jueves, 19 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - Estándares de prensa, Privacidad y Libelo

.

Parliament.uk

TRANSCRIPCIÓN sin revisar de la prueba oral.
Publicada como HC 275-III
Cámara de los Comunes
Acta de la prueba
Realizada ante
La Comisión de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte

Estándares de prensa, Privacidad y Libelo

Martes 10 de marzo 2009
Sr. Gerry McCann, Clarence Mitchell y Sr. Adam Tudor

Preguntas 168 - 226

USO DE LA TRANSCRIPCIÓN

1. 1.
Esta es una transcripción sin revisar de las pruebas presentadas en público y remitidas a la Cámara. La transcripción se ha colocado en la Internet por la autoridad del Comité habiendo la Oficina de Votación puesto copias de la misma a disposición de los diputados y demás.

2. 2.
Cualquier uso público, o referencia a su contenido debería dejar claro que ni los testigos ni los Diputados han tenido la oportunidad de corregir el documento. La transcripción no es aún un registro oficial de estos procedimientos.


3. 3.
Se les ha solicitado a los Diputados que la han recibido, con el fin de corregir las preguntas abordadas por ellos a los testigos, que remitan las correcciones a la Comisión Auxiliar.

4. 4.
Los posibles testigos podrían recibirla como preparación de cualquier prueba escrita u oral que pudieran entregar a su debido tiempo a la Comisión.

5. 5.
Transcrito por los Funcionarios Taquígrafos de las Cámaras del Parlamento:

Prueba oral

Adoptada ante la Comisión de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte

Martes 10 de marzo 2009

Diputados presentes

Sr. John Whittingdale, en la Presidencia
Janet Anderson
Sr. Nigel Evans
Paul Farrelly
Sr. Mike Hall
Alan Keen
Rosemary McKenna
Adam Price
Sr. Adrian Sanders
________________

Declararon como testigos: el Sr. Gerry McCann, el Sr. Clarence Mitchell, Asesor de Comunicación y Portavoz de los McCann, y el señor Adam Tudor, de Carter Ruck, Abogado.


P168 Presidente: Buenas tardes a todos. Esta es la tercera sesión de la Comisión de investigación sobre los estándares de la prensa, la privacidad y el libelo. Quiero dar la bienvenida como nuestros testigos de esta tarde a Gerry McCann, a su portavoz para los medios de comunicación, Clarence Mitchell, y Adam Tudor de Carter Ruck. Evidentemente, esta tarde nos vamos a centrar específicamente en cuestiones sobre los medios de comunicación, pero creo que en nombre de todos los miembros de la Comisión, transmito nuestras condolencias a Gerry McCann por la terrible experiencia que él y su familia han tenido que sufrir y también expresar la todavía esperanza de que Madeleine pudiera ser encontrada algún día. Antes de proceder a las preguntas, sé que le gustaría hacer una breve declaración.

Sr. McCann: Gracias. Soy Gerald McCann, el padre de Madeleine, que fue secuestrada en Praia da Luz el 3 de mayo de 2007. .Aunque los elementos de la cobertura mediática han sido, sin duda, útiles en la búsqueda de Madeleine, nuestra familia ha sido objeto de algunas de las informaciones más sensacionalistas, inciertas, irresponsable y perjudiciales en la historia de la prensa. Si no fuera por el amor y el gran apoyo de nuestra familia, amigos y el público en general, esta vergonzosa conducta, especialmente en las trágicas circunstancias en que nos encontramos, puede haber tenido como resultado el trastorno completo de nuestra familia.

P169 Presidente: ¿Puedo pedirle que hable un poco más acerca de su impresión de la en que se informó sobre el caso y la forma en que cambió con el tiempo?

Sr. McCann: Las primeras impresiones realmente empezaron el primer día cuando volvimos a Praia da Luz de haber pasado el día en Portimão en la comisaría de policía. Claramente, había ya una enorme presencia de los medios de comunicación en el país. Mi instinto natural fue hacer un llamamiento pidiendo información, para que la gente que presentase. En ese momento estábamos desesperados por conseguir información, desesperados, igual que lo estamos todavía hoy, porque nuestra hija pudiera ser encontrada y queríamos que la gente ayudara en eso. Esa es la razón por la que hablamos con los medios de comunicación e hicimos nuestros llamamientos. Especialmente al el principio, hubo una voluntad general de los medios de comunicación, un compromiso y una voluntad real de tratar de ayudar a obtener información que condujera al paradero de Madeleine. Bastante rápidamente a pesar de que Kate y yo, ciertamente, cuando estábamos en el apartamento viendo la radiodifusión, en particular los canales de noticias y, posteriormente, cuando leíamos los periódicos, vimos que la mayor parte del contenido del material, incluso dentro de los primeros días -posiblemente en particular durante los primeros días- fue altamente especulativo. No nos ayudó en absoluto y decidimos con bastante rapidez, en nuestro propio beneficio, no ver las noticias ni por supuesto leer los periódicos en detalle. Por supuesto, la especulación continúa todavía en muchos aspectos, hasta que todos sepamos dónde está Madeleine y quién se la llevó. Hubo cosas lo largo del camino de las que claramente queríamos hacer llegar el mensaje ahí fuera, concretamente el hecho de que, cuando se hizo evidente para nosotros que Madeleine podría perfectamente haber sido sacada con facilidad fuera de Portugal, añadió una dimensión completamente diferente para nosotros como padres y lo que estábamos tratando lograr. Como usted sabe, la frontera española se encuentra a sólo 90 minutos y sentimos, que si Madeleine hubiese sido trasladada rápidamente, nuestras posibilidades de encontrarla con una investigación local serían bastante escasas. Por eso queríamos una campaña internacional en la mayor medida posible, para conseguir que mucha gente fuese consciente de su desaparición. Nos pusieron en una situación muy difícil a aquellos que estamos que venimos de una sociedad acostumbra a un compromiso bastante abierto entre las fuerzas de seguridad y el público en términos de crímenes de alto perfil, en comparación con las circunstancias que las que nos encontramos en, en Portugal, donde por regla general no hay ningún diálogo abierto entre las fuerzas de seguridad y el público. Eso fue difícil, especialmente porque nos estaban entregando y nosotros estábamos investigando la experiencia de Norte América donde en los casos de niños desaparecidos, existe una fuerte creencia de que el público puede ayudar. Hubo, sin duda, un deseo de ayudar. Con el transcurso de las semanas, sobre todo después de haber terminado nuestros viajes a los países en los que sentíamos que había potencialmente información relevante que pudiera ser aportada a la investigación, al quedarnos en Portugal nos sorprendió que el interés de los medios de comunicación no decayera, siendo muy franco. Hemos visto la presión, en particular a los periodistas, para producir historias cuando en realidad no había nada nuevo que informar. Probablemente ese fue el punto donde las cosas se convirtieron en lo que yo llamaría irrelevancias, medias verdades o sugerencias haciendo portadas.

P170 Presidente: ¿Su impresión era que los periódicos querían seguir publicando historias sobre la desaparición de Madeleine y, si no había hechos nuevos sobre los que informar, empezaron a recurrir a inventarse cosas?

Sr. McCann: Estoy totalmente de acuerdo con eso. Antes de verme involucrado en esta experiencia, siempre he creído que, aunque podría haber una marcada exageración en los titulares, yo nunca he creído realmente que muchos de ellos podrían estar absoluta y flagrantemente inventadas. Creo que fue el caso de Madeleine.

P171 Presidente: ¿Y usted cree que una vez alcanzado este punto la mayoría de la prensa se hizo negativa y poco útil para usted o hubo ofensores específicos peores?

Sr. McCann: Obviamente hubo historias ficticias que no eran necesariamente calumniosas o difamantes y claramente hubo otro cambio, cuando nos declararon arguidos y realmente se abrió la veda a todo. Antes de todo esto estaba en marcho un proceso diferente que fue en gran medida donde Madeleine, en mi opinión, se convirtió en una mercancía y se iban a hacer ganancias. Por lo que yo podía ver, teniendo noticias de portada o sin duda cualquier historia en los periódicos todos los días no fue de ayuda para la búsqueda. Había ese elemento, pero que no fue especialmente perjudicial en ese punto aparte de que había un montón de desinformación que hubiese ocupado todo nuestro tiempo, si hubiésemos tratando de corregirla. Había algo muy pronto me hizo estar inquieto, en el marco de la confidencialidad de la investigación, ya sea en este país o en un país extranjero. Creo que hay información relacionada con un crimen que no desea que se haga pública, porque sólo los testigos que estuvieron allí conocerían esa información." Me preocupó mucho que cosas de la cronología se estaban haciendo cada vez más evidente a través de filtraciones y un deseo de que toda la información fuese conocida, en el momento me acuerdo de hablar con Kate y sus otros amigos y diciendo, "En cierto modo, el secreto judicial es bueno porque el secuestrador no podrá tener acceso a la información que sólo nosotros sabemos". Nuestra confianza desapareció pronto y fue decepcionante. Eso es muy diferente a un experimentado oficial de investigación, como sucedería en un caso grave en este país, facilitando información al público para tratar de obtener más información. Este aspecto fue preocupante desde el muy pronto.

P172 Presidente: ¿Cree usted que en la mayoría de los casos las historias negativas que aparecieron fueron completamente inventadas o había algunas personas en la policía, que podrían haber dado la información que les condujo a escribir las historias que hicieron?

Sr. McCann: ¿Quiere decir las historias que aparecieron en Portugal?

P173 Presidente: Sí.

Sr. McCann: Las peores historias que fueron publicadas en este país se basaron en los artículos que habían sido publicados en Portugal. A menudo, lo que encontramos fue que habían sido embellecidas y una sola línea perdida en un artículo en un periódico portugués, por lo general de una fuente sin citar, era la portada y exagerada en la medida en que hemos tenido titulares e historias ridículas. Creo que lo más abrumador de todo esto y el aspecto más dañino de toda la cobertura que Kate y yo no podemos perdonar es la presentación de que existen pruebas importantes que sugieren que Madeleine está muerta cuando no hay de hecho ninguna prueba que sugiera que se ha sido seriamente dañada.

P174 Sr. Sanders: ¿Está usted diciendo que los medios de comunicación impidieron su campaña y la búsqueda de Madeleine?

Sr. McCann: He dejado claro que los elementos de los medios de comunicación fueron útiles en el marco de la campaña. En cuanto a la distribución de su imagen, es increíblemente poderosa. No hay absolutamente ninguna duda al respecto. Posteriormente se utilizaron los medios de comunicación por la C-OP en el marco de un llamamiento pidiendo a los turistas a que se presentasen, consiguiendo un gran número de fotografía y otras informaciones. Cosas de la naturaleza del llamamiento y la sensibilización están ahí y son útiles, pero si describes a un niño desaparecido como muerto y la gente cree que está muerto sin ninguna prueba entonces deja de buscar.

P175 Sr. Sanders: ¿Sintió usted la necesidad de llamar a los medios de comunicación para sensibilizar a través de la prensa o sintió la necesidad de hacerlo para hacer frente a la atención no deseada por usted de los medios?

Sr. McCann: Hay dos elementos. Al principio de todo, Mark Warner tenía un especialista en medios de comunicación, un especialista de gestión de crisis de Bell Pottinger llamado Alex Wilful, que fue increíblemente útil para nosotros y, en aquellos primeros días, nos dio una orientación bastante simple que encontramos especialmente útil. Muy en la línea de: ¿cuáles son sus objetivos? ¿Qué esperas lograr hablando con los medios de comunicación? Ser muy claros sobre lo que quieren. Eso fue muy, muy bueno porque existe el elemento que está ahí en tu puerta. No habiendo estado expuesto a los medios de comunicación de ningún modo con anterioridad, no estás muy seguro de dónde están los límites y lo que se espera. Tener esa protección y orientación en términos de lidiar con ello era muy importante. El gobierno envió un asesor de medios de comunicación que tenía experiencia en gestión de campañas, Cherie Dodd, quien trabajó previamente en el DTI y empezó a hablar de la planificación para nosotros, cómo podíamos utilizar los medios de comunicación para lograr los objetivos y posteriormente llegó Clarence. Eso fue muy importante, en primer lugar, para asesorarnos para tratar de obtener información para ayudar a encontrar a nuestra hija desaparecida y, en segundo lugar, para protegernos de los medios de comunicación, porque las exigencias fueron increíbles. Ser empujado de estar de vacaciones a encontrarte un minuto después en medio de una tormenta de los medios de comunicación internacionales y saber cómo hacer frente a eso es muy difícil. Lo que queríamos y todavía queremos es una colaboración con los medios de comunicación cuando tengamos información que creemos puede ser relevante y puede ayudar a la búsqueda, obviamente trazando las líneas entre la búsqueda de Madeleine y el Show de Kate y Gerry, en el que los medios de comunicación estaba mucho más interesados, por lo que pudimos ver publicado. Trazar la línea entre estas dos cosas fue mucho más difícil.

P176 Sr. Sanders: Parece que sería casi imposible una vez que tiene ese nivel de atención de los medios poder controlarlo. Simplemente se transforma en un torbellino incontrolable.

Sr. McCann: Es evidente que las circunstancias que rodean esta historia son bastante singulares, pero nunca tuvimos la impresión de que estábamos controlando los medios de comunicación. Nosotros no fijábamos la agenda de los medios de comunicación.

P177 Sr. Sanders: No creo que le diera esa impresión.

Sr. McCann: Para que conste, tengo que ser categóricamente claro sobre esto. Los medios de comunicación deciden lo que publican y lo que transmiten. Obviamente estábamos pidiendo ayuda y conseguimos mucha publicidad, incluso al principio, publicidad no deseada. Era más sobre influir en el contenido y ser claros cuando nos acercábamos sobre lo que deseábamos conseguir con ello.

P178 Adam Price: Usted mencionó hace un momento las presiones que sintió algunos periodistas se enfrentan en términos de tener que entregar historias 24/7. ¿Le expresó alguno de los periodistas que conoció personalmente algún sentimiento de arrepentimiento o remordimiento por algunas de las historias que estaban publicando o fueron bastante descarados?

Sr. McCann: En el momento en que se publicaron las historias más perjudiciales, realmente no estábamos hablando con mucho periodistas cara a cara. Kate y yo, a pesar de la cobertura, sobre todo después de las primeras cinco semanas más o menos, hemos estado frente de los medios de comunicación muy ocasionalmente. Muy rara vez no hemos encontrado cara a cara con un periodista cuyo nombre firmase el artículo o la historia. Hemos tenido a Clarence con nosotros durante la mayor parte de esto por lo que él se ha ocupado de ello más. Sé que Clarence ha recibido disculpas por parte de periodistas y se ha habido los, “yo escribí esto, pero el titular fue realizado por la redacción". Es evidente que hay presión sobre los periodistas sobre el terreno a quienes se les está financiando los gastos y están bajo presión para producir material. Hay presión por parte de las redacciones para escribir un titular que no necesariamente refleja el contenido de los hechos disponibles en la historia.

Señor Mitchell: Gerry tiene toda la razón. Los reporteros sobre el terreno sólo hacían su trabajo. No somos críticos de ellos en ese sentido, pero estaban sometidos a intensas presiones de sus redacciones y entre ellos también. Tuvimos un grupo –solo estoy hablando de la prensa - De periodistas enviados a Praia da Luz, que estaban buscando la portada de ese día. También había otro grupo, más pequeño en Leicestershire intentando hablar con los parientes y la gente que ya había vuelto aquí que conocían a Kate y Gerry. También teníamos a columnistas escribiendo tratados legales y todos ellos cometían todos los días para conseguir que su versión de la historia llegase al periódico. Algunas veces me encontraba con la más ridícula situación en la que había reporteros que vienen a mí diciendo: "Tengo que conseguir una exclusiva para la portada antes de las cuatro de esta tarde o mi trabajo está en juego.” "Si decía," Bueno, lo siento, no tenemos hoy nada sustancialmente nuevo " o las autoridades portuguesas o británicas no querían que dijésemos nada no quieren decir nada, nos decían, "Vamos a tener que escribirlo de todos modos." Estaban pidiendo disculpas en ese sentido, pero como un ex periodista entendía las presiones a las que estaban sometidos. Más tarde me llamarían de Leicestershire o las redacciones de Londres diciendo, “Tenemos un mejor ángulo de la noticia" en este sentido. ¿Qué piensa de eso? "Era como una redacción de una sola historia generando todas estas presiones diferentes, independientemente de lo que dijéramos o hiciéramos, por supuesto la historia estaría en portada al día siguiente de todos modos. También tenemos pruebas anecdóticas de que algunos títulos obtenían ventas masivas y esa indudablemente era una de las razones de que Madeleine se mantuviera en la primera página durante tanto tiempo, aunque hubo muchos otros factores dentro de la historia que, en lenguaje periodístico puro, la convirtió en una gran historia y manteniendo el impulso. La mayor parte del tiempo no estábamos haciendo nada. Eran los medio de comunicación alimentándose a sí mismos.

P179 señor Evans: ¿Cree que obtuvo un mejor tratamiento por parte de las noticias en televisión de la que tuvo de la prensa escrita?

Sr. McCann: En general los organismos de radiodifusión han sido más responsables. Yo no diría que están libres de culpa, especialmente en torno al momento arguido. Había personas que estaban aceptando información que provenía de fuentes que todavía hoy no estamos seguros donde están. Si la cobertura era totalmente adecuada yo no soy la mejor persona para decidir, obviamente, porque no somos imparciales.

P180 señor Evans: En algún momento hubo algún periodista en un cara a cara con usted - aunque acaba de decir que era bastante infrecuente – fue abusivo hacia usted o con Kate?

Sr. McCann: No tanto directamente. Sí hablé con Christopher Meyer sobre este tema en el verano de 2007. "Reverencia" es la palabra equivocada, pero entre la prensa del Reino Unido que estaba allí sí que parecía haber una empatía y que no querían, al menos al principio, perturbar indebidamente. Eso se acabó bastante rápidamente, pero en general sentí que nos trataron muy bien. Cuando regresamos de la comisaría de policía la primera noche y vi a la prensa y el frenesí existente allí, tuve la más horrible visión de una intrusión completa, la invasión de nuestra intimidad, durante esos primeros días y semanas, mientras permanecimos en el Ocean Club había una orden al respecto. Accedimos a ser filmados realizando nuestras actividades normales pero no íbamos a comprometernos a dar historias todos los días. Eso pareció funcionar bastante bien. Ambas partes parecían estar muy felices. Lo que nos imaginábamos es que la demanda decaería rápidamente algo que nunca se hizo realidad y que sin duda me cogió por sorpresa.

P181 señor Evans: ¿Tenía alguno de ellos su número de móvil, por ejemplo, y le llamó a horas intempestivas o le molestó en algún momento?

Sr. McCann: Tengo que decir que fueron muy pocas. Mi número de teléfono móvil, lo tenía una parte de los periodistas. La gran mayoría llamaba a través del enlace con los medios, tanto si era Bell Pottinger al principio con Alex Wilful o Clarence y sus predecesores. Tuve algunas llamadas. Uno de ellos llamó para decir, "Creo que lo que está sucediendo ahora se está yendo de las manos y tiene que tratar de hacer algo." Era un consejo así como el hecho de grabarnos. Eso ocurrió en una o dos ocasiones y lo dirigimos de nuevo a los medios de comunicación.

Señor Mitchell: Uno de los problemas estaba sobre el terreno. Debido al secreto judicial y la incapacidad o falta de deseo de la policía de decir algo púbicamente, sin duda, la periodistas británicos y los estadounidenses, hasta cierto punto, esperaban una actitud muy abierta de las autoridades y, cuando no lo consiguieron, no tenían ningún sitio a donde ir. No pudieron llevar a cabo una investigación propia o no parecían estar demasiado inclinados a hacerla. Como un ejemplo práctico de ello, tendían a congregarse en un bar concreto que tenía una bonita combinación letal de Wi-Fi y alcohol y que se convirtió en la sala de redacción durante la duración del viaje, me temo. Conseguían una traducción de la prensa portuguesa cada mañana ocasionalmente también con errores de traducción. Entonces, sin importar la basura, francamente, que aparecía en la prensa portuguesa de cualquier fuente, venían después a mí y yo o bien lo negaba o intentaba corregirlo o decía, “"Simplemente no vamos a hablar de esto hoy." Ese era el modo de contrastar la historia y no había ningún otro esfuerzo para seguir ningún tipo de periodismo independiente tal como lo conocemos.

P182 señor Evans: ¿Está sugiriendo que algunas de las cosas que leímos en los periódicos estaban alimentados por el alcohol?

Señor Mitchell: No estoy sugiriendo que se haya escrito algo en ese estado. Simplemente estoy tratando de ilustrar el punto de que se trataba de una atmósfera acogedora. A los periodistas les resultaba fácil trabajar allí, yo tenía que bajar hasta allí para hablar con ellos. Las emisoras tienden a hacer pandilla al margen de la prensa, así que tenía que ir a donde se encontraban los organismos de radiodifusión y les informaba sobre los mensajes autorizados que previamente y que había acordado con Kate y Gerry. La prensa tendría una agenda diferente y plazos de entrega distintos por lo que tendían a congregarse en el bar. No lo digo en un sentido peyorativo. Solamente ilustro, como un ejemplo de donde estaban, pero eso es lo que tenían que hacer porque no tenían otras fuentes tradicionales que, normalmente, estarán disponibles para ellos. Francamente, a causa de eso, realmente no empujaron más.

P183 señor Evans: Quiero referirme a la distinción, cuándo la información que los medios conseguía de una forma u otra era útil y cuándo no, lo que es casi sugerir que la información que sólo podía estar disponible para la policía –solo la conocía la policía y ustedes mismos- de algún modo conseguía llegar a los medios de comunicación mundiales. ¿Cree, por tanto, que esta información se filtró directamente a algunos periódicos? ¿Hay alguna indicio -Clarence, quizás esta es una para usted- de que algún periodista británico estuviera pagándole a la policía para obtener información que ellos más tarde utilizaron y que fue en contra de sus intereses?

Señor Mitchell: No tengo ninguna prueba de ello. No puedo probar de donde provenía ninguna de las filtraciones pero sólo tiene que mirar la naturaleza de las historias y sus contenidos para hacer ciertas presunciones. Mi situación era hacer frente a las filtraciones una vez que aparecían. Algo que era muy frecuentemente solo una sugerencia o alegación, citada en la prensa portuguesa sin ninguna fuente, cuando cruzaba el Canal, se había convertido en un hecho con un escalofriante titular o lo que fuera encabezándolo. Ahí es donde empezaron realmente los problemas porque estas cosas terminaban siendo textos recortados que se convertían en hechos aceptados en la historia cuando de hecho estaban completamente distorsionados en muchos casos o eran completamente inciertos en otros.

P184 señor Evans: En esos casos donde la información era cierta, ¿eran los periódicos portugueses la fuente original y después de traducida era trasladada a los periódicos británicos o de vez en cuando algunas cosas que solo la policía y ustedes mismos conocían llegaban a los periódicos británicos primero?

Sr. McCann: Por lo que pude comprobar, casi toda la información disponible había surgido en Portugal primero. Sin conocer la relación complicada de lo que sucede alrededor de la comisaría de policía y lo que puede o no decirse, claramente hay alguien más en Portugal que ha sido citado diciendo que el secreto judicial es un poco como la ley de velocidad. Todo el mundo sabe que hay una ley, pero nadie la cumple. No fui yo quien lo dijo pero existía ese factor. Hay una diferencia cultural y, por supuesto, no hablábamos el idioma. En retrospectiva, sólo empezamos a prestar más atención a la prensa portuguesa, cuando nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo. Sé que en sus propuestas hay muchos factores sobre la digitalización de los medios así como la globalización de los mismos. Sin duda, este es un muy buen ejemplo de dónde hay medios de comunicación que rápidamente se alimentan los unos a los otros y al día siguiente lo encontrabas como titular de portada y en la prensa británica había un titular de primera página de lo que era una historia muy pequeña. Hay una consolidación positiva. The Times de Londres lo ha publicado; eso significa que es verdad. Eso fue citado en más de una ocasión.

Sr. Mitchell: Veíamos cosas que aparecían en la prensa portuguesa mal informadas en el Reino Unido y nuevamente mal informadas cuando llegaban de vuelta a Portugal. Algunas veces era este tipo de círculo vicioso.

Sr. Tudor: Para estar seguro de esto tendría que hacer una comparación línea a línea de todos los artículos portugueses y todos los artículos británicos (Inciso: ¿No valdría solo con algún ejemplo muy claro? Esto es VOMITIVO) No conozco la respuesta concreta pero estoy bastante seguro que la gran mayoría de las alegaciones que aparecieron aquí tenían como fuente los medios portugueses, en primer lugar, más que de fuentes directas. (Inciso: ¿No fue Martín Brunt quien dijo que sabía “a través de una fuente del FSS” que los resultados de los análisis incriminaban a los McCann y que al parecer ese era el motivo de que la PJ sospechase de ellos? ¿Es petardo es abogado y trabaja para Carter Ruck? ¿Es esta la persona que negoció un acuerdo con el Grupo Express por importe de 550.000 libras sin tener NINGÚN CONOCIMIENTO de lo que se había publicado, dónde, cuándo ni por qué?)

P185 Paul Farrelly: Quiero hablar sobre la Comisión de Quejas de la Prensa pero antes de eso me gustaría establecer cuál era la situación jurídica de la información publicada en Portugal. Independientemente de los estándares de prensa y la difamación, cuando está en marcha una investigación criminal en Reino Unido ha leyes de desacato (Inciso: Y en todos los países del mundo también existen leyes contra el perjurio). Las filtraciones de la policía portuguesa son claramente reprobables (Inciso: ¿Está este diputado afirmando quizás que la PJ filtró algo? ¿Y por qué lo sabe? ¿Por lo dice Clarence Mitchell y el Sr. McCann?) pero no son la única fuerza policial que lo hace. Durante el reciente caso del hospicio de Jersey, se llegó a un nivel diferente donde la policía hacía declaraciones que podían ser publicadas con impunidad pero la prensa no era escéptica sobre ello. Aquí no tenemos la figura del arguido. Frecuentemente tenemos a personas ayudando a la policía en sus investigaciones. En Portugal incumplieron la prensa inglesa portuguesa de algún modo las leyes de desacato portuguesas con alguna de sus informaciones? Quizás esta es una pregunta para el Sr. Tudor.

Sr. Tudor: No contaría con ello. No soy abogado portugués y no soy abogado criminalista. La respuesta corta es no lo sé. Hasta donde yo sé, no hubo intervención por parte de las autoridades portuguesas en la línea del desacato del modo que podría esperarse haber visto aquí. (Inciso: ¿Este abogado sabe algo de algo? ¿Poca comunicación con el equipo jurídico portugués veo yo aquí? Lo siento... Pero no compro la versión.)

Sr. McCann: Esta es mi información conseguida a través de los debates más que por el conocimiento de las leyes portuguesas pero claramente en Portugal ha existido un equilibrio entre leyes, muchas de las cuales se remontan a un gobierno fascista y posteriormente uno comunista. La libertad de expresión es quizás consagrada con más libertad allí y aun así nos encontramos con este secreto judicial que, en muchos casos, no funciona del modo que debería. Existe este factor donde la prensa está potencialmente peor regulada, que en el mismo contexto en el Reino Unido. Creo que en términos de situación legal, si un oficial de policía facilita información que se sabe que solamente está en el sumario, entonces técnicamente creo que es probablemente correcto.

P186 Paul Farrelly: ¿Ha especulado alguna vez de cómo se habría desarrollado todo esto si Madeleine hubiese desaparecido en el Reino Unido y cuál podía haber sido la diferencia en el modo de informar de la prensa?

Sr. McCann: Hablando con las fuerzas de seguridad aqui y en los Estados Unidos, obviamente en Portugal y con otras organizaciones implicadas en el bienestar de la infancia y niños desaparecidos, normalmente, con seguridad en este país, el oficial al mando y la fuerza policial responsable tienen una estrategia con los medios. Facilitan información que ellos quieren que esté en la calle y eso de algún modo hace desaparecer el vacío. En muchos países es así como funciona.

P187 Paul Farrelly: ¿Tiene la sensación después de haber hablando con las fuerzas de seguridad aquí de que, si los medios hubiesen seguido el camino que condujo a historias inventadas y dañinas, la policía aquí quizás hubiese intervenido y advertido a los medios que se calmase? (Inciso: Claramente no. A los hechos me remito.)

Sr. Tudor: O incluso el Fiscal General, sí. Siempre he tenido la opinión desde una perspectiva legal no criminal de que si este “incidente” hubiese ocurrido aquí de ningún modo hubiese existido este tipo de cobertura (Inciso: Pero vamos a ver hombre, qué más da que el caso se estuviera investigando en Portugal o en Reino Unido. Inglaterra participaba en la investigación, los análisis se hicieron en Inglaterra ¿A qué estaba esperando el Fiscal? ¿Quién le impedía hacer esto mismo SI LE HUBIESE DADO LA GANA.) Hubiese sido sustancialmente distinto y los periódicos hubiesen tenido mucho más cuidado (Inciso: El mismo que tuvieron con Max Mosley. Uno puede compartir los gustos sexuales de los demás o no, pero yo solamente vi a varios adultos haciendo uso de su INTIMIDAD. No sé qué pudieron ver los editores británicos.) Por cierto, aunque esto tuvo lugar en Portugal, es importante que sepa si no lo sabía ya que por lo menos en octubre de 2007 la policía de Leicestershire remitió una misiva a los medios pidiéndoles que fuesen un poco más cuidadosos sobre cómo estaban tratando el caso (Inciso: ¿Y Clarenzio no tuvo nada que ver con esto? ¿Fue el Fiscal General quién lo ordenó?). A pesar de que esto ocurrió en el extranjero, la naturaleza de lo que se estaba informando era obviamente un tema que según entiendo yo también era un problema de la policía de Leicestershire (Inciso: Hay que fastidiarse con este letrado).

P188 Paul Farrelly: Esto claramente nos lleva a los estándares de la prensa. Han existido críticas a la Comisión de Quejas de la Prensa de que no era proactivos. Se mantuvieron al margen y no invocaron su propia investigación. Nos han dicho en las pruebas presentadas, defendiendo su posición, que haberlo hecho hubiese supuesto una impertinencia hacia los McCann. ¿Hubiese sentido esto como una impertinencia hacia usted si la Comisión de Quejas con respecto a los estándares de la prensa hubiese sido más activa y dijera: “Un momento, esta no es la forma en la que se comporta una prensa responsable”?

Sr. McCann: No, no lo hubiese encontrado impertinente. Por supuesto hubiese estado abierto al diálogo si alguien hubiese considerado que entraba dentro del ámbito de la PCC. Habiendo leído también las pruebas aportadas por ellos, afirman que no entraba dentro de sus límites. La PCC ha sido de ayuda en términos de protección de la privacidad concretamente de nuestros gemelos, que era nuestra mayor preocupación. Continuaban siendo fotografiados y queríamos que parase. Esto fue llevado a cabo muy rápidamente por la prensa y emisora dentro del Reino Unido. Damos gracias por ello. También hubo ayuda para retirar a los fotógrafos de nuestra puerta después de que sintiéramos que había pasado mucho tiempo, cuando las noticias realmente se habían acallado bastante y nosotros seguíamos siendo objeto de los objetivos contra nuestro coche con los gemelos sentados detrás, algo que era inapropiado. En términos de historias difamantes, claramente el consejo tanto de la PCC como de nuestros asesores legales era que la PCC no era el camino.

P189 Paul Farrelly: Ha descrito algunas de las interacciones que tuvo con la PCC. ¿Consideró realizar una queja oficial a la PCC diciendo que se estaban publicando historias sobre ustedes sin ninguna prueba en absoluto y sin duda sobre el Sr. Murat cuya vida también fue destruida?

Sr. McCann: En el marco de las historias difamantes, en ese punto específico, nos aconsejaron que la reparación judicial era la forma de abordar esa cuestión.

P190 Paul Farrelly: ¿Se lo aconsejó la PCC?

Sr. McCann: Tuve una conversación informal que era dirigida a mí, sí.

P191 Paul Farrelly: ¿Puede decirnos con quién tuvo esa conversación?

Sr. McCann: Fue con el entonces presidente, el Sr. Christopher Meyer.

P192 Paul Farrelly: ¿No había voluntad de acometer esos temas que le rodeaban como un asunto de estándares de la prensa?

Sr. McCann: En ese momento y tras leer su informe, dicen que existe una división muy clara entre el libelo, para el cual existe una vía judicial, y cuando hablamos con Adam de Carter Ruck él también nos aconsejó vehementemente que si queríamos pararlo el modo de hacerlo era la reparación judicial (Inciso: Y qué tanto por ciento de la cantidad “ganada” fue a parar a las arcas de Carter Ruck?).

P193 Paul Farrelly: Había temas más importantes: su seguridad personal y la habilidad de intentar encontrar a su hija. Era mucho más que una conducta difamante.

Sr. McCann: Absolutamente. Desde mi punto de vista y el de Kate, emprender acciones legales era el último recurso. Tiene usted razón. Creo que actualmente hay una laguna en la regulación. Una demanda por ejemplo sobre historias que tratan sobre la invasión de la privacidad es siempre retrospectiva y frecuentemente el daño ya ha sido hecho. Tiene que existir algún grado de control, creo, o disuasión para publicar historias inciertas o particularmente dañinas que tienen el potencial de arruinar la vida de la personas.

P194 Paul Farrelly: El hecho de que los editores de los periódicos, incluido el editor del Daily Express, Peter Hill, estuvieran en el consejo de administración de la PCC en ese momento – ¿qué punto de visto le dejó la forma en que trabaja la Comisión de Quejas?

Sr. McCann: Sí que me causó preocupación. Nos encontrábamos en una disputa con ellos. Aunque al final afortunadamente decidieron llegar a un acuerdo ANTES DE LLEGAR A LOS TRIBUNALES, no pasaron simplemente por encima y dijeron, “Oh, lo siento” Hubo bastante correspondencia por su parte y tuvimos que aportar muchas pruebas (Inciso: ¿Nos las podrías hacer llegar a nosotros también Gerry?). Sí que pensé que era sorprendente que un editor de un periódico que nos había difamado tan flagrantemente con las historias más devastadoras pudiera ostentar un puesto en el consejo de administración de la PCC.

P195 Paul Farrelly: La industria de la prensa por supuesto está convencida de que la autorregulación funciona. Me interesaría conocer su punto de vista sobre esto, pero yendo más lejos se ha destacado que en cualquier otra esfera de la vida, en cualquier otra profesión, en los negocios o en el gobierno, si algo como esto hubiese sucedido hubiese existido una investigación. Alguien, en alguna parte, hubiese iniciado una investigación. Nosotros estamos haciendo una investigación pero no somos parte de la profesión periodística. ¿Qué significa el fracaso de cualquier investigación o cualquier endurecimiento de un código, por lo que usted ha tenido que pasar, no solo sobre los estándares de la prensa en este país desde su punto de vista, sino también el papel del regulador que defiende estos estándares?

Sr. McCann: Obviamente hablando por nuestra propia experiencia, hemos probablemente sido el caso con un perfil más alto o caso extremo que ha existido. Creo que vemos casi todos los días información publicada que es dañina, posiblemente incierta y difamante hacia las personas. Mi punto de vista es que tiene que existir una regulación más estrecha. Yo defiendo la libertad de expresión pero cuando la vida de las personas está en peligro por los diferentes mecanismos debe existir la reparación.

Sr. Tudor: Cuando Kate y Gerry acudieron a Carter Ruck por primera vez tuvimos una conversación sobre la PCC. Fue una conversación bastante corta (Inciso: ¿Del tipo... Amigos de ahí no vais a sacar un duro, yo os llenaré las arcas del fondo...?). La PCC es percibida todavía, en gran medida como correcta, como totalmente amigable con la prensa. Carece de colmillos. No puede ganar indemnizaciones. No puede obligar a una disculpa. Tan pronto como hay un conflicto de hecho entre el periódico y la víctima del libelo, la PCC se retrae y dice, “Debe ir a los tribunales”. Para ser justos con la PCC, creo que han aceptado y dicho que el caso McCann nunca iba a ser adecuado para la PCC pero debería ir a los tribunales y así sucesivamente. Cómo uno ve a la PCC en este tipo de escenario, extremo o de otro modo, puede ser resumido por el hecho de que si usted me preguntara cómo creo yo que hubiese reaccionado el Express si Kate y Gerry McCann hubiesen presentado una queja ante la PCC en vez de una carta de Carter Ruck, posiblemente hubiese podido sentir un suspiro de alivio en todo Fleet Street. Quizás eso le hace entender cómo hubiese sido percibido. Para empezar, me temo que hubiese conducido al Express a pensar que hablando relativamente no estaban pillados por la falta de colmillos que tiene la PCC. En segundo lugar, casi por definición, al ir a la PCC Kate y Gerry hubiesen estado enviando tácitamente una señal, no solo al Grupo Express, sino al resto de Fleet Street de que no tenían ninguna gana de ver esto terminar y por lo tanto quizás podían recibir gato por liebre, por así decirlo. Una y otra vez uno se encuentra que esta es la realidad de las quejas ante la PCC. No estoy aquí para pisotear a la PCC. Creo que juegan un papel muy importante. Por mi experiencia indirecta de cómo han tratado los McCann con la PCC, en relación con los niños, el acoso y sucesivamente, por supuesto que tiene un papel que representar, pero no es el tipo de papel para el que está hecho por las contradicciones inherentes de la autorregulación.

Sr. Mitchell: En los aspectos prácticos de tratar con la prensa, fueron de gran ayuda. Kate y Gerry tenían fotógrafos en la puerta durante seis meses, todos los días, después de que llegaran de Portugal. Se basaban en el hecho de que, “Necesitamos una foto de hoy”, que era idéntica a la de hace seis meses antes. Una completa estupidez. Cuando la PCC hizo requerimientos formales en los niveles adecuados, esa presencia se disipó muy rápidamente. Existió una gran ayuda en ciertos aspectos prácticos, pero todos sabemos y la PCC también lo sabía que, dada la gravedad de las difamaciones que estaban ocurriendo y el volumen y escala de las mismas y la naturaleza única de esta situación concreta, realmente la vía legal era la única opción. Con la autorregulación, hago eco de las palabras de Gerry. La libertad de expresión en una democracia tiene que prevalecer. Por supuesto lo hace. Con el cambio de panorama en los medios de ahora, en este mundo multiconectado, multidiversificado y multiplataforma en el que vivimos, la autorregulación es un tema que la prensa necesita abordar en aras a mejorarla y ampliarla. Todo lo relacionado con las redes sociales que existen hoy, los comentarios de los lectores, sus propias páginas web – muchos grupos de noticias son ahora casi emisoras por derecho propio y parece que entras en una sala de prensa. Personalmente no estoy seguro de si la autorregulación se está manteniendo al día con los avances tecnológicos. Es algo que ellos realmente deberían abordar en los próximos meses y años. Se ha dicho que la información viaja estos días más allá de la velocidad del pensamiento y creo que ocurre cada vez más frecuentemente. Si la prensa no mantiene en orden su propia casa, pueden arriesgarse a que entre un órgano regulador (Inciso: Eso es lo que tú quisieras. Usa las leyes que YA tienes a tu disposición, son mucho más que suficientes. Defiendes a una pareja de mentirosos y tienes la cara dura de querer taparle la boca a quien se atreve a publicarlo. Si después de esto no se levantan las voces en el Reino Unido es que ya han perdido LA POCA dignidad que les quedaba.)

P196 Janet Andersen: ¿Sería justo decirles a los tres que existe un papel importante y de valor para la PCC pero que es muy limitado? Hay una laguna en todo esto que necesita ser cubierta. Usted dijo, Gerry, que una parte de esta cobertura mediática irresponsable tiene el potencial de arruinar la vida de las personas y que esto es exactamente lo que puede hacer y lo hace. También apuntó –Max Mosley apuntó ante nosotros esta mañana algo similar- que, una vez que esto ha ocurrido, el daño ya está hecho. Yo quisiera preguntarle dos cosas. ¿Hasta qué punto fue advertido previamente del tipo de historias que iban a aparecer? Cuando habla sobre la necesidad de una regulación más estrecha, ¿estaría de acuerdo con las leyes de privacidad existentes en algún otro país? ¿Cree que la prensa sería más responsable si las tuviéramos?

Sr. McCann: En términos de privacidad, por supuesto que estaba preocupado por la privacidad pero no creo que en general hubiésemos sufrido una gran violación de nuestra privacidad. Teníamos factores irritantes pero en general creo que fue respetada. Cualquier punto de vista que pudiera tener sobre la privacidad por lo tanto es muy personal y no creo que debería expresarlo aquí ante este Comité como si se tratase de una experiencia concreta. En cuanto a un avance informativo, frecuentemente oía a Clarence al teléfono diciéndoles a los periodistas que la información que tenían era basura. Eso no detenía su publicación. (Inciso: Concretamente ¿Qué de lo publicado consideras basura Gerry? ¿Algún ejemplo claro?)

P197 Janet Anderson: ¿Aun así era publicada?

Sr. McCann: Sí.

Sr. Mitchell: Esperábamos que fuese publicada después de un tiempo. Simplemente sabíamos que iba a salir. Normalmente, nos avisaban pocas horas antes.

Sr. McCann: Hablábamos sobre esto mismo esta mañana. Posiblemente hubiésemos podido perdonar el furor existente durante el momento arguido (Inciso: Esto del momento arguido me encanta. Gerry cuando te nombraron sospechoso oficial de estar implicado en la desaparición de tu hija). Claramente eso es algo noticiable, pero cuando se hizo patente para los periódicos que no había ninguna prueba que respaldase ninguna alegación en ese momento fueron avisado (Inciso: ¿Y quién decidió que no había ninguna prueba? ¿Tú? ) Les escribimos. Dos periódicos, el Express y The London Evening Standard, fueron advertidos de que las historias que estaban publicando eran difamantes. Los editores fueron todos visitados personalmente por nuestro portavoz, Clarence y Justine McGuinness antes de eso, con una abogado criminalista, que les dijo que no había pruebas (Inciso: A ver si me he enterado bien, así que el abogado de Gerry se personó en las redacciones para decir que su cliente era inocente ¿Presentaron alguna prueba que demostrase lo que decían?). No pararon. Fue la republicación y el aspecto infinito de que podían reproducir titulares sin nada que los sustentase lo que nos obligó a emprender acciones legales.

P198 Janet Anderson: ¿La PCC no fue de ninguna ayuda en absoluto?

Sr. McCann: Nuevamente no se ofrecieron de ningún modo. En segundo lugar, durante las conversaciones, nos aconsejaron que ellos no eran el vehículo correcto para tales demandas.

Sr. Tudor: Uno solo puede especular sobre lo que ocurre con la declaración de un testigo. La PCC en muchos aspectos, sobre todo cuando se trata de libelo, es un organismo pasivo más que un organismo activo. Esto es un hecho, acertado o no. Si, vamos a decir, en otro mundo, la PCC hubiese decidido implicarse en la difícil situación de Kate y Gerry en una etapa temprana y hubiese contactado por ejemplo con el editor o periodistas del Express y cualquier otro periódico que estuviera publicando esas cosas, intentaran advertirles que se retiraran y dijeran que entendían que existía un peligro de que esto pudiera ser una violación de las disposiciones del Código de la PCC, por ejemplo, yo le anticipo que la respuesta a la PCC hubiese sido: (Inciso: Otro abogado visionario) “Bueno, estas historias han sido todas debidamente contrastadas. Estamos respaldados por nuestras fuentes. Es una historia del mayor interés público. Por lo tanto, vamos a continuar.” El resultado hubiese sido que hubieran seguido publicando. Hubieras terminado otra vez en la casilla número uno. No estoy diciendo que debería existir, pero no habría habido ningún poder intervencionista por parte de la PCC para entrar y decir, “No puedes publicar esto. No puedes publicar aquello. Tienes que volver a redactar esto para que no diga aquello.” Esto obviamente no lo hacen y probablemente no es su misión. Esa hubiese sido la realidad de ese tipo de situación.

Sr. Mitchell: Cuando yo visité a Peter Hill con Angus McBride de Kingsley Napley, era realmente una conversación informal para decir, “Mira, esto está empezando a escaparse de las manos. ¿Podemos frenarlo antes de que se haga necesario tomar alguna medida? Ese día hubo una aceptación por su parte de que “algunos de sus titulares se habían sobrepasado” y que serían más cuidadosos en el futuro. Durante una semana o dos las cosas mejoraron pero me temo que había una competición un afán de primera página. Todo empezó de nuevo y condujo a la demanda que fue cursada.

P199 Presidente: La PCC nos dijo el 5 de mayo, que dos días después de la desaparición de Madeleine, contactaron con la Embajada Británica para recordarles que su jurisdicción se extendía a los periodistas trabajando en el extranjero y también para sugerir que la embajada le facilitase los datos de la PCC a usted. ¿Es esto así y tuvo algún contacto con la PCC?

Sr. McCann: Si lo hizo, seguramente se perdió en el furor de la otra información con la que fui bombardeado en aquel momento. No fui consciente de ello hasta que leí informe.

P200 Alan Keen: ¿Tuvo la impresión de que durante mucho tiempo los titulares estaban vendiendo periódicos y que las cosas aportadas en los artículos estaban desconectadas de los titulares? ¿Era también el contenido igual de basura que el titular que se publicaba para vender periódicos?

Sr. McCann: En muchas ocasiones, sí. Yo solo puedo asumir que las historias estaban siendo publicadas por una razón comercial.

P201 Alan Keen: ¿Ha intentado calcular por encima el beneficio obtenido por The Express después de deducir sus gastos?

Sr. McCann: No tengo ni idea.

Sr. Mitchell: Le oí a los periodistas sobre el terreno que habían aumentado su tirada a 40 ó 50 mil copias diarias cuando Madeleine estaba en la portada. No tengo modo de saber si esa cifra es exacta pero seguramente estaba añadiendo decenas de miles de periódicos a sus ventas.

P202 Alan Keen: Del mismo modo que la fotografías de la Princesa Di han aparecido a cientos.

Sr. Mitchell: El Grupo Express, por la razón que sea, decidió que Madeleine era una historia de primera página pasara lo que pasara, del mismo modo que habían tratado a la Princesa la década anterior muchas veces. Solo podemos llegar a la conclusión de que había un imperativo comercial funcionando aquí.

P203 Alan Keen: ¿Ha intentado calcular alguien el beneficio de todo esto solo para The Express? ¿Ha criticado algún otro periódico al periódico The Express? Ha habido algún artículo diciendo que The Express fue demasiado lejos?

Sr. Tudor: Tal como uno podía esperar, los periódicos habituales publicaron algún artículo sobre ello, The Guardian como claro ejemplo. Tiene una buena sección informativa que tiende a publicar muchos artículos comentando sobre otras cosas. Tiene el blog de Roy Greenslade y toda esa clase de cosas. Hubo un factor de cobertura pero por supuesto los resultados contra The Express, la disculpa en portada, la indemnización por daños y perjuicios y demás, provocó una enorme cobertura, no tanto en los medios escritos quizás no sorprendentemente sino por supuesto en las emisoras, lo que por supuesto era una de las razones de obtenerla en términos de la vindicación que estaban buscando los McCann y sin duda como disuasorio. Si pudiera invertir su pregunta, Sr. Keen, si, los titulares en muchos casos eran demoledores. No sé si ha tenido la desdicha de haberlos leído. Un gran número de ellos eran demoledores. Un gran número de ellos estaban en portada. Casi todos ellos eran grandes. Obviamente todos aparecieron en línea también. Dejando aparte el aspecto legal de cuánto se supone que un lector normal lee de cada artículo, The House of Lords decidió hace algún tiempo que se asume quizás artificialmente que un lector normal lee el artículo completo. En este caso, creo que demandamos a The Express, creo que por unos 110 artículos. Hasta donde yo sé, cada uno de esos artículos en sí mismos, incluyendo el titular, eran demandables, una difamación muy seria por derecho propio.

P204 Alan Keen: ¿Debería existir una ley para asegurar que los titulares no exagerasen el contenido del artículo? (Inciso: Irrelevante. Lo que opine un médico de pueblo, en las condiciones en que se encuentra este “Sr.” no interesa a nadie). Fue tan malo en su caso que es difícilmente relevante, pero es algo que ocurre todos los días en la prensa. ¿No debería haber una ley para asegurar que los titulares no insinúen más de lo que hay en el artículo?

Sr. Tudor: Podría suponer un gran problema con las páginas Web incluso más porque frecuentemente solo ofrecen las primeras líneas además del titular y tienes que pinchar sobre algo para ver el artículo completo. Desde el punto de vista legal, probablemente esperaría que dijera esto, sí, creo que hay mucho que decir. Si vas a una gasolinera o a un quiosco y lees el titular sobre Kate y Gerry McCann, no te molestas en comprar el periódico (Inciso: Luego no te interesa la noticia en absoluto y no hay problema de que coincida o no con el artículo. En caso de estar interesado compraría el ejemplar y leerías la noticia completa. ¿Sr. Tudor, necesita alguna otra aclaración “de cajón” más?) Solamente absorbes el titular y el subtitular y continúas con tu vida diaria sin gastar dinero leyendo el artículo completo (Inciso: ¿Tenemos algún estudio “americano” que demuestre lo que dice este hombre?) La asunción de que las personas leen los artículos enteros es completamente ficticia. En términos prácticos, me encantaría una ley que fuese en sentido pero me sorprendería si ocurriera alguna vez por las dificultades prácticas.

P205 Alan Keen: ¿Le gustaría que lo recomendásemos? (Inciso: ¿Qué parte de lo anteriormente dicho no habrá entendido el Sr. Diputado británico?)

Sr. Tudor: Sí. Creo que hay mucho que decir sobre ello. Para ser justo con los periódicos (Inciso: Algo que no saben hacer ni por el forro), anticipo que esto conduciría a dificultades. Algunas veces, para ser justo (Inciso: Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces), por definición el titular tiene que llamar la atención dentro de lo razonable.

Sr. McCann: Su observación está bien hecha. No solo es aplicable a los periódicos. Si ves cualquier canal de noticias (Inciso: Esos mismos canales que hace un rato dijeron que fueron maravillosos con ellos), puedes ver frecuentemente en algunos de los banners que emiten, titulares directamente relación con nosotros y decimos, “Eso no es lo que se dijo.” Si solo lees ese banner, creerías que ese era el caso. Por el modo en que vivimos ahora nuestra vida, la gente anda entrando y saliendo y ese será el mensaje que se lleven. En cuanto al punto sobre la ley, yo difiero con Adam, pero claramente existe el potencial de que un titular insinúe una información errónea.

Sr. Mitchell: Hablando como ex periodista, la ley de privacidad va por un camino por el que yo sé que el periodismo y los medios de comunicación se opondrán directamente como una violación al derecho de expresarse libremente. Argumentarían que ellos operan dentro de la ley tal como está ahora. No lo hicieron en el caso de Kate y Gerry. Ese es el motivo por el cual tuvieron que pagar la multa. Nunca hemos pedido nada que fuera más allá de una información libre, justa y exacta (Inciso: Nosotros también). Cuando sobrepasó ese límite, fue el motivo de que Adam y sus colegas defendieron a Kate y Gerry del modo que lo hicieron. He notado que en el informe del NUJ hablaron sobre una cláusula de conciencia. Si un periodista siente que se les está pidiendo que escriban algo, sea un titular o el artículo, que ellos saben que puede demostrarse que es incierto o está distorsionado, deberían poder dentro de las condiciones de su contrato negarse a hacerlo. Ese debería ser algo así como un término medio pero el concepto de la autorregulación está potencialmente bajo amenaza dada la masiva expansión de los medios de comunicación que hemos visto. Si los medios no vigilan ellos mismos, bien podrían encontrarse que este tipo de debate incrementaría y que los gritos por una ley de privacidad se hicieran más altos.

P206 Alan Keen: Pregunté antes si alguien había calculado los beneficios obtenidos por The Express después de los gastos mencionados. Todos queremos la libertad de expresión pero ¿no sería bueno para el público ser capaz de ver los beneficios que tuvo The Express con esto, utilizando The Express como un firme ejemplo? ¿No sería bueno conocer cuántos periódicos vendieron y los beneficios que tuvieron? (Inciso: A mí lo que me gustaría saber de verdad es en qué se han gastado los McCann el dinero del fondo y no esa paparrucha de cuentas que entregaron ¿Tengo alguna institución pública que defienda este derecho? Porque ¿no debería ser un derecho que ese público que DONÓ su dinero a una causa pudiera CONFIRMAR que ha sido bien empleado?)

Sr. McCann: Si usted pudiera obtener esa información, a mi me gustaría verla.

Sr. Mitchell: Es cuantificable, supongo, si conoces las cifras exactas de ventas contra el costo de producción pero ahí no es donde hicieron la mayor parte del dinero. Fue a través de los anuncios. Definitivamente fue puesto a la venta.

P207 Alan Keen: No es imposible revisar los anuncios también. Eso proviene del número de copias vendidas. Nosotros representamos al público. No estamos contra la prensa. Estamos de acuerdo con la libertad de prensa (Inciso: ¿En serio?) pero nuestro trabajo es intentar conseguir un equilibrio. ¿No estaría bien conseguir esa información de la prensa para que todos podamos verla?

Sr. McCann: Lo que yo extraigo de eso es que, si confiamos que un tabloide nos presente noticias y hechos, entonces no deberían estar demasiado preocupados por los beneficios. Claramente en nuestro caso creo que han estado muy influenciados por los beneficios. No puedo ver ninguna otra razón por el modo en que las historias fueron cubiertas sobre una base tan constante. Estaría muy interesado en conocer lo que un economista dentro de la industria periodística podría conseguir como cifra. Me molestó saber que The Express se agotó el día que fue publicada la disculpa (Inciso: Algo que a cualquier otro mortal le hubiese hecho feliz ya que eso significaría que el mensaje había llegado a muchas personas, aunque claro, a Gerry quizás le hubiese hecho mucho más feliz que nadie hubiese comprado el periódico y así nadie se hubiese enterado que alguien les había pedido una disculpa...)

P208 Alan Keen: Creo que el dueño del Grupo Express está estrechamente relacionado con lo que se publica en los periódicos pero si tienes en cuenta a la prensa en general ¿cree que los propietarios, las personas que al final recogen los beneficios –pudiera ser un holding o un conglomerado que tiene una emisora, prensa escrita etc.- las personas que encabezan los consejos de administración que siempre se mantienen a distancia de los periódicos que son publicados deberían de algún modo tener alguna responsabilidad más que la de mantenerse a distancia y dejar que todo sea manejado por los editores y los abogados para que la gente de más arriba no pudiera ser capaz de escaparse? Esta mañana hice una analogía con el homicidio corporativo. Si una empresa es culpable de mala praxis y causa peligro a sus empleados o al público –no soy abogado- pero la empresa puede ser culpable de homicidio corporativo. ¿Son los propietarios de los grupos, particularmente los de los medios escritos, capaces de escapar de cualquier tipo de responsabilidad aparte de los costes financieros como los que usted ha sufrido?

Sr. Tudor: Principalmente soy un abogado especializado en libelo pero soy un gran fan de los periódicos. Creo que llevan a cabo un papel extremadamente valioso en nuestra sociedad. Me encanta leerlos pero, al final del día, son entidades comerciales. No lo critico. Es bueno tener un mercado periodístico sano y competitivo. Lo que los daña, lo que los hace detenerse y pensar sobre si deberían publicar difamaciones serias o intrusiones serias en la privacidad de las personas, me temo que tengo que decir algo cínicamente, son dos cosas, no necesariamente en este orden. En primer lugar, cuánto les va a costar si los cogen y si cuentan mal la historia. En segundo lugar, para ser justos con los periódicos, por supuesto existe un elemento de orgullo profesional en los periodistas, editores y así sucesivamente, debemos asumir que son los cimientos del periodismo en este país porque, si no lo son, que el cielo nos ayude, francamente. La base para asegurar que este tipo de cosas no vuelven a suceder –esto es, otros menos graves, menos voluminosos, pero sin embargo aun muy serios para las víctimas- es financiero. Tienes la posibilidad teórica de tener un marco legal indemnizatorio instaurado. Personalmente, no soy un fan de eso. Me sorprendería mucho si esto ocurriera alguna vez. La otra base, como ya sabemos, supongo, es la potencial humillación de perder una demanda por libelo o violación de la intimidad además de la indemnización por daños y perjuicios que tienen que pagar y que vindica y compensa a la víctima del libelo o la violación de la privacidad. La jurisdicción, como estoy seguro usted ya sabe, corresponde a los tribunales civiles para conceder indemnizaciones punitivas, indemnizaciones ejemplares, en ciertas circunstancias pero, esas circunstancias son muy, muy limitadas. La razón de que existan las indemnizaciones ejemplares y la filosofía que hay tras ellas relejan ampliamente su cuestión, Sr. Keen. Si puedes ver que se ha tomado la decisión de publicar un artículo sin importar si es veraz solo para hacer más dinero con las ventas diarias, entonces quizás la ley debería permitir que eso se refleje en las indemnizaciones. En este momento, las circunstancias en las que se conceden indemnizaciones ejemplares son muy, muy limitadas. Creo que se ha establecido que no pueden ser concedidas en casos de privacidad. Están disponibles para casos de libelo pero solo muy raramente. Creo que el caso de Kate y Gerry era un clásico donde las indemnizaciones punitivas, indemnizaciones ejemplares, bien pudieran haber sido concedidas SI HUBIESEN LLEGADO A UN TRIBUNAL, en cuyo caso bien pudiera haber ocurrido que el juez hubiese hecho caer sobre el Grupo Express todo el peso de la ley (Inciso: Listillo ¿Y entonces porque no metiste el sumario en un tribunal para conseguir tu indemnización ejemplarizante?), pero incluso entonces estas cosas nunca son abiertas o cerradas porque tienes que establecer un estado de ánimo, desprecio a la verdad o de otro tipo y así sucesivamente (Inciso: Ahhhh era por eso). Está lejos de ser sencillo en término de conseguir un verdadero disuasorio económico para los editores.

P209 Alan Keen: ¿Está diciendo que, al igual el sistema bancario, la autorregulación particularmente en los medios escritos debe llegar a un final? ¿No ha funcionado la autorregulación?

Sr. Tudor: No estoy seguro que siquiera se pretendiera que funcionara en el tipo de escenario del que estamos hablando en términos de libelo. No estoy seguro de que funcione en términos de privacidad en general en el sentido de Max Mosley. Sé que el Sr. Mosley cree que hay mucho por decir sobre tener una obligación de pre-notificar a alguien antes de publicar algo sobre sus vidas privadas y tengo una simpatía considerable por eso. Hay un lugar para la autorregulación pero sugerir, como yo creo hacen algunos grupos mediáticos, que está funcionando perfectamente, que no debemos preocuparnos y que no necesitamos molestar a los tribunales con más y más casos creo que simplemente no es el caso.

P210 Presidente: Usted llegó a un acuerdo con Associated Newspapers y con News International por su publicación The News of the World, pero decidió ir a los tribunales contra The Daily Express. ¿Fue porque no pudo alcanzar un acuerdo o porque decidió que The Daily Express fue tan serio que necesitaba verlos en un tribunal?

Sr. McCann: Demandamos primero al Grupo Express porque fueron los más graves y los peores. Llegamos a un acuerdo con ellos y hubo una declaración abierta en el tribunal ante el Juez Eady. Realmente el caso NO LLEGÓ A JUICIO.

P211 Presidente: Sr. Tudor, hemos oído hace una semana, de otros miembros de su firma, que su bufete muy frecuentemente trabajan sobre la base de un acuerdo condicional de honorarios. Usted ha dicho que desde su punto de vista estaba bastante claro que hubo una difamación seria por lo que estaba claramente muy seguro de que ganaría este caso. ¿Consideró un acuerdo condicional de honorarios?

Sr. Tudor: Sí. Mis socios y yo hablamos sobre ello. Tenemos un comité de socios que estudia si un caso va a ser llevado a cabo sobre la base del si no se gana no se cobra, tal como probablemente habrá oído a mi socio, Mark Thompson. Lo hicimos con el caso de Kate y Gerry. Fue una discusión más larga y difícil de lo normal por su naturaleza extraordinaria, volumen y así. Remitimos las demandas al The Express y The Star, momento en el que estábamos actuando con un anticipo normal. Les indicamos a Kate y Gerry y les dijimos al The Express y The Star en ese momento que si el asunto no era resuelto sin duda actuaríamos bajo la base del si no se gana, no hay honorarios.

Sr. McCann: Si no existiera la facilidad del acuerdo condicional de honorarios, hubiese sido muy improbable que hubiésemos podido continuar con la demanda basándonos en que este no era nuestro objetivo principal. Todavía estamos buscando a Madeleine. Desviamos mucha de nuestra energía en eso pero también la perspectiva de un muy rápido y concluyente veredicto junto a la retirada de la mayor parte del riesgo – esencialmente, hubiésemos tenido que rehipotecar nuestra casa para hacerlo (Inciso: Pero si estabas tan seguro de que ibas a ganar eso no debía de haber supuesto ningún problema). Tuvieron una gran consideración y estoy agradecido a Carter Ruck por aceptarnos.

P212 Sr. Hall: Llegó a un extremo extraordinario, creo, para evitar tener que emprender acciones legales en este caso. Realmente contactasteis con los periódicos y les indicasteis que mucho de lo que estaban publicando era factualmente incorrecto o simplemente una pura fabulación. Eso claramente no funcionó con un grupo de periódicos. ¿Cuál fue la historia que les condujo a emprender una acción legal?

Sr. McCann: Habíamos hecho tanto como pensamos que podíamos. Hubo un periodo en el que parecía que todo se había silenciado bastante. Después de eso, hubo una pequeña tregua. En enero de 2008, vimos los mismos titulares republicados, las mismas historias con el mismo contenido increíblemente molesto. En ese momento dijimos: “Suficiente es suficiente. Esto no puede continuar.” Era nuestro último recurso. No queríamos llegar un enfrentamiento procesal con los medios en general pero sentimos que tenía que hacerse. En retrospectiva, probablemente debimos haberlo hecho antes porque condujo a un cambio dramático en la cobertura.

P213 Sr. Hall: Usted eligió un grupo de periódicos concreto contra quien emprender una acción legal. ¿Fue porque eran los únicos ofensores serios, si lo prefiere, o fue simplemente porque la naturaleza de su modo de informar los apartaba del modo de informar de todos los demás medios?

Sr. McCann: Sin duda, podíamos haber demandado a todos los grupos de periódicos. Estoy bastante seguro sobre eso pero no estábamos interesados en hacer eso. Estábamos interesados en ponerle un freno de una vez por todas y buscando principalmente alguna rectificación con una disculpa. The Express fue el peor ofensor de largo. Después del período de calma, The Express republicó y fue muy fácil decidir contra qué grupo de periódicos se presentaría la demanda. (Inciso: Y las marujas que creemos en los peces de colores, debemos asumir que no tuvo nada que ver en esta decisión, la mera posibilidad de que alguno de esos periódicos decidiese verse con vosotros ante un juez y obligaros a demostrar que estaban mintiendo.)

P214 Sr. Hall: ¿Fueron los estándares del The Express significativamente peores que los de los otros periódicos, de un nivel inferior? No tengo experiencia sobre esto. No sé cómo consiguió manejarse para conseguir las traducciones de la prensa portuguesa (Inciso: Las marujas reunidas se lo pueden imaginar, solo con salir a la red a media mañana lo tenía tó en siete idiomas). ¿Cómo las comparaba con los artículos de los periódicos portugueses? (Inciso: Ya, ya, tranquilas que ha dicho que no tiene experiencia)

Sr. McCann: Kate y yo realmente dejamos de leer los periódicos muy, muy pronto. Desafortunadamente, muchos de nuestros familiares y amigos no lo hicieron. Solo para enfatizar otra vez lo molesto que era para nosotros, muchas veces nos íbamos a la cama, poniendo la televisión y veías que estaban mostrando las portadas de los periódicos del día siguiente que tú sabías que eran basura y, lo que es peor, insinuando que tú estás implicado en la muerte o desaparición de tu propia hija era increíblemente irritante. Frecuentemente, la fuente éramos nosotros o nuestro portavoz. Lo que sí hicimos, por la razón que expliqué anteriormente, sobre julio/agosto de 2007, tuvimos una oferta de una mujer portuguesa que dijo que ella podía traducir la prensa portuguesa para nosotros todos los días (Inciso: Algo que ellos sabían perfectamente que tenían a su disposición en la red... Gerry, Gerry, que después me dices que eres muy listo y tu portavoz ex-periodista es supuesto a ser un hacha con las nuevas tecnologías y muy rápido de neuronas). Lo hizo y entonces comenzó a hacerse muy patente el modo en que ocurría el ciclo de noticias. Quiero dejar esto absolutamente claro: pudimos comprobar que frecuentemente lo que era algo irrelevante en un tabloide portugués, basándose en “Alguien ha dicho esto”, lo siguiente era un hecho en un titular muy adornado, repitiendo la mayor parte del artíc7lo pero muchas veces en términos mucho más fuertes de lo que habían sido utilizados en el artículo original. (Inciso: Pues yo que traducía los artículos publicados en ambas lenguas no lo noté. Se decía lo que se decía. Distinto es que no te gustase Gerry. Creo que deberías hablar con la traductora que te buscaste)

P215 Sr. Hall: Ha dicho que su intención con la demanda por libelo era detener historias factualmente incorrectas, ficticias e inventadas que aparecían en la prensa (Inciso: Amén)

Sr. McCann: Sí. Nuevamente, quiero dejar esto absolutamente claro: nuestro motivo principal era que pensamos que esto estaba dañando la búsqueda. Si la personas creían que Madeleine estaba muerta o que nosotros estábamos implicados en su desaparición, entonces la gente no la buscaría, no se presentaría. Ese era nuestro principal objetivo para emprender una acción legal.

Q216 Sr. Hall: ¿Cuál es su valoración del éxito de esta acción?

Sr. McCann: Creo que ha sido increíblemente exitoso. Hubo un cambio drástico en el modo de informar y lo que se publicaba. Creo que particularmente Kate quiere que diga esto: hubiésemos preferido que ninguna de esas historias hubiesen sido publicadas del modo en que lo fueron y hubiésemos preferido no tener que emprender acciones legales, porque no puedo decir que el daño que fue hecho haya sido revertido. Espero que lo haya pero no puedo afirmarlo. No lo sabremos hasta que encontremos a Madeleine y a quien se la llevó. (Inciso: Si estamos hablando sobre estándares de prensa, algo que el Presidente de la comisión dejó bastante claro al comenzar ¿puede explicarme alguien por qué estamos perdiendo el tiempo hablando de acuerdos extrajudiciales?)

Sr. Mitchell: Todo lo que habría hecho falta es una persona que tuviera información, que hubiese leído algo de eso y dijera, “No ha debido ser nada” y la llamada nunca llega. Aun podría depender todo de una llamada (Inciso: Ni lo dudes Clarence... La estamos esperando de alguno de los T7)

Sr. McCann: Cuando a las personas se les ofrece información casi todos los días insinuando algo, incluso si es sobre una base muy frágil (Inciso: No digamos si la base es un poquito más sólida), no siempre hay un razonamiento tras ello y los objetivos del porqué esa información forma parte del dominio público en primer lugar no siempre son escrutados (Inciso: Vamos, que somos todos tontos, que no sabemos leer un artículo entero y encima si lo leemos ni nos cuestionamos la información ni intentamos averiguar si es cierta. ¿Mande?)

P217 Sr. Hall: Aparte de la sanción económica que sufrió el grupo de periódicos en el acuerdo alcanzado, ¿cree que sufrieron alguna otra consecuencia seria por la publicación de información inexacta en este caso, porque dañaron claramente el caso para encontrar a Madeleine. Algo que yo creo va más allá de la sombra de cualquier duda. (Inciso: Sr. Hall ¿en qué investigación se basa usted para afirmar esto? ¿Qué es lo que sabe usted sobre este caso? ¿Qué fue lo que más dañó a la investigación de todo lo publicado en el Reino Unido? ) ¿Cree que debería haber habido otras consecuencias aparte de la indemnización económica que tuvieron que pagar?

Sr. McCann: No sé si el Grupo Express comunicó exactamente qué medidas tomaron y a quién hicieron responsables de ello. Podría aplicarse esto mismo a todos los demás. Deberíamos hacerlo público. Todos nosotros deberíamos esperar en nuestras vidas, en los trabajos que hacemos, que cuando haces algo mal tan frecuentemente, con consecuencias potencialmente serias, alguien debería tener que rendir cuentas. Ha habido un pago económico. No tengo ni idea de si eso ha dañado seriamente al Grupo Express o no. (Inciso. Gerry el que tú mujer no quisiera contestar a las preguntas de la PJ tuvo daños graves para la investigación. Que tú y tus amigos no quisierais volver a Portugal para participar en la reconstrucción de los hechos, tuvo consecuencias serias para la investigación. Que tú, tu mujer y vuestros 7 amigos hayáis “cambiado vuestras declaraciones varias veces” también tuvo consecuencias seriamente negativas para la investigación. Yo me pregunto ¿Habéis sufrido alguno de vosotros consecuencias serias por haberlo hecho?)

P218 Paul Farrelly: Ha habido decenas de artículos difamantes durante meses y meses y nadie ha sido despedido, degradado o reprendido. Robert Murat fue citado el fin de semana hablando en la Cambridge University que una periodista británica que cubría esta noticia estaba tan ansiosa de dar una exclusiva que la inventó. “Intentó convencer a la policía portuguesa que yo actuaba de forma sospechosa”, aunque nadie ha pagado ninguna sanción. ¿Qué dice eso de la prensa? (Inciso: Dice lo mismo que de Jane Tanner y los otros dos Tapas que intentaron hacer exactamente lo mismo. Se sentaron en una comisaría y dijeron exactamente lo mismo que esa periodista británica ¿Qué dice eso de ellos y del Sr. McCann que lo consintió?)

Sr. Mitchell: Podría ser instructivo saber que cuando se hizo esta denuncia por primera vez la respuesta inicial del Grupo Express fue ofrecer la oportunidad de aclararlo todo a través de una exclusiva en la revista OK, que pertenece al Sr. Desmond también. No tienes que pensar demasiado ni mucho sobre nuestra respuesta a esa oferta. (Inciso: Me perdí ¿De qué habla? Les ofrecieron a ellos la oportunidad de aclarar una denuncia que hacía “la periodista” contra Murat?)

P219 Sr. Sanders: Dice en la disculpa del Express que ellos “se comprometen a hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a encontrarla”. ¿Han hecho algo en su poder desde la disculpa para ayudarles? (Inciso: ¿Qué han hecho los McCann para ayudar a la policía... Una lista de cosas por favor.)

Sr. Mitchell: Creo que nuestro silencio habla alto y claro. (Inciso: Ya estamos todos acostmbrados a que los silencios de Kate y Gerry hablen alto y claro, sobre todo durante los interrogatorios ¿Te refieres a eso Clarence?)

P220 Adam Price: Describió el proceso de embellecimiento de una historia inexacta originalmente publicada en la prensa portuguesa siendo magnificada en la prensa británica. ¿Sintió usted alguna vez la necesidad de emprender una acción legal contra alguno de los periódicos portugueses por ser la fuente de algunas de esas informaciones inexactas? (Inciso: errrrr)

Sr. McCann: Por supuesto que lo consideramos (Inciso: Pero pensamos que mejor no remover la mierda, ya que los periódicos portugueses no iban a ser tan condescendientes con nosotros como los británicos y seguro que los muy canallas iban a querer presentar el sumario ante un juez para demostrar que lo decían era verdad y eso Sr. Price no nos convenía nada de nada...) En agosto de 2007, iniciamos un procedimiento contra Tal y Qual y esa organización desapareció con posterioridad. Un indicador de ello es que aun está el proceso en los tribunales. Es muy improbable que lo sigamos pero elegimos en esta ocasión no emprender acciones legales en Portugal, en primer lugar porque hemos sido aconsejados que sería un proceso muy largo y prolongado. Distraería nuestras energías en la dirección que no es el aspecto principal de lo que estamos intentando conseguir en la búsqueda de Madeleine. Además, creemos que tendría un impacto negativo (Inciso: Ya te digo) al recordar la misma información una y otra vez, añadido a lo que vimos en alguno de esos patrioteros que estaban informando una batalla anglo-portuguesa, que no es sobre lo que va esto. Queremos trabajar con los portugueses en esta investigación (Inciso: ¿Desde cuándo?) y aunque no podemos, no lo descartaremos en el futuro, por el momento hemos decidido intentar continuar haciendo lo que creemos debía estar haciendo todo el mundo, centrándonos en Madeleine y no en lo que se ha dicho en el pasado (Inciso: Entonces Gerry ¿Qué haces sentado ahí? Fuisteis vosotros los que solicitasteis participar en esta Comisión.)

P221 Adam Price: En ese sentido por lo menos usted cree que el sistema británico de leyes contra el libelo es más rápido?

Sr. McCann: Absolutamente, sé que la PCC en su informe ha dicho que su proceso es rápido (Inciso: Proceso que no quiso utilizar Gerry por ineficaz), gratuito y se resuelve de un modo no contencioso, pero ese no es el consejo que estamos recibiendo con respecto a nuestras demandas específicas. De algún modo agradezco mucho que hayamos sido capaces de frenar ese modo de informar, tal como iba, muy rápidamente, y sin demasiado tiempo. Obviamente sopesamos muy cuidadosamente presentar la demanda y sentimos que estábamos arrinconados, pero en términos de nuestro propio tiempo, cuánto teníamos que gastar Kate y yo en ello era realmente pequeño en comparación con la cantidad de otra actividad en la que estamos implicados con la investigación actualmente en marcha. (Inciso: Ni él se cree lo que dice)

Sr. Tudor: Justo en ese punto y como continuación de la pregunta del Sr. Farrelly también, qué es lo que dice esto del periodismo y periódicos británicos, no voy a comentar sobre eso con ningún detalle que no sea el decir que uno de los temas que ha surgido en mucho de los informes que ustedes han recibido de los medios para la vista de hoy y en cierta medida también de la PCC, existe la noción de que el fenómeno McCann en términos de libelo y prensa fue sin duda solo eso, un fenómeno, no puede compararse con nada, no es un modelo de dónde nos encontramos en estándares de prensa etc. etc. (Inciso: Entonces repito ¿qué hacéis ahí?), ese es el tema real. Esto es Fleet Street, si lo prefiere, en este debate. Este caso claramente no tiene precedentes. Sé que Kelvin Mackenzie dice que él cree que la “historia Madeleine” fue la más gran de su carrera, y si eso es correcto o no, no lo sé. De todos modos –y Gerry seguramente lo ampliará- creo que este caso lo que ha hecho en términos de libelo es magnificar lo que yo creo es endémico de cualquiera manera, en términos de la presión sobre los periodistas para entregar historias, la falta de rigurosidad suficiente etc. etc., y rellenando vacíos informativos en un ciclo de 24 horas. No creo que esté bien decir que no hay ninguna lección que aprender de esto. No creo en absoluto que sea acertado.

Sr. McCann: Yo solo añadiría una cosa a eso y es que sabemos que los periodistas siempre han tenido plazos de entrega y presiones, pero es bastante aparente para mí tras la lectura de varios de los informes, que están asustados por el cambio en los medios de comunicación y donde los nuevos medios se encuentran con los antiguos están compitiendo, lo que Clarence, cuando llegó allí, me dijo sobre su forma rigurosa de contrastar las noticias cuando él empezaba como periodista hace unos años, no vimos pruebas de eso. Estaban preparados para hacerlo. Otra cosa que creo es muy importante en cuanto a cómo esta historia fue cubierta es que los medios, particularmente la prensa, se obsesionaron tanto en llegar primero que Kate y yo sentimos que en varias ocasiones la seguridad de Madeleine fue totalmente ignorada (Inciso: Igual que cuando Kate y tú decidisteis dejarlo solos en un apartamento turístico “abierto” ¿O quizás pensabas en la seguridad de tus hijos cuando lo hicisteis?). Había avistamientos y otra información que podría haber sido seguida, no hubo ninguna consideración hacia los sentimientos de Kate ni los míos, el daño que nos causaron a nosotros ni al resto de nuestra familia en nada de lo que publicado. Lo que nosotros vimos durante los primeros días se desvaneció muy rápidamente (Inciso: Y vuestras, mentiras, cambios de declaraciones, partidos de tenis, carreras por el pueblo, risas “y así sucesivamente”, por supuesto, no tuvieron nada que ver con ello, solo faltaría que San Gerry y Santa Kate reconocieran alguna culpa de algo que ellos mismo hicieron).

P222 Rosemary McKenna: Debió de ser increíblemente invasivo y tan difícil. Desde la desaparición de Madeleine y todo lo que rodeó vuestro caso, ¿hay alguna lección general que usted cree que la prensa podía aprender? (Inciso: Ser más valientes, pasar de editores y políticos sería un buen comienzo).

Sr. McCann: Lo que todos nosotros estamos pidiendo aquí es un modo de informar responsable. Quizás es demasiado pedir que se vuelva al periodismo responsable, contrastar los hechos y contrastar las fuentes. Creo que es demasiado fácil donde los nuevos medios de comunicación se encuentran con os viejos recoger un rumor en Internet y “aquí está mi artículo de hoy”. Es vago y es peligroso y personalmente creo que si yo sintiera que había algún modo de regularlo y sé que es increíblemente complejo, entones me gustaría ver una información responsable. Un gran número de informes del NUJ son muy equilibrados, pero pienso en el mundo comercial, con las presiones, no va a suceder. Creo que esto va sobre la responsabilidad y sobre informar la verdad y no sobre hacer que insinuaciones y especulaciones aparezcan como hechos.

P223 Rosemary McKenna: Me pregunto cómo algunos de ellos pueden vivir con sigo mismos (Inciso: Yo también pero seguramente usted y yo nos hacemos la pregunta de distinto modo). Finalmente, ¿qué nivel de cobertura mediática les sería útil ahora?

Sr. McCann: Nuestra búsqueda todavía continúa y es el único modo con el que podemos hacer llegar la información a muchas personas. No sabemos cuántas personas, para empezar, pueden tener información que pudiera ser relevante, quién puede o no haberse presentado ya. Claramente lo que hemos estado haciendo en el seno del equipo Find Madeleine es revisar la información puesta a nuestra disposición, y buscar áreas donde existen deficiencias, y concentrarnos en lo que nosotros pensamos (Inciso: Después gran experiencia adquirida tras la lectura del manual policial correspondiente) que necesitamos información clave, y por supuesto en ese momento si consideramos que es apropiado, y debo decir que ha sido dejado totalmente en nuestras manos identificar estas cosas, y sigue siendo tarea de la familia y aquellos que trabajan para nosotros, se lo pediremos a los medios porque sabemos que podemos llegar a la gente. Si creemos que hay algo en lo que pueden ayudar, entonces acudiremos a los medios y les pediremos ayuda. Pediría a los medios que si realmente tienen algo que creen pudiera potencialmente ser de ayuda que contactasen con nosotros para preguntar si consideramos si es de ayuda, o con la policía si quieren.

Sr. Mitchell: Cada vez que me piden una entrevista –y me las piden todos los días- Kate y Gerry me dicen, “¿En qué va a ayudar esto a la búsqueda de Madeleine?” y, francamente, el 98% de las veces tengo que decir que no lo hará. Les va a dar un buen titular y es interesante, pero si realmente va a aportar algo tangible o beneficioso; la respuesta es no. Hay momentos obvios como los aniversarios y cumpleaños donde el interés volverá, legítimamente podría argumentar. Tuvimos el sinsentido del aniversario de los 30 días, el aniversario de los 50 días, el aniversario de los 100 días. Que Dios no quiera que eso continúa así, Kate y Gerry bien podrían elegir hacer algunas entrevistas, elegiremos cuáles son las más efectivas y definiremos qué mensajes hay desde el lado de la búsqueda, desde el punto de vista de la investigación, eso esperanzadoramente proporcionará esa pieza de información. Ese será el momento en que nos volvamos a encontrar con los medios. Les estamos muy agradecidos, Kate y Gerry les están muy agradecidos por su continuo interés sobre esa base.

Sr. McCann: Es bastante difícil en términos de calendarios en las redacciones porque claramente ellos marcan fechas en el calendario y creen, “OK, volveremos sobre esta historia.” La presión dará algo. Por supuesto, queremos que la gente sepa que la investigación sigue en marcha. Nunca vamos a darnos por vencidos; no podemos darnos por vencidos, pero es muy difícil si tenemos algo, entonces intentaremos concordarlo con lo que sería un natural incremento del interés mediático de todos modos.

P224 Paulo Farrelly: Como Diputados recibimos cartas abusivas e e-mails todo el tiempo; eso es libertad de expresión. La gente escribe historias hostiles pero hoy en día te invitan a comentar en línea las noticias. La noche de Año Nuevo, un amigo mío perdió a su hijo de 16 años en un trágico accidente. Se informó de los hechos en el periódico local pero algunos de los comentarios de que periódico permitió en esa noticia eran obscenos y enfermizos, es una desgracia que permitieran que fuesen publicados allí. ¿Cuál fue tu experiencia con el llamado mundo en línea, en concreto cómo los periódico moderaron o no los comentarios a los que ellos invitaban en las noticas sobre Madeleine?

Sr. Mitchell: No voy a dignificar algunos de los comentarios realizados en línea o en páginas Web o foros que existen en torno a este caso. Mucho de lo que dicen es, como usted dice, bastante acertadamente, enteramente irritantes y, ni, como ya he digo, lo dignificaré con ningún comentario real. Cuando vemos tonterías profundamente ofensivas como esas, inexactas, afirmaciones difamantes, ha llegado a un punto donde ni siquiera les hablo a Kate y Gerry sobre ello; no tiene sentido. Hice saber a Adam que si se trataba de un medio de comunicación quien permitía estos comentarios, normalmente una llamada de Carter Ruck apuntando los problemas legales a los que se enfrentaban por tales comentarios, normalmente era suficiente para o bien conseguir que fueran retirados. Esto de ningún modo intentaba frenar la libertad de expresión. La libertad de expresión dentro de la ley del país está absolutamente bien, pero cuando sobrepasa el límite, y sé exactamente lo que quiere decir sobre esa otra tragedia (Inciso: Que nada tiene que ver, ni es relevante, ni comparable con este caso), simplemente piensas sobre la naturaleza humana, dónde está su compasión, dónde tienen el corazón estas personas para que puedan decir estas cosas libremente (Inciso: Clarence, yo me pregunto dónde tenía Kate el corazón cuando la policía le informó que dejar de contestar 48 preguntas podría conducir a un seria daño para su hija, pero aun así, prefirió quedarse callada. Clarence, yo me pregunto dónde estaba el corazón de Kate y Gerry cuando decidieron dejar a sus tres hijos solos durante todos el día “y la noche” para divertirse ellos “entre adultos”. Clarence, yo me pregunto dónde tienes tú el corazón para estar apoyando a dos MENTIROSOS).

P225 Paulo Farrelly: Con respecto a las páginas Web de los periódicos usted no tendría que hacer eso, ¿no deberían moderarse ellos mismos? (Inciso: Sr. Farrelly, ya se han moderado ¿ha visto usted publicada algunas de las declaraciones en la sección de comentarios de algún periódico?)

Sr. Tudor: Ese es un punto discutible. Por mi experiencia, lo que ocurre, y me hago eco de todo lo que acaba de decir Clarence, con una pequeña excepción, recuerdo que en una etapa muy temprana de mi contratación escribimos a un periódico con respecto a los comentarios obscenos de sus lectores anexados a varios de los artículos existentes en la página Web del periódico, nos respondieron que ellos no iban a hacer nada para interferir con el Artículo 10 sobre derechos de libertad de expresión de sus lectores, lo que es ridículo obviamente dado lo que estos e-mails decían (Inciso: ¿Estamos hablando de comentarios o quizás de alguna otra cosa? ¿E-mails?). Subimos la apuesta (We upped the ante (ante: apuesta en el póker) y es justo decir que desaparecieron muy, muy rápidamente. Solo la semana pasada nos encontramos con una situación en que tuvimos que hacer que un periódico retirase cosas (Inciso: Por favor ¿podría alguien decirme qué decían esos comentarios? Solo para que esta “fabulosa” comisión pueda valorar de forma adecuada lo que Clarence considera como “contrario a la ley”). La mayor parte de los periódicos son bastante responsables sobre ello, no necesariamente por motivos altruistas sino porque tan pronto como se dan cuenta de ello se convierten en responsables legales. Una de las formas en las que intentan protegerse de ese punto que usted suscita, Sr. Farrelly, es que deliberadamente dicen, según lo entiendo yo, y me corregirán si estoy equivocado, es que ellos no los están moderando porque si no los moderan no son responsables de ellos. Personalmente creo que eso es una forma bastante fea de ver las cosas. Si van a crear Webs y permitir que las personas publiquen cualquier tipo de comentarios, deberían monitorizarlos adecuadamente y localizar las infracciones difamantes y serias sobre la privacidad de las personas o lo que sea y retirarlos de motu propio. No debería ser necesariamente incumbencia de las víctimas de esas infracciones o difamaciones contactar con ellos para que los retiren. Eso merece otra pregunta sobre hasta qué punto pueden ser obligados los periódicos a moderar.

P226 Paulo Farrelly: Estarían violando lo que la PCC dice está regulado en el Código. Una última pregunta sobre los medios de comunicación electrónicos. Desde que hemos iniciado la investigación he notado que al ser nuestros e-mails públicos estamos recibiendo a personas que realmente deberían tener una vida presentándonos material obsceno. No respondemos porque eso solo los alienta, así que simplemente los borramos, pero eso merece la preocupación de dónde es publicado este material y las personas que lo hacen circular porque están bastante enfermos, en gran medida porque a tenor de la cobertura mediática, hasta qué punto ha temido usted por su seguridad personal?

Sr. McCann: Creo que en general tenemos algunos mails abusivos. Ha habido uno o dos incidentes alrededor de nuestra casa en los que la policía se ha visto implicada. Generalmente no es así, pero claramente estamos preocupados por nuestra propia seguridad y la de nuestros hijos, y eso debería tenerse en cuenta. Creo que en término de los medios electrónicos, claramente algunas personas tienen demasiado tiempo libre entre manos. Dejé de leer cualquier comentario, así como mucha de la información publicada en Internet sobre Madeleine, muy, muy pronto. Cuando los medios nos dijeron al comienzo que esto era una campaña, fue una palabra que realmente no me gustó. De hecho me he dado cuenta del porqué es una campaña; es porque tenemos un objetivo y estaos intentando conseguirlo y otras personas están intentando descarrilarnos de nuestro objetivo, algunas veces existe una guerra de desgaste. Siento mucha lástima por las personas que tienen la necesidad de hacer eso. Claramente falta algo en sus vidas (Inciso: Gerry tienes razón tú tienes un objetivo muy claro y nosotros también, ciertamente se trata de una guerra de desgaste, una guerra que te anticipamos vas a perder. La verdad se conocerá y se demostrará cuáles son tus objetivos reales y cuáles los de esas personas que no tenemos nada mejor que hacer porque tenemos unas vidas vacías. Mi objetivo es brindarle a mis hijos un futuro mejor, un futuro en donde los políticos rastreros no interfieren en investigaciones policiales, un futuro donde mentirosos como tú, tú mujer y tus amigos no puedan salirse con la suya. Un futuro donde los culpables paguen su culpa legal, no la moral. Espero que esto te quede claro, porque mi vida vacía estará dedicada a conseguir este mísero objetivo que me he planteado).

Sr. Mitchell: Creo que Internet puede dar una falaz credibilidad a algunos de estos puntos de vista. Muchas de estas personas tienen sus propias agendas basadas enteramente en prejuicios, inexactitudes y producir inexactitud sobre inexactitud que conduce a este falso horizonte en el que ellos creen estar. Hemos elegido ignorarlos porque son totalmente irrelevantes (Inciso: A usted Sr. Mitchell decirle, que al igual que los comentarios son responsabilidad de los medios, usted tendrá que defender ante un juez sus palabras, tendrá que pagar legalmente su encubrimiento, tendrá que explicar el motivo de haber permitido que esto llegase tan lejos y no tenga ninguna duda de que nosotros estaremos aquí para escucharle).

Presidente: Gracias. No tenemos más preguntas. Gracias a los tres por haber venido esta tarde y en particular, Gerry, agradecemos enormemente su disposición de venir y hablar con nosotros, gracias (Inciso: A usted Sr. Presidente le rogaría que, tal como han pedido los tres testigos que han declarado hoy, contrasten sus fuentes, comprueben si lo que dicen es cierto y en base a ello tomen una decisión justa ¿O quizás también desean formar parte de esta charada?)

Traducción de Mercedes