martes, 15 de diciembre de 2009

Caso Madeleine McCann – Los McCann no consiguen ver la habitación de Maddie


Matrimonio realiza gestiones para visitar el apartamento de Praia da Luz – Los responsables del Ocean Club no pudieron dar autorización porque ya no gestionan el inmueble. Los dueños estuvieron ilocalizables

Se fueron sin ver la habitación de la tragedia


Texto – Miguel Ferreira

Ayer terminó la corta visita sorpresa de los McCann a Praia da Luz, en el Algarve, lugar donde hace dos años desapareció su hija Madeleine. Eran las 13h15 cuando Kate y Gerry volvieron a poner los pies en suelo británico, después de haber pasado dos días en Portugal. Los McCann, regresaron a casa, pero, sin conseguir llevar a cabo los principales objetivos del viaje: asistir en Lisboa a la audiencia de los testigos de Gonçalo Amaral y entrar en el apartamento 5A del Ocean Club, en Praia da Luz, donde, el 3 de mayo de 2007, desapareció Maddie.

Según pudo saber 24Horas, los padres de Maddie realizaron varias gestiones para intentar conseguir volver a la habitación del complejo de Praia da Luz donde estuvieron con su hija por última vez. Pero todas sin éxito.

Kate y Gerry, que viajaron al Algarve la tarde del viernes, intentaron obtener autorización por parte de los responsables del Ocean Club para tener acceso a la habitación que habitaron durante algunos días de vacaciones aquel fatídico mayo de 2007. Aunque fueron informados de que la empresa ya no es responsable de la gestión de ese apartamento, y que solo sería posible contactando con los propietarios. Aunque tampoco tuvieron suerte con eso, ya que los dueños del 5A residen en Liverpool y estuvieron ilocalizables en todo momento.

Hace mucho que el matrimonio, sobre todo Kate McCann, quería volver a Praia da Luz. Ese deseo quedó muy claro en la corta declaración que publicaron en el página Web Find Madeleine, el sábado, antes de asistir a misa en la iglesia local, realizada por el padre anglicano Kaynes Hubbert (sic): “Aunque nuestro dolor es más intenso aquí, a la vez es reconfortante porque nos sentimos más cerca de Madeleine”.

Inmueble aun a la venta

El apartamento del Ocean Club, de unos 90m2, de donde desapareció Madeleine McCann, está a la venta desde agosto de 2008 por un precio de 140 mil euros. Aunque, hasta el momento, aun no hubo quien quisiera comprarlo.

Antes de haber sido puesto a la venta, el apartamento fue alquilado en distintos momentos: primero durante dos quincenas para vacaciones y, más tarde, por dos días, para la grabación de los documentales que presentan versiones diferentes en relación a la desaparición de la niña inglesa. Una que defendía la tesis del ex coordinador del PJ Gonçalo Amaral, otras divulgando la versión del matrimonio McCann.

Empresarios inmobiliarios locales justifican la baja demanda que ha tenido el apartamento con dos puntos débiles: falta de acceso directo a la piscina y poca iluminación junto al bloque de apartamento durante la noche.

24 Horas sabe que, hace cerca de dos meses, incluso fue cortada la electricidad por los técnicos de EDP por falta de pago. Aunque recientemente fue repuesta después de saldada la deuda.

Durante la madrugada del sábado al domingo, la ausencia de gente en las calles de Praia da Luz fue quebrada con la presencia de periodistas ingleses, que, divididos entre la iglesia y el Ocean Club, intentaban encontrar a los McCann.

Las expectativas eran alentadas por sucesivas informaciones que iban circulando, incluso porque ayer varias publicaciones británicas hablaban de la posibilidad de que Kate y Gerry no saldrían de Portugal sin antes visitar el famoso apartamento 5ª.

La empresa que realiza la asesoría del matrimonio británico, mientras tanto, está pasando peine fino a toda la información publicada, tanto en la prensa portuguesa como de otros países, concretamente la inglesa. Cláudia Nogueira, que ha hecho de puente con los periodistas, está atenta a todo lo que es publicado y dispuesta a solicitar el derecho de respuesta siempre que la información no esté de acuerdo con lo que defienden los McCann en Portugal. Ayer mismo fueron abordados periodistas en el sentido de explicar noticias hechas públicas durante el fin de semana. (Inciso: Sí señor. Así entienden los McCann la democracia. O dices lo que te ordeno, o te demando. Lo increíble no es que lo intenten… Sino que lo consigan).

Probable regreso el 12 de enero

Es muy probable que Kate y Gerry McCann vuelvan el próximo mes a Lisboa, momento para el que está fijada la audiencia de los testigos de la PJ, enrolados por Gonçalo Amaral. De acuerdo con la abogada de los británicos “ellos van a intentar venir a todas las sesiones”.

En la sesión fijada para el 12 de enero deberán ser oídos miembros de la Judiciaria, como Luís Neves, Tavares de Almeida y Ricardo Paiva. Se trata de la contestación de Amaral a la providencia cautelar interpuesta por el matrimonio McCann, que condujo a la retirada del mercado del libro “La Verdad de la Mentira”.

Para los padres de Madeleine, la publicación de Gonçalo Amaral pasa un mensaje que denigra su imagen, en cuanto al antiguo inspector de la PJ sustenta que la tesis que defiende en el libro que escribió es solo una opinión fundamentada en la investigación oficial realizada por la policía en el ámbito del caso Maddie. (Inciso: ¿El antiguo inspector sustenta? ¿A estas alturas no hay NI UN SOLO PERIODISTA en Portugal que se haya molestado en comprobarlo? ¿O es solo que también han recibido la llamada de Cláudia?)

Traducción de Mercedes

Todos aquellos que NO estén de acuerdo con las mordazas impuestas puede ayudar firmando la petición "Libertad de Expresión" PARA TODOS!!!