domingo, 4 de octubre de 2009

Caso Haut de la Garenne - Investigación fallida sobre abuso infantil de Jersey provocó “desastre de 20 millones de libras”



By David Rose
Last updated at 12:13 AM on 04th October 2009

La investigación fallida sobre alegaciones de abuso infantil y asesinato en un hospicio de Jersey costará a los contribuyentes de la isla por lo menos 20 millones de libras, según revela hoy una investigación del Mail on Sunday. (Inciso: Teniendo en cuenta que la población de la citada Isla es toda multimillonaria estoy segura que no tendrán ningún problema ¿O sí?)

Lenny Harper, el controvertido detective que lideró inicialmente la Operación Rectángulo, también empleó miles de libras de las arcas públicas alojándose en un hotel de cuatro estrellas y comiendo en algunos de los restaurantes más exclusivos de Londres.

Su forma de llevar la investigación del hospicio Haut de la Garenne ha sido descrita por Mick Gradwell, el detective reclutado para sustituir a Harper, como un “desastre”,

Las pruebas de gastos suntuosos y extraordinario despilfarro incluyen el pago de 93.000 libras a Martin Grime, el adiestrador del perro pistero Eddie, que estaba encargado de la ardua tarea de encontrar los cuerpos de los niños que supuestamente estaban enterrados bajo el hormigón de la institución, conocida como “La Casa de los Horrores de Jersey”, que cerró en 1986.

Hasta la fecha los “restos humanos” que provocaron la tormenta que rodea el caso han resultado ser un trozo de cáscara de coco.

Un informe filtrado por los auditores de la investigación muestra que Grime recibió 750 libras diarias durante los primeros siete días de trabajo con su perro y 650 libras diarias durante los 136 días que siguieron.

Pero se ha hecho público que no tenía licencia británica para hacer el trabajo. Grime dijo que esto no importaba ya que Jersey no está en Reino Unido.

Entre tanto, colegas de Harper han contado cómo acumuló una gran factura de gastos volando a Londres regularmente para mantener reuniones con oficiales de Scotland Yard.

En total, Harper y su colega PC Andrew Linsell, un policía de tráfico de Jersey a quien Harper reclutó como su chofer personal, realizó 49 cargos entre enero y agosto de 2008 en su tarjeta de crédito, por comidas que costaban más de 50 libras.

Solo en la tarjeta de Harper se cargaron más de 5.700 libras.

Solo un miembro del personal que trabajó en Haut de la Garenne ha sido condenado como parte de la investigación hasta el momento. Gordon Wateridge, de 78 años, fue encontrado culpable en agosto de ocho abusos a adolescentes y encarcelado durante dos años.


Discutible: El Ayudante en Jefe Lenny Harper habla durante una rueda de prensa en el antiguo hospicio Haut de la Garenne de Jersey

Solo 11 días antes de que el ayudante en jefe Lenny Harper convirtiera la isla en un sinónimo de horror al afirmar que haber encontrado los “restos parciales de un niño” bajo el hospicio Haut de Garenne, se negaba firmemente a escavar en busca de cuerpos.

“No tenemos ni un ápice que evidencias que sugieran que hay algo ahí,” dijo a su directora de servicios forenses Vicky Coupland en un email fechado el 12 de febrero de 2008, al que ha tenido acceso The Mail on Sunday.

De acuerdo con cualquier “evaluación razonada”, Harper añadió, que era difícil ver cómo un niño podría haber sido enterrado en hormigón en una institución llena de niños.

Dijo: “Va a haber sangre de adolescentes con acné. Podríamos terminar siendo ampliamente distraídos por pequeñas motas de sangre que no tienen ninguna relevancia. En todas las declaraciones y razonamientos no tenemos siquiera una sugerencia de que pudiera haber o hubiera habido cuerpos.”

Si Harper se hubiese ceñido a ese punto de vista, hubiese ahorrado muchos gastos y angustia. (Inciso: Angustia ¿a quién?)

El pasado mes, Gordon Wateridge fue encarcelado durante dos años por abuso a niños – hasta la fecha, es el único ex-empleado de Haut de la Garenne acusado con condenado por delitos relacionados con el trato a los niños del hospicio.

Pero no había cuerpos y, según la portavoz del gobierno de Jersey, el coste total de la investigación posiblemente ascenderá a la increíble cifra de 20 millones de libras – la mitad de coste de la investigación compleja que atrapó a la banda que planeaba hacer volar aviones comerciales con bombas líquidas.

Anoche Mick Gradwell, el detective superintendente jefe de Lancashire que se encargó de la investigación después de retirarse Harper, dijo que cuando él llego para encargarse de la investigación hace un año, encontró que Harper había dejado un “desastre”, y había ignorado flagrantemente las reglas básicas de la investigación criminal moderna.

“No había una planificación, ninguna estrategia y ningún control de gastos,” dijo Gradwell. “Lo peor, es que no había registros adecuados. Lenny alentó a los medios de comunicación para que esperaran una casa de los horrores. Pero tal como él mismo ha reconocido cuando escribió aquellos emails, las pruebas nunca existieron.”

Una investigación de tres meses realizada por The Mail on Sunday ha revelado:

* El principal testigo tras la decisión de Harper para comenzar la búsqueda de los cuerpos fue una mujer con un conocido historial de fantasía psicológica y alcoholismo. Ella nombró a niños que dijo haber visto saltando hacia la muerte desde las ventanas de Haut de la Garenne y colgados de árboles en el jardín, donde dijo que ella misma había encontrado una mano amputada. Ninguna de estas afirmaciones era cierta.

* Eddie el perro pistero – el animal que presuntamente había encontrado “olor a muerte” en el apartamento portugués donde desapareció Madeleine McCann – ya no tenía licencia para realizar un trabajo como policía forense británico cuando Harper lo empezó a utilizar en Jersey, Eddie, cuyo dueño, Martin Grime, cobró 93.600 libras por menos de cinco meses de trabajo, provocó las primeras excavaciones al ladrar en un punto donde el equipo de Harper había descubierto lo que se dijo era parte del cráneo de un niño. De hecho, tal como un experto de Kew Garden ha confirmado ahora, era un trozo de cáscara de coco.

* Los investigadores financieros pasaron meses estudiando los gastos de la investigación. Encontraron que estaban totalmente inflados – no solo por la mala gestión de Harper, sino por los frecuentes viajes a Londres, donde él y sus colegas reclamaban gastos de comidas fastuosas.

* Harper también se quedó con el único coche de policía de la isla equipado con un dispositivo de reconocimiento de matrículas para su uso personal, y su conductor, PC Andrew Linsell, como su chófer. Ordenó a Linsell que lo recogiera en su casa cada mañana, y algunas veces lo mantenía de servicio hasta bien entrada la noche para que lo llevara de un lado a otro.

* A principios de este año, Harper desobedeció una orden del Tribunal de Jersey para que regresara a la isla y entregara pruebas en el juicio por abusos de Haut de la Garenne y para que entregara sus “diarios” – las notas que todo investigador británico experimentado (SIO) debe realizar sobre todo lo que hace y que debe guardar con los registros de la investigación. Harper afirmó que no guardaba los diarios. Una portavoz de Scotland Yard lo niega, diciendo que la Policía Metropolitana había dicho a Harper que era esencial.

Mala investigación: Una tienda de campaña cubre una de las excavaciones en el antiguo hospicio de Haut de la Garenne

La ausencia de los diarios significa que donde los recuerdos de los hechos cruciales de Harper difieren totalmente de aquellos de los demás, no hay ninguna manera de comprobar su registro contemporáneo

Harper se negó a hacer comentarios anoche, diciendo que cualquier cosa que él pudiera querer decir podía encontrarse en la versión de 15.000 palabras publicada en una página Web dirigida por una Senador de Jersey, Stuart Syvret, que describió a los críticos de Harper como “escoria” que intentaba encubrir el abuso infantil.

El artículo de Harper no se refiere a las nuevas pruebas reveladas por The Mail on Sunday, sino que afirma que cualquier crítica hacia él es “una tontería” basada en “mentiras y medias verdades”.

La Operación Rectángulo, la investigación de Harper sobre alegaciones “históricas” de abuso infantil en el sistema de acogida de Jersey, comenzó en septiembre de 2007. Existían pruebas convincentes de que tal abuso había ocurrido, y que la policía de la isla no se había enfrentado con ella apropiadamente.

Por ejemplo, en 2003, dos años después de que Harper se convirtiera en ayudante del jefe de policía, sus detectives supieron que un antiguo residente de Haut de la Garenne estaba diciendo que él había sido llevado a paseos en barco cuando tenía entre seis y diez años y que había sido objeto de repetidos y graves abusos sexuales.

Pero en lugar de investigar al presunto abusador, la policía acusó a la víctima de intentar extorsionar a su agresor.

Al principio, Rectángulo fue un asunto de bajo perfil que solo atrajo la publicidad local. Hacia febrero de 2008, el equipo de Harper había recibido algunas declaraciones sobre posibles asesinatos en Haut de la Garenne, un hospicio durante 86 años hasta que cerró en 1986. Pero estaban lejos de ser fiables.

Aparte de las declaraciones de la mujer psicótica, un abogado de Jersey había dicho a la policía que uno de sus clientes había afirmado que se habían asesinado a niños allí. Sin embargo, los detectives del caso Rectángulo ya habían entrevistado a este hombre y no había dicho nada sobre asesinatos.

Es cierto que en 2003 unos constructores en Haut de la Garenne habían encontrado huesos, pero eran de animales. Más aun, no existía ni un solo informe de la época que hablar de la desaparición de un niño.

Gradwell dijo: “Incluso niños que se encuentran bajo el cuidado del Estado tiene familia, amigos y profesores, ninguno de ellos ha denunciado jamás de una desaparición. (Inciso: ¿Todos los niños del hospicio estaba tan bien relacionados?). Lenney ha dicho que uno de sus problemas fue que los registros de Jersey eran irregulares e incompletos, por lo que era difícil en realidad estar seguro quién había estado allí. De hecho, excelentes y detallados.” (Inciso: ¿Y esto lo sabe porque estuvo allí en la época o nos lo cuenta de oídas?)

Tal como demuestran los emails dirigidos a Coupland, al principio Harper mostró un escepticismo sano. Así que ¿qué fue lo que le hizo cambiar de opinión? Según un experimentado detective que trabajó en el equipo de Harper, un de los factores fue Martin Grime, el adiestrador del perro pistero Eddie.

“Grime realizó una presentación, mostrándole (a Harper) un vídeo del perro encontrando “olor a muerte” en el coche de Kate y Gerry McCann; dijo el detective.

Pistas falsas: Eddie el perro pistero con su adiestrador Martin Grime

“Todavía eran sospechosos formales y el caso había conseguido publicidad a nivel mundial. Parecía hacer que Lenny estuviera muy entusiasmado. Creo que Grime lo hechizó de algún modo.”

Dave Warcup, en calidad de Jefe de policía de Jersey, dijo a The Mail on Sunday que él había reunido un equipo independiente de auditores para examinar los gastos de Harper. Esto incluye dos contadores forenses y un policía experto en la incautación de activos delictivos.

El informe provisional del equipo, visto por este periódico, revela que se le abonaron a Grime 750 libras diarias durante los primeros siete días que pasó en la isla y 650 libras diarias durante los siguientes 136 días. (Inciso: El artículo es tan largo que el periodista pierde el hilo. Ya lo ha dicho. Gastaron mucho. Pero ¿nos van a presentar alguna PRUEBA de que Eddie se equivocó? ¿Un informe oficial de un laboratorio forense INDEPENDIENTE que diga que allí no hay restos humanos?)

Sin embargo Grime, que había dejado la policía de South Yorkshire en julio de 2007 y estaba vendiendo los servicios de sus perros a través de empresa privada, no había conseguido mantener la licencia de la Association of Chief Police Officers (ACPO) que acreditaba a Eddie como un “perro cadáver” de la policía.”

Grime poseía un segundo perro pistero, Keela, pero su licencia expiró quince días después de su llegada a Jersey. (Inciso: Y yo tengo la ITV sin pasar, lo que no quiere decir que mi coche no sea apto para circular...)

El reglamento de la ACPO que regula a los perros policía británicos dice: “El perro y el equipo adiestrador que no consigan mantener la licencia son considerados “no competentes”.” (Inciso: Eddie era tan incompetente que Kate no dijo en ningún momento “tiene que haber un error, es imposible que haya encontrado olor a cadáver, por favor investiguen más a fondo por que se ha equivocado” sino que dijo “errr sí yo, ejerciendo como médico de cabecera dos días a la semana a tiempo parcial en Rothley, manipulé seis cadáveres la semana antes de irme de vacaciones y Cuddle Cat también olía porque me lo llevaba al trabajo” SIC)

Grime admitió a The Mail on Sunday que la licencia de los perros había caducado. Dijo: “Después de retirarme, mis perros fueron testados según mis propios criterios que son mucho más rígidos que aquellos de la ACPO. Pero Jersey no está en Reino Unido, por lo que estaban en su derecho de utilizar a quien quisieran.” Dijo que sus honorarios fueron “aceptados” y que había hecho un “descuento” en Jersey.

Preguntado sobre los “restos humanos” encontrados por Eddie y que resultaron ser un coco, Grime dijo bizarramente: “Las personas no aciertan el 100 por cien de las veces. De otro modo no serían humanos.”

El informe provisional de los auditores concluye: “Fue un error caro traer al Sr. Grime. Hubiese sido preferible y mucho más barato haber intentado obtener perros y adiestradores adecuadamente entrenados de las fuerzas policiales británicas.

Harper, añade el informe, no consideró esta opción. Durante la mayor parte del tiempo que Grime estuvo en Jersey, según revela el informe, ni siquiera estaba trabajando con sus perros, sino como un ayudante del director de la escena del crimen en Haut de la Garenne – trabajos para los que no tenía ninguna cualificación, y que “no justificaban el pago de 650 libras diarias.”

Entre tanto, Harper se acercó a la Agencia Nacional de Mejora Policial (NPIA), el Cuerpo que coordina todas las funciones y entrenamientos de la policía británica, pidiendo consejo sobre expertos forenses y equipamiento tal como un radar apto para subsuelo.

Fue a Londres y se reunió con el director ejecutivo, Peter Neyroud, un ex Jefe de Policía de Thames Valley y un experimentado investigador criminal. “El relato que me ofreció era que había habido abuso, quizás asesinato, y un encubrimiento por parte de la clase dirigente de Jersey,” dijo Neyroud

Aguja en un pajar: Un oficial de la policía forense examina los escombros recogidos durante la investigación en Haut de la Garenne.

Explicó que en un caso como este, los detectives normalmente necesitarían semanas de minuciosa preparación antes de empezar a cavar.

La biblia de un SIO –Manual de Asesinatos de la ACPO- dice que planear una “estrategia de búsqueda” formal es “prioritario”: en lugar de meramente “pescar”, los investigadores deberían dirigir las búsquedas a la luz de otras pruebas.

Neyroud dijo: “Sin duda no entra precipitadamente. Debo decir, que me sorprendió la rapidez con que Lenny se movió.”

Una vez que Eddie comenzó a oler, desapareció cualquier noción de una estrategia. Karl Harrison, uno de los científicos que Harper trajo de una empresa inglesa, LGC Forensics, resumió el enfoque de la investigación en un comentario a los investigadores financieros.

Dijo: “Seguimos al perro. Donde ladraba el perro se excavaba.” Esto, dice el informe provisional, fue un “error fundamental”.

Harper no había trabajado como detective desde 1991. En el artículo de su página Web afirma que tenía mucha experiencia en investigación de violaciones a niños, “estilos de ejecución” asesinatos y terrorismo. De hecho, sirvió como un SIO solo en unos pocos casos complicados, tales como asesinatos domésticos. (Inciso: Más de doscientos asesinatos domésticos me parecen bastantes...)

Las lagunas en sus conocimientos eran enormes. El informe dice que tenía “poca idea” de cómo utilizar el sistema informático HOLMES, pilar durante años de toda investigación importante, y en un email dirigido a un colega le preguntó: “¿Qué papel desempeña el analista?” Los analistas han sido el eje central de las grandes investigaciones durante casi 20 años.

Entre tanto, incluso antes de encontrarse el “fragmento de cráneo”, Harper estaba aparentemente pensando en cómo conseguir el máximo impacto mediático. Neyroud dijo: “Dijo que estaba consiguiendo cobertura mediática local, pero se quejó de no atraer la atención fuera de la isla.

Le recomendé que hablara con un experimentado reportero nacional. También dije: “Si va a cavar, necesitarás planificar lo que vas a decirle a los medios con mucho cuidado.” Lo último que necesita una investigación delicada como esta, es un especie de especulación desenfrenada que pronto pudo leerse en toda las portadas: debes tener mucha cautela con lo que dices y quién se lo dices.”

Más adelante, Anne Harrison, la directora de apoyo operativo del NPIA, realizó varias visitas a Jersey con un antiguo operativo de la policía metropolitana, Andre Baker. En el artículo de su página Web Harper dice que estas visitas son la prueba de que su gestión del caso estaba “totalmente respaldada” a nivel nacional en Reino Unido.

Sin embargo, preguntado si él había “apoyado” las decisiones de Harper, Baker dijo a través de una portavoz: “La investigación sigue bajo la única responsabilidad del Cuerpo que investiga, el Oficial Superior de Investigación y el oficial jefe.”

En cuanto a Harrison, Neyroud dijo, ella estaba asombrada de ver que Harper había ignorado completamente partes cruciales del Manual de Asesinato y los consejos del NPIA sobre cómo enfrentarse a los medios de comunicación. Neyroud dijo: “Elaborar y mantenerte firme a una estrategia mediática es también vital. Harper simplemente no tenía una.”

Cavando la tierra: “Donde ladraba el perro se cavaba,” dijo uno de los científicos incorporados a la investigación.

Algunas veces a Harrison se le hizo difícil verlo, añadió Neyroud, porque él se pasaba horas todos los días dando entrevistas a periodistas. Cuando Harper hacía tiempo para ver a Harrison, dijo: “Aquí lo hacemos al estilo Jersey.” (Inciso: Una frase utilizada por la “clase dirigente” de Jersey...)

Harper disfrutaba de la atención de los medios. “Cuando encontramos el fragmento de “cráneo”, la excitación de contárselo a la prensa le abrumó, dijo un ex detective de Jersey. En una ocasión, dijo, que había visto a Harper dar puñetazos al aire, diciendo: “¡Qué trabajo con el que salir!”

Harper, dice que el informe, raramente era visto en la sala de incidencias en la comisaría de policía de St. Helier, donde los detectives reunían pruebas de abuso infantil no-letal.

El detective dijo: “Él normalmente simplemente iba directo a Haut de Garenne. Yo tenía que ir hasta allí para saber lo que estaba ocurriendo ya que él simplemente no nos estaba informando. Desembocó en dos trabajo separados – la investigación de abuso sexual en la comisaría de policía y la escena sexy en la Garenne.”

El informe cita a otro detective que dijo: “No informó de nada sobre el lugar a la sala de incidencias. Solo Dios sabe cómo sabían lo que estaban buscando, porque no tenían ni idea de lo que había en el sistema.”

En el artículo de su página Web, Harper insiste en que el gobierno de Jersey le dijo que eventualmente los gastos de su investigación eran “irrelevantes” y que debía gastar todo lo que necesitara. Presumiblemente los dirigentes de la isla no esperaban tener que subvencionar los caros hábitos de Harper.

El informe dice que entre enero y agosto de 2008, Harper realizó seis viajes a Scotland Yard en Londres a gastos pagados. Siempre iba acompañado por entre uno y cuatro oficiales. Los viajes representaron 18 días del tiempo de Harper y 41 del tiempo de sus colegas.

Ninguna de las reuniones en Yard duró más de dos horas. Aparentemente, se llevaron a cabo para evaluar los posibles riesgos de seguridad en la investigación de Harper. Pero un detective de Jersey que estaba allí dijo: “Si hubo alguna discusión sobre evaluación de riesgos, fue tan breve que yo apenas me di cuenta. Era básicamente una pequeña charla, y discusión de a dónde íbamos a ir aquella noche.”

Incluso aunque las reuniones hubiesen sido todas esenciales, hubiese sido fácil para Harper volar a Londres y volver en el mismo día. Aunque él y los demás siempre pasaban por lo menos una y normalmente dos noches en un hotel de cuatro estrellas. (Inciso: Los afligidos padres se alojaron en uno de los Hoteles más exclusivos de Lisboa con el dinero recaudado de las huchas de los niños y no oí al Mail quejándose ni a la policía británica haciendo investigaciones sobre si el dinero recaudado se está empleando en lo que ellos dicen que se lo están gastando...)

Esto hizo que algunos de sus compañeros se sintieran “incómodos”, tal como dice el informe. Pero intentar zafarse de los viajes “no sentaba bien a Lenny”

La política de gastos de la policía de Jersey establece un límite máximo para cenar de 25,22 libras por cabeza. Permite que se reclame alcohol solo en casos “esenciales” de negocios. Los oficiales deben presentar facturas de restaurantes totalmente detalladas.

Estas reglas no eran aplicables a Harper. Por ejemplo, el informe revela que durante el viaje a principios de febrero de 2008, él y un colega presentaron cargos en la tarjeta de crédito oficial por tres comidas cuyo importe ascendía a 1.100 libras.

Error: Un fragmento de cáscara de coco erróneamente identificado como un fragmento del cráneo de un niño durante la investigación de Jersey

Al igual que en visitas posteriores, cenaron en el Bombay Brasserie, un restaurante exclusivo del Soho y en el Shepherd cerca de Victoria, favorito de los políticos y altos funcionarios de Yard desde hace tiempo.

Algunas veces las facturas eran extraordinarias. El 1 de mayo, una cena en el Shepherd costó a los contribuyentes de Jersey 699 libras, repartidas entre las tarjetas de crédito de la policía. Como de costumbre, no había un recibo detallado.

Harper estaba pagando un huésped adicional esa noche – una reportera de un periódico dominical. Dada su presencia, el informe comenta: “No vemos cómo esta ocasión podría considerarse como una cena de negocios dentro de los términos de política.

Los demás oficiales presentes dijeron a los investigadores que ellos creían que Harper les había dicho que cargaran los gastos en varias tarjetas para disimular cuánto habían gastado.

Mientras tanto, Harper también estaba reclamando cenas en Jersey, en restaurantes tal como Chateau la Chaire, tildado en su página Web como “verdaderamente una de las casas-hoteles más selectas del país”.

En total, los investigadores encontraron 49 cargos diferentes entre enero y agosto en las tarjetas de crédito oficiales de Harper y PC Linsell de comidas que costaron más de 50 libras. Se habían cargado más de 5.700 libras solamente en la tarjeta de Harper.

El informe contiene otros ejemplos del despilfarro de Harper. Se gastaron grandes sumas en horas extraordinarias, con algunos oficiales reclamando decenas de miles de libras. Luego está PC Linsell, el chofer de Harper, quien normalmente trabajaba como policía de tráfico.

“Fue requerido para estar a disposición del Sr. Harper durante el día y algunas veces por la noche,” dice el informe, “hasta que el Sr. Harper decidía que quería irse a casa. El vehículo de la policía debía entonces ser devuelto a la comisaría de policía antes de que PC Linsell pudiera terminar el servicio.”

Puede haber algunas veces en que un SIO necesite ser conducido hasta algún lugar, dice el informe. “Sin embargo, tener un chofer personal es un asunto muy diferente – ni siquiera el oficial jefe tiene un conductor. La utilización de PC Linsell de este modo podría ser considerado como un abuso.”

Si Harper estuviera todavía en activo, su utilización de Linsell bien podría constituir un violación del código disciplinario de la policía, dice el informe.

En este contexto, siendo Jersey el foco de los medios de comunicación de todo el mundo, descubrir que el “fragmento de cráneo” encontrado el 23 de febrero de 2008, era vegetal y no humano supuso un gran problema para Harper. Recurrió a la negación y la exageración.

En el artículo de la página Web, Harper afirma: “Nunca dije que hubiera pruebas de un asesinato – solo que había pruebas de que algo debía ser investigado.”

Encarcelado: Abusador infantil Gordon Wateridge es el único ex empelado de Haut de Garenne acusado por el tratamiento dado allí a los niños

Pero el 17 de mayo del año pasado, cuando fue contactado por The Mail on Sunday sobre el hecho de que en realidad el “cráneo” era un coco, dijo que la verdadera historia era que los fragmentos desenterrados recientemente “habían sido identificados positivamente como huesos de niños muy jóvenes”, enterrados tan recientemente como en los ochenta.

Añadió: “Los antropólogos están diciendo que tenemos a niños muertos allí, no un niño muerto.” También había dientes, y los expertos están diciendo que no es posible que esos dientes se hayan caído de forma natural antes de la muerte porque tienen demasiada raíz adherida.”

Las afirmaciones eran falsas. El 2 de mayo, Harper también enviado un email a tres oficiales de Jersey diciendo que ahora tenía pruebas de que un segundo niño había sido enterrado en Haut de la Garenne: “Los fragmentos de huesos son de un cráneo de niño... Los primeros hallazgos de los expertos son que el niño murió bastante recientemente – la confirmación significaría que debería iniciarse una investigación por homicidio.”

La semana pasado, Harper y su seguidor Syvret afirmaron que este email fue manipulado. Pero su ex secretaria, Vickie Ellis, ha dicho en una declaración policial que ella lo envió exactamente tal como él se lo dictó. (Inciso: Y Jane Tanner dijo en varias declaraciones policiales que ella había visto a un “bundleman” ¿Y?)

Dos años después de comenzada la Operación Rectángulo, hay poco que mostrar de los 20 millones de libras.

Además de Wateridge, un ex residente de Haut de la Garenne ha sido condenado por abusar allí de los niños y se le ha concedido la libertad condicional. Otro hombre, Claude Donnelly, fue sentenciado a 15 años por violar a varios niños, pero estos delitos no estaban relacionados con Haut de la Garenne. Otros dos hombres – que no trabajaban en la casa – han sido acusados.

Para Mick Gradwell, quien se retiró el mes pasado después de 30 años como policía, el único modo de aclarar el lío es llevar a cabo una investigación pública sobre Harper como sobre el abuso infantil de Jersey. Dijo: “Este es uno de los peores fiascos policiales de los últimos tiempos, y los responsables deben ser llamados a rendir cuentas.”

Mientras tanto, nada enfurece a aquellos que todavía no ofrecen más que afirmaciones de que ha habido un encubrimiento.

Dave Warcup dijo: “El equipo de investigación formado por entre 40 y 50 oficiales experimentados compuesto tanto por oficiales locales y personal enviado por Reino Unido.

“La mayor parte del equipo no tenía ninguna relación previa con Jersey. Estas afirmaciones son claramente fantasiosas. Son un insulto para todas las personas que han trabajado en y alrededor de la investigación.”

Traducción de Mercedes

Artículos relacionados:

The Guardian - Artículo de investigación - En casa para algo malvado 
La Asociación de la prensa - "Whistle-blower" podría demandar por arresto
El Blog del Senador Stuart - Un día de Arresto, Mentiras y acoso
BUSF - Bomberos Unidos - Rescate con perros - Unidad canina de rescate
 

Nose for Crime

Para los escépticos sobre el trabajo de los perros especializados en encontrar el rastro de un cadáver les dejamos esta demostración.


El asesino intentó engañar a la policía enterrando el cadáver debajo de una montaña de bolsas de basura llenas de carne en descomposición. Cuando los perros llegaron a las bolsas "advirtieron" a la policía que tenía que seguir cavando, el cadáver apareció a 10 pies de profundidad.¿Seguimos intentando cuestionar el trabajo de los perros pisteros? Vídeo publicado por primera vez en este blog en septiembre de 2008, aunque encontrado con anterioridad gracias a Whatever en The3Arguidos.

Y aquí para que NADIE se olvide de ell@s, podeis escuchar la declaración de UNA VÍCTIMA de Haut de la Garenne pidiendo JUSTICIA.