domingo, 17 de julio de 2011

Caso Madeleine McCann - La tontería del día...


Policía descifra códigos Madeleine McCann

17 julio 2011
Por Jonathan Corke

Los secuestradores de Madeleine McCann podrían haber utilizado mensajes codificados en los muros exteriores del apartamento familiar para indicar cuándo se encontraba sola. 

La policía del Algarve portugués ha descubierto recientemente que los delincuentes están utilizando flechas o círculos para marcar las posibilidades de entrar en las viviendas.

Una flecha horizontal significa que la propiedad es fácil de acceder durante la tarde. Semicírculos debajo de una línea indican que un niño se encuentra solo por la noche.



Los signos, que se cree parten de las bandas de delincuentes brasileños, han sido encontrados en o cerca de propiedades en toda la popular región turística.

Madeleine McCann tenía tres años cuando desapareció en Praia da Luz hace cuatro años mientras sus padres Kate y Gerry cenaban en las cercanías. La policía sospecha que el apartamento podría haber sido vigilado durante días.

Un testigo vio a un hombre vigilándolo la semana anterior a la desparición de Madeleine en mayo de 2007. 

Dave Edgar, un ex detective que actualmente investiga el caso para los McCann, dijo: “Alguien simplemente no entra, alguien que está de paso, y coge a una niña y se la lleva.

“Estas cosas se planean. Pueden haber estado vigilando el apartamento durante una semana o más.” 

La policía portuguesa espera que publicando los datos de estos códigos pueda ayudar a prevenir la delincuencia en la región.

Un portavoz de la policía dijo: “Los signos indican a otros ladrones el nivel de dificultad para entrar en la vivienda, también indican cuando está vacía la casa o cuando es más probable que esté vacía, si hay personas mayores o niños solos, entre otras cosas.”

Avisó a los residentes: “Si ve algunos de estos signos alrededor de su casa, debería retirarlos inmediatamente y contactar con su policía local.”

Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, dijo que cualquier cosa que estuviera haciendo la policía para llamar la atención sobre posibles delitos en la zona era bienvenido.

Se cree que las ventas del libro de Kate McCann “Madeleine”, publicado en mayo, han superado las 200.000 copias.

Kate, 44 años, y Gerry, 43, de Rothley, Leicestershire, esperan que emerja nueva información sobre el caso de hija. 

Un equipo de detectives de la Policía Metropolitana está revisando las pruebas de su caso para ver si se ha pasado por alto alguna pista.

Inciso: Resulta extraño que la policía portuguesa y británica, así como los medios de comunicación británicos digan que se han enterado recientemente que los delincuentes utilizan “señales” para marcar viviendas teniendo en cuenta que este tipo de noticias “bulo o no” circulan por España desde hace años.


Una vez más la prensa británica nos demuestra que los domingos tienen muy pocas noticias serias que publicar aunque les aconsejaría que dejaran de publicar este tipo de informaciones ya que dicen muy poco a su favor.

© Traducción de Mercedes