Judiciaria (PJ) Gonçalo Amaral, el matrimonio fue parco en palabras.

“No estamos aquí para hablar sobre temas judiciales u otros aspectos legales. Lo más importante es la búsqueda de Madeleine. Aunque si las personas perjudican esta búsqueda no podemos quedarnos quietos”, respondió Kate.

El Tribunal Civil de Lisboa prohibió la venta del libro La Verdad de la Mentira sobre la desaparición de Madeleine McCann, escrito por el ex inspector de la PJ Gonçalo Amaral, y ordenó la retirada de los ejemplares disponibles en el mercado.

La decisión del tribunal fue el resultado de un procedimiento cautelar instaurado contra el ex inspector y los editores para impedir que continúen distribuyendo el libro y vídeo basado en el mismo, así como las tesis defendidas que apuntan hacia la implicación de los padres en la desaparición de la niña.

La abogada Isabel Duarte, especializada en los temas civiles del matrimonio, adelantó a los periodistas que se están llevando a cabo “diversas diligencias relacionadas con el problema del libro, vídeo e entrevistas” del ex inspector de la PJ, que defiende que Madeleine podría estar muerta o que los padres pueden estar implicados en su desaparición.

La abogada dijo que hay una decisión “que se aplica al ciudadano Gonçalo Amaral que le prohíbe, en Portugal u otra parte del mundo, prestar cualquier declaración que defienda esta tesis.”

Si lo hiciera, tendría que pagar mil euros a la familia por cada declaración que profiera, añadió. Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007, cuando tenía tres años de edad, del dormitorio de un apartamento en un complejo turístico en Praia da Luz, ayuntamiento de Lagos, en el Algarve, donde se encontraba de vacaciones con sus padres y dos hermanos, se desconoce hasta hoy qué le ocurrió a la niña.

Lusa / SOL

Traducción de Mercedes


Rueda de Prensa de los McCann - Lisboa, 23 de septiembre de 2009




Para hacer comentarios: Aquí