viernes, 12 de marzo de 2010

Caso Younes - Rastro mano relanza investigación sobre muerte Younes


3/03/2010


Un rastro de mano relanza la investigación sobre la muerte de Younes

El pequeño Younes, de 4 años y medio, desapareció en la noche del 25 al 26 de octubre en Bizet, un municipio belga fronterizo de Armentiéres en el departamento del Nord. Su cuerpo fue encontrado 15 días más tarde en el río Lys en Comines, Bélgica.

Un nuevo elemento ha venidó a enriquecer la investigación. La hipótesis de una asfixia o de un estrangulamiento, parece probable: el diario belga "Le Soir", reveló en su edición del miércoles que unas huellas de la mano derecha de un adulto habrían sido encontradas en la cara del niño.
 

Según un familiar cercano, que parece formal: "La información fue confirmada por el juez de la Instrucción en persona al médico de cabecera de los Jratlou, dijo esta fuente. [...] Incluso puedo decir que, para hacerlo, la magistrada tuvo que levantar el secreto médico, ya que el elemento concierne una autopsia, que es un acto médico", explica el allegado en cuestión. "Esta persona afirma igualmente que el cuerpo de Younes también presentaba contusiones a nivel del tórax y de la nuca", añade "Le Soir". Marie-Claude Martens, la fiscal del rey, por ahora, rehusó hacer cualquier comentario.

El padre todavía sospechoso

Hasta ahora, las sospechas han recaído sobre Mohammed Jratlou, el padre de Younes, que siempre ha clamado su inocencia. Según su versión de los hechos, se habría disputado violentamente, en la noche del 25 al 26 de octubre, con su esposa Naima Zraïdi. Hacia las 4 de la mañana, ella se habría escapado del domicilio familiar en el pequeño pueblo de Bizet para ir a casa de su médico. Mohammed habría, según sus declaraciones, tratado de alcanzarla, dejando la puerta abierta y Younes entonces habría aprovechado para abandonar la casa todavía llena de los gritos de sus padres.

Mohammed Jratlou, que fue puesto en detención preventiva y después liberado, admitió que había utilizado su coche para lanzarse a la búsqueda de Younes, que había salido solo en la noche, descalzo y con un pañal. "Lamento lo sucedido. Lamento haber dejado la puerta abierta. Mi esposa también lamenta la disputa” ha soltado el padre. Negó ser violento, como han testificado los vecinos que lo habían visto borracho, el día del drama en el campo de fútbol local.

"Estas huellas de mano derecha pueden exonerar al padre puesto que es zurdo", se pregunta el diario belga "No necesariamente, contesta Xavier Magnée, el abogado del padre de Younes. Ya he probado. Soy diestro y usted no imagina todo lo que soy capaz de hacer con la mano izquierda".

Traducción de Mila