miércoles, 23 de septiembre de 2009

Richard Dawkins condena las leyes contra libelo británicas

Guardian.co.uk

Congreso Demócrata Liberal

El científico dice que las leyes contra el libelo que facilitan que la gente sea demandada podrían tener “consecuencias desastrosas” para el interés público


Andrew Sparrow, senior political correspondent
guardian.co.uk, Sunday 20 September 2009 19.57 BST

Los científicos están trabajando en una “atmósfera de temor e inseguridad” por culpa de unas leyes contra el libelo parciales a favor del demandante que están consiguiendo que sean muy cautelosos ante desafiantes demandas falsas sobre productos de salud, según ha afirmado Ricarchd Dawkins.

Dawkins dijo durante el congreso Demócrata Liberal celebrado en Bournemouth que los científicos deberían arreglar sus diferencias en el laboratorio, no en los tribunales, y que las leyes de libelo que facilitaban las demandas contra las personas podrían tener “consecuencias desastrosas” para el interés público.

Condenó la forma en que Londres se había convertido en “la capital mundial del libelo” y respaldó las propuestas de los Demócrata Liberales que fueron aprobadas durante el congreso para que las leyes de libelo fuesen reformadas para ofrecer “un mayor equilibrio” a favor de la libertad de expresión.

Dawkins, que vota a los Demócrata Liberales pero no es miembro del partido, obtuvo un permiso especial para dirigirse al congreso en un debate que abarcaba el libelo y las libertades civiles.

Aprovechó la oportunidad para destacar el caso de Simon Singh, el articulista de ciencia que él describió como un “héroe valiente” que ha sido demandado por la Asociación de Quiroprácticos por un artículo que escribió para las páginas de comentarios del Guardian.

“Muchos de mis colegas y yo nos tememos que si Simon pierde, esto tendrá consecuencias mayores sobre la libertad de los científicos, investigadores y otros especialistas, a la hora de realizar una crítica sólida contra el trabajo científico y pseudo-científico.

“En medicina es posible, incluso cuando estás intentando hacer el bien, hacer daño en su lugar. Ese es el motivo por el que la ciencia avanza a través de la crítica activamente alentadora, más que sofocándola,” dijo el ex profesor de comprensión pública de la ciencia en Oxford.

“Frecuentemente los científicos están en desacuerdo entre ellos, algunas veces de forma apasionada. Pero no van a los tribunales para arreglar sus diferencias. Se meten en el laboratorio, repiten los experimentos, examinan cuidadosamente los controles y análisis estadísticos.”

Dawkins dijo que en vez de demandar a Singh, la BCA debería haber “presentado su caso ante el tribunal superior de análisis científico”.

El profesor aceptó que las empresas y particulares tienen el derecho a la reparación si fueron atacados maliciosamente.

“Pero si una ley como esta va demasiado lejos, tiene consecuencias desastrosas sobre el interés público, no menos en el ámbito de la ciencia y la medicina, donde las apuestas son altas, las ganancias y reputaciones son celosamente guardadas y los vulnerables necesitan ser protegidos de demandas sin fundamento o fraudulentas, ya sea por parte de terapeutas alternativos o grandes farmacéuticas,” dijo.

Dawkins dijo que uno de los problemas era que los científicos no sabían si podían ser demandados por una observación concreta. Esto podría llevar a que los debates médicos fueron llevados a cabo en “una atmósfera de temor e inseguridad.”

También se quejó sobre el “libelo turístico”, la práctica de ir a Londres para demandar porque las posibilidades de ganar eran mucho mayores.

Los Demócrata Liberales propusieron una reforma de las leyes de libelo trasladando la carga de la prueba sobre el demandante, reduciendo los costes del libelo y estrechando la jurisdicción de los tribunales británicos.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí