domingo, 27 de octubre de 2013

María el “misterio” de la niña cíngara y Madeleine McCann... trasfondo racista de cobertura mediática

drive-by planet

Titulares María - Sash Ruseva

Publicado por: Jay Cables
Escritor independiente que vive en Ontario-Canadá
26 octubre 2013

Una historia desde Grecia sobre una “misteriosa niña” de cuatro años llamada María ha hecho titulares.

María de cabello rubio vivía al cuidado de una pareja cíngara que resulta ser de tez oscura. Esto levantó sospechas en la imaginación de algunos de que la niña pudiera haber sido secuestrada.

El perfil de los tutores de María refleja el estereotipo sensacionalista de los cíngaros, uno engañoso. De hecho hay muchos cíngaros de pelo rubio, un hecho pasado por alto por los Medios que prefieren jugar con el estereotipo “gitano”. No obstante, el descubrimiento de María, rubia, de ojos azules, ha llevado a una especulación desenfrenada sobre secuestro, tráfico y abuso infantil.

No hay ninguna prueba de que el caso de María se tratara de un secuestro o intercambio de dinero, a pesar de las insinuaciones de los Medios. Una mujer búlgara de nombre Sash Ruseva que, horror de los horres, no es rubia, ha demostrado a través de un análisis de ADN ser la madre biológica de María. Ruseva dice que cuando estaba trabajando en Grecia dejó a María, con siete meses de edad, al cuidado de la pareja actualmente bajo investigación porque no podía permitirse llevarse a María con ella de vuelta a Bulgaria. Es citada en The Independent diciendo: “Intenté volver y llevarme a mi niña a casa, pero entretanto di a luz a dos niños más así que no pude volver.”

Los cíngaros tienen sus propias costumbres y tradiciones. Tal vez la pareja griega estaba haciéndole un favor a la madre. Según aquellos que los conocían María estaba siendo bien cuidada. Pero la imagen, tal como es transmitida por los Medios, envía un mensaje diferente. El Daily Mail yuxtapone a la rubia de ojos azules María con ambientes cíngaros como insinuando pruebas circunstanciales de un delito. Otra fuente de noticias apuntó que la niña hablaba una “lengua romaní oscura”. Huelga decir que María ha sido bautizada como “la Maddie griega” en referencia a Madeleine McCann, una niña rubia que desapareció misteriosamente durante unas vacaciones familiares en Portugal en 2007.

Poco después del descubrimiento de María, llegaron noticias desde Irlanda sobre niños rubios viviendo con familias cíngaras. Esto hizo saltar las alarmas en la mente de los desconfiados, o tal vez supersticiosos podría ser un término más adecuado, llevando a que en un caso el Gardai (policía irlandesa) entrara en una casa de Tallaght poniendo a uns criatura bajo custodia del estado.

Dada la prisa de las autoridades irlandesas por retirar a estos niños de sus familias, se puede perdonar si piensa que estaban guiados por cuentos de los Hermanos Grimm o posiblemente por folklore medieval sobre ladrones de niños. Los cíngaros –principales sospechosos en la mente de algunos- son ahora los nuevos hombres del saco cuando se trata de presunto secuestro de niños. Supongo que siempre es conveniente tener a mano un chivo expiatorio. El único problema es que las pruebas de ADN demuestran de forma concluyente que los niños puestos bajo custodia en Irlanda por las autoridades son de hecho hijos biológicos de las familias cíngaras implicadas... una afirmación hecha por los padres de los niños desde el principio. Pero por Dios cómo demonios podrían esos tipos morenos posiblemente ser los padres de niños rubios.

Muchos padres de tez clara tienen hijos que no se parecen a ellos, tal vez más parecidos a un abuelo o abuela. Pero las posibilidades de ver titulares alarmistas sobre niños de tez morena al cuidado de adultos de tez clara e bastante remota, incluso si resultan ser cíngaros. Los Medios prefieren servir “ángeles rubias” blancas en las garras de gente oscura, preferiblemente de la variedad cíngara. Al margen de que perpetuar mitos desacreditados, vende más periódicos.

Killian Forde, escribiendo en thejournal.ie ofrece una descripción gráfica de la historia que rodeó los casos irlandeses:

Rápidamente una docena de Gardai convergieron en una casa en Tallaght y tras un par de horas de malinterpretar o ignorar la legislación de protección infantil se llevaron a la niña de su casa y la pusieron bajo custodia del Estado.

Aparentemente las únicas pruebas contra la familia son que la niña simplemente no parece lo suficientemente “cíngara”.

Mientras surgían las noticias y los Medios en línea se abrieron a los comentarios un casting colectivo exentos de ninguna lógica emergieron a través de Internet. Comentarios corrosivos basados en cero pruebas, noticias o incluso experiencias reales fueron publicadas. Los comentarios más populares/gustados fueron los más extremistas.

Los comentaristas lanzaron escandalosas calumnias que sirvieron para pintar un cuadro condenatorio de la comunidad cíngara como un grupo de secuestradores en serie, asesinos en masa, traficantes de esclavas sexuales y torturadores de niños. Los pocos comentaristas valientes que argumentaron contra esta denigración étnica recibieron un “pulgar rojo” del histérico diálogo en la Red.

Lo que había en común entre los comentarios de estos ampliamente elogiados era el inmediato conformismo del estereotipo de “cíngaros ladrones de niños”. Un estereotipo que, según uno de los académicos más eruditos en el mundo en temas de cultura cíngara, el Profesor Thomas Acton, es inmerecido, ya que él “no conoce ningún caso documentado de cíngaros/gitanos/trashumantes robando niños no-gitanos en ninguna parte.”


La inexplicable desaparición de Madeleine McCann está en una categoría diferente, pero la historia también tiene un trasfondo inquietante. El bombardeo mediático que rodea la historia McCann ha sido mayor que la cobertura dada a algunas guerras.

Han desaparecido cientos de niños en Reino Unido durante los últimos años, muchos de ellos niños negros, pero esos casos apenas reciben mención... desde luego comparado con la exhaustiva cobertura del caso Maddie. Los desenfrenados titulares continúan llegando años después de la desaparición con anuncios periódicos de nuevas pistas y descubrimientos... mucho de ello por valor de poco más que la especulación.

Los McCann son profesionales de bata blanca, ambos médicos. La sospecha de que el caso ha recibido un alto perfil por razones equivocadas fue subrayada por José Miguel Judice, un ex-presidente del Colegio de Abogados Portugués. Dijo que la extraordinaria atención y esfuerzo dedicado a este caso era porque la niña es “inglesa, blanca y la hija de unos médicos.”

Too often such stories get traction because of the circumstances surrounding the case along with hype of the 'blonde angel' variety. It creates the impression that if a child is white, blonde and cute the story will be given higher profile. Of course any crime or suspected crime involving a child should be given a high priority but it is difficult to miss the political/cultural subtext in the coverage of the cases involving Maria the 'mystery girl' and Madeleine McCann.

Con demasiada frecuencia historias semejantes consiguen tracción por las circunstancias que rodean el caso junto con el bombardeo mediático de la variedad “ángel rubio”. Crea la impresión que si la niña es blanca, rubia y mona la historia alcanzará un perfil mayor. Por supuesto cualquier delito o sospecha de delito contra una criatura debería recibir una gran prioridad pero es difícil pasar por alto el trasfondo político/cultural en la cobertura de los casos de María la “misteriosa niña” y Madeleine McCann.

© Traducción de Mercedes

3 comentarios :

  1. Este artículo me gustó muchísimo, al margen de lo arcertado que pueda ser es sereno, fundamentado y corente todo aquello que le falta a la baciofia que está publicando la prensa británica, y la otra estos días sobre el caso "María"

    Que pena que a los periodistas no les dejen hacer bien su trabajo, es imposible que alguien que ha estudiado tanto pueda publicar tanta "desinformación" en tantos y tantos casos.

    ResponderEliminar
  2. Las traducciones del inglés aquí son excelentes. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anita viniendo de tí es un gran elogio... Muchísimas gracias!!!!

      Eliminar