miércoles, 20 de enero de 2010

Caso Madeleine McCann - ¿CONFIARÍA EN UN DIAGNÓSTICO DE ESTE HOMBRE?


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por Dr. Martin Roberts
15 Enero 2010

¿CONFIARÍA EN UN DIAGNÓSTICO DE ESTE HOMBRE?


Yo no lo haría, no sin cuestionar sus motivaciones para ofrecerlo.

Un hombre cuyo ego es traicionado por la boca – que demanda por difamación, después acusa a un oficial de policía de perjurio, cuestionando en el proceso a una fuerza policial nacional. Seguramente no puede hacer que ladren todos sus perros (aunque ha tenido un gran éxito con otra persona).

Según informa el Daily Telegraph el 12 de enero de 2010:

“El Inspector de Policía Ricardo Paiva, que actuó como oficial de enlace entre los McCann y la policía portuguesa los siguientes a la desaparición de su hija dijo al tribunal que había recibido la llamada de teléfono a finales de julio de 2007.

“Me llamó Kate, estaba sola ya que Gerry estaba ausente y ella estaba llorando,” dijo. “Ella dijo que había soñado que Madeleine estaba tendida en una colina y que deberíamos buscarla allí.



“Dio la impresión que pensaba que estaba muerta – fue un punto de inflexión para nosotros.”

Tal como se informó en directo desde Lisboa al día siguiente (17h04)

“Él (GM) también rechazó el testimonio dado ayer que indicaba que Kate había tenido un sueño sobre Madeleine enterrada en alguna parte, diciendo “eso no ocurrió nunca”…”

Por supuesto, cómo podría saberlo, no habiendo estado presente cuando tuvo lugar esta llamada tan importante.

Posteriormente la prensa informa así: “Me gustaría dejar absolutamente claro que Kate nunca soñó que Maddie fue enterrada en alguna parte y, no sé si se perdió algo en la traducción (interpretación), pero eso no ocurrió – no con esas palabras, eso es seguro.”

Así que sí ocurrió, salvo que no se mencionó el entierro. En realidad no. Las pruebas del Inspector Paiva referentes a Madeleine tendida sobre una colina no en (dentro de) una. Por lo tanto, el segundo escenario es producto de la imaginación de Gerry. Yo me pregunto ¿de dónde habrá sacado esta idea?

Volviendo a las pruebas

“Una tesis sin pruebas no tiene sentido.” Dice Gerry. ¿De Verdad? ¿Has oído hablar alguna vez del Último Teorema de Fermat? Trescientos cincuenta años antes de se ser demostrada, sin embargo para mucho un estímulo para el desarrollo matemático. Y cuáles son exactamente las “pruebas” de un secuestro en este caso - ¿Una cama vacía? ¿Una ventana abierta? Si estos son criterios suficientes para llegar a un conclusión, entonces debemos aceptar que infinidad de personas son secuestradas por sus empleadores todos los días del año, a cualquier hora entre, digamos, las 6hoo y las 8h00.

“Creo que el particularmente decepcionante que los oficiales de policía que nos consideraron responsables de la desaparición de Madeleine son los mismos oficiales de los que dependemos para llevar a cabo la búsqueda de Madeleine”, dijo.

“La pregunta, por supuesto, es: ‘quién está buscando a Madeleine y quién ha estado buscando a Madeleine durante los últimos dos años’ y esos somos nosotros y nuestro equipo investigador.”

Entonces, ¿cuándo fue reabierto el caso? Por favor recuérdanoslo Gerry, de otro modo todos somos susceptibles de pasar por alto tu dependencia de la policía portuguesa como parte de tu “equipo investigador”. Simplista aunque posible, más bien parece como si los portugueses llegaron a una conclusión informada hace bastante tiempo y que nada los ha hecho cambiar de opinión desde entonces.

“…no hay absolutamente ninguna prueba de que Madeleine esté muerta y no hay absolutamente ninguna prueba de que nosotros estemos implicados en su desaparición. Esa es la conclusión… del proceso y eso es lo que estamos debatiendo aquí; las conclusiones del proceso versus las conclusiones del libro.”

Err, llamando a Tierra. Hubo una audiencia en la que un DVD, conteniendo los documentos relevantes del proceso, ha sido admitido como prueba, incluyendo toda la documentación y conclusiones oficiales. ¿No has pensado, Gerry, que los reporteros a los que estás intentando lavar el cerebro son suficientemente listos para leerlos ellos solos en su debido momento, si es que aun no lo han hecho? Las conclusiones por las que estás tan preocupado han sido ampliamente difundidas en Internet durante meses, tú sabes.

Un signatario relevante, entre otros, Tavares de Almeida ya ha declarado como prueba que “La conclusión a la que se llegó es que Madeleine McCann murió en el apartamento y que el matrimonio McCann simuló el secuestro para ocultar el hecho de que no se habían hecho cargo de sus hijos.

“Hubo un trágico accidente en el apartamento aquella noche y ellos fueron negligentes en el cuidado de sus hijos. Esta fue la conclusión tanto de la policía portuguesa como la británica.”

Un eco del documento que él mismo firmo y no hay mención de la postura “absolutamente ninguna prueba”. ¡Seguramente no es otro ejemplo de perjurio portugués!

Tavares de Almeida pasó a afirmar que los McCann ocultaron el cuerpo de su hija desaparecida Madeleine. Salas de Tribunal y legalidades aparte, es una declaración legítima de hecho, bajo cualquier circunstancia, que un residente temporal del apartamento 5A ocultó pruebas de una muerte; pruebas contenidas en el propio apartamento.

Rastros de sangre humana y olor a cadáver fueron señalizados por dos perros pisteros diferentes en un punto (el mismo punto) del suelo de la sala de estar donde no había acceso, ni siquiera los perros, hasta que el adiestrador Martin Grime apartó el sofá de la ventana, hasta una posición más cercana a la que debía haber estado para que los restos se hubieran acumulado en primer lugar. Con el traslado del sofá, la zona contaminada quedaba por lo tanto oculta.

Si el ocupante en cuestión tenía una buena razón para mover el sofá de debajo de la ventana para empezar, debieron tener una incluso mejor para volver a ponerlo en su sitio otra vez. Y no es posible que eso lo hicieran para confundir la investigación de un hecho histórico, del cual ni ellos ni ningún intruso “secuestrador” podían haber conocido. (No existe ningún registro de un incidente de este tipo).

Otra verdadera joya de la auto-contradicción McCann se abre con una afirmación realizada a la improvisada prensa reunida en la puerta del Tribunal de Lisboa:

“La búsqueda de Madeleine está activa. No tenemos ninguna pista y necesitamos seguir buscando.”

A esto sigue una noticia del The Sun (cuya Antonella Lazzeri, en un acto de precipitada impetuosidad, expuso al periódico a una futura acusación por difamación al tergiversar desvergonzadamente un caballeroso comentario en portugués como un comentario abusivo Anglo Sajón. Es Gerry quien jura ante mujeres y niños mientras Antonella está en el aire – querida haz tu investigación):

“Gerry afirmó que el punto de vista de los estrechos de miras policías portugueses de que Maddie estaba muerta – para lo cual NO había pruebas, convirtiéndolo en “sin sentido” – estaba dañando su búsqueda.

“Y dijo que ellos AUN estaban ignorando pistas que se les habían pasado los investigadores privados de la familia.”

Así que qué pistas pueden ser Gerry - ¿las que tú no tienes? ¿Por qué este desinterés de los portugueses parece repentinamente no sorprendente? NO pistas, NO avistamientos confirmados, NO pruebas. En mi libro eso es sin sentido.

“Esto es un proceso judicial por el que estamos pasando para proteger a nuestra hija y nuestra familia.”

Los que plantea la pregunta de los $64.000. Exactamente ¿Cuál fue el precario proceso por el que atravesaste para proteger a tu hija el 3 de mayo de 2007, de un secuestro o cualquier otra cosa? Ninguno. Según habéis admitido vosotros mismos, los padres, la abandonabais cada noche durante por lo menos una hora, en un apartamento que admitís no era seguro contra intrusos. “¿Ninguna prueba de que estáis implicados en la desaparición de Madeleine? Es bien cierto que no sois responsables de ella ahora. Pasasteis esa pelota al Tribunal Supremo como un rayo. Pero vosotros erais sus padres cuando fue “llevada”. Por supuesto que estuvisteis “implicados”. ¿Cómo no podrías haber estado “implicados”? O tal vez la participación parental era, tal como tú lo viste, limitado a un contrato meramente diurno, que terminaba al cerrar la puerta del dormitorio para salir a disfrutar de la noche.

Vuestra actitud conjunta hacia vuestra propia hija está adecuadamente resumido por con comentario contemporáneo de Kate:

“Todavía ha sido difícil, ha sido emotivo, porque sé lo que hay en los documentos del caso, sé cuáles son las conclusiones. Así que es difícil escuchar algo que es erróneo e inexacto. En el fondo de todo esto está una pequeña niña, y creo que es importante que no lo olvidemos.”

Madeleine ha estado en la parte inferior de vuestra pila de pensamiento desde el principio.

Y si yo fuera vuestro abogado (lo que afortunadamente no soy), creo que me hubiese visto obligado a mirar por encima de mi propio hombro de vez en cuando.

No podía haber pasado inadvertido (y no lo fue) que la Sra. Duarte engañó al tribunal en dos ocasiones diferentes; una conducta de bastante más relevancia para la “búsqueda de Maddie” me atrevería a afirmar que si Gonçalo Amaral infringió una fecha límite de publicación.

Traducción de Mercedes