miércoles, 10 de noviembre de 2010

Caso Younes - Los padres de Younes inculpados por lesiones mortales


10/11/2010

Por Catherine Quetélard

La Fiscal del Rey, Marie-Claude Maertens, en el Tribunal de Justicia de Tournai, ante la prensa. PHOTO STÉPHANE MORTAGN

GOLPE DE EFECTO

La noche del 25 al 26 octubre de 2009, el pequeño Younes Jratlou, de cuatro años, desaparecía de su casa en el Bizet belga, en plena noche. Quince días después, su cuerpo fue encontrado en el (rio) Lys en la esclusa de Comines. Ayer, sus padres fueron inculpados por lesiones con resultado de muerte pero sin intención de darla. También hemos sabido que la muerte por asfixia ocurrió muy cerca del momento de su desaparición.

Ayer, la noticia nos llegó a las 16:00 en el Tribunal de Justicia de Tournai: "Esta mañana, tras el interrogatorio del padre y de la madre de Younes, la jueza de instrucción (Françoise van de Noort Gaethe) decidió inculparlos y ponerlos bajo arresto por lesiones mortales voluntarias sin intención de matar, con la circunstancia de que los actos fueron cometidos contra un menor de edad”, lanzo la Fiscal del Rey Marie-Claude Maertens. "Inculpación no significa culpabilidad", preciso ella de inmediato. Esto significa que la jueza de Instrucción ha acumulado elementos suficientes - no nos enteraremos de cuales – para no creer la versión de los hechos dada por el papa desde el 26 de octubre a las 6:00 cuando fue a la comisaria de Comines para señalar la desaparición de su hijo.




Younes habría salido de su casa durante la noche mientras estallaba una violenta disputa entre sus padres. La puerta de la casa habría permanecido abierta y el pequeño de cuatro años se habría escapado, simplemente vestido con un pañal y un jersey, descalzo. Mohamed y Naïma, dándose finalmente cuenta de su desaparición, lo habrían buscado en vano durante toda la noche.

Los padres nunca han cambiado su relato. El papá siempre ha clamado su inocencia. La escena tuvo otro testigo, el hermano mayor de Younes, Wazir, de nueve años de edad en el momento de los hechos. El también dijo que vio salir a su hermano pequeño.

El trío voló a Marruecos, donde el cuerpo del pequeño fue enterrado en Casablanca, inmediatamente después de la autopsia. La familia Jratlou permaneció en Marruecos hasta principios de enero y luego regresó a Bizet. Wazir regresó al colegio, el Athénée Royal de Ploegsteert, donde también estaba escolarizado Younes.

La investigación continuó de manera silenciosa hasta el lunes cuando la policía intervino en casa de los padres, interrogados de nuevo (ver edición de ayer). Si aún no se conocen las circunstancias de la muerte de Younes, sin embargo sabemos que murió por asfixia y que su muerte ocurrió muy cerca del momento de la desaparición, es decir, en la noche del 25 al 26 de octubre de 2009. La investigación sigue, pues, en curso.

Mohamed, en la prisión de Tournai, y Naïma, en la de Mons, recibirán las visitas de sus respectivos abogados, Xavier Magnée (el famoso defensor de Dutroux), para el padre, y Marie-Paule Dauchy, para la madre. Esta última se proponía visitar a su defendida ayer por la noche antes de leer, al día siguiente, el sumario. El sr. Magnée no comprendía porque los interrogatorios se llevaron a cabo en su ausencia y decidió zambullirse en el sumario. El juez de menores va a tomar medidas para proteger al joven Wazir que hoy se encuentra privado de padre y madre.

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí