martes, 26 de enero de 2010

Caso Madeleine McCann - Ese pedacito de información llave


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por Dr Martin Roberts
24 enero 2010

ESE PEDACITO DE INFORMACIÓN LLAVE


Según al Despacho de Archivo en relación con la investigación McCann, los McCann no tenía amigos conocidos o contactos en Portugal salvo aquellos que estaban de vacaciones con ellos. ¿Cómo debemos interpretar entonces la respuesta de Gerry McCann a la reportera Sandra Felgueiras cuando les preguntó si conocía a Robert Murat? (“No voy a comentar sobre eso”). La ausencia de una negativa rotunda probablemente hace que una respuesta afirmativa sea más correcta. En contraste, la respuesta de Robert Murat a la pregunta de cualquier encuentro anterior con Gerry McCann es inequívoca:

“Nunca he conocido al hombre antes y la idea de que lo conocía cuando él estaba haciendo campaña para el Partido Laborista es risible. He sido un Conservador durante toda mi vida”. (Robert Murat sobre Gerry McCann, Daily Express, 14 de septiembre de 2007).

Esto es claramente extraño. McCann insinúa una relación. Murat la niega. Las declaraciones son contradictorias al igual que lo es la controversia indirecta que plantea Kate McCann de que Madeleine no estaba durmiendo cuando ocurrió bajo otras circunstancias” versus la versión de Gerry McCann de cómo el mismo vio a los tres niños juntos, durmiendo, a las 21h05 aquella aciaga noche del jueves. Cualquiera de estas declaraciones es aparentemente inofensiva de por sí. Es solo cuando son comparadas con su cognado cuando se suscitan las sospechas, ya que la lógica dicta que semánticamente todas deberían apuntar en la misma dirección y claramente no lo hacen.



Una adivinanza española* que habla sobre un viajero hambriento que se topa con un cerezo y ni come las cerezas ni las deja las deja de comer; algo aparentemente imposible. Sin embargo la adivinanza tiene una solución, al igual que aquellos relacionados con la desaparición de Madeleine McCann.

La pregunta derivada de la paradoja entre el Sr. McCann y Murat es esta: ¿Cómo podría haber conocido Robert Murat con anterioridad a Gerry McCann, a pesar de que nunca se han encontrado?

Se sugiere algún progreso hacia la posible respuesta es por la constante, casi monótona referencia de los McCann a ese “pedacito de información llave” en manos de un miembro del público, y que Gerry McCann ha sugerido desde hace mucho que “abriría** (el misterio de) dónde estaba Madeleine.” Durante una entrevista para la ITV, tan pronto como el 25 de mayo de 2007, Gerry utilizó exactamente estas palabras. Sin embargo, no incluyó la frase entre paréntesis, interpretando su frase literalmente más que metafóricamente. (”Nosotros realmente creemos que un miembro del público tiene la información que abrirá** el lugar donde Madeleine está siendo retenida.”). En octubre de 2007 Kate dijo a su entrevistador español de Antena 3, “Yo creo que probablemente está en casa de alguien”.

Avanzando en el tiempo hasta el año siguiente (1 de mayo de 2008), durante una entrevista con Nicky Campbell para Radio 5 Live Breakfast. ¿Qué es lo que oímos?).

KM: “Madeleine todavía está desaparecida y necesitamos conseguir ese pedacito de información llave de alguien, errm… que nos conducirá a encontrarla.”

Ahora vamos a considerar algunos otros comentarios de esa misma entrevista, no necesariamente en la secuencia en que ocurrieron, aunque si uno que tiene una cierto poder explicativo (al menos la primera interlocución está intacta).

GM: “Yeah. Quiero decir, evidentemente, nosotros no tenemos ese pedacito de información llave que nos conducirá a encontrar a Madeleine pero, yo creo que, la forma en que intentamos, errr… pensar en ello es, es como un puzzle.

NC: ¿Tiene… tiene alguna teoría sobre la que está trabajando?

GM: Tú sabes, evidentemente, los investigadores están estudiando todas las opciones y escenarios y eso… eso es la llave; hay una serie de escenarios aquí, errr… y ahí… en muchísimos de esos escenario, Madeleine está viva en ellos.

“Muchísimos” tal vez – pero no todos. En passant, es revelador que Gerry McCann tuviera que pedir un reconocimiento público de que no existen pruebas de que Madeleine está viva:

GM: Tenemos contacto con el Foreign Office, errm… principalmente de carácter consular. Sí hemos hecho solicitudes, de que queremos conseguir tanta información como sea posible y, creo, lo que hemos pedido, y pediremos reiteradamente, es: ¿qué pruebas tiene alguien que sugieran que Madeleine está muerta?” porque nosotros no tenemos conocimiento de ninguna prueba que sugiera lo contrario y nos gustaría un reconocimiento público de eso.

Sin embargo, nuestra principal preocupación son “las llaves”.

GM: Queremos recordarle a la gente que, obviamente, la llave aquí es Madeleine…… Errm… y nosotros estamos en un… estamos aquí, estamos apelando, errr… nosotros sabemos que hemos sido criticados por dirigirnos a los medios de comunicación. Este es solo el segundo llamamiento que hemos hecho Kate y yo en siete meses, errr… así que no es como si estuviéramos en… ahí fuera regularmente pero nos encontramos en una situación muy difícil porque nosotros creemos que alguien – un miembro del público – tiene la llave.

Se vuelve a llamar la atención sobre “la llave”, un tópico acompañado no tanto por un desliz de la lengua como por una irresistible intromisión del cerebro (permitiremos a Gerry McCann el beneficio de la duda a ese respecto. Dado su entorno laboral, imagino que algún colega ya se habría dado cuenta si faltara algo, pero nunca se sabe). Al principio de su respuesta Gerry reprime el impulso de decir algo que, a pesar de sus mejores esfuerzos a ese respecto, se abre paso entre su boca escasos segundos después: “Estamos en una situación muy difícil.” Y ¿por qué están en una “situación difícil” exactamente? “porque… un miembro del público… tiene la llave.”

Ahora bien, esta declaración merece algo más que un momento de reflexión. Según los McCann desde el 3 de mayo de 2007, un miembro del público tiene a Madeleine, no importa la llave. Ella es la que está en una situación difícil. Uno podría pensar en un montón de descriptores diferentes para los padres de un niño secuestrado, pero la frase “situación difícil” no vendría, sospecho, a la mente. Su situación es aparentemente clara. Les falta un hijo y se supone que están haciendo todo lo que pueden para recuperar a la persona desaparecida.

Así que, ¿qué es eso sobre un miembro del público teniendo la llave que representa un problema para los padres? La respuesta obvia, e ingenua sería: “Persona (a) está en posesión de algo que la persona (b) quiere o necesita”, y eso es todo. Personalmente, yo creo que el significado es bastante más sutil, y que convirtiendo la llave en una pregunta podría abrir la puerta a un mejor entendimiento de hechos anteriores en Praia da Luz. Tal vez la siguiente observación (realizada nuevamente a Nicky Campbell) por lo menos pondrá la llave en la cerradura.

GM: “No sabemos lo que se ha hecho, lo que no se ha hecho, quién ha sido eliminado, quien no lo ha sido, sobre qué base han sido eliminados”.

Si la intención es aislar e identificar a un individuo de entre una población P a través de un proceso de eliminación, a saber I = P – (P – 1) esa es mucha gente para ser eliminada antes de que el individuo sea singularizado. Por la declaración de Gerry parece como si él ya tuviera un subconjunto de la población en mente. Ese subconjunto, uno se imagina, no incluiría a mucha gente en absoluto; incluso podría incluir a los McCann, así como a esa persona que tiene la llave. Así la “situación difícil” se produce como consecuencia de que los McCann son miembros de un grupo relativamente pequeño de personas, junto con nuestro misterioso poseedor de la llave. Miembros del mismo conjunto, debe tenerse en cuenta, deben tener algo en común o no pertenecerían al conjunto en cuestión. Esto, no es la llave, está en la raíz de la “dificultad” de los McCann.

Si consideramos por un momento la llave como una metáfora, representa información; información que los McCann están desesperados por conocer. Esta información, su vez se presume por la audiencia de los medios de comunicación refleja el conocimiento del paradero de Madeleine y, metafóricamente hablando, podría estar en manos de alguien o bien conocido o relacionado con “el secuestrador”. Pero mirando de nuevo la referencia de Kate McCann a esta situación concretamente, es evidente que la conclusión de una alusión metafórica es algo así como idea de última hora.

KM: “Madeleine todavía está desaparecida y nosotros necesitamos conseguir ese pedacito de información llave de alguien, errm… que nos conducirá a encontrarla.”

Por lo tanto, “ese pedacito de información llave” no deber ser interpretado necesariamente como un “camino” relacionado con encontrar a Madeleine.

Para llegar a este punto, la metáfora en sí misma aparenta ser una pista falsa. Repasando ahora esa temprana declaración de Gerry (“Nosotros realmente creemos que un miembro del público tiene la información que abrirá** el lugar donde Madeleine está siendo retenida.”), si invertimos el intercambio previo (de información por una llave) y sustituimos ahora la idea de una llave por esa información, la afirmación se convierte entonces en un miembro del público tiene acceso personal a dondequiera que Madeleine está (o estaba).” Es importante destacar, que podría no ser consciente de ello.

Este es el dilema de los McCann. Ellos quieren, de hecho necesitan saber lo que sabe esta persona del paradero anterior de Madeleine, tan seguro como que los huevos son huevos ella no está ahí ahora, y tampoco estaba ahí cuando este propietario*** reclamó su llave. El individuo en posesión de “la llave” no es un secuestrador, sino el propietario de un aun desconocido domicilio en las inmediaciones de Praia da Luz, donde Madeleine fue instalada temporalmente (Incluso el Bundleman de Jane Tanner tenía que huir a un destino dentro de una distancia a pie, ya que no había absolutamente ningún signo de un vehículo de huida en la escena). Esta es la persona que los McCann están ansiosos por eliminar de sus averiguaciones, y uno sólo necesita postular un pequeño conocimiento por su parte para apreciar porqué, mientras recordamos la respuesta de Kate a otra pregunta planteada durante la entrevista del Cadena española Antena 3.

P: “¿…confía plenamente en ellos?”

KM: “Al cien por cien. Al cien por cien.

Voz fuera de cámara – ”¿de todos?”

KM: “De nuestros amigos, sí.”

Claramente, alguien fuera de su círculo inmediato no disfruta de la plena confianza de Kate.

Si este “escenario” debe ser recreado, uno debe considerar además ¿cómo podría ser posible, aparte del allanamiento de morada, que una persona pueda tener acceso a una propiedad en el extranjero; una que no es la suya propia, y de la cual no tiene la llave? Según las recientes declaraciones de Gerry McCann en Lisboa, “Una tesis sin pruebas no tiene sentido.” Esta afirmación no es una verdad universal, pero para evitar un mayor compromiso de la hipótesis bajo discusión, aquí hay unos cuantos aspectos a elegir para los cuales existe una amplia prueba experimental.

1. Preguntas encaminadas a la adquisición de una propiedad son planteadas normalmente a agentes inmobiliarios y/o promotores inmobiliarios.

2. Compradores potenciales normalmente son invitados a ver la propiedad o propiedades en las muestran interés.

3. Dependiendo de las circunstancias del individuo, las visitas de inspección pueden ser sin acompañante.

4. Cuando se acuerda una inspección con vistas a comprar y no es necesario que el representante de la agencia esté presente, la llave se recoge y se devuelve.

¿Ve a donde va esto?

Robert Murat era un promotor inmobiliario que tendría contactos y conocimientos con respecto a las propiedades vacantes a la venta en la zona de PdL. Tiene reputación de ser útil y servicial; instintos que lo condujeron a sus labores de traducción para la PJ.

Si se hubiese prestado una llave, bien de, o a través de la intervención de, Robert Murat, habiendo sido devuelta a su debido tiempo, tal vez Murat no se reunió con el prestatario. Sin embargo, el prestatario tendría que haber tenido al menos conocimiento de Murat a fin de haber hecho su petición en primera instancia.

Entonces, este marco, es capaz de abrazar la contradicción que provocó este debate inicialmente. El que Robert Murat nunca se reunió con Gerry McCann – Gerry McCann no estar preparado para comentar sobre si o como conoció a Robert Murat.

Hipotéticamente hablando, si Robert Murat tuviera alguna razón para sospechar que había sido engañado deliberadamente para, sin ser consciente de ello, ayudar y apoyar un delito, ¿no sería comprensiblemente prudente si es invitado a discutirlo posteriormente? Igual de hipotéticamente, si un vendedor/arrendador descubriera posteriormente que su (de él/de ella) propiedad había sido utilizada indebidamente para facilitar un “secuestro”, ¿no podría él o ella estar interesado por lo menos en los detalles del allanamiento, especialmente si la entrada a su propiedad se realizó antes de las 21h00? Y si nosotros fuésemos Kate y Gerry McCann, ¿no estaríamos oh-tan-interesados en ese pedacito de información llave, en su custodio, y asegurarnos que se mantenían al margen? No me extraña que la búsqueda de “Madeleine” continua.

* "A un cerezo subí, que cerezas tenía.
Cerezas no comí.
Cerezas no dejé.
¿Cuantas cerezas había?"
(Respuesta: Subiste a un cerezo que tenía dos cerezas.
No comiste cerezas en plural, sino sólo una, y dejaste también una.)

** Algo que está cerrado con llave (unlock)

*** Householder: Literalmente el que posee la casa. Dueño. Curiosamente me vino a la mente la “Transformación de Householder

Traducción de Mercedes