lunes, 13 de junio de 2011

Caso Madeleine McCann - YOU WERE SAYING, KATE...? - ¿DECÍAS, KATE…?


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por Dr. Martin Roberts
06 June 2011

YOU WERE SAYING, KATE...? - ¿DECÍAS, KATE…?


De “Madeleine” por Kate McCann (editado y resumido por Antonella Lazzeri y Oliver Harvey para The Sun):

“Él (Gerry) nunca me hizo sentir culpable, nunca me obligó y nunca se enfurruñó. De hecho, algunas veces se disculparía conmigo. Invariablemente, me rodearía con un gran brazo tranquilizador y me diría que me quería y que no me preocupara.”

“Ocasionalmente, cuando he estado todo lo baja como se puede estar, o con miedo de estar perdiendo el control totalmente, he anhelado tener una oportunidad de hablar sobre ello, o incluso simplemente sentir el brazo de Gerry sobre mi hombro, pero él simplemente no ha tenido la fuerza.”

“Nuestro apartamento estaba de 30 a 45 segundos de distancia y ampliamente visible desde el restaurante.”

Martin Brunt, para Sky News (El Misterio de Madeleine McCann, 24.12.07):

“La visión desde allí (el Tapas bar) hacia aquí no es buena. Está parcialmente oculto. Y por supuesto en ese momento, era de noche.”

“El apartamento se encuentra a cierta distancia (del Tapas bar). Está más allá de la piscina. Hay un muro y un seto y detrás de eso hay un camino. Sería muy difícil, desde aquí, ver a alguien entrando y saliendo del apartamento. Hacer la vigilancia de los niños no era fácil… ochenta pasos hasta la verja, la distancia entre el Tapas bar y el apartamento. No exactamente como lo describió Gerry McCann.”



(Con solo la estrecha, fachada posterior remotamente en su campo de visión, el apartamento, incluso a la luz del día, estaba en gran parte invisible desde el Tapas Bar.)

De “Madeleine” por Kate McCann (editado y abreviado por Antonella Lazzeri y Oliver Harvey):

“En aquel momento mi cerebro simplemente no podía relacionar tales casos con el de Madeleine. Estas eran víctimas de abusos, y tan terrible como eran tales crímenes, el de Madeleine era mucho peor. Nuestra hija había sido robada.”

(¿Qué crimen cometió Madeleine? No habiendo “ninguna prueba de que ha sufrido algún daño,” ¿cómo puede “robado” ser considerado peor destino que “abusado sexualmente?”)

“Yo estaba totalmente perplejo. Sí, tal como sugirió la PJ, la sangre de Madeleine estaba en el maletero de nuestro coche, que no fue alquilado hasta el 27 de mayo, ¿cómo demonios llegó hasta allí? ¿Significaba esto que alguien lo había puesto allí? No podía encontrar ninguna otra explicación.”

“En ese momento Gerry comenzó a sentirse mucho mejor. Se dio cuenta que nadie podía haber plantado pruebas forenses que nos implicaran…”

(Por lo menos Gerry debía saber que la PJ no tenía el cuerpo de Madeleine – o muestra de sangre)

“¡No tienen nada!” le disparó Gerry a Carlos. Comenzó destacando las muchas deficiencias en las pruebas de la PJ y la total ausencia de lógica.”

“Su énfasis sugería que esto era el patrón de oro. Yo simplemente le miraba, incapaz de ocultar mi desprecio. Estos perros nunca habían sido utilizado en Portugal antes…”

(Y el Benfica nunca gana fuera de casa).

“Al final los perros “alertaron”. Sentí que me relajaba un poco. Esto no era exactamente lo que yo llamaría ciencia. La película continuaba. Ahora nos encontrábamos en un garaje subterráneo donde había más o menos ocho coches aparcados, incluido el Renault Scenic alquilado.

“Era difícil de pasar por alto: las ventanas estaban cubiertas con fotografías de Madeleine. En medicina nosotros llamaríamos a esto un estudio “no ciego”, uno que es susceptible de ser influenciado.”

(“¡Pregúntale a los perros, Sandra! No solo son bilingües sino que reconocen fotografías de niños desaparecidos.)

“Ahora sabemos que, los productos químicos que se cree crean el “olor a muerte”, putrefacción y cadaverina, no duran más de 30 días.

De un informativo de la UTV del 8 de marzo de 2006:

“Un juicio por asesinato se enteró hoy del “olor característico de la putrefacción” después de que un perro policía especializado descubrió la improvisada tumba ribereña de la pensionista Attracta Harron cuatro meses después de haber desaparecido mientras caminaba a casa después de misa en diciembre de 2003.”

(Mismos perros. Mismo adiestrador)

Del The Sun, 10 de mayo, 2011:

Había pasado un año desde que Madeleine fue secuestrada y la familia se fue de vacaciones a Canadá.”

Seguido después por:

“…algunas veces me entristece que cualquier otra persona sea capaz de desconectar mientras que Madeleine aun está desaparecida.” (“Madeleine” por Kate McCann – editado y resumido por Antonella Lazzeri y Oliver Harvey).

(Me entristece que alguien pueda tragarse esta tontería.)

© Traducción de Mercedes