lunes, 9 de noviembre de 2009

Caso Madeleine McCann - Policía de Yorkshire "mata" a Eddie y Keela


Hace tiempo, hablé de una historia, publicada en la página Web de la Policía de South Yorkshire, sobre Eddie y Keela, los dos perros pisteros “increíblemente poco fiables” que fueron tan alabados por los medios de comunicación británicos, antes de que encontraran algo que no era precisamente bueno para Gerry y Kate McCann.

Parece que la Policía de South Yorkshire está de acuerdo con Gerry McCann, ya que la página mencionada antes ha desaparecido. Solo por si acaso, yo guardé una copia.

“Perro Superior”

Keela podría ser descrita como un “perro superior” en su campo de especialización. Este perro Crime Scene Investigation (CSI) entrenado tiene habilidades que ningún otro tiene y ha dejado a las fuerzas policiales del mundo entero anhelantes después de conocer su entrenamiento especial.

A la tierna edad de 16 meses, el spaniel ya ha viajado a Irlanda, Cornwall, Wiltshire, Surrey y Thames Valley para apoyar las investigaciones y ha causado una gran impresión.

El adiestrador de Keela, Martin Grime, es responsable del entrenamiento que ha recibido, junto con el Asesor Nacional de Búsqueda, Mark Harrison.

En la actualidad la Fuerza tiene dos perros de recuperación de víctimas, Frankie y Eddie. Martin también adiestra a Eddie y ha estado trabajando con él desde que se unió hace unos cuatro años.

Keela está entrenada para localizar minúsculas muestras de sangre y puede ayudar no solo en una investigación por asesinato sino también con equipos de escenas del crimen para identificar y recuperar pruebas más eficazmente.

Martin explicó las razones de entrenar un perro CSI: “Aunque la policía de South Yorkshire tiene dos perros de recuperación de víctimas que pueden detectar sangre y restos humanos creímos necesario separar ambas áreas de búsqueda. Queríamos crear un perro que trabajara de forma más específica y que pudiera detectar con precisión muestras muy pequeñas de sangre humana.

“Tuvimos que cambiar la forma en el perro es entrenado para dar la alerta a su adiestrador sobre un “hallazgo”. Los perros de recuperación normales ladrarán para señalar esto. En este caso no es apropiado, ya que el perro estaría entrenado para rastrear sangre que frecuentemente es demasiado pequeña para ser vista por el ojo humano. En su lugar, el perro localizará la zona contaminada apuntando con el hocico el punto donde está localizada la sangre. Esto es mucho más preciso.”

Esta idea fue presentado por los directores de las unidades de delincuencia y científicos forenses, siendo la respuesta muy entusiasta.

En junio de 2004 Keela fue asignada a Martin. El cachorro de ocho semanas, criado por la policía de West Midlands, se convirtió entonces en el centro de un experimento evaluado por Mark para ver si un perro puede ser entrenado para trabajar como parte de un equipo.

A diferencia de otros perros del departamento Keela nunca ha participado en el curso de seis semanas habitual. Martin la entrenó poco a poco cada día.

Keela siguió un programa que la entrenó para ignorar material procedente de un cuerpo en descomposición distinto de la sangre humana. También fue entrenada para mostrar una alerta “pasiva”, donde ella se detiene con su hocico lo más cerca posible de objeto sin tocarlo, para permitir a los científicos recuperar la muestra rápida y eficazmente.

El springer spaniel ha completado totalmente su entrenamiento, obteniendo la correspondiente licencia. Trabaja a nivel nacional y es utilizada por la Facultad Nacional de Delitos y Operaciones (NCOF) en casos de asesinatos de alto perfil, personas desaparecidas y secuestros. Es utilizado en South Yorkshire bajo la dirección del Detective Superintendente Kevin Morton en asesinatos y asaltos graves etc.

Martin continúa desarrollando a Keela pero sus métodos están siendo celosamente guardados en secreto hasta que el experimento haya obtenido la aprobación del comité ACPO.

Keela puede buscar en cualquier zona incluido casas, coches, barcos, tanto en interiores como exteriores. Cuando está de servicio conducirá a Martin a motas de sangre tan pequeñas que el ojo humano no puede verlas.

Revisa telas y puede seleccionar prendas con sangre incluso después de haber sido lavadas varias veces con detergente. Los delincuentes ni siquiera pueden engañarla intentando limpiar sus armas, ya que Keela seguiría oliendo la sangre después de haber intentado lavar las pruebas.

Meredydd Hughes, Jefe de Policía dijo: “La formación de Keela ofrece al Cuerpo una ventaja cuando se trata de una investigación forense, que deberíamos reconocer y utilizar más a menudo. Martin ha desarrollado esta capacidad a través de la innovación y experiencia, y estamos considerando cómo mejorar el entrenamiento. Sabemos que nuestras fuerzas están interesadas, tanto aquí como en el extranjero, y debemos ver qué oportunidades podemos desarrollar. Sabemos que tenemos una unidad canina operacional excelente, y nuestros perros especializados están siendo desarrollados de una forma única.”

Incluso en las primeras etapas de su carrera Keela ha tenido más éxito de lo que sus adiestradores esperaban. Ha conseguido varios hallazgos operacionales recuperando armas de asesinatos, identificando sangre de una víctima en el coche de un sospechoso y revisando grandes cantidades de prendas de ropa pertenecientes a sospechosos.

Keela ha conseguido grandes ahorros de eficiencia para el cuerpo en solo ocho meses de trabajo. A nivel nacional desde el 1 de abril de 2005 ha ahorrado aproximadamente 200.000 libras.

Un ejemplo concreto donde Keela ha probado su eficacia fue durante un trabajo en Wiltshire. Martin explicó: “Como resultado de este incidente se recuperaron 350 prendas de ropa que necesitaban ser analizadas en busca de pruebas. Examinar estas prendas en el laboratorio forense hubiese costado 200 libras cada objeto.

Keela consiguió ayudar en solo un día lo que resultó en ocho piezas de ropa sobre las que se encontraron manchas de sangre.”

Definitivamente, el futuro parece brillante para los amantes de los perros requeridos para trabajar con el FBI en América. Afortunadamente ella tiene su pasaporte para mascotas que le permite volar a los Estados Unidos donde apoyará en dos investigaciones por asesinato a principios del próximo año.”

Publicado por Paulo Reis

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí