miércoles, 9 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann - Desempolvando moribundos


Sospechoso caso Maddie cercano a la muerte, instado a contarlo todo

9, diciembre 2009

Un pedófilo convicto buscado para ser interrogado por los detectives que trabajan para los padres de Madeleine McCann está cerca de la muerte, según fue revelado ayer. (Inciso: No se puede “buscar” a alguien que se sabe desde hace meses donde está).

El demonio sexual Raymond Hewlett, 64 años, ya no puede hablar por el cáncer de garganta y vive en un apartamento municipal que comparte con su compañera en Aachen, Alemania. (Inciso: ¿Demonio sexual? Un hombre que no ha tenido una sola condena en los últimos 35 años?)

Los investigadores temen que Hewlett pudiera llevarse el secreto de la desaparición de Madeleine McCann a la tumba con él. (Inciso: Los investigadores están firmemente convencidos que Madeleine está siendo retenida en la tierras salvajes y sin ley en los alrededores de PdL... Según nos han contados ellos mismos).

El abogado de Hewlett, Detley Vagner, dijo: “No podría hablar con ellos aunque quisiera.

“Está gravemente enfermo. No le queda mucho en este mundo.”

Los oficiales de policía jubilados que trabajan para los padres de Madeleine, Kate y Gerry de Rothley, Leics, han estado intentando interrogar a Hewlett desde mayo. (Inciso: No deben de tener mucho interés, de lo contrario hubiesen instado un “interrogatorio oficial” realizado por la policía. Los McCann y sus amigos tampoco han vuelto a PdL para realizar la reconstitución de los hechos y no pasa nada).

Pero aunque mientras ha hablado con la policía británica que investiga otros delitos contra niños que se remontan a casi 35 años atrás, Hewlett se ha negado firmemente a cooperar con los investigadores privados. (Inciso: ¿Niños? Solo tenemos constancia de tocamientos a adolescentes. Aunque debemos recordar que Hewlett ha cumplido su deuda con la sociedad. No tenemos conocimiento que ese interrogatorio llevado a cabo por la policía de West Yorkshire haya conducido a una “acusación”).

El británico, que tiene múltiples condenas por delitos contra niños, llegó a la atención de los investigadores después de que una pareja inglesa se presentara con nueva información. (Inciso: Insistimos en los niños que es lo  que los medios británicos quieren vender… ¿Qué información?)

Alegaron que él estaba cerca del complejo turístico de Praia da Luz en Portugal de donde Madeleine, entonces de tres años, desapareció en mayo de 2007. (Inciso: Igual que muchas otras personas. ¿Son todas sospechosas?)

Los investigadores privados Dave Edgar y Arthur Crowley (sic), ambos ex oficiales de policía con muchos años de experiencia, primero fueron a verle a Aachen mientras estaba siendo tratado por su cáncer en un hospital.

Numerosas peticiones para entrevistarse con el fueron todas rechazadas. (Inciso: Repito, si era tan importante y vital interrogarle ¿por qué no solicitaron los McCann una investigación OFICIAL y URGENTE?)

Wagner afirma que su cliente estaba preparado para negociar una entrevista con los detectives pero la descartó porque encontró a los representantes de la ley “demasiado agresivos”. (Incisos: ¿Representantes de qué ley? Los detectives solo representan a los McCann)

En Junio Hewlett –aun fumando los cigarrillos culpables de causar su cáncer de garganta- dijo: “Es obvio porqué están interesados en mi. (Inciso: Hewlett parece mucho más lúcido que algunos detectives…)

“Pero pueden pensar lo que quieran. Yo no maté a la niña McCann. Es la verdad y nunca va a cambiar.”

Admite que estaba en el Algarve en el momento en que Madeleine desapareció.

Hewlett parece –sorprendentemente- similar al boceto de un sospechoso con la cara marcada visto merodeando por los alrededores del apartamento donde se encontraba alojada la familia en mayo de 2007. (Inciso: Hewlett tiene 64 años, aparenta tener 64 años ¿En qué se parece a un boceto de un hombre que representa tener 35 años? Lo sorprendente sería que fuese esa persona. Teniendo en cuenta que la imagen que presentan fue tomada hace 20 años).

Variante del Daily Star

By Jerry Lawton

(...) Los médicos le han enviado ahora a casa para morir. El portavoz de los McCann, Clarence Mitchell dijo: “Hasta que Hewlett acceda a ver a nuestros investigadores seguirá siendo persona de interés para ellos. Le instamos a que ayude.”

Aunque los detectives privados sospechan que Hewlett no estuvo directamente implicado en el secuestro, creen que sabe quién lo estuvo. (Inciso: Mientras esperan tranquilamente los McCann siguen adelante con su agenda. No hay frustración, desesperación, los millonarios no van a visitar al moribundo al igual que hicieron con la familia Smith, no se le ofrece la recompensa por su cooperación... Porque de ser como dice el Sr. Mitchell, si el Sr. Hewlett facilitase información que condujera hasta el presunto secuestrador, tendría derecho a ella ¿No?. Resulta raro que en su lecho de muerte no quiera dejar la vida de sus hijos y compañera resueltos.)

Traducción de Mercedes