sábado, 10 de abril de 2010

Caso Madeleine McCann – Todos somos una plaga


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

By Dr Martin Roberts
07 Abril 2010

TODOS SOMOS UNA PLAGA


Un “blogger” habitual del caso McCann, “Himself” es un crítico incansable de los padres y todos aquellos que se han posicionado tras ellos, acuñando la frase “una plaga para la humanidad” en su encabezado de una serie de citas atribuidas a los McCann. Estos ejemplos han sido extraídos de diversas situaciones (entrevistas para los medios de comunicación) a lo largo del tiempo. En particular un conjunto de palabras que han desfilado y que finalmente suenan a falso guion. Recientemente, se ha “exhumado” una entrevista temprana dada por Gerry McCann, entrevista que ha sido transcrita ahora por Nigel Moore, editor de McCannfiles. Se trata de una entrevista con la reportera Jenni Murray para BBC World Service, grabada el 19 de junio de 2007 y emitida el día 22 – aniversario de los 50 días desde la desaparición de Madeleine McCann. Lo sorprendente sobre este dialogo es que se muestran esos clichés de disculpa con los que estamos ahora tan familiarizados, ya presentes y totalmente formados, solo seis semanas después de la misteriosa desaparición de la pequeña Madeleine.

Durante el transcurso de la entrevista Gerry McCann se refiere por separado a los conceptos de empatía y simpatía. Lo más cerca que he estado de “perder” a un hijo (dándote cuenta repentinamente que no conoces su paradero exacto) fue hace más de una década, cuando uno de nuestros gemelos se “separó/despegó” sin que nos percatásemos en una cafetería bulliciosa dentro del recinto de un zoológico. “Frenéticos” no sería apropiado para describir el siguiente par de minutos. Casi no puedo empezar a imaginar los sentimientos de un padre que tiene que enfrentarse con la ausencia involuntaria de su hijo durante un prolongado período de tiempo; un día y estás traumatizado, una semana y estás destrozado.



Si esta es la clase de simpatía a la que se refiere Gerry McCann, entonces ¿por qué no puedo encontrarla en mi interior para hacerla extensiva a él? ¿Podría ser que la conducta de los McCann, entonces igual que ahora, no es apropiada para provocar tal confluencia emocional? Si uno toma la entrevista del 50 aniversario como un ejemplo, parece bastante claro que cualquiera que fueran las emociones que pudieran estar soportando, en ese momento y desde entonces, son algo más que las típicamente atribuibles a unos padres que repentina e inesperadamente han sido privados de un hijo por un secuestro. Que nuestras emociones pueden afectar tanto a lo que decimos como cómo lo decimos es normal, si no universal, una experiencia que no necesita una demostración experimental. Esa influencia puede llevar a comentarios “sin pensar”, “arrebatos”, incluso “explosiones”. Lo que no suele provocar la emoción es una objetividad/distanciamiento pseudo-intelectual. Para eso necesitamos a Gerry McCann.

Jenni Murray: ...Gerry McCann acaba de regresar a Portugal de un breve viaje a Reino Unido para nombrar a un director de campaña que coordine sus esfuerzos para publicitar el caso; solo es la segunda vez que ha abandonado Portugal desde la desaparición de Madeleine. Pero he hablado con él, mientras estaba aquí, y le he preguntado en qué etapa se encontraba la investigación ahora.

Gerry McCann: Los detalles concretos de lo que ocurrió y creo que las cosas claves de esto sobre, errm... quién se llevó realmente a Madeleine, errr... por qué se la han llevado y donde está, errr... no creo que sepamos más (que al principio). Ese es el gran motivo por el que tenemos que continuar con nuestra campaña en un frente internacional para asegurarnos de que la imagen de Madeleine y, errr... los detalles de su desaparición sean difundidos de la forma más amplia posible.

¿Entonces el propósito principal de la campaña es difundir información que no tienes? (Mensaje al interlocutor: El uso de más y más palabras no hace que un argumento circular sea menos circular).

En un plazo muy corto la entrevista nos entrega una de las declaraciones más enfermizas que puedo recordar y que ha sido atribuida a cualquiera de los padres en este caso. Llega tras una evasiva no-respuesta a una pregunta muy directa, en donde la “necesidad de secreto” se impone a un simple “sí” o “no”.

JM: ¿Hay alguna pista en absoluto? Quiero decir, ¿hay algo que la policía esté siguiendo en este momento, por ejemplo?

GM: Hay mucha, errr... información que aun está llegando a la investigación y, errm... tú sabes, hay mucho trabajo duro de los detectives en marcha. Debemos darnos cuenta que si hubiera pistas sólidas no se las diríamos errr... al público porque, errr... serían manejadas con mucho sigilo, errr... de cierta manera y, errr... investigadas. Lo importante, en este momento, es que no tenemos a Madeleine y, errr... ese es el único, errr... resultado que claramente nos hará a Kate y a mi felices, y al resto de la familia.

He comentado con anterioridad sobre el modo en que ambos padres, Gerry en concreto, expresan sus declaraciones como si buscaran la aplicación de un contexto de apoyo por parte del oyente que, al hacerlo, inadvertidamente asume que este es el marco en el que el propio orador está funcionando. No supone nada. No hay ninguna justificación para que un presuntamente leído sea tan arrogante con los pronombres relativos que nosotros los oyentes tenemos que “deslizarlos arriba y abajo” de sus respectivas oraciones con el fin de extraer el significado que suponemos que tienen. De ahí “que no tengamos a Madeleine” es el resultado que claramente hará feliz a Kate y Gerry. Y no, yo no dije eso. Lo hizo Gerry McCann.

Ahora viene otra no-respuesta, la justificación vacua. Un conocimiento adecuado de la personalidad de un hijo seguramente permitiría una opinión de cómo ese hijo podría enfrentarse con una separación imprevista. No en este caso.

JM: ¿Cómo cree que Madeleine puede estar enfrentándose a esto?

GM: Tú sabes, ese es un lugar donde nosotros, errr... en realidad no podemos llegar porque, errm... es volver a la especulación y no tenemos absolutamente ninguna idea de quién se la ha llevado y dónde está y, errm... tú sabes, en qué tipo de entorno se encuentra, así que simplemente hay demasiadas... errr... errr... probabilidades aquí para considerarlo realmente.

Para aligerar el ambiente, aunque solo un poco, también tenemos al pan-europeo viajero Gerry McCann haciendo referencia a su mapa de Alemania que data de antes de la Liga Hanseática.

GM: La fase de la campaña es ahora muy distinta a aquella que, errr... habíamos emprendido durante las últimas semanas con Kate y yo, tú sabes, viajando a diferentes zonas, errm... bien para crear conciencia en países cercanos a Portugal, tales como España y Marruecos, así como yendo directamente a países errr... Los Países Bajos y Berlín para pedir información.

Pero este no es un foro para la frivolidad y avanzamos a través de la entrevista con palabrería lingüísticamente incoherente (Por ejemplo: “no hay garantías”) que camufla el mantra autorizado, así como un constante desplazamiento por parte del entrevistado.

JM: ¿Le ha ayudado la campaña a usted y a Kate a enfrentarse, a eso, al menos siente que está haciendo algo?

GM: No ha ayudado y nos ha ayudado a mantener una actitud positiva, errr... tal vez cuando nuestros, errr... nos sentíamos muy negativos. Sí, no hay duda que teniendo un centro/objetivo y desviando tu energía, errr... en la campaña, sin duda nos ayuda pero, al mismo tiempo, cuando no consigues el... el objetivo final de traer a Madeleine de vuelta, es... todavía es, tú sabes, muy difícil con el paso del tiempo. Estamos decididos y, errr... sin duda no nos daremos por vencidos y creo, tú sabes, los padres lo saben; ellos harían cualquier cosa para encontrar a su hijo.

JM: Han recibido ayuda de asesores de traumas. Ha... ¿realmente les ayudado eso?

GM: Sin duda, errr... y creo que lo que hicieron, errm... los psicólogos, errm... fue darnos las herramientas, errm... para ayudarnos a hacer frente al principio. Solo podíamos imaginar los peores escenarios y, errm... él nos ayudó a considerar otras posibilidades y que, tú sabes, hay posibilidades razonablemente buenas, errr... de que Madeleine, errm... no haya sido dañada de gravedad y eso nos ha ayudado a seguir adelante. Tenemos un tremendo dolor porque Madeleine no está aquí y hemos tenido que pasar, tú sabes, 50 días ahora, errr... sin ella y, por supuesto, cuando piensas en que Madeleine no está con su familia, errr... es muy angustioso.

JM: Así que, para usted y... y para Kate, ¿en realidad qué es lo que mantiene viva la esperanza? Quiero decir, cuando... cuando están juntos, ¿realmente pueden animarse uno a otro? Esto es... ¿o simplemente se dan cuenta que cuando están juntos se sienten muy deprimidos al respecto?

GM: A pesar, tú sabes, de la enorme investigación, no hay ninguna prueba, hasta la fecha, de que Madeleine ha sido, errm... dañada, errr... físicamente, errm... y eso, errr... significa que siempre tendremos esperanza y, errm... esa esperanza es la que nos impulsa en nuestra determinación de reunirnos con nuestra hija. Así que, errr... por supuesto, hay... tenemos baches y, errr...momento donde, errm... no estamos tan positivos y eso es difícil de llevar pero nos apoyamos uno al otro, tenemos el apoyo familiar y una enorme cantidad de buena voluntad.

JM: ¿Conocen otros casos internacionales que les dan esperanza; donde los niños fueron... fueron finalmente encontrados?

GM: Ha habido cierto número de casos, errm... donde los niños han sido encontrados, después de mucho tiempo, errm... eso, cuando piensas en ellos, tú sabes, es un arma de doble filo. Errr... Conoces el caso de la niña austríaca que fue encontrada después de, creo que, ocho años, errr... y piensas: “Dios mío, nunca querrías estar separado, errm... tanto tiempo y, de hecho, cada día es demasiado tiempo para nosotros y ha habido otro caso a principios de este año donde un niño, errr... fue encontrado en América después de cuatro... cuatro años; bien. Errm... Así que, sí, tú sabes, está claro que hay, errr... casos donde la gente es devuelta.

Casa persona consigue un mención – excepto la persona más importante; la persona que tiene la mayor implicación aunque la menor representación.

Esta “plaga de la humanidad”, en mi opinión, no reside solo en un individuo, sino en todos aquellos afiliados que se han unido con su apoyo privado y público en una causa dudosa; una que hasta el momento ha tenido un éxito más allá de todo límite consiguiendo objetivos altamente cuestionables, empobreciendo el léxico inglés en el proceso. Ya no necesitamos términos como decencia, honor e integridad mientras el gobierno de nuestra sociedad esté confiado a aquellos que o bien declaran para los corruptos, o hacen la vista gorda ante su existencia.

© Traducción de Mercedes