sábado, 10 de octubre de 2009

Caso Madeleine McCann - Sofía Leal: “Nuestras hijas han sufrido un daño emocional”

Maria Magazine – Edición impresa

La mujer del ex inspector de la Policía Judiciaria hablar sobre los problemas familiares, las dificultades en su matrimonio y el sufrimiento de sus hijas.

Gonçalo Amaral, ex inspector de la Policía Judiciaria se hizo conocido públicamente después de la investigar casos controvertidos: primero el de Joana Cipriano, después el de Madeleine McCann. El balance de su inestimable trabajo fue devastador tanto para la carrera del inspector como para su vida personal. Ahora, después de retirarse anticipadamente, con varias demandas a sus espaldas, el ex inspector celebró su 50 cumpleaños. Su mujer, Sofia Leal, habla con nuestra revista sobre los dos últimos años.

¿Qué cambió desde Gonçalo Amaral fue retirado del caso Madeleine?

Ahora es un padre más presente, desgraciadamente quizás, porque su carrera finalizó prematuramente.

¿Os cogió por sorpresa el desenlace de este caso para su marido?

Llegado a un cierto punto, yo sospeché que el resultado sería este.

¿Temían ese momento?

Nunca hemos sentido miedo, porque tenemos una gran fe en Dios y en el futuro de nuestras hijas.

¿Fue un momento complicado para la familia?

Los problemas suceden, igual que en cualquier otra familia.

¿Cómo se enfrentaron vuestras hijas a esta situación?

Fue muy violento. Ellas vivieron sin su padre desde mayo, porque él trabajaba en Portimão y nosotras en Faro. Entonces, el día que desapareció Madeleine, yo empecé a trabajar en Portimão. Ellas se quedaron con sus abuelos, y cuando empezaron a vivir por fin en nuestra nueva casa, su padre fue destituido en Portimão y enviado de nuevo a Faro. Los sentimiento de las niñas fue de un cierto abandono.

¿No entendieron este traslado?

Nuestras hijas han sufrido un daño emocional que sigue latente a día de hoy. Los juicios de su padre también fueron muy violentos, porque ellas estaban acostumbradas a ver a su padre enviando a la gente a los tribunales. Y de repente, era su padre el que se sentaba en el banquillo de los acusados. Ines tiene cinco años y Rita 11, es muy complicado.

¿Hubo algún momento en que se resintió el matrimonio?

Obviamente, cualquier matrimonio se resentiría.

¿Sentiste que estabas recibiendo menos atención por su parte?

La dedicación siempre ha sido la misma, nunca se me ocurría quejarme sobre ella. Las dificultades en nuestro matrimonio estaban básicamente relacionadas con la parte emocional.

¿Crees que Gonçalo puede ser obligado a pagar la indemnización que está siendo reclamada por los McCann?

No creo que eso sea posible, apelaremos hasta las últimas instancias.

¿No teméis atravesar dificultades financieras?

El día que mi marido dejó la Policía Judiciaria, llegó a casa con un tercio de su sueldo. Esa fue una decisión que tomamos como familia. Éramos conscientes de las dificultades que experimentaríamos en el futuro, y yo siempre le he apoyado, porque los principios son muy importantes. Así es como hemos criado a nuestras hijas.

¿Cómo creéis que podréis explicar la actual situación a vuestras hijas?

Cuando tienen dudas nos reunimos los cuatro y lo aclaramos todo, de acuerdo con sus edades.

¿Son abordadas por los compañeros en el colegio?

Sí, son muy abordadas en el colegio, pero siempre de manera positiva y reaccionan muy bien.

Un mensaje para Kate McCann

Sofía Leal ya ha dado la cara defendiendo a su marido de las palabras de Kate McCann.

“No entiendo, no acepto y ni siquiera admito que una madre cuya hija ha desaparecido, trate a mi marido de esa manera, diciendo que es una deshonra como hombre y como profesional. No admito que lo diga precisamente esa persona, después de que mi marido haya renunciado a tanto tiempo con su familia para buscar a su hija.”

“Tengo un sentimiento del deber cumplido”

El ex inspector de la Policía Judiciaria se reunió con sus colegas para celebrar su 50 cumpleaños. “Estoy feliz, hay muchos amigos aquí, otros no han podido venir, otros ya no están entre nosotros.” Haciendo balance de un cumpleaños tan especial, el ex policía dice que tiene muchas razones para celebrar. “Me siento realizado. Es el sentimiento del deber cumplido, pero hay algo más, de lo que no puedo hablar, de hacer justicia y del descubrimiento de la verdad. Estos no son deseos, son principios, no estoy hablando sobre un caso específico”, añade irónicamente. Recordamos que Gonçalo Amaral ha sido prohibido por un Tribunal Civil de Lisboa de hacer comentarios sobre el libro “La Verdad de la Mentira.”

Con nuestro agradecimiento a Astro

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí