domingo, 27 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann - También sentimos el dolor de los McCann



By James Murray

La mujer del detective portugués Gonçalo Amaral ha negado que estén inmersos en una batalla personal con Kate y Gerry McCann y ha hablado de su pena por la angustiada pareja.

“Todo el mundo cree que estamos luchando contra los McCann pero esto no es cierto,” dijo Sofia Leal de 38 años en una entrevista en exclusiva para el Sunday Express.

“Yo le digo a la gente constantemente que ellos tienen  que enfrentarse al peor dolor del mundo, que es el de perder a un hijo.

“Como madre no puedo imaginar lo doloroso que es. Es tan difícil.

“Al igual que Kate McCann, yo soy católica. La imagen del sufrimiento en la Iglesia Católica no es la de Cristo en la Cruz sino la de María sujetando a su hijo en sus brazos. Es el dolor de la pérdida de un hijo y no hay dolor peor en el mundo. Sentimos pena por ello.”

Ese dolor estaba grabado en la cara de Kate McCann cuando hizo una visita relámpago a Lisboa la pasada semana para encontrarse con sus abogados y para pedir ayuda para encontrar a su hija, secuestrada en mayo de 2007 de un apartamento turístico en Praia da Luz en el Algarve.

Al borde de las lágrimas, Kate dijo: “Ahora tiene seis años pero simplemente tenemos que seguir adelante. Ha sido desgarrador y agotador. Pero no hay elección, ella necesita que la encontremos y la traigamos a casa.”

En Portimão, a 20 millas de la costa de Praia da Luz, Sofía habló de la angustia sufrida por su marido, quien coordinó la investigación de los McCann. Los McCann le han demandado por 1 millón de libras que ellos creen ha ganado con la venta de su libro sobre el caso, La Verdad de la Mentira y un documental.

Están especialmente enfadados por sus afirmaciones de que Madeleine no está viva. La funcionaria Sofía dijo que su marido de 49 años sufrió de stress postraumático después de ser destituido como jefe de la investigación de Madeleine en septiembre de 2007. Se retiró anticipadamente al mes siguiente, incluso a pesar de perder dos tercios de su pensión.

“Fueron malos tiempos para Gonçalo,” dijo Sofia. Incluso en sus sueños repetía mentalmente lo que le había ocurrido y cómo su carrera había llegado a un final prematuro.

“Le oía hablando por las noches – debido a las pesadillas. Todo lo que hizo, cada decisión tomada la repasó mentalmente.

“Yo estaba preocupada porque él es un hombre tan tranquilo y tierno, pero afortunadamente durante los pasados meses las pesadillas han desaparecido.” Sofía, que trabaja en la oficina del alcalde de Portimão y es responsable de tres grandes proyectos, incluido el nuevo aeropuerto del Algarve, habla inglés con fluidez y estaba a la vez divertida y enfada por los comentarios dirigidos a su marido por algunas personas en Reino Unido. “Sabemos cómo es retratado Gonçalo en Inglaterra, la caricatura del detective extranjero al que se la pasan las pistas, pero la realidad es que no encontrarás un detective mejor en Portugal.

“Hubo muchas ocasiones durante la investigación en las que sus jefes dijeron, “Has hecho suficiente” pero él seguía trabajando y trabajando, persiguiendo todas las pistas.

“Hay satélites que probablemente tienen buenas fotografías de lo que estaba ocurriendo sobre el terreno aquel día. Él intentó conseguir las imágenes pero no pudo. Los Estados Unidos dijeron que los satélites estaban dirigidos hacia Marruecos en ese momento y ahí se quedó todo. Eso es lo que le molesta porque dice que la investigación no fue completada a su gusto.

“Gonçalo me quiere a mí y a nuestras tres hijas mucho, pero vive para su trabajo. Para él una investigación es como una ecuación matemática.

“Uno más uno tiene que sumar dos. Hasta que encuentra la respuesta no se dará por vencido.” De los beneficios del libro su marido se ha comprado un Jaguar pero ella insiste en que no ha ganado mucho dinero y que se defenderá de la demanda.

“Vivimos ahora con una tercera parte del presupuesto mensual pero para nosotros está bien porque él tomó la decisión correcta”, dice ella.

“Si él estuviera motivado económicamente, se hubiese quedado en su trabajo para obtener la pensión completa pero esto no ha sido así.”

Su hija de 25 años de su primer matrimonio, también llamada Sofia, acaba de licenciarse en Derecho. Su mujer tiene una hija Rita, de 11 años, de su primer matrimonio y tiene una hija, Agnes, con Gonçalo que pronto cumplirá seis años.

Esta semana hay una doble celebración de cumpleaños, el de Sofía hoy y el 50 cumpleaños de su marido el viernes.

“Nos reuniremos con toda la familia y amigos y nos divertiremos,” dijo. “Somos tan afortunados de tener tres hijas preciosas en la familia.

“Gonçalo está muy orgulloso de todas ellas. Es muy bueno con ellas en casa, mi única queja es que no es suficientemente estricto. Les permite hacer lo que quieren por lo que yo tengo que ser un poco más estricta.

“Él nunca les grita pero también puede ser un poco sobre protector. Siempre está preocupado por si tienen un accidente en el patio o en donde sea. Yo no podría desear un mejor padre.”

La pareja se conoció hace 10 años a través de un amigo y se casaron en junio de 2000. Se fueron de luna de miel a las Azores, lugar donde su marido sueña con pasar su jubilación.

Traducción de Mercedes