lunes, 12 de octubre de 2009

Caso Madeleine McCann - Comentario del Sunday Express

Sunday Express – Commentary

Edición Impresa




Es tanto un escándalo como una verdadera lástima que casi dos años y medio después de la desaparición de Madeleine McCann, las fuerzas de seguridad y del orden no hayan conseguido resolver el misterio, llevar a su secuestrador ante la justicia y encontrarla.

Los detectives portugueses que trabajan estrechamente con la policía de Leicestershire y con un apoyo limitado de Scotland Yard han acumulado un extenso archivo en el caso pero necesitan alguna prueba o, más importante, algún sospechoso.

La investigación portuguesa ha sido archivada y las autoridades han dicho que solo será reabierta si reciben nueva información creíble.

Así que ahora encontrar a Madeleine se ha convertido en responsabilidad de dos policías jubilados de mediana edad que trabajan como investigadores privados para Kate y Gerry McCann.

Mientras que David Edgar y Arthur Cowley han realizado un trabajo sólido y creíble hasta el momento, el Ministro del Interior Alan Johnson debería pedirle ahora a Scotland Yard que cree un equipo de revisión de casos fríos para seguir las nuevas pistas de la pareja y trabajar estrechamente con sus homólogos portugueses.

Todavía hay mucho trabajo por hacer. Como algo urgente todo el material forense, incluida la manta de Madeleine y la ropa de su cama, debería ser re-examinada ya que el culpable debe haber dejado un rastro de alguna droga utilizada para dejarla inconsciente.

Scotland Yard debe demandar las imágenes de satélite del resort ya que el secuestrador probablemente ha sido grabado vigilando el apartamento durante los días, semanas y meses anteriores al secuestro.

También debe haber una búsqueda adecuada y sistemática de todos los montes y alrededores de Praia da Luz ya que es probable que el secuestrador se haya escondido entre la maleza durante varias horas después el secuestro y con casi toda seguridad haya dejado pistas atrás.

Se cree que el Sr. Edgar está investigando a unas cinco “personas de interés” pero tiene recursos limitados. Ese es el motivo por el cual Scotland Yard debe restaurar la confianza pública haciéndose cargo de la investigación.

El público tiene el derecho de esperar que su gobierno emplee todo lo que haga falta para capturar al más atroz de los criminales, los secuestradores de niños.

Traducción de Mercedes

Con nuestro agradecimiento a Joana
Para hacer comentarios: Aquí