domingo, 31 de enero de 2010

Caso Madeleine McCann - Sabueso: Yo puedo encontrar a Maddie


By Jonathan Corke

31 de enero de 2010

Un ex policía afirma que ha identificado la zona donde él dice que Madeleine McCann está enterrada.

El sudafricano Danie Krugel dice que está a solo 450 metros del apartamento turístico de Praia da Luz, Portugal, de donde Maddie desapareció.


La zona es un terreno baldío, lleno de escombros, rocas y bolsas de plástico negras. 


Es una de las dos localizaciones “prioritarias de búsqueda” destacadas por el ex detective – una cercana al complejo y otra cerca de la playa.


Krugel – conocido como “El Localizador” por sus éxitos localizando a personas desaparecidas en Sudáfrica – fue llamado por Kate y Gerry McCann dos meses después de la desaparición de Maddie. (Inciso: Solo he encontrado "3" artículos en su página Web "sin contrastar" de personas que dice que Krugel los ayudó, sin embargo he encontrado varias páginas diciendo que es un estafador).

Utilizó un localizador de ADN – ayudado por un mechón de pelo de Madeleine entregado por Gerry – y un satélite GPS para ubicar la zona.

También destacó una zona donde encontró una manta de niño rosa y blanca cubierta de barro. (Inciso: Según consta en el Sumario Público la PJ investigó las zonas señaladas por el Sr. Krugel sin éxito...)

Hallazgos

Él afirma que no la cogió porque no quería interferir en la investigación de la policía.

Dibujó entonces un mapa y entregó un detallado informe de sus hallazgos a la policía local.

Pero dice que una búsqueda exhaustiva por Madeleine, que desapareció poco antes de su cuarto cumpleaños el 3 de mayo de 2007, nunca tuvo lugar. Krugel dijo al Daily Star Sunday: “Si quieren que vaya con ello lo haré.

“Estoy convencido que la encontrarán. Haré todo lo que pueda para ayudar. Esa zona debe ser rastreada adecuadamente.

“Si eso significa formar a oficiales de Scotland Yard en cómo utilizar la tecnología, lo haré.

“Debe haber un adecuado equipo de expertos.”

Kate y Gerry, ambos de 41 años, de Rothley, Leics, están convencidos que Maddie fue secuestrada y todavía está viva.

Pero Krugel dice: “Yo creo que verdad saldrá y rezo para que la familia consiga sus respuestas. Hay alguien ahí fuera que es culpable.”

Traducción de Mercedes