sábado, 12 de julio de 2014

Caso Madeleine McCann: Juicio McCann contra Gonçalo Amaral – Día 12 – Testimonio Gerry McCann

Joana Morais

Después del receso me entretuve fuera fumando, así que cuando entré a la sala Gerry McCann ya había prestado juramento y estaba sentado declarando. Citaré el informe de Anne Guedes publicado por Pamalam para el comienzo de esta declaración.

Gerald McCann, 08 Julio 2014

Finalizado el receso de 10 minutos, el secretario llegó con Gerry McCann. Se le pidió que se pusiera en pie, se identificara y prometiera decir la verdad.

Jueza: ¿Cuándo supo que el libro de Gonçalo Amaral había sido publicado?

Gerry McCann: Fue en abril de 2008, un amigo les envió las traducciones de los artículos publicado en los medios.

Jueza: ¿Cuando el libro no había sido publicado aun?

Gerry McCann: No. Fue presentado a los medios de comunicación antes de su publicación.

Jueza: ¿Fue a través de entrevistas?

Gerry McCann: Sí

Jueza: ¿Cuándo fue publicado el libro?

Gerry McCann: Fue publicado 3 días después de la publicación del Informe Final del Ministerio Público [Nota de Joana: Los fiscales José de Magalhães e Menezes y João Melchior Gomes redactaron y firmaron el despacho de archivo que cerró la investigación a la espera de nuevas pruebas, no hubo un informe final redactado por el Ministerio Público en aquel momento, Pinto Monteiro. El informe final existente es el de la Policía Judicial en el que se basó el Ministerio Público para redactar el despacho de archivo]

Jueza: ¿Cuándo tuvo usted acceso al libro?

Gerry McCann: Supe a través de los medios, concretamente el Correio da Manhã, que el libro había sido publicado. Unos amigos portugueses nos traducían diariamente lo que decían los medios.

Jueza: ¿Ha leído el libro entero?

Gerry McCann: Leí partes traducidas. Solo estuvo disponible más adelante una traducción completa del libro.

Jueza: ¿Cuándo?

Gerry McCann: A finales de 2008. Añade que debe decir que su abogado Rogério Alves leyó el libro, hizo un informe sobre él y después habló con ellos sobre el mismo.

Jueza: ¿Cómo se sintió?

Gerry McCann: Lo que se decía en los medios, antes de que leyera el libro personalmente fue causa de una gran ansiedad para mí.

Jueza: ¿Y el libro?

Gerry McCann: Fue impactante. El libro es una afrenta a mí, mi mujer y mi familia y las personas que creen en ellos.

Jueza: ¿Cómo se sintió?

Gerry McCann: Dice que obviamente sintió angustia, desesperación y por supuesto ira, teniendo en cuenta que alguien cercano a la investigación alegaba sin pruebas que su hija desaparecida esta sin lugar a dudas muerta. El tema más importante para ellos era que el libro fue leído por cientos de miles de personas y ampliamente publicitado. Eso hizo que la gente creyera en la conclusiones, impidiendo que llegar información sobre Madeleine.

Jueza: Después se emitió el documental

Gerry McCann: En ese momento fue aun peor.

Jueza: ¿Por qué?

Gerry McCann: Explica que afirma desde el principio que Madeleine está muerta, que no hubo un secuestro, que él y su mujer mienten, que son suficientemente fríos y despiadados para ocultar el cuerpo en lugar de prestar ayuda. No hay pruebas de eso y las pruebas que presenta el documental no encajan.

Jueza: ¿Ha visto el documental?

Gerry McCann: Lo he visto en la Red.

Jueza: ¿Sintió lo mismo que con el libro?

Gerry McCann: Fue peor.

Jueza: ¿De qué manera?

Gerry McCann: Fue horrible darse cuenta de que la gente estaba viendo algo que no era verdad. Estábamos trabajando muy duro en la investigación, incluyendo personas en el Algarve que habían sido contratados para ayudar. El documental destruyó todas las posibilidades de obtener ayuda.

A partir de aquí comienza la narración de Joana Morais


Gerald McCann: Leí varias entrevistas que fueron publicadas en el Correio da Manhã y otros periódicos.

Jueza: Fue una entrevista publicada en julio de 2008.

Gerald McCann: Se publicaron muchos artículos todos los días. ¿Puedo ver el titular?

La Jueza lo permite y ordena a la intérprete que traduzca el titular y el primer párrafo de la entrevista.

Intérprete: “Madeleine murió en el apartamento. El Correio da Manhã inicia una publicación exclusiva de los extractos del libro de Gonçalo Amaral, que cree que Madeleine McCann en el interior del apartamento de Praia da Luz. El episodio de las vacaciones de 2005, en Mallorca – que levanta sospechas sobre un amigo de la pareja – y los resultados del ADN son las primeras entregas.”

Jueza: ¿Lo recuerda?

Gerald McCann: Sí, he leído lo mismo en algunas otras entrevistas.

Jueza: ¿Tuvo este artículo algo que ver con la presión de los medios que alega?

Gerald McCann – Sí.

Jueza: ¿Sufrió insomnio?

Gerald McCann: Sí, no dormimos durante muchas noches por la ansiedad causada por el libro.

Jueza: ¿Tiene alguna idea de lo que pensó la gente después de leer el libro?

Gerald McCann: No puedo responder a eso, solo si supiera lo que la gente pensaba antes.

Jueza: Permítame expresarlo de otro modo. ¿Cree usted que la gente creyó que la tesis planteada en el libro era verdad?

Gerald McCann: Cuando el proceso fue archivado no había pruebas que probaran que Madeleine estaba muerta, y no había pruebas que probaran que nosotros éramos responsables de la ocultación del cuerpo de Madeleine. Los portugueses fueron bombardeados con información de que nosotros ocultamos el cuerpo en el coche y que habíamos simulado un secuestro, principalmente después de la publicación del libro.

Jueza: ¿Y en cuanto a los ingleses?

Gerald McCann: El libro nunca ha sido publicado en Inglaterra por las acciones legales que tomamos. Tampoco fue publicado en los principales medios de comunicación. Hay sin embargo una pequeña minoría, un pequeño grupo que han lanzado una campaña de acoso que utiliza citas del libro.

Jueza: ¿Quiénes son?

Gerald McCann: Se llaman la “Madeleine Foundation” y nos vimos obligados, como último recurso, a emprender acciones legales contra ellos, concretamente contra un hombre llamado Anthony Bennett.

Jueza: ¿Cuáles la relación entre el libro y la “Madeleine Foundation”.

Gerald McCann: El libro fue citado por la “Madeleine Fondation” en un foro e incluso han distribuido folletos en Rothley titulados “60 razones que sugieren que Madeleine McCann no fue secuestrada”. Han entrevistado al Sr. Amaral e invitado a reunirse con ellos en Inglaterra. Esto es lo que nos llevó, después de que nuestros abogados le advirtieran varias veces, a emprender una acción legal contra Anthony Bennett, como último recurso.

Jueza: ¿Sabe si este grupo existía antes de que el libro fuese publicado?

Gerald McCann: No estoy seguro si el libro fue publicado antes o después.

Jueza: ¿Conocen los gemelos estas teorías?

Gerald McCann: Intentamos ser abiertos sobre ello pero nos preocupa que hagan preguntas sobre las afirmaciones del Sr. Amaral ya que él era el coordinador del caso. Kate me dijo que Sean le había preguntado sobre el hecho de que hubiésemos ocultado el cuerpo de Madeleine. Nos preocupa que pudieran oír cosas de otras personas.

Jueza: ¿Qué medidas han tomado para proteger a los gemelos en este caso?

Gerald McCann: Recibimos consejo profesional por parte de un psicólogo infantil que todavía nos asesora a día de hoy si lo necesitamos. El nos aconsejó que contestáramos las preguntas de los gemelos con toda la sinceridad posible, para su nivel de entendimiento. Sin embargo temo que puedan leer las cosas horribles que la gente dice sobre nosotros en internet.

Jueza: ¿Cómo es la coordinación con el colegio?

Gerald McCann: El colegio ha sido un gran apoyo, Kate es quien se ha entendido con ellos. Hasta donde yo sé no hubo incidentes concretos relacionados con el libro.

Jueza: ¿Ha oído hablar alguna vez de un libro escrito por Paulo Pereira Cristovão? [A Estrela de Madeleine” (La estrella de Madeleine) publicado en 2008]

Gerald McCann: Vagamente...

Jueza: ¿Ha oído hablar alguna vez sobre un libro escrito por Manuel Catarino? [“A culpa dos McCann” (La Culpabilidad de los McCann) publicado en 2007].

Gerald McCann: No puedo decir que no. No recuerdo ese nombre.

Jueza: ¿Ha oído hablar alguna vez sobre un libro escrito por Hernâni Carvalho? [“Maddie 129” publicado en 2007]

Gerald McCann: Conozco los comentarios del Sr. Carvalho en la prensa sobre el libro del Sr. Amaral.

Jueza: ¿Pero nunca ha leído el libro?

Gerald McCann: No

La Jueza Maria Emília de Melo e Castro pregunta a los abogados si tienen alguna pregunta que plantearle a Gerry McCann, solo Miguel Rodrigues tiene una pregunta, repitiendo la que le había planteado previamente a Kate Healy.

Miguel Rodrigues: ¿Qué le causó más angustia – a) La desaparición de su hija. b) ser constituido arguido. c) o el libro y el documental?

Gerald McCann: Todo ocurrió en momentos diferentes, el secuestro de un hijo es devastador pero el libro intensificó ese sentimiento.

Jueza: Bien, [se prepara para concluir la sesión]

Gerald McCann: ¿Puedo hacer una declaración?

Jueza: Las declaraciones en el sistema judicial portugués – a diferencia de en Inglaterra donde las personas pueden hacer declaraciones extemporáneas – son declaraciones, que consiste en una serie de preguntas planteadas por los abogados y el juez y por la respuesta de un declarante, lo que usted acaba de hacer. Puede decir algo más pero no tendrá ninguna validez legal, aunque si será registrado.

Gerald McCann: Quiero hablar sobre los perros rastreadores. Nunca dieron la alerta a sangre en el coche y nunca alertaron ante color a cadáver...

Jueza: [Interrumpe] No estamos aquí para determinar eso, nuestra perspectiva en este tribunal es analizar su declaración.

Gerald McCann: ¡Pero el libro afirma esto como un hecho!

Jueza: Para decidir eso ya hay expertos forenses. No estamos aquí para probar si el contenido del libro es verdad o no. Aquí solo intentamos establecer si la libertad de expresión de los demandados ha afectado los derechos de los demandantes. Este tribunal no puede ser un sustituto de una investigación criminal. [Se dirige a la intérprete]. Dígale al caballero que puede retirarse.

© Traducción de Mercedes

5 comentarios :

  1. Así que fue mas grave el documental que el libro ....
    Supongo que los M, consideran que ver la TV es mas fácil que leerse muchas paginas y asimilarlas.

    G, experto en perros... No lo sabíamos. Yo creía que había que preguntarle a Sandra ...

    ResponderEliminar
  2. Pues con la ley se han topado jajaj qué esperaba este Sr. McCann?
    Raro que no conozcan las demás publicaciones sobre el asunto, nada más le interesa lo publicado por el exinspector?why?
    A qué viene el lapsus sobre el asunto de los perros en un juicio que no cuestiona eso?
    Sus abogados no le explicaron? bueno!

    ResponderEliminar
  3. Llegado este punto a mi me gustaría recordar unos párrafos de la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Lisboa en relación a la medida cautelar subsidiaria a este juicio por difamación y dio la razón a Gonçalo Amaral:

    "Concluimos que los demandantes decidieron limitar voluntariamente su derecho a la intimidad de la vida privada, ciertamente buscando conseguir valores más elevados como el descubrimiento del paradero de su hija Madeleine, más al limitar ese derecho voluntariamente abrieron las puertas para que otras personas opinasen sobre el caso, en sintonía con lo que decían, aunque también por ventura en contradicción con sus orientaciones, aunque siempre dentro de los límites del legítimo y constitucionalmente consagrado derecho de opinión y libertad de expresión del pensamiento.

    No vemos que el derecho del autor del libro y aquí demandado pueda ser limitado por un derecho a la reserva de la intimidad que sufrió limitaciones voluntarias por parte de sus titulares, aquí demandantes.

    De la misma forma, en relación al derecho a la imagen y al buen nombre de los demandantes: al exponer su caso en la plaza pública y dándole notoriedad a nivel mundial, los demandantes abrieron todas las puertas a todas la opiniones, incluso aquellos que les son adversas.

    En cualquier caso, entendemos que la alegación de hechos que están profusamente plasmados en la investigación judicial y que fueron incluso publicitados por iniciativa de la Procuraduría General de la República, no puede ser visto en modo alguno como una ofensa al derecho a la imagen y buen nombre de los sujetos procesales.

    Finalmente, en lo que atañe a la lesión del derecho y usufructo de las garantías del proceso penal, concretamente el derecho a una investigación justa y el derecho a la libertad y seguridad, seguimos sin desvelar cómo es posible que tales derechos sean ofendidos por el contenido de un libro que describe hechos contenidos en la investigación, aunque la interpretación de esos hechos se aparte de la que hicieron los Magistrados del Ministerio Público, aunque ofreciendo interpretaciones fundamentadas, sólidamente construidas y lógicas."

    Esta es la interpretación de tres magistrados...

    ResponderEliminar
  4. Tanta historia y no han leido el libro. Terrible la mirada de Gerry en esta foto, muy similar a la de Kate.

    ResponderEliminar
  5. Me impactaron las fotos de Madeleine McCann "maquillada"; Ahora me impactan las fotos de sus padres.

    ResponderEliminar