sábado, 1 de mayo de 2010

Caso Madeleine McCann - Solía desear estar muerta


By ANTONELLA LAZZERI

Published: 30 Apr 2010


Kate McCann ha admitido que después de la desaparición de su hija Maddie hubo veces en que deseó que ella y su familiar estuvieran muertos.

Hablando solo dos días antes del tercer aniversario del secuestro (presunto) de Maddie el 3 de mayo de 2007, Kate reveló que su agonía era tan grande que solía desear que ella, su marido Gerry y sus gemelos Sean y Amelie muerieran en un accidente.

Dijo: “Solía tener pensamientos como desapareceremos en un accidente de coche en la autopista. Simplemente ocurriría, todos nos habríamos ido, y el dolor habría desaparecido.”

Dice que esos pensamientos han desaparecido diciendo: “De lo que estoy segura ahora es que no quiero que eso ocurra. Las cosas han cambiado. Estoy desesperada por estar aquí con Sean y Amelie y ayudar a encontrar a Madeleine.”

Maddie fue secuestrada (presuntamente) de una apartamento turístico en Praia da Luz, Portugal.



Hoy una Kate enfadada, de 41 años, tildó la investigación portuguesa sobre la desaparición de su hija como una “farsa”.

Destacó el hecho de que los policías portugueses ya no estaban buscando a Maddie y que ignoraban cualquier pista nueva.

Kate dijo: “Si esto fuese una investigación por asesinato habría una investigación en activo porque ellos querrían encontrar al autor, pero actualmente tenemos a un autor que aun está lejos y por lo tanto pone, pone potencialmente, a otros niños en peligro, y nosotros tenemos una hija desaparecida. Entonces ¿por qué no existe una investigación activa?

“Yo creo que es una farsa.”

Su marido Gerry está igual de enfadado porque la búsqueda de Maddie ha terminado, diciendo: “Oficialmente durante dieciocho meses y más, las fuerzas de seguridad no han estado haciendo nada pro-activamente para encontrar a Madeleine ni a quien se la llevó (presuntamente), yo solo creo que es fundamentalmente inaceptable.

“Ahora nos han asegurado que si llega nueva información será seguida/investigada.

“De hecho la información que hemos conocido durante los recientes juicios ha demostrado que casi toda la información que ha llegado a Portimão, la comisaría de policía del Algarve donde se encuentra la investigación, ha sido tratada exactamente de la misma manera, que es haber sido declarada como no relevante.”

En el pasado Kate y Gerry, de Rothley, Leicestershire, han evitado criticar la investigación de la policía portuguesa sobre la desaparición de Maddie.

Pero al acercarse el agonizante tercer aniversario del secuestro (presunto) de hija, los McCann han dejado claro lo inútiles que ellos creen que han sido los esfuerzos de algunos de los policías portugueses.

El cardiólogo Gerry, de 41 años, dijo: “Ha habido elementos muy pobres en la investigación portuguesa y a la vez es probable que haya sido una de las mayores investigaciones jamás llevadas a cabo en Portugal.

“Así que no estamos midiendo a todo el mundo con el mismo rasero, ha habido personas que, por alguna razón, aparentemente no han querido encontrar a Madeleine. Eso es lo que nos parece a nosotros.

“Allí hay personas que claramente lo están haciendo más difícil y hay otros que en este país, por el motivo que sea, quieren hacerlo más difícil. Hay muchas personas que han intentado descarrilar lo que estamos haciendo en el camino.”

Kate dice que ella teme que puede haber otro motivos que han obstaculizado la búsqueda de su hija.

Ella admitió: “También creo que habría algunas personas que quedarían muy avergonzada si Madeleine es encontrada y eso me asusta. Eso me asusta. Eso podría afectar su voluntad, o no, de que Madeleine sea encontrada.”

Los McCann planean pasar este fin de semana tranquilamente en su casa con los hermanos gemelos de Maddie, Sean y Amelie, que ahora tienen cinco años.

La familia acudirá a su iglesia católica local el domingo, el día antes del aniversario, para rezar por Maddie.

Hablando sobre los gemelos Gerry dijo: “Su percepción de lo que ha ocurrido es moralmente muy muy malo y que su hermana debería estar en casa con ellos.

“No hace falta decir que Sean en particular habla sobre tener un avión y volar por todo el mundo buscando a “ese hombre que se ha llevado a Madeleine”, y que cuando lo encuentre la va a rescatar y sacar su espada.”

Kate dice que ella reza para que quienquiera que tenga a su hija esté cuidándola diciendo: “Simplemente esperas que alguien esté cuidando a Madeleine, que ahora no esté en peligro y que le están dando amor y felicidad. Eso es todo lo que yo puedo desear.”

Ella dice que nunca abandonará la búsqueda de Maddie diciendo: “Tú sabe, en mi corazón siento que ella está ahí fuera. De verdad.

“Y eso, junto con el sentimiento que tengo de que esto no ha terminado, de que ella aun está ahí. Obviamente lo más difícil es ¿cómo vamos a encontrarla?

Gerry admite que durante los días posteriores a la desaparición de Maddie él pensó en lo peor diciendo: “Al principio no podíamos pensar en ninguna otra cosa más que en el peor de los casos, que había sido secuestrada (presuntamente), abusada, asesinada y tirada, o tal vez dejada seriamente herida y tirada al gélido frio.” (Inciso: Errr... Era mayo ¿El gélido frío de dónde?).

A pesar del hecho de que ellos acuden regularmente a la iglesia católica cercana a su casa Gerry admitió que el secuestro (presunto) de Maddie le ha hecho cuestionar su fé.

Dijo: “Si algo cuando esto ocurrió se fortaleció mi fe. Sentí que había tal apoyo y realmente sentí que podría haber sido obra de Dios, que algo bueno iba a salir de esto. Tenía mucha más esperanza que esto conduciría a un resultado relativamente rápido.”

Pero admitió que al ir pasando el tiempo su fe en Dios ha flaqueado diciendo: “Ahora estoy luchando mucho más, sin duda, creo que el hecho de que una sola criatura haya sido la receptora de tantos millones de oraciones, tú piensas bueno, sí que tengo mis dudas.

“Crees, bueno si todas esas oraciones iban a funcionar, deberían haber funcionado hace mucho tiempo.”

Traducción de Mercedes