sábado, 12 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann -enfrentamiento Amaral y McCann en la puerta del tribunal

24 Horas - Se necesita "login"

Ex PJ se niega a responder a los reporteros que lo "difamaron"

Sin abogado que defendiera al antiguo inspector en el tribunal, la sesión fue aplazada. Los padres de Maddie verán si regresan en enero para la nueva sesión



Texto: Joaquím Eduardo Oliveira

La puerta de salida del Tribunal Civil de Lisboa estaba, literalmente, atestada de periodistas, portugueses, británicos y españoles. En el Palacio de Justicia, la jueza de la Sección 7ª acababa de aplazar, para el 12, 13 y 14 de enero, las audiencias de la providencia cautelar que los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann, interpusieron contra el ex inspector de la PJ, contestando a la distribución y venta del libro "Maddie: la Verdad de la Mentira".

A las 10h10 Amaral abandonar el edificio y se detiene ante un gran número de micrófonos y preguntas. Sólo responde a las que le son hechas en portugués, e intenta no prestar ninguna atención a las planteadas por los reporteros de TV y periódicos británicos.

Reina la confusión, disparan los flashes. "Respondo a todas las preguntas de todos los periodistas. Aunque, los periodistas británicos tienen que darse cuenta de la campaña de difamación que realizaron contra mi desde el primer día y que aun hoy continúa" avisa el coordinador de la investigación del caso Maddie".

"No tengo culpa del virus"

Sin entender lo que decía, los reporteros ingleses insisten que hable también en su lengua y les responda. Amaral dice en portugués que el aplazamiento de la sesión no es culpa suya. Su abogado, António Cabrita, cumple una cuarentena preventiva, en casa, porque una empleada de su bufete de Olhão contrajo la gripe A. "Por eso no me culpan. No tengo nada que ver con el virus", lanza Gonçalo Amaral, aclarando a quienes se apuntan que todo fue hecho para que juicio fuese aplazado. Pero lo fue.

"La sesión de hoy (ayer) fue favorable a Amaral y su equipo, que ni siquiera estaba al completo", ironizó Kate McCann a los periodistas. Y por "equipo" quiso decir los testigos de la defensa, todos de la PJ. Tavares de Almeida Y Luís Neves fueron los únicos, de una lista de siete, en comparecer a la llamada. (Inciso: Únicos que fueron citados para "ayer", los demás debían comparecer otro día).

"No estoy desilusionado. La providencia cautelar significa el cumplimiento de una obligación", añade Gerry, que contesta a la idea de que la providencia cautelar atenta contra la libertad de expresión. "Luchamos por la libertad de expresión aunque, cuando se pisa la línea, tenemos que estar preparados para defendernos en un tribunal", explicó el médico inglés. Su mujer lo secunda: "La libertad de expresión no debería incluir la distorsión de la verdad, mentiras, provocación y difamación. Hay una niña desaparecida. Eso es lo que importa, no la libertad de expresión."

Amaral no tiene la misma opinión: "no tengo duda de que está en causa no sólo un ataque a la libertad de expresión, si no una campaña de difamación contra mi persona. Está en causa vender un producto, están en causa muchas cosas. Y lo que se está haciendo, es influir en actitudes y comportamientos", sentenció.

Los McCann, llegaron a Lisboa anteayer por la noche, aún no saben si van a estar en la sesión aplazada para el 12 de enero "Vamos a ver si estamos libres", promete Kate. (Inciso: la “ocupá”)

Matrimonio visita el Algarve más de dos años después - Kate y Gerry vuelven a Praia da luz

Viajaron solos desde Lisboa en automóvil y alquilaron una casa en Praia donde desapareció su hija

Texto de Miguel Ferreira

Kate y Gerry McCann llegaron ayer por la tarde a Praia da Luz, después del aplazamiento de la sesión del juicio, lugar donde la madre de Maddie quería ir por cuestiones sentimentales, pudo saber 24 horas.

El matrimonio viajó a Lisboa sólo en un automóvil, un Honda Civic, y, contrariamente a lo que había sido anunciado en la prensa inglesa, no se instalaron en casa del padre anglicano Hubberd, con quien mantuvieron una estrecha amistad en el transcurso del "caso Maddie". Alquilaron una casa apartada de Praia, en una zona más al norte de Luz, probablemente para mantenerse alejados de las miradas de los medios de comunicación y para no ser objeto de alguna reacción menos deseada por parte de los moradores.

ITV anuncia directo

La asesora de prensa, aun en Lisboa, contactada por 24 horas no admitió que esta información fuese verdad, aunque tampoco la negó.

Oficialmente no se sabe nada en relación a lo que pretenden hacer Kate y Gerry durante el tiempo que permanezcan allí, aunque la cadena británica ITV anunciaba ayer por la tarde, en su Twitter, la emisión de un programa especial en directo desde Praia da luz, a las diez de la noche de ayer. Decía incluso que se trataba de la primera vez que los padres de la pequeña Maddie regresaban al Algarve, desde setiembre de 2007.

Sky News anunciaba, a su vez, que el matrimonio visitaría el Ocean Club, de donde desapareció Madeleine el 3 de mayo de 2007 del apartamento vacacional de sus padres.

Según pudo saber 24 horas, Kate y Gerry participarán en una misa celebrada por el padre anglicano, permaneciendo en el Algarve durante el fin de semana, regresando después a Inglaterra.

Acusado de " falso testimonio"

La abogada de los McCann interpondrá una querella criminal contra Gonçalo Amaral por " falso testimonio" en el ámbito de un embargo de bienes. Isabel Duarte dijo ayer que el ex inspector de la PJ declaró al tribunal no tener "bienes inmuebles ni participaciones en sociedades", cuando, destacó la abogada, "en realidad no es así". "Él tiene bienes inmuebles y una sociedad unipersonal e incluso más de un coche". Isabel Duarte requirió ayer una certificación con las declaraciones de Amaral para que pueda presentar la querella vía penal.

La representante del matrimonio británico negó que Amaral no haya sido notificado del embargo de bienes, integrado en otro proceso civil, en el que los McCann acusan al ex PJ de difamación y pide 1,2 millones de euros de indemnización. "Hace mucho que Gonçalo Amaral conoce la notificación de embargo", resaltó.

Polémica - "La Mordaza Inglesa"

"Hasta el momento creo que nunca he desobedecido la providencia cautelar (que impide al antiguo inspector de la PJ del caso Maddie), aunque si tuviera que hacerlo en términos de defensa lo haré", afirmó Gonçalo Amaral, ayer a última hora de la tarde durante el lanzamiento de su nuevo libro " La Mordaza Inglesa, La Historia De Un Libro Prohibido", que tuvo lugar en la librería Ler Devagar, en Lisboa.

"¿Por qué tendría alguien que suscitar el debate sobre la libertad de expresión?", preguntó el antiguo responsable de la investigación sobre la desaparición de la niña en Praia da luz, para, en seguida, narrar las "intrusiones" que ha sufrido desde que publicó "La Verdad De La Mentira", el libro en que defiende la tesis de que Maddie está muerta, y que, entre tanto, fue retirado de las librerías por orden judicial.

"Lo que me chocó fue ver a un jurista feliz de decir que ya habían incautado 7000 libros. ¿Cómo es que se prohíben, 35 años después del 25 de abril, libros que no son más que una opinión fundamentada sobre algo?", preguntó.

En "La Mordaza Inglesa", Amaral cuenta cómo ha sido su vida y la de su familia desde que publicó "La Verdad De La Mentira", un libro que nunca ha agradado a los McCann. "No puedo aceptar ataques a mi persona y a mi familia. Hay un staff completo desacreditando a Gonçalo Amaral", afirmó.

João Nascimento

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí