jueves, 7 de enero de 2010

UNIDOS POR UNA CAUSA JUSTA

UNIDOS POR UNA CAUSA JUSTA



No me sorprendería leer que el libro más leído en 2009 hubiese sido “Caín” de Saramago, “4 y 1 Cuarto” de Rita Ferro, o incluso de Dan Brown “El Símbolo Perdido”.

Me agradaría que un ranking cualquiera de los best-sellers actuales se refiriera a “La Mordaza Inglesa” de Gonçalo Amaral, ya que esto significaría que miles de personas, conscientes de que en Portugal se corre seriamente el riesgo de asistir a la pérdida de la Libertad de Expresión, estarían suficientemente sensibilizados para recorrer las librerías, en busca de una obra esencial para percibirse cómo de mansito, dando la callada a un proceso sinuoso, en los tortuosos y siniestros caminos de un caso judicial cargado de trucos procesales, puede crear jurisprudencia y poner en riesgo una de las más honorables conquistas revolucionarias de Abril, como es la Libertad de Expresión.

Como precedente es algo tenebroso, peligrosísimo – inaceptable.

Al igual que en los tiempos del fascismo, tal Providencia Cautelar implica la pérdida del derecho que cada uno tiene de expresarse libremente, impidiendo el debate libre de ideales. Todo lo que se escribe, o habla tendrá al final que encuadrarse en el modelo oficial del Politburo*, observando la conveniencia de lo que las entidades nacional-socialistas consideran correcto!

Un ciudadano convirtió en un libro una tesis basada en una investigación científica, desarrollada y debidamente fundamentada y sin siquiera haber sido oído, es objeto de un proceso inquisitorial que le retira el libro del mercado, le retira sus derechos de autor, y asiste silenciado a la fuerza, maniatado, a la vil profanación de sus bienes, de sus cuentas bancarias y de su dignidad.

Tales maniobras persecutorias configuran por sí mismas, motivo suficiente para la inequívoca condenación pública de los causantes de tal destemplanza, de la falta de celo y desdén de la magistrada responsable de la criticable y absurda Providencia Cautelar.

Pero la crisis es más aguda, más profunda y más grave, ya que deja al desnudo a todo un sistema judicial comprometiendo la libertad y la dignidad de todo un pueblo, permitiendo que una medida claramente inconstitucional manche impunemente la conciencia colectiva de gente que soñó que los claveles de Abril ya no se marchitarían.

Es por eso que, realmente unidos por una causa justa, es importante que un gran número de ciudadanos comparezcan de nuevo los días 12, 13 y 14 en los accesos circundantes al Palacio de Justicia en Lisboa, para expresar con vehemencia la reprobación y disposición de continuar la lucha por la Libertad de Expresión, demostrando que en Portugal nunca más se tolerará la represión de las ideas y de los ideales democráticos.

Con claveles, carteles, mordazas, o simplemente con una sonrisa, la cabeza erguida y la mirada puesta en el futuro, estaremos presentes confiriendo confianza y todo el apoyo a Gonçalo Amaral, en otra etapa de su glorioso recorrido para restablecer la verdad y los valores que nos fueron devueltos aquella nostálgica madrugada de 1974.

¡Coraje Gonçalo Amaral!

¡Amigo Gonçalo, el Pueblo está Contigo!

Luis Arriaga
Porta-Voz del PJGA


* Despacho político del Comité Central del Partido Comunista de Rusia (creado en 1917), después de la URSS.