jueves, 26 de septiembre de 2013

Caso Asunta: Madre no hay más que una...

Asunta - "Jefa de Cazafantasmas"
Triste crónica de un nuevo homicidio, tal vez parental, de un menor. Nunca nos acostumbraremos, o eso espero, a leer noticias como la que asalta las portadas de los periódicos desde el pasado domingo.

Asunta, una niña a la que la vida aparentemente había dado una segunda oportunidad. Nacida en un país en el que el nacer mujer es una lacra familiar su madre, seguramente con el dolor que debe producir tener que acatar una Ley que te obliga a elegir entre el amor a un hijo y la necesidad de subsistir, decidió dar a su hija recién nacida en adopción con la esperanza de que su decisión sería su mejor regalo.

La "fortuna" quiso que con pocos meses fuera adoptada por un matrimonio que, a primera vista, podría haberle dado el amor y protección que todo niño merece.

Todo esto en la teoría ya que, si se llegan a confirmar las sospechas de la guardia civil, esa vida de ensueño que pudo ser, se la arrebató la segunda madre que un siniestro destino puso ante su corto camino .

Relato de una vida truncada

El domingo, 22 de septiembre los vecinos de Compostela amanecían con la noticia de que la noche anterior dos jóvenes habían encontrado el cuerpo sin vida de una niña. Horas antes, sus padres habían denunciado su desparición.



Lunes, 23 de septiembre: Entre la consternación que produjo este macabro hallazgo, la policía encargada del Caso de Asunta inician una investigación en el entorno más próximo a la pequeña. Los indicios apuntan en esa dirección.


¿El dolor de una madre? Imagen de: Xoán A. Soler
Martes, 24 de septiembre: Se empieza a hablar de indicios e incongruencias en la declaración de sus padres en el momento de presentar la denuncia. Una cámara de seguridad confirma que al menos una parte del relato ese incierto. Una cuerda encontrada la pista forestal donde se encontró el cuerpo sin vida de Asunta es similar a una bobina de cuerda recuperada por la policía durante el registro efectuado en la casa familiar de Teo que se encuentra a menos de cinco kilómetros de distancia del lugar. Rosario Porto (Charo), madre de Asunta, es detenida. Alfonso Basterra, su padre, sigue en libertad. 

Miércoles, 25 de septiembre: Se efectúa un nuevo registro en la Casa de Teo, en esta ocasión Rosario y Alfonso asisten en calidad de imputados, sus derechos procesales deben ser garantizados. Tras 7 horas de registro y recibidos los resultados de las pruebas toxicológicas encargadas por el Instituto Anatómico Forense de Santiago, Alfonso es también detenido. 

Jueves, 26 de septiembre: Desde primera hora de la mañana comienzan las especulaciones de un asesinato con motivos económicos en su trasfondo, algo que unas fuentes desmienten y otras confirman. Sea como sea, ya nada devolverá la vida a la pequeña Asunta, solo podemos esperar que se honre su memoria averiguando quién le arrancó la vida y que esa persona o personas paguen por su delito. 

Asunta DEP

El blog de Asunta

Artículo relacionado: Mi hija Hildegart