domingo, 20 de septiembre de 2009

Caso Madeleine McCann - Yo sé cómo fue secuestrada

Sunday Express

Domingo, 20 de septiembre de 2009

Por Donal MacIntyre


Transcripción del vídeo:

Sunday Express – Exclusiva Mundial Madeleine McCann

Mi nombre es Donal MacIntyre estoy realizando una revisión del caso De Madeleine McCann para el Sunday Express.

Las directrices de la investigación que he llevado a cabo son:

1: Estaban altamente organizados
2: Existieron por lo menos 2 autores
3: Lo autores tuvieron acceso previo a la disposición del apartamento 5A antes de la noche del secuestro
4: Se trata de hombres muy versados en el arte de forzar la entrada en viviendas, teniendo también la habilidad de limpiar la escena del crimen.

La parte más crítica de esta investigación es la cronología. El secuestrador tuvo entre 3 y 5 minutos para perpetrar este crimen. Considerando la presión a la que estaban sometidos estos secuestradores.

1: Tuvieron que mantenerse escondidos en el apartamento en compañía de Gerry McCann, por lo menos durante diez minutos
2: Tuvieron que someter a Madeleine McCann, una niña que dormía bastante mal y sacarla del apartamento
3: La tuvieron que sacar a través de una pequeña ventana por lo que se necesitarían por lo menos a dos secuestradores para llevar a cabo su objetivo, y
4: tuvieron que escaparse de las inmediaciones del complejo y la zona sin levantar sospechas.

Además, muy probablemente conocían la escena del crimen, algo que requiere planificación, por lo que no se trata del trabajo de un oportunista

Puedes leer todos los detalles de mi intensa investigación en el Sunday Express...

Artículo

Madeleine McCann fue secuestrada por lo menos por dos secuestradores que debieron llevar a cabo varios simulacros durante los días previos a su desaparición.

Después de emplear una semana sobre el terreno investigando el caso y los métodos utilizados por los secuestradores, solo puedo concluir que deben haber entrado en el apartamento para ensayar, ya que estaban trabajando con un programa increíblemente apretado.

El programa de tres minutos que se permitieron no dejaba márgen para el error.

Pero incluso aunque hicieron sus deberes con cuidado meticuloso, se encontraron a unos segundos de ser capturados.

Creo que el centro de la investigación de los detectives privados contratados por los padres de Madeleine debería estar en averiguar quién se encontraba en el Mark Warner Ocean Club de Praia da Luz o sus alrededores durante sus vacaciones.

Es más que probable que algunos testigos clave hubiesen visto a los secuestradores durante los días y noches que transcurrieron hasta el secuestro la noche del 3 de mayo de 2007.

La ventana de oportunidad era tan estrecha que, solo personas ágiles, agudas y con mucha experiencia en forzar y entrar en propiedades privadas podrían haberlo ejecutado.

MacIntyre cree que Madeleine fue entregada a través de esta ventana

A lo largo de la pasada semana he llevado a cabo la revisión de la mayor parte de las pruebas disponibles relacionadas con el secuestro y ha mantenido largas discusiones con numerosas fuentes portuguesas que no pueden ser identificadas.

Crucial para desenmarañar todo el caso es establecer con precisión qué fue lo que ocurrió entre las 20h00 y las 22h15 la noche que Madeleine desapareció.

En mi opinión se ha prestado demasiada poca atención a lo que yo creo fue una avistamiento clave.

Una mujer de pelo oscuro fue vista de pie cerca de una farola en la intersección que da hacia el apartamento 5A. ¿Qué estaba haciendo en un lugar tan tranquilo, donde no hay una parada de autobús cercana, parada de taxis, cafés o tiendas?


Fue vista mirando hacia el apartamento en cuanto empezó a la caer la noche.

¿Estaba vigilando también los movimientos de Kate y Gerry McCann y sus amigos, los llamados Tapas Siete? Así lo creo.

El mismo testigo que vio a la mujer misteriosa también vio un Nissan dorado o marrón circulando erráticamente pasando junto a la mujer.

A pesar de los llamamientos ni la mujer ni el conductor de ese coche se han presentado.

¿Fue este Nissan el coche utilizado para escapar y estaba el conductor llevando a cabo un simulacro en ese preciso instante? Nuevamente, así lo creo.

Aunque por desgracia no tenemos un desarrollo de los hechos que tuvieron lugar minuto a minuto, este es el escenario que yo creo tuvo lugar.

Habiendo acostado a Madeleine, entonces de tres años, y sus dos hermanos gemelos, Sean y Amelie, Gerry y Kate, de Rothley, Leicestershire, se tomaron un vaso de vino antes de salir hacia el Tapas Bar, a una distancia de 1 minuto andando, para unirse a sus amigos Jane Tanner y su compañero Russell O’Brien, Rachel y Mathew Oldfield, David y Fiona payne y Diane Webster.

Sobre las 21h00 Gerry abandona la mesa y camina hacia el apartamento para vigilar a los gemelos y a Madeleine. 

Entra en el apartamento y se dirige al baño. Controla a sus hijos y disfruta de un momento “padre orgulloso” mientras se encuentra de pie en la puerta mirando hacia el interior del dormitorio trasero donde todos dormían profundamente.

Los gemelos están en las cunas y Madeleine en la cama, agarrada a su juguete favorito, el Cuddle Cat. Gerry está en el apartamento de cinco habitaciones durante 10 minutos y solo más tarde reflejará que sintió que había alguien más allí en ese momento.

Para que pudiera haber tenido lugar el secuestro yo creo que el instinto de Gerry era acertado.

Por lo tanto debemos asumir que pocos minutos antes de llegar Gerry, el secuestrador camino por la calle que pasa junto al apartamento, abrió la verja y subió los diez peldaños hasta la terraza y entró a través de la puerta abierta del patio.

En este punto él o ella están a un tris de ser descubierto. Pero, ¿dónde podía haber estado escondido el secuestrador? Gerry atravesó la sala, utilizó el cuarto de baño y vio a los niños – pero ¿comprobó algún otro lugar?

Mi punto de vista es que el secuestrador estaba probablemente en el dormitorio de los niños, posiblemente detrás de la puerta o agazapado tras los muebles. (Inciso: Ver documental del Sr. Amaral para comprobar que ES IMPOSIBLE que el secuestrador estuviera detrás de ESA puerta)

Mientras Gerry salía por la puerta del patio, cerrándola tras él pero no con llave, se marcha a través de la misma verja que da hacia la calle por donde el secuestrador había entrado minutos antes.

Justo ahí fuera, se encuentra con el productor de televisión Jes Wilkins en su camino de regreso al Tapas Bar. No hay nadie más en la calle.

Volviendo al interior del apartamento el secuestrador debió de respirar de alivio al ver a Gerry marchándose, se da cuenta entonces que su ruta de escape está bloqueada y pone en marcha el plan B. 

Para esto, era esencial tener ayuda. El secuestrador que se encuentra en el interior del apartamento le pone a Madeleine –probablemente adormecida con cloroformo- a través de la ventana abierta en los brazos de su cómplice.

En la distancia, las voces de Gerry McCann y Jez Wilkins flotan en el aire.

¿Qué trauma no sufriría Madeleine si, aterrorizada y obligada a mantener silencio, oyó la voz de su padre mientras estaba siendo puesta en manos de unos extraños peligrosos?  A la misma hora –sobre las 21h10- y sin ser vista por Wilkins y Gerry, Jane Tanner los ve charlando. 

El secuestrador con Madeleine en brazos retrocede hacia el parking adyacente antes de encaminarse hacia el mismo camino donde, a poca distancia, Gerry y Wilkins hablaban.

El cómplice consigue salir por la ventana y se pierde en la oscuridad.

Los secuestradores creen que lo han conseguido, pero están a un paso de ser cazados.

A pesar de oír la voz del padre de Madeleine a poca distancia, el secuestrador con Madeleine en brazos cruza la intersección que está justo ante ellos.

Mientras toca suelo, ve a ambos hombre charlando y a Jane Tanner caminando hacia él – tres testigos potenciales del secuestro, incluido el padre de la niña.

¿Por qué elegir este camino tan peligroso? Yo creo que había quedado con el conductor que lo ayudó a escapar.

Los siete segundos que tardó en cruzar la calle o bien estaban muy estudiados, o era un temerario o una señal de extrema confianza. En cualquier caso, el secuestrador nunca vaciló y nunca fue visto de nuevo.

Jane Tanner dice que transportaba a la niña. Ella cree que era Madeleine y su teoría es apoyada por los investigadores de los McCann. 

El desarrollo de las declaraciones de los principales testigos sugieren que hubo un máximo de tres a cinco minutos para ejecutar el secuestro.

En tales circunstancias solo una buena planificación y coordinación podría hacerlo posible. Supondría un esfuerzo extraordinario, necesitando un grado sorprendente de suerte, si se hubiese hecho de forma oportunista.

La limpia ejecución del secuestro, sin un rastro de ADN o cualquier prueba servible, significa que fue algo muy profesional y planeado con precisión.

Tal precisión es el sello de predadores sexuales obsesivos. Había 20 pedófilos conocidos viviendo en el Algarve en aquel momento incluido uno que tenía un apartamento cercano al de los McCann pero todos han sido eliminados como posibles autores.

Sin embargo, la zona debe ser un imán de pedófilos. Cuenta con una creche, una escuela y una guardería. Si se añade una población transeúnte de jóvenes turistas y consigues muchos atractivos para predadores sexuales.

Por los accesos el apartamento de los McCann era el más vulnerable del complejo y es fácil ver el porqué lo elegiría un pedófilo.

La decisión de los McCann, forjada por la naturaleza semi-segura de un complejo turístico, de utilizar un sistema de vigilancia para sus hijos en lugar de una niñera permitió a los secuestradores atacar. En retrospectiva, esa desafortunada decisión dejó a los niños vulnerables a un secuestrador.

La semana pasada entré sin ser desafiado en la propiedad en compañía de otro periodista. Ambos vestíamos de forma inadecuada y rodeados de niños y padres. Tomamos algo y nos marchamos. Dos horas más tarde volví nuevamente y no fui desafiado.

Hoy hay más luz alrededor del complejo pero poco más ha cambiado. Hasta que sean capturados los secuestradores, el temor no expresado que permanecerá en Praia da Luz es que es un lugar soleado para personas sombrías.

Todo lo que permanece visible de la campaña de Madeleine McCann es un hermoso santuario en la preciosa iglesia junto al paseo marítimo.

Reza Por Mí, ruega el cartel con forma de corazón. Bajo el, 10 velas eléctricas parpadean en su memoria. Muchas más serán encendidas antes de que este misterio sea resuelto.

Los abogados que representan a Kate y Gerry McCann han solicitado que una página Web que afirma que su hija no fue secuestrada sea cerrada.

The Madeleine Foundation afirma que Madeleine está muerta y que sus padres tienen cierta responsabilidad de su muerte.

El portavoz de los McCann, Clarence Mitchell dijo: “Kate y Gerry han dejado claro que no dignificarán los actos de la llamada Madeleine Foundation con cualquier comentario.”

© Traducción de Mercedes