martes, 23 de noviembre de 2010

Caso Madeleine McCann: Colusión para principiantes

The Blacksmith Bureau


12 noviembre 2010

Colusión para principiantes

Mueve uno y los mueves todos

LOS TIMELINES MATADORES

Se sabe que hay tres personas implicadas en la creación de los dos primeros: Gerry McCann, David Payne y Russell O’Brien. ¿Dónde? En el apartamento 5A. ¿Cuándo? Entre, digamos, las 23h30 y las 2h00 de la noche del 3/4 de mayo. ¿Más detalles? Pocos: solo O’Brien –que había sido visto en posesión de ellos por la policía portuguesa- ha sido interrogado sobre los mismos: eso fue en 2008 y para entonces había olvidado todo sobre los mismos, incluso su propia existencia.

El Tercer Timeline

Este es distinto de los otros dos. Es un documento mecanografiado que, según David Payne, “representaba el punto de vista de todo el grupo”. Fue finalizado después de las primeras declaraciones policiales dadas el 4 de mayo pero antes de la segunda ronda de interrogatorios del 10 de mayo.

¡El grupo solicitó llevarlo a sus segundas entrevistas para que pudieran hacer referencia a el! La petición fue denegada. Hasta ahora, a la luz del día.



Motivación

Las posibles motivaciones son numerosas y obvias. ¿Cuál es la explicación “inocente” –la que los participantes han dado y que, siendo justos, deberíamos aceptar? ¡Después de tres años y medio – no hay una! No aceptan esclarecer o reconstruir los movimientos que afirman haber hecho. Ese es el meollo de la pregunta “¿por qué no?”

Reuniendo todas las pruebas la explicación que es más favorable al grupo es que conspiraron para distorsionar las pruebas con el fin de protegerse contra la acusación potencial de negligencia infantil.

Cualquier otra explicación creíble es menos favorable para el grupo.

Evolución

En las investigaciones de grupos el “primer corte es el más profundo”: si se comparan las primeras declaraciones con otras posteriores y siguen siendo absolutamente igual entonces es que no hay evolución. Si se producen cambios –cambios naturales en el recuerdo- deberían mostrar un patrón aleatorio de desorden, ya que nadie recuerda las mismas cosas del mismo modo.

Sin embargo, si, se producen cambios que forman un patrón claramente evolucionado y ordenado que conducen de la divergencia inicial a una estrecha concordancia, entonces es que algo está mal y las sospechas de colusión –conspirar para acordar pruebas falsas o dudosas- alcanzan el nivel de bandera roja. Si en ese momento la historia permanece fija, sin ningún otro desarrollo, entonces llegó la hora de que la gente empiece a hablar con sus abogados.

Evolución y los Tapas Nueve

Existe una inconfundible evolución hacia la convergencia en las pruebas de los T9, indicando la construcción de una cronología que encaje con los presuntos hechos. No podemos aburrir al lector con todos los muchos ejemplos pero daremos solo uno, el comienzo de la noche.

Los testimonios de los testigos de que los nueve se encontraban en el Tapas Bar sobre las 20h45, minuto arriba o abajo, es bastante inequívoco. El primer timeline de O’Brien está basado en lo que él mismo vio y sabía: “20h45 todo el mundo se encuentra en la piscina para cenar”. El segundo, después de consultar a Gerry McCann, repite: “20h45 Piscina”. En su primera declaración a la policía hace un cambio: dice que él llegó “sobre” las 20h45 pero ahora dice que el grupo Payne no estaba allí. Ellos llegaron, dice, cinco minutos más tarde, 20h50.

David Payne, que ayudó a crear los dos primeros timelines, iba por delante en el juego: él declaró que llegaron al bar “sobre” las 20h55 – pero que no había cuadrado el cambio con su familia: Fiona Payne, una observadora bastante aguda que no participó en los dos primeros timelines, dijo que habían salido a las 20h45 para realizar ese recorrido de dos minutos hasta el bar. Dianne Webster dice que “sobre” las 20h45. Ninguno de los tres mencionó el encuentro por el camino Oldfield.

Famoso durante quince minutos

En su declaración Oldfield tampoco mencionó el encuentro con ellos pero contradice a los tres al decir que llegaron a las 21h00. Rachael Oldfield está de acuerdo con el timing de su marido pero recuerda que ellos llegaron después que Matthew, que aparentemente estaba haciendo su famosa primera vigilancia de la noche, que encajaba con la primera declaración a la policía de una de las parejas del grupo de que todos estaban haciendo vigilancias “cada quince minutos”. ¡Vaya! Quince minutos no estaba en la cronología y los creadores lo sabían. ¡Matthew ponte al día! Para completar esta confusión Jane Tanner afirmó que su pareja O’Brien – que había escrito “20h45, todo el mundo en la piscina” – ¡había llegado a las 21h00!

El día siguiente de esas declaraciones ante la policía y después de discusiones con el grupo Payne redactó un tercer timeline. Es un documento absurdo a la vez que totalmente deshonesto, que encaja con calzador estos distintos recuerdos en una narrativa insostenible. Por cierto, “Cada quince minutos”, nunca más fue mencionado.

Y tampoco era una broma hacer encajar cada media hora. Payne cambió la declaración de su mujer y su suegra para afirmar que “estaban de camino” al bar a las 20h55, corroborando esto con el encuentro con Oldfield no mencionado previamente. La vaguedad del “estaban de camino” se convierte entonces en una farsa por la precisión cronométrica de las “escuchas de MO a las 20h57(!)…”

Aunque, ¿podían explicar estos cambios a la policía? David y Fiona Payne, después de tres años y medio, aun no lo han hecho. Junto con Kate McCann no participaron en la segunda ronda de interrogatorios el 10 de mayo, dejando a la anciana Dianne Webster arreglárselas sola.

Al principio de su segunda declaración Webster introdujo un detalle útil, no mencionado previamente, que aunque la reserva para cenar siempre era para las 20h30, el grupo “nunca se reunía antes de las 20h45/21h00” debido a una impuntualidad crónica.

Más adelante “recordó” que habían llegado tarde porque solo consiguieron llegar al restaurante sobre las 21h00. Le preguntaron si se había “cruzado” con alguien (Obviamente Oldfield incluido) por el camino. ¡Vaya! Dijo que no.

(Un año después, entrevistada por la policía de Leicester nuevamente olvidó el texto y cayó en algo más cercano a la verdad – llegada a las 20h50 o 20h55 – y, tal vez recordando alguna conversación interesante en otro lugar, añadió apresuradamente “…er y lo que no mencioné en la primera declaración en Portugal fue que recuerdo vagamente haber visto a Matt, estaba subiendo…” ¡Vaya!)

En su segundo interrogatorio Matthew Oldfield estaba bien informado sobre el tercer timeline, con excepción de la ficción de Payne acerca de las “escuchas de Oldfield de las 20h57…” También Jane Tanner, que no había recordado con anterioridad nada sobre llegadas excepto la tardanza de O’Brien, sufrió un enorme arrebato de Síndrome de Recuperación de la Memoria.

“Recordó” que Oldfield se había marchado “pocos minutos antes de las nueve”. Oh, y le recordaba hablando sobre ello antes de irse, anunciando que iba a meterle prisa al grupo y, mecachis, incluso recordó que “por el camino aprovechó para echar un vistazo a las habitaciones los niños.”

Profundiza aun más, igual que la hipnosis. Jane Tanner llegó al clímax cuando “recordó” que Oldfield se había cruzado con los Payne y Dianne Webster por el camino y “realizó un circuito de escuchas en los apartamentos”. Para ser franco al respecto –y esto es aplicable a la mayoría de las demás afirmaciones- ¿cómo sabía ella esas cosas? No lo sabía. No está recordando nada. Está, por la razón que sea, intentando corroborar falsamente la historia de un amigo ante la policía, una historia sobre la que no tienen ningún conocimiento confirmatorio. No sería la última vez.

Una obra de arte terminada – Timeline 3

2030: Reserva normal del grupo para cenar en el restaurante Tapas – igual toda la semana (Sun-Thur)
2035: Gerry McCann (GM) y Kate McCann (KC) llegan a la mesa del restaurante Tapas.
2040: Llega Jane Tanner (JT), seguida poco después por Matthew Oldfield (MO) y Rachael Mampilly Oldfield (RMO).
2045: Llega a la mesa Russell O’Brien (RJO)
2055: MO regresa a los apartamentos para realizar una vigilancia en los apartamentos de la planta baja, cruzándose con David Payne (DP), Fiona Payne (FP) y su madre Dianne Webster (DW) que iban de camino a la mesa.
2057: MO escucha en el exterior de las ventanas de todos los apartamentos de la planta baja del lado del aparcamiento (5A, 5B y 5D) para asegurarse que estaban durmiendo. En este momento, todas las persianas estaban bajadas sobre cada ventana.
2100: MO regresa a la mesa. Se encargan los primero platos.

[Omitido cosas post llegada]

Hecho – por ahora

Así que vemos la evolución de una versión en curso, la creación de una historia ficticia que ninguno de ellos podía haber sabido si era cierta, de la que nunca más se desviaron.

Pero, podrías decir tú, ¿todo este alboroto solo por diez minutos? Sí, ya que es un vano intento para hacer encajar sus supuestas acciones en un plazo de tiempo limitado que no puede adaptarse a ellos, al igual, que más tarde, incluso desplazando todo diez minutos, no podía adaptarse/ajustarse a los supuestos actos de Jane Tanner, Gerry McCann y el Sr. Secuestrador: fueron moviendo las piezas por el tablero pero tal como iban moviendo una, al igual que en un juego de mesa o del cubo de Rubik, afectaba a todos los demás.

Cuando Rachael Oldfield, preguntada por la BBC después de las entrevistas rogatorias si “la historia” había cambiado ella respondió, “no, porque nunca ha habido una historia que cambiar.”

¿De verdad?

Tapas7
¿Vienen aquí con frecuencia? ¿Volveréis?

Publicado por John Blacksmith

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí