martes, 27 de octubre de 2009

Pequeño Grégory, alguien me ha hablado de Maddie*


Pequeño Grégory, alguien me ha hablado de Maddie*
Pequeño Gregory, alguien Maddi(e)cho**

UK / martes 27 de octobre por WOODWARD ET NEWTON

Gran Bretaña tiene "su" caso Gregory (Nota de Mila: Caso Grégory Villemin, que podría ser reabierto gracias al ADN después de 25 años). Un bufete de abogados británico se ha fijado como meta cerrar el pico de todos aquellos que dudan de la tesis del secuestro de la pequeña McCann.

La actualidad, a veces, puede tener colisiones sobrecogedoras, por ejemplo, entre este nuevo giro en el antiguo caso del asesinato del pequeño Grégory Villemin, provocado por el hallazgo en un precinto (de pruebas) de dos rastros de ADN, y el retorno inesperado al centro de atención de los medios de comunicación del caso de la misteriosa desaparición de la pequeña Madeleine McCann en Portugal en mayo de 2007.

El famoso bufete de abogados británico Carter Ruck, que en nombre de sus clientes, se ha hecho un especialista mundial en silenciar a los medios de comunicación que según ellos puedan manifestar, veleidades difamatorias, ha enviado, en efecto, a principios de septiembre a los dirigentes de la Madeleine Fondation creada con ocasión de la desaparición de la hija mayor de los esposos McCann, una de sus advertencias de las que él posee el secreto.



Carter Ruck (recientemente apodado "Carter fuck" por algunos chistosos periodistas del Guardian de Londres, que denuncian la censura que él impone) les ordena simplemente cerrar la pagina madeleinefoundation.org, entregar todos los ejemplares de un folleto publicado por la Fundación y titulado "¿Qué le ocurrió realmente a Madeleine McCann? - 60 razones para pensar que no fue secuestrada" así como todos los de la versión simplificada que se encuentren todavía en depósito, un folleto despegable que solo recoge 10 de las 60 preguntas precedentes.

Bien es cierto que la Fundación distribuyó recientemente miles de ejemplares del folleto en cuestión, en los buzones del Reino (Unido). Fiel a su método y contratado por los padres de Maddie, Carter Ruck ha fijado su meta en cerrar el pico de todos, y cada vez son más numerosos, los que ponen en duda la tesis del secuestro vendida por los McCann a la policía portuguesa para explicar la desaparición de su hija.

UN AÑO DE SOSPECHAS

Uno recuerda que Madeleine McCann fue señalada como desaparecida por su madre, la Dra. Kate McCann a las 10:00 de la noche del jueves, 3 de mayo 2007. Desde esa fecha, Maddie se ha convertido en el niño desaparecido mas celebre del mundo. Sus padres, así lo revelará la investigación, que hicieron prueba en el mejor de los casos, de una gran negligencia, afirmaron que fue secuestrada por un hombre del que nunca se encontró rastro, mientras cenaban con unos amigos en un restaurante situado a unos cincuenta metros de su apartamento de vacaciones en Praia da Luz, en la costa del Algarve.

La policía portuguesa siempre ha creído en la implicación de los padres en la desaparición de Maddie. Los mantuvo oficialmente como sospechosos, desde el 7 de septiembre 2007 hasta julio de 2008. En esa fecha, tras una inquietante e intensa acción diplomática del gobierno ingles, el ministro portugués de Justicia ( Nota de Mila: debe querer decir el ministerio público?) declaró que a falta de pruebas suficientes, nadie podía ser considerado responsable de su desaparición. El "portavoz" de los McCann, un veterano de las relaciones públicas que dirigía la "unidad de control de los medios de comunicación" constituida por 40 personas (!), puesto a disposición (de los padres) en enigmáticas condiciones, no ha cesado de decir que han quedado limpios de toda sospecha.

En octubre de 2007, Gonçalo Amaral, el policía portugués encargado de la investigación, fue oficialmente retirado como consecuencia de sus revelaciones sobre las presiones ejercidas por el gobierno inglés. Algunos años antes, sin embargo, había resuelto un caso similar: el de la supuesta desaparición de la joven Joana Cipriano por la cual la madre y el tío de la niña, se vieron finalmente condenados por el asesinato de Joana. Desde entonces, Amaral, ha escrito un libro relatando el caso («La verdad sobre una mentira") (Nota de Mila, no dan el titulo francés exacto, “L’enquête interdite”) en el que afirma que Madeleine murió en Praia da Luz. Una tesis llevada posteriormente a la pantalla en un apasionante documental visible principalmente en YouTube.


UNA ARGUMENTACION EN 10 PUNTOS

¿Cuáles son pues las 10 razones invocadas por la Fundación Madeleine para apoyar sus acusaciones contra los padres de Maddie en el folleto que ha enfurecido a Carter Ruck?

La razón N°1 es estadística; las estadísticas demuestran que los niños declarados secuestrados suelen ya estar muertos en el momento en que se activa la alerta.

La razón N° 2 es mucho más molesta para Kate y Gerry McCann; "Eddie" y "Keela" los 2 famosos perros policías, entrenados por Martin Grime y capaces de detectar olores de cadáver el primero y de sangre la segunda, hicieron macabros descubrimientos en el apartamento de los McCann. Al ser interrogado, su entrenador dijo que "Eddie" nunca había cometido un error en sus 200 búsquedas anteriores. Y el valiente animal señaló olor a cadáver en la sala de estar del apartamento, en la habitación de los padres, en la terraza y en el jardín de su apartamento, en 2 prendas de vestir pertenecientes a Kate McCann, en una camiseta que pertenecía a Maddie o a su hermano Sean, pero sobre todo en el juguete favorito de Maddie (su "Cuddle Cat") y eso, a pesar de que había sido lavado al menos una vez por su madre. "Eddie" también señalo olores sospechosos en el maletero del Renault Scenic de alquiler de los McCann e incluso en la llave de contacto del coche. "Keela", por su parte, señaló el olor de la sangre en varios lugares del apartamento. Para verificar que los perros no estaban simplemente mal dispuestos en contra de los McCann, fueron llevados a varios otros apartamentos de la residencia para hacer un test. No hubo resultados.

La 3ª razón dada en el folleto se refiere a las reacciones extrañas de los padres de Maddie cuando estuvieron al tanto de los resultados de los descubrimientos hechos por los perros. Kate McCann dijo inicialmente que los olores detectados por los animales en su ropa, se explicaban por el hecho de que durante las 2 semanas anteriores a las vacaciones, ella se había ocupado de 6 muertos en el marco de su actividad profesional como medico (!), llegando incluso a afirmar que si el juguete de Maddie también estaba impregnado, era porque lo había llevado a su lugar de trabajo. Después de consultar a sus abogados, se echo atrás, para finalmente declarar que los resultados de las búsquedas caninas, simplemente, no eran fiables...

La razón N°4 es, según los autores del folleto, la inverosimilitud del escenario del secuestro descrito por los padres de Maddie.

La razón N° 5, es la negativa de la pareja McCann y sus amigos presentes en la noche de la supuesta desaparición, a cooperar con la policía portuguesa. En septiembre de 2007, la policía hizo a Kate McCann 48 preguntas sobre la desaparición de su hija; la única a la que se dignó a responder fue: "¿Sabe usted que al negarse a contestar las preguntas, usted perjudica la investigación para determinar lo sucedido a su hija?” También se negaron a someterse a una prueba del detector de mentiras. El diario portugués Sol intentó entrevistar a uno de los amigos de la pareja, presente en el restaurante esa noche. El Dr. David Payne se negó categóricamente a responder a las preguntas de los periodistas, contentándose en decir como conclusión que "es un asunto nuestro, tenemos un pacto de silencio" del mas pésimo efecto.

La razón N°6 se refiere a los continuos cambios en las declaraciones de los esposos McCann y de sus amigos.

La razón N°7 a la rapidez con la que contrataron abogados, expertos y otros responsables de relaciones públicas.

La razón N°8, a las múltiples contradicciones encontradas entre la versión de los McCann y las de sus amigos sobre las circunstancias del descubrimiento de la "desaparición" de Madeleine.

La razón N° 9 está relacionada con la conducta posterior de los padres de Maddie, sobre todo por haber registrado la marca “Madeleine’s Fund” y creado una página Web y una empresa comercial encargada de la fabricación de “recuerdos”...

La razón N°10 y última evocada en el folleto es la más devastadora para la madre de Maddie: el hecho de que lavó el juguete de su hija y que a pesar de esto, el perro "Eddie" señaló el olor característico de la muerte ...

UNOS AMIGOS TURBIOS

Pero probablemente hay que buscar en otra parte la verdadera razón de la reciente ofensiva de Adam Tudor, socio del bufete Carter Ruck, contra la Madeleine Fondation y la conminación para el cierre inmediato de su página Web. Allí puede leerse la copia de una carta detallada de la Fondation al Primer Ministro Gordon Brown que muestra una verdadera "bomba": el testimonio de Arul Savio y Katherine Zacharías Gaspar, una pareja de amigos de la pareja McCann, recogido por la policía inglesa el 16 de mayo 2007, o sea 13 días después de la desaparición de la niña, y que fue puesto en conocimiento de la policía portuguesa nada más que en octubre 2007, después de que Gonçalo Amaral hubiera sido apartado de la investigación.

La pareja Gaspar, en efecto, declaro que en dos ocasiones, una primera vez en Inglaterra y la segundo en Mallorca durante unas vacaciones compartidas con McCann y los Payne, presentes en Praia da Luz, en mayo de 2007, habían sentido un gran malestar después de haber captado fortuitamente retazos de conversaciones y gestos obscenos entre el padre de Maddie y David Payne, que les hicieron pensar que habrían podido mantener relaciones pedófilas con la niña...

En resumen, todavía podría quedar una mínima esperanza de resolver el enigma del asesinato del pequeño Gregory. El caso de la "desaparición" de Maddie, él, claramente, no hace más que empezar...

*Nota de Mila: he decidido una traducción libre del título de este articulo, que es un juego de palabras entre la expresión francesa “quelqu’un m’a dit” = “alguien me ha dicho-me ha hablado de”, y el nombre de Maddie que se pronuncia madi, M’addi(e) = m’a dit.
**Nota de Mila: juego de palabras y de sonidos. Alguien me ha dicho = alguien Maddi(e)cho

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí