miércoles, 6 de julio de 2011

Caso Madeleine McCann - CLAIRVOYANCE - CLARIVIDENCIA


EXCLUSIVA para mccannfiles.com

Por Dr. Martin Roberts
05 July 2011

CLAIRVOYANCE - CLARIVIDENCIA


El 9 de septiembre de 2007 Gerry McCann fue descrito por el Sunday Times así:

‘Bajo su inquebrantable exterior, Gerry se encontraba en un estado de agitación y furia. “Estamos siendo absolutamente incriminados por la policía portuguesa”, le había dicho a un amigo después de que su mujer Kate hubiera sido nombrada arguida tras varias horas de interrogación. “Estamos completamente jo*****, debimos verlo venir hace semanas y haber vuelto a Inglaterra.”’

La confianza de Gerry McCann en sus propios poderes de predicción (“Vete a tomar por c***. Yo no estoy aquí para divertirme”) claramente sufrió un duro golpe en esta ocasión. El oyente comprensivo, o tal vez incluso el inquisitivo podría preguntarse por qué tendría Gerry que ‘haberlo visto venir’, dado que la desaparición de Madeleine McCann aparentemente fue atribuible a uno o más pedófilos acechantes. ¿Qué posible relación podrían tener los inocentes padres con tales desviados?



Pero no cuestionemos esta observación muy de cerca. Los McCann claramente no son menos adeptos a ‘recoger’ (piking up) cosas que otros pudieran haber sido. (Jon Corner, amigo de la familia, se dice que dijo de Madeleine, “Así que – Que Dios me perdone – tal vez ese es parte del problema. Esa cualidad especial. Algún ******** se percató (picked up) de ello”. (Vanity Fair, 10.1.2008)

La intuición nos llega a todos de vez en cuando, pero aparentemente los McCann disfrutan de visitas más frecuentes que la mayoría.

Solo pudo haber sido previsión, en forma de una visión compartida tal vez, lo que provocó que Kate y Gerry McCann selectivamente a borraran datos de sus teléfonos móviles antes de solicitar apoyo a la policía en la búsqueda de su hija desaparecida. Debieron pensar que haciéndolo estaban de algún modo aminorando la carga de los investigadores. El mismo tipo de actitud considerada prevaleció cuando con posterioridad residían en una villa cercana y la policía telefoneó para avisar que irían después para llevar a cabo algún trabajo forense. Kate sin duda pensó, ‘Meteré estas pocas prendas de ropa en la lavadora para que estén agradables y limpias para los inspectores.’ Muy similar a recolocar los muebles en el 5A, para que sus muchos visitantes de la noche del 3 de mayo de 2007, pudieran acceder con facilidad al dormitorio de los niños y no tuvieran que pasar detrás del sofá con el fin de evitar las aglomeraciones.

Sin duda los McCann eran adeptos a la previsión.

Olga Craig, escribiendo para el Sunday Telegraph del 27 de mayo de 2007, realizó una entrevista a Kate McCann:

“Estaba muy guapa,” dijo la Sra. McCann, recordando el momento en que Madeleine era fotografiada con su padre junto a la piscina.

“Llevaba puesto un conjunto nuevo, un vestido rosa. Esa imagen resume su semana. Se divertía cada minuto de cada día Se iba a la cama exhausta No he sido capaz de utilizar la cámara desde que le hice esa última fotografía.”

Esa ‘última fotografía’, según nos han dado a entender, fue tomada durante la primera hora la tarde del 3 de mayo de 2007, momento a partir del cual Kate ha sido ‘incapaz de utilizar la cámara.’ (Por lo menos hasta la fecha de su entrevista con Olga Craig).

Por lo tanto, uno podría preguntarse legítimamente ¿cómo fue capaz de hacer fotografías de un yate anclado en Puerto de Lagos más o menos una semana después de la desaparición de Madeleine?

Tal como informó James Murray del Sunday Express (8.8.2009): “Kate fue al Puerto de Lagos, a unas pocas millas por la costa de Praia da Luz donde desapareció su hija el 3 de mayo de 2007 y fotografío el barco y el hombre que estaba a bordo.”

Podría parecer que los actos de Kate en esta ocasión negaban su propia afirmación sobre su incapacidad fotográfica. Esto en si mismo es potencialmente significativo, pero la implicación de su declaración a la Sra. Craig es de singular importancia, tanto es así que deberíamos verla de forma aislada:

“No he sido capaz de utilizar la cámara desde que le hice esa última fotografía” (Es decir, a Madeleine).

Dejando aparte el hecho que esta observación de Kate aparentemente es incierta, ¿Qué dice exactamente? En concreto, que su incapacidad para (use/unease) usar/malestar (with/loathing) con/aversión de la cámara deriva del momento en que tomó la llamada “última fotografía”. Lo que categóricamente no dice es que no ha sido capaz de hacer fotografías desde que Madeleine desapareció, sino ‘desde que tomó la última fotografía de ella’. Esto significa que esa fotofobia surgió, no el 4 de mayo de 2007, sino exactamente a las 14h29 (o tal vez incluso las 13h29) la tarde del día 3.

Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia estaría Kate tomando unas fotos por la tarde, a la hora del té, hora de la cama, o incluso en la mesa de la cena con sus amigos (su cámara estaba equipada con un flash). Desde el momento en que Kate fotografío a Madeleine en la piscina con Gerry y su hermana pequeña, no se habría hecho ninguna otra fotografía.

¿Por qué? ¿Qué pasa con esta instantánea de familia feliz que la hizo tan repulsiva para el fotógrafo hasta el punto de disuadirla de capturar cualquier otro momento durante sus vacaciones, a las que aun le quedaban dos días? ¿Qué es lo que previó Kate en esta ocasión?

Desde entonces se han llevado a cabo varios análisis de esta imagen en concreto, invocando las maravillas del Photoshop, el anuario y lo que sea, pero si, o de hecho hasta qué grado, uno considera que la fotografía es una composición por parte de otros además del fotógrafo, el hecho es que no hay nada visiblemente siniestro sobre ella en absoluto. Lo único que Kate podría haber disgustado a Kate era la fecha, tal como ella misma insinúa.

La pregunta realmente importante por lo tanto es en relación a, nuevamente, la clarividencia de los McCann.

¿Por qué habría estado Kate demasiado disgustada como para hacer fotografías después del mediodía del 3 de mayo, (momento en que, según la fotografía, su hija parecía perfectamente sana y feliz) cuando Madeleine no sería “secuestrada” hasta seis horas o más después? ¿Qué intuyó Kate sobre los acontecimientos de aquella noche, mucho antes de que “lo que ocurriera”, ocurrió?

© Traducción de Mercedes