martes, 29 de octubre de 2013

Caso Madeleine McCann: Gonçalo Amaral Cuenta como afectó el caso “Maddie” a su vida familiar

Nova Gente

Credits: Joana Morais
Semana del 21 al 27 de October 2013,
Edicón 1936, páginas 42 to 45

¿Cómo recibió la noticia de que la Policía inglesa está siguiendo nuevas pistas?
Con calma y tranquilidad. Sé de lo que va, sé lo que los autores pretenden con estas noticias pero, cualquier persona que haya seguido el caso a lo largo de estos años sabe discernir de entre el ruido publicitaria aquello que realmente está en juego , o sea, una presión intolerable sobre un tribunal portugués.

¿Pero hay algún cambio en el caso?
No ningún cambio, en realidad no hay nada nuevo, seguimos como estábamos cuando el proceso fue archivado en 2008. Los autores de la acción civil parecen ser muy creativos, por eso hay que esperar algún relámpago de su creatividad e imaginación.

En el juicio que está en curso y le enfrenta a los McCann, le han pedido una indemnización de un millón 200 mil euros por difamación...
Lo que está en juego es un delito de opinión, algo impensable en el Portugal libre y democrático después del 25 de abril. En realidad, no existen hechos que sustenten tal petición de indemnización (...) Los autores de la demanda quieren dar a entender que mi opinión y la de aquellos que trabajaron conmigo, policías portugueses e ingleses, expresada en el libro y en el documental, puso en peligro sus esfuerzo por encontrar a la niña y que les causó daños morales. Pero, esta tesis, peca de falta de hechos.

¿Está satisfecha del curso del juicio?
El sentido común me dice que no cante triunfo, y que aguarde con calma y serenidad la decisión final. Aunque, la publicidad y la campaña de desinformación e intoxicación que se encuentra en curso, par parte de los autores de la acción civil, parece indicar que los mismos no están muy satisfechos con el curso del juicio sintiendo la necesidad de influir en el resultado final.

Fue notoria la ausencia en el tribunal de los amigos que cenaron con los McCann la noche de la desaparición de Maddie...
Tal vez solo sea una estrategia de la acusación, aunque su ausencia no dejó de ser notada. En el fondo, quién mejor que aquellos que normalmente acompañaban a los autores durante sus vacaciones, hace algunos años, y en algunos casos los visitaban de casa antes de los acontecimientos del 3 de mayo de 2007, para ir al tribunal para hablar sobre el “antes y el después” en la vida del matrimonio. La acusación ha preferido testigos que solo han sido amigos y visitaron al matrimonio después de aquellos acontecimientos.

¿Algún testimonio importante en su defensa?
Fue importante desenmascarar durante la audiencia al psicólogo que al final se descubrió que solo tenía una licenciatura en Ciencias Sociales, en el ámbito del cual tiene una asignatura de Psicología, o sea, no era psicólogo y no estaba habilitado para hacer evaluaciones psicológicas, Igualmente importante fue el testimonio de los compañeros que trabajaron conmigo en la investigación de la desaparición, también recordar la entrevista que los autores dieron al semanario portugués en septiembre de 2008, un mes después de salir el libro y donde desvalorizaban su contenido, llegando a decir que no tenían intención de demandarme... En fin, cosas de la vida.

¿Hubo una petición suya para que el juicio se desarrollara a puerta cerrada?
Es verdad, queríamos evitar lo que está sucediendo: juicios en la plaza pública y campañas de desinformación e intoxicación que en nada contribuyen a una buena decisión judicial, que debe ser libre, objetiva y fundada en el Derecho.

¿Mientras lideró la investigación sintió presión?
Durante ese tiempo fue cuestionado todo nuestro trabajo y fuimos objeto de las mayores afrentas personales y profesionales, la campaña contra nosotros fue vergonzosa e innoble. El libro Maddie: La Verdad de la Mentira relata los primeros seis meses de la investigación criminal. Después fue archivado el proceso en 2008. Es normal que una investigación tenga avances y retrocesos, teniendo un principio, medio y término. Por eso, no se puede afirmar que la investigación terminó o que los indicios que existían a finales de septiembre de 2007 fueron eliminados o que se llegó a un resultado diferente.

¿Con qué impresión se quedó cuando conoció al matrimonio?
Más allá de que la madre de la niña entendía que se le debía servir una taza de té y que el padre se mostró completamente despreocupado en el momento de un intento de extorsión, recuerdo el hecho de, tal como consta por testimonio en el proceso, el padre durante las primeras llamas que hizo a Reino Unido se refirió a la desaparición como un rapto llevado a cabo por una red de pedofilia. Se podría, en aquel momento entender como una mera idea, aunque ahora, parece más una obsesión.

CAJA
Ingleses tienen nuevos sospechosos
Denominada Operación Grange, la Policía inglesa decidió reabrir el caso de la desaparición de Madeleine McCann basándose en material recogidos por las policía portuguesa y británica y los detectives privados contratados por el matrimonio a tal efecto. Ya han sido identificadas 41 personas de “interés” donde constan algunos portugueses y 15 británicos. A principios de semana fueron divulgados retratos-robot de un nuevo sospechoso en Crimewatch, programa de la BBC sobre casos de Policía que se centró en la desaparición de Madeleine McCann ocurrida el 3 de mayo de 2007, en Praia da Luz, en el Algarve. Después de la emisión, Scotland Yard afirmó públicamente “estar satisfecha” con la reacción que suscitó el programa ya que “más de mil personas contactaron con la Policía británica para facilitar información sobre el caso.” Entretanto, la policía inglesa cree que Kate no se cruzó con el secuestrador por una cuestión de minutos y que la persona habría sido vista cerca del apartamento vacacional con una niña en brazo podría ser ese secuestrador.

¿Hay algún motivo por el que Kate no respondiera más de 40 preguntas?
En calidad de arguida tenía ese derecho y lo usó. Aunque, responder tal vez debería entenderse como un deber de madre, una obligación de una madre preocupada por la desaparición de su hija y sin miedo de responder a preguntas por muy delicadas que fueran.

¿Qué tipo de sentimientos alimentan los McCann por sí mismos?
En mi opinión, sienten mucho rencor y deseo de venganza, aunque no solo por mí sino por todos aquellos que tienen una opinión propia y contraria a la suya, que no se doblegan ni se dejan influenciar por campañas publicitarias e intoxicantes.

¿Te hubiese gustado encontrar a su hija?
Lo hicimos todo por resolver el caso, aunque los autores de la acción civil en poco o nada colaboraron, se mostraron siempre más preocupados por si mismos, con su imagen, algo que aun hoy ocurre. Recuerdo las palabras de la madre de la niña cuando fue notificada de su audición como arguida: “¿Qué es lo que va a decir la prensa? ¿Qué van a pensar mis padres?” De boca de los autores de la acción civil nunca oímos una palabra de aprecio para con los policías implicados en la investigación, hombres y mujeres que abandonaron sus familias, su hijos, para, lejos de casa, andar en busca de su hija. Apenas se oyó decir, así que el proceso fue archivado, que ponderaban demandar a la Policía. Aunque apenas han demandado a uno de los investigadores, aquel que públicamente en el ejercicio de derecho de defensa y de su libertad de expresión, dio a conocer lo que había pasado durante los primeros meses de la investigación criminal.

“Seis años sobreviviendo”

Desde que el caso Madeleine McCann comenzó, vio su vida vuelta del revés. Fue apartado de la Policía, tuvo que jubilarse anticipadamente, se divorció, vino a vivir a Lisboa lejos de su hija Inês, perdió a su padre con quien compartía la casa, enfermó, adelgazó... ¿Fueron tiempos difíciles?
La pregunta describe todo lo que sucedió, falta apenas señalar la muerte de mi madre en 2009 después de una larga enfermedad. En aquel momento, en las Webs de apoyo a los autores de la acción civil, fui de forma cobarde e injustamente acusado de haber asesinado a mi madre, describiéndose incluso la forma en que lo habría hecho. Hay personas que no consiguen mantener la objetividad, que no consiguen analizar el caso sin pensar en los nombres que están implicados, si consiguieran hacer ese tipo de análsis, pensando solo en una niña desaparecida y en las circunstancias que envolvieron esta desaparición tal vez no sentirían la necesidad de injuriar y violar la privacidad de quien solo intentó hacer su trabajo. Cuando mi vida privada, estos seis años fueron años de lucha por la supervivencia física, mental y emocional, intentando establecer una nueva vida, con proyectos e ideas en cuanto al futuro, separando las situaciones. En mi vida tiene que existir un camino que discurra en paralelo al caso, pero que no se cruce ni sea influido por él, no es fácil, aunque creo que lo he encontrado.

¿Nunca se sintió derrotado o deprimido?
Afortunadamente no sé lo que es sentir una depresión y el sentimiento de derrota o renuncia no forman parte de mi personalidd.

Ganó en el Tribunal de Apelaciones la providencia cautelar contra la publicación de La Verdad de la Mentira, donde daba a conocer la investigación. ¿Ya le han devuelto los libros?
Lo libros ya fueron devueltos a la editorial, aunque aún no he sido reembolsado de nada. Además aun penden sobre mí arrestos preventivos interpuestos por los autores de la acción.

¿Algún trabajo o libro entre manos?
Tengo un libro escrito que se titula Madeleine: Investigación Inacabada para el cual aun no he buscado editorial. Estoy escribiendo otro libro relacionado con mi actuación en cuanto a investigador de delincuencia violenta y organizada, una especie de reflexión acerca de la forma y modo en que se investigaba.

¿Y después del juicio?
Mis expectativas para el final de juicio es seguir con mi vida, de acompañar y ayudar a aquellos que me son próximos, y si se prestaran las condiciones intervenir solidariamente en la sociedad portuguesa. Como dice mi hija Inês existen más niños y jóvenes que necesitan proyectos de vida saludable, de ser actores y autores de su cambio de vida, de ser felices.

CAJA
Amaral pondera demandar a los McCann por daños a su hija
Piensa en procesar a los McCann por algún daño relativa a su familia
“He ponderado esa posibilidad, y aun es pronto para contabilizar todos los daños y para tomar una decisión. He de pensar en mi hija Inés y en los efectos que el prolongamiento de toda esta situación provocaría.

¿Cómo lo ha llevado?
Ha sido difícil, la distancia no ayuda, aunque intento seguir la vida de Inés. En medio de todo esto me preocupa bastante mi hija, aun hace poco tiempo preguntaba qué podía pasar con este juicio, si podría ser encarcelado, etc. Inés tiene la edad que tendría la niña desaparecida si estuviera viva y reacciona negativamente a todas las noticias que se refieren al caso, cuando se menciona el nombre de esta niña dice que está harta de oírlo. Para ella existen otros niños que necesitan atención, amor y cariño, para ella hay más niños en el mundo y ella, Inés, es una de ellas. Su mundo fue alterado cuando vio a su padre atacado e injuriado, incluso antes de la publicación del libro, y ese mundo suyo se colapsó cuando debido a todas las circunstancias posteriores, tuvo que abandonar la casa donde nació, la escuela a la que iba y vivir lejos de su padre. Inés es una víctima de la arrogancia y falta de sentido común de los autores de la acción civil lo cuales dicen ser católicos, aunque de cristianos parece tener poco o nada.

Traducción de Mercedes

English: Here

5 comentarios :

  1. Siempre he apoyado al Sr Amaral porque lo que ha vivido debe ser muy duro ! Pocas veces se ha visto atacar a una persona que representa una autoridad de esta manera :ataques a su apariencia , vida personal , profesional ... Una verguenza que para nada enaltece a las personas que lo han hecho , mas bien lo contrario !
    Y por eso, me gustaria decirle que no caiga en el mismo ritual que la otra parte.
    A veces un "silencio" vale mas que mil palabras . ...Me parece que no deberia hablar sobre el juicio de Lisboa y mucho menos su abogado ... Cuando se acabe y haya una sentencia ,ya tendra tiempo de "hablar" ... Solo es una opinion personal de alguien que le da mucha pena lo que le ha ocurrido .

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente,debía demandarlos por haber causado sufrimiento a la hija de Amaral,que también tiene :derechos como niña que es, no solamente los gemelos McCann,todos los niños deben ser protegidos.En cuanto a las redes próximas a los padres,que insinuaban que Amaral había matado a su madre....sólo demuestran la incultura,el rencor enfermizo y la falta de ética de la gente que los defiende.Voy a por mi taza de te......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la primera vez que oigo o leo algo asi en relacion a GA y su madre ...

      Eliminar
  3. Esto hombre ha pagado un precio demasiado alto , solo por ser policia en PDL .
    Que pena ! Destruir a alguien de esta manera .Para qué ? Es que una vida rota vale para destruir una otra ? ...No vale luego ir por ahi rezando en todas las iglesias ! Son los "actos" que cuentan ...las "apariencias " eso , es puro artificio !

    ResponderEliminar

.
Política de comentarios
Nos gusta escuchar lo que tienes que decir y agradecemos vuestros comentarios. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que consideremos como spam así como cualquier contribución que resulte ofensiva o inapropiada para el discurso civilizado. Tampoco toleraremos ataques personales, bien sea contra las autoras u otros participantes de este blog. Gracias por participar!