jueves, 18 de febrero de 2010

Caso Madeleine McCann: Los McCann dicen ser víctimas de una “cruzada maléfica”


ALEXANDRA SERÔDIO

Los padres de Maddie consideran “inadmisible” que la policía portuguesa no investigue nuevas pistas recogidas. 

Afirman que están sorprendidos de que haya pistas sobre la desaparición de Madeleine que no estarían siendo investigadas y que se hizo muy poco desde que el proceso fue archivado. Kate y Gerry McCann dijeron a JN que se sienten víctimas de una “cruzada maléfica”.

“No conseguimos entender esta cruzada maléfica contra nosotros y que nos impide buscar a nuestra hija con libertad y eficacia, usando los medios a disposición de los Estados para este fin”, asegura el matrimonio, explicando que “cada vez que una puerta se entreabre, muchos son los que usan todas las fuerzas para cerrarla” y eso “nos produce una gran desesperación y convierte nuestra vida en un infierno”.



En una respuesta escrita a varias preguntas Kate y Gerry afirman estar “incrédulos” con el hecho de que existen “varias nuevas pistas que no están siendo investigadas” y se quejan de que “muy poco fue hecho desde que el caso fue archivado”. Esto es claramente inaceptable en una investigación de una niña desaparecida”, sustentan los padres de Madeleine, que desapareció en mayo de 2007, de la casa donde pasaba las vacaciones con sus padres, en Praia da Luz, Algarve. El matrimonio cree que si las pistas no fueron seguidas las posibilidades de encontrar a su hija “serán muy pequeñas”.

“Existen indicios reunidos por las policías de España, Francia y Reino Unido, participaciones de particulares provenientes de España, Italia, Estados Unidos, enviadas a Portimão y nunca consideradas, profundizadas o investigadas”, dicen, asumiendo pretender “la reapertura del proceso”, archivado por el Ministerio Público en Julio de 2008.

Los dos británicos creen que la Policía Judiciaria “estaría dispuesta a considerar la reapertura del proceso”, siguen “contando con la profesionalidad” de los inspectores y dicen “creer en la justicia portuguesa”. Kate y Gerry defienden un trabajo conjunto entre policías.

Las autoridades en Portugal y Reino Unido deberían estar trabajando juntas. Nos gustaría mucho que toda la información referente al caso fuese trabajada en un sistema único” y que “esto también serviría para extraer algunas lecciones para el futuro y ayudar a encontrar a otros niños, víctimas, como nuestra hija Madeleine”, explican.

En la entrevista concedida a JN, el matrimonio McCann dice que mantiene la convicción de que van a encontrar a su hija. “solo la esperanza de encontrarla y nuestros otros dos hijos (Sean y Amelie), así como el amor y solidaridad que nos unen, nos hacen vivir la vida con cierta normalidad” adelantan, asegurando que la vida de la familia “es hoy muy dura y difícil” porque luchan “en más frente de lo que es humanamente posible”.

Admiten que mantendrán la campaña, cuyos formatos y estrategia “serán definidos oportunamente, en función de la evolución de las investigaciones.”

Kate y Gerry no saben aun si estarán en Praia da Luz el 3 de mayo próximo, día que marca el tercer aniversario de la desaparición de Madeleine.

Traducción de Mercedes