miércoles, 7 de noviembre de 2007

Caso Madeleine McCann - Dos de los Tapas quieren cambiar su versión


By Fiona Govan in Praia da Luz
7 Noviembre 2007

Se ha afirmado que dos de los amigos que cenaron con Kate y Gerry McCann la noche que desapareció Madeleine han dicho a la policía portuguesa que quieren cambiar sus versiones.

Se dice que los abogados de la pareja han contactado con los detectives portugueses que dirigen la investigación para decir que sus clientes están dispuestos a volver a ser entrevistados para que puedan “corregir” sus declaraciones originales.

El diario español El Mundo informó que dos miembros de los llamados Tapas Nueve –el nombre dado a los McCann y los siete amigos que cenaban con ellos el 3 de mayo en el complejo turístico del Algarve- han pedido que sus identidades sean mantenidas en secreto.




“Los abogados de dos de los amigos de los McCann que cenaban con ellos la noche del 3 de mayo en el restaurante Tapas han contactado recientemente con la policía y dijeron que sus clientes deseaban volver a ser entrevistados para que pudieran “corregir” datos de sus declaraciones originales,” dice la noticia de El Mundo.

“Estos dos miembros del grupo han pedido que sus identidades sean mantenidas en secreto.”

Los siete que estaban de vacaciones con los McCann en el Ocean Club de Praia da Luz son Jane Tanner, 37 años, su pareja Dr. Russell O’Brien, 36, Dr. Matthew Oldfield, 37, su mujer Rachael, 36, David Payne, 41, su mujer Fiona, 34 y su madre Dianne Webster, 61.

Este fin de semana se informó que cuatro de ellos temen que están a punto de ser constituidos sospechosos formales por la policía portuguesa.

Se dice que el Sr. O’Brien y la Sra. Tanner, el Sr. Oldfield y el Dr. Payne han consultado con sus propios abogados antes de ser constituidos arguidos a causa de las aparentes inconsistencias en las declaraciones clave realizadas inmediatamente después de la desaparición de Madeleine.

Las estrictas leyes de secreto portuguesas han impedido a los McCann y los amigos que estaban de vacaciones con ellos de hablar públicamente sobre los acontecimientos ocurridos la noche en que Madeleine desapareció.

Sin embargo, varias contradicciones aparentes han salido a luz durante los seis meses transcurridos desde la desaparición de la niña de cuatro años, incluyendo la cronología de los hechos y cuánto alcohol fue consumido aquella noche.

Clarence Mitchell, el portavoz de los McCann, negó que alguno de los amigos hubiera contactado oficialmente con la policía portuguesa a través de sus abogados pero dijo que estaban felices de ser reentrevistados por la policía si eso resolvía cualquier aparente inconsistencia que pudiera adelantar la absolución de los McCann.

“Contrariamente a los informado por la prensa española, y después de preguntar a los amigos de Gerry y Kate McCann, puedo negar que hayan contactado a través de sus abogados solicitando corregir o cambiar las declaraciones de cualquiera de ellos.

“Los amigos de Kate y Gerry, que estaban con ellos el 3 de mayo, siempre han dicho la verdad y siguen felices, sin duda están interesados en ser reentrevistados por la policía si es necesario aclarar cualquier inconsistencia en las declaraciones que la policía pudiera pensar haber identificado.

“Los amigos creen que si esas entrevistas o reentrevistas tienen lugar solo podría conducir a que Gerry y Kate sean eliminados de la investigación rápidamente.”

Los McCann fueron constituidos arguidos por los detectives portugueses en septiembre, el día antes de que volaran de regreso a Reino Unido después de estar cuatro meses en Portugal.

Niegan cualquier implicación en la desaparición de su hija e insisten que todavía podría estar viva.

Traducción de Mercedes