miércoles, 17 de marzo de 2010

Caso Madeleine McCann – Tres días de julio


17 Marzo 2010

Después de haberse llevado a cabo la primera o segunda vuelta de entrevistas por la policía portuguesa, se le permitió a los amigos de los McCann abandonar Portugal y volver a Reino Unido.

La primera lectura de la totalidad de las declaraciones de los Tapas 7 no fue alentadora. Era evidente para la PJ que los hechos, tal como fueron narrados en las declaraciones de los testigos sobre los movimientos de los McCann y sus amigos de aquella noche, no tenían sentido. Las versiones no cuadraban. La PJ tenía que actuar y lo tenía que hacer rápido. Se organizó una visita secreta para tres de los miembros del grupo de los McCann para que volvieran a Portugal para hablar otra vez con la policía sobre sus recuerdos de los movimientos de todos los miembros del grupo que cenaba con los McCann aquella noche.



Los tres amigos que acudieron a estas nuevas entrevistas dieron declaraciones a la policía que destrozaban la coartada tanto de los McCann, Kate y Gerry, como la de Jane Tanner. La PJ tenía que actuar rápidamente ya que el plazo para presentar una acusación contra los McCann ante las autoridades al amparo de las leyes de abandono era el 14 de julio de 2007 – a solo tres días.

Poco sabían en ese momento pero David Payne y su esposa junto a su madre Dianne Webster estaban a punto de ser considerados la baza principal de la PJ en cualquier próxima acusación contra los McCann. La PJ motivó que el testimonio de estos tres amigos podrían en su momento conducir a que los padres de Madeleine McCann fuesen acusados y procesados por los delitos de negligencia y abandono infantil. Los nuevos testimonios dados a la PJ por los 3 amigos confirmaron sin lugar a dudas las sospechas de la PJ sobre los McCann, concretamente que los padres de Madeleine McCann habían dejado a su hija sola y bastante desatendida durante toda la noche.

El abandono es un delito punible en Portugal con hasta diez años de prisión y también permite la implementación retroactiva de arrestos preventivos. 24 horas después de oídas las nuevas pruebas que la PJ había conseguido en su última ronda de entrevistas secretas, se anunció que según sus fuentes policiales esta línea de procesamiento contra los McCann sería la línea de actuación más favorecida por la PJ, siendo a partir de ese momento el principal impulso o dirección de la investigación policial.

Los tres testigos principales en el caso McCann regresaron a Portugal seis semanas después, el 11 de julio de 2007. Todos los gastos del desplazamiento fueron abonados por el Estado portugués. Fueron alojados en un hotel de Portimão y fue a partir de ese momento cuando fueron interrogados con cierto detalle por el equipo de Gonçalo Amaral. Amaral era el jefe y coordinador del primero equipo de investigación, alguien que más tarde fue retirado del caso en medio de rumores y alegaciones tanto de intereses creados/personales como de negligencia/abuso de autoridad. Los tres testigos dieron nuevas declaraciones a la policía. En estas declaraciones se describieron nuevas versiones de los hechos ocurridos aquella noche y se hizo evidente para la policía que había ahora diferencias materiales considerables entre estas y la propia versión de los McCann sobre lo sucedido aquella noche.


Estas contradicciones estaban basadas en dónde se dijo que estaban poco antes de haberse dado la alarma la noche en que Madeleine desapareció. Kate y Gerry McCann junto con las dos parejas con las que cenaron aquella noche, habían asegurado repetidamente a la policía tanto en sus primeras declaraciones como en las siguientes que los padres de todos los niños, incluyendo Gerry McCann en persona, se habían turnado para vigilar a los niños. Este hecho sobre los movimientos de Gerry McCann estaba ahora en clara contradicción con la nueva declaración de Fiona Payne. La PJ ya había hecho saber que Fiona Payne había creado un elemento de duda sobre los movimientos de Gerry y Kate McCann aquella noche. Fiona Payne había logrado hacer esto en sus dos primeras declaraciones dadas a la policía dentro de los primeros días de la investigación.

Una fuente judicial cercana a los interrogatorios secretos que fueron mantenidos en Portimão habló con el periódico portugués 24horas diciendo: “Fiona Payne ha dado ahora un total de tres declaraciones a las autoridades. Matthew Oldfield y su compañera Rachael Mampilly habían dado previamente también tres declaraciones cada uno. La primera declaración de Dianne Webster fue considerada como muy sólida por la policía investigadora y por lo tanto no era necesario reentrevistarla sobre este asunto en este momento”. La fuente siguió diciendo, “Hay otras personas que cenaron con los McCann aquella noche –Jane Tanner, su compañero Russell O’Brien, que junto con Matthew Oldfield y Rachael Mampilly dieron todos declaraciones contradictorias, en cuanto a sus movimientos y no solo los de ellos mismos sino también sobre los movimientos de sus compañeros de cena.”


La fuente afirmó entonces, “Jane Tanner siempre ha mantenido que salió del restaurante Tapas para ver a su hija mayor que estaba enferma aquella noche. Fiona Payne, David Payne y Dianne Webster han asegurado ahora de forma independiente a la PJ en sus últimas declaraciones que Jane Tanner no fue vista abandonando el restaurante Tapas en absoluto antes de haber sido dada la alerta por Kate McCann. Esta información ya ha sido corroborada por varios empleados del Tapas bar.”

El hecho de que Tanner nunca saliera del Tapas Bar en absoluto aquella noche fue avalada por varios testigos independientes, es decir, no relacionados con los McCann. Estos otros testigos eran todos empleados de Mark Warner y trabajaban en el Tapas Bar o en la zona de recepción.


Estos mismos testigos declararon entonces que no habían visto a Gerry McCann ir a su apartamento para controlar a los niños ni una sola vez durante toda la noche. Dijeron a la policía que Gerry McCann salió del Tapas Bar, habiendo pasado a través de la zona de recepción del complejo hacia la calle, solo habiendo sido visto permanecer en la calle frente a la entrada del apartamento de los McCann, dijeron, no fue visto ni una sola vez entrando en su apartamento para controlar a sus hijos aquella noche.

Dianne Webster, la madre de Fiona Payne, fue una de las tres personas que regresaron a Portugal para ayudar a las autoridades en su reconstrucción de los hechos clave en aras a conocer lo que sucedió realmente el 3 de mayo de 2007. Webster es tajante en que ella fue el único miembro del grupo que permaneció en silencio y en calma durante los acontecimientos de aquella noche. Se mantuvo serena y tranquila incluso cuando Kate McCann entró en el Tapas Bar gritando “¡Se la han llevado!” Dianne Webster permaneció sentada en su silla y no dijo nada.

Las autoridades naturalmente desconfiaron de la reacción relajada y actitud de Dianne Webster. La policía la cuestionó sobre esto y como respuesta les dijo que ella no creyó a los McCann y tampoco se creyó su versión de los hechos de aquella noche. Webster amablemente señaló a la PJ que cada pareja era responsable de sus propios hijos aquella noche y que ningún padre había entrado en el apartamento de sus amigos. Dijo que cada padre controló únicamente a sus propios hijos y a los de nadie más.

Gerry McCann no fue visto entrando en su apartamento aquella noche y Dianne Webster parece ser un testigo muy creíble sobre quién estaba vigilando a cada niño, solo puede suceder que Madeleine y los gemelos deben haber sido, tal como sospechaba la policía que lo fueron, abandonados toda la noche por sus padres y dejados bastante solos en el apartamento.

Las reuniones secretas comenzaron el 11 de julio, llegando el día 14 y los McCann siguieron sin ser acusados. La PJ se negó tajantemente, por la razón que sea, a actuar en base a las nuevas declaraciones de los testigos. No se ha dado a día de hoy ninguna razón por nadie en la PJ que justifique tal pasividad por su parte. Sin embargo, las autoridades judiciales sí dejaron saber inmediatamente que a la luz de su más reciente cosecha de declaraciones de los testigos, aun estaban considerando si estaban preparados o no para nombrar más arguidos. Dijeron que los posibles candidatos estaban entre los amigos Tapas, ya que en ese momento ya era evidente para la PJ que los McCann no fueron los únicos padres que habían dejado solos a sus hijos aquella noche.

Nuevamente, no hubo acusaciones, nuevamente no se dio ninguna razón por tal pasividad por parte de la PJ. Aquí la PJ tuvo una oportunidad de atrapar a los McCann de una vez por todas y con ambos McCann relacionados y las declaraciones de testigos independientes que claramente habían dicho que los McCann habían abandonado a sus hijos en un apartamento cerrado (con llave – locked) aquella noche, la PJ no corrió con el balón. Aun hoy no se sabe por qué no acusaron a los McCann cuando tuvieron la oportunidad

La nuevas declaraciones de los testigos durante las entrevistas secretas decían que Tanner no había abandonado la mesa ni una sola vez aquella noche. La PJ hace saber que solo los amigos de los McCann, como testigos, habían declarado haber visto a Tanner abandonar la mesa del Tapas. Por lo tanto, no solo Tanner es descubierta como una total fantasiosa con su secuestrador sino que también debe ser vista como uno de los amigos que cenaban en el Tapas Bar aquella noche, más leales y fiables de los McCann.

También dijeron que Oldfield no fue visto –por nadie- abandonando la mesa aquella noche. Parece que la ahora infame vigilancia desde la entrada del 5A realizada por Oldfield aquella noche tampoco pudo haber tenido lugar. Oldfield, al igual que hizo Tanner antes, demuestra el sólido vínculo de lealtad que todos hemos presenciado y que comparten todos los miembros del grupo McCann como la característica más prominente o distintiva de todo este caso.

Un día la PJ tendrá que revelar por qué eligió no acusar a los McCann a pesar de los hechos. Hasta entonces, yo seguirá preguntando tanto aquí como en cualquier otro lugar, por qué se les brindó a los McCann tan generosa consideración en el tema del homicidio accidental de su hija Madeleine.

Publicado por THENTHEREWERE4

Traducción de Mercedes

Artículos relacionados

Telegraph - Dos de los Tapas quieren cambiar su versión
Mirror - "Tapas 9" mantienen reunión secreta