domingo, 8 de noviembre de 2009

Caso Younes - ¿La versión belga del caso Maddie?


¿Younes igual que Maddie? – Esta es la pregunta que se hacen los belgas desde hace dos semanas, cuando se enfrentaron a la desaparición de Younes Jratlou, un niño de cuatro años de edad, que presuntamente habría salido de casa a las cuatro de la madrugada durante una acalorada y violenta discusión entre sus padres.

Si a primera vista nada vincula la desaparición, en Portugal, de Madeleine McCann a la del pequeño Younes en Bélgica, el misterio que envuelve los dos casos, a la par del comportamiento y la reacción de los respectivos padres, ha llevado a las autoridades y los medios de comunicación belgas a comparar ambos crímenes.

Según los datos de la investigación, a la que ha tenido acceso 24horas, la versión divergente dada por el matrimonio no convence a las autoridades, incluso hasta el momento –al igual que en el caso Maddie- el portavoz de la policía federal sigue afirmando que el matrimonio no es sospechoso y que siguen abiertas todas las hipótesis: rapto parental, rapto, asesinato, o un accidente que habría causado la muerte del niño. Lo cierto es que Younes sigue desaparecido y que el comportamiento del matrimonio, belgas de origen marroquí, es considerado cuanto menos como “muy extraño e irresponsable”.

“Independientemente de los avances en la investigación, ya podemos hablar de negligencia por parte del matrimonio, “dijo un responsable de la policía a 24horas.

La alerta dada casi a las seis de la mañana por el padre del niño, Mohamed Jratlou, ha intrigado si cabe aun más a las autoridades, ya que el hijo mayor del matrimonio afirma que Younes salió de casa a las cuatro de la madrugada.

Tal como ocurrió en el caso Maddie, la explicación de los padres para el lapso de tiempo entre la desaparición y la alerta dada a la policía –casi dos horas en ambos casos- “es divergente y no coherente,” ha dicho ahora a 24horas un portavoz de la policía de Bizet, y al igual que afirmaba la PJ en 2007.

Dada la edad del niño y las circunstancias descritas por el matrimonio, la desaparición fue considerada inmediatamente por las autoridades como “muy inquietante” llevando a la policía federal a enviar al lugar un elevado número de hombre y perros que, con ayuda de población, iniciaron la búsqueda.

Más que en cualquier otro país –Bélgica quedó traumatizada con el caso Dutroux y el rapto y muerte de Julie Lejeune y Melissa Russo- las autoridades belgas no reparan en medios para responder e investigar la desaparición de un niño. Durante días, hombres y perros peinaron cuidadosamente la región con ayuda de helicópteros de la policía y los medios de que dispone protección civil. También del otro lado de la frontera, en Francia, la PJ de Lille fue llamada para investigar diversas pistas, entre ellas la posibilidad de que el menor hubiera sido llevado a aquel país.

A pesar de todas las búsquedas, el pequeño Younes aun no ha sido encontrado e incluso la hipótesis de que el niño hubiese salido solo de casa no tranquiliza a las autoridades –un niño podría sobrevivir tres días sin beber y cinco sin comer, como máximo- por lo que el misterio se mantiene.

La reconstitución de aquella noche

Pasadas dos semanas, el responsable de la división de la policía –admirador de Gonçalo Amaral y del libro que este escribió sobre el caso Maddie, como él mismo confesó a 24horas- y Marie-Claude Maertens, procurador del rey, organizaron la reconstitución en presencia de todos los testigos de la desaparición. Cosa que la PJ nunca consiguió organizar en el caso Maddie. “Pedimos a los padres que nos mostraran todo lo que hicieron durante la noche de la desaparición de Younes. Ellos aceptaron sin que la policía los obligara,” dijo Maertens.

Esta diligencia –a la que se negó el matrimonio McCann y sus amigos en Portugal- discurrió con total normalidad con los medios de comunicación aceptando mantenerse apartados del lugar tal como confirmaron los periodistas del grupo Sud Presse a 24horas.

“Todos los gestos fueron filmados y repetidos en tiempo real. Tanto en el interior (de la casa) como en la calle y alrededores. Nuestro objetivo, es poner en evidencia las inconsistencias de los testigos,” dijo a 24horas el responsable de la policía federal belga, añadiendo que esta diligencia, “además de ser obligatoria, es vital para averiguar la verdad”.

Duarte Levy

Traducción de Mercedes

Contestaciones OFICIALES (Incluídas en el Sumario) enviadas por el “Grupo Tapas” NEGÁNDOSE a participar en la reconstitución portuguesa.

Para hacer comentarios: Aquí