jueves, 6 de mayo de 2010

Caso Grégory Villemin - La Justicia va a peritar las llamadas del cuervo*


05/05/2010

Por Elisabeth Fleury y Geoffroy Tomasovitch


Las llamadas telefónicas anónimas anunciando la muerte inminente del niño en 1984, han sido conservadas cuidadosamente. Van a ser analizadas por expertos forenses.

En el caso del pequeño Gregory, podría ser la última oportunidad para descubrir la verdad. Ante el fracaso de las comparaciones de ADN, ordenadas el pasado octubre por la Fiscalía General de Dijon, la Justicia se plantea ahora solicitar un nuevo peritaje de las pruebas sonoras conservadas. Según nuestras informaciones, las siniestras llamadas del “cuervo", anunciando a los padres del niño una venganza inminente, deberían ser analizadas en breve.




Fueron hechas antes del asesinato de Gregory, el pequeño de 4 años de edad, encontrado ahogado y atado, el 16 de octubre de 1984, en el río Vologne ( Departamento de los Vosgos). Grabadas por los abuelos paternos y por el padre del niño, estas llamadas son una pieza central del caso y han sido cuidadosamente conservadas en los Archivos del Tribunal de Apelación de Dijon. En el pasado, algunas de estas cintas ya fueron analizadas por expertos forenses. Uno de ellos llegó a la conclusión de que era una voz camuflada de mujer. Otro especialista, estimo prudentemente que no podía pronunciarse. Los avances de la ciencia permitirían hoy en día un análisis más preciso? "Es una certeza", afirma, esperanzado, un abogado del caso. Una tarea que, sin embargo, se revela ardua.

"En este tipo de peritaje, se trabaja siempre sobre copias digitales de las grabaciones, no sobre los originales", explica el teniente coronel Bruno Vanden-Berghe, director adjunto del Instituto de Investigación Criminal de la Gendarmería Nacional (IRCGN). Bien acreditados gracias a su saber hacer, los investigadores, primero, deben proceder a "la eliminación de los ruidos para suprimir todos los sonidos parásitos, sobre todo las señales de fondo", explica Bruno Vanden-Berghe. Modestamente, reconoce la aleatoriedad de tales investigaciones. "El primer objetivo consiste en saber si se trata de la voz de un hombre o de una mujer. Pero, una identificación más precisa es algo muy complejo, asegura. La voz evoluciona, principalmente debido al estrés". En cintas de hace veintiséis años, el análisis promete ser difícil.

*Nota de Mila: en francés se usa la palabra cuervo (corbeau) para denominar a quien escribe anónimos o realiza llamadas telefónicas anónimas.

Traducción de Mila