martes, 22 de julio de 2014

Caso Madeleine McCann: Mensaje de Gonçalo Amaral

Proyecto Justicia Gonçalo Amaral



Amigas, Amigos

Leyendo las noticias sobre la última sesión del juicio estoy seguro que la gran mayoría de los periodistas desconocen lo que se allí se está debatiendo, y no se han informado adecuadamente.

Seamos claros. Lo que está en causa es saber:

-Si el haber escrito mi libro “Maddie: La verdad de la Mentira” constituyó un acto lícito o ilícito;
- Si los autores [de la demanda] sufrieron daños y si existen hechos que los prueben;
- Si es posible establecer un nexo de causalidad entre el libro y tales daños.

Esto es lo que está en causa.

En cuanto a la licitud del libro, sugiero a quien tenga dudas que lea la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Lisboa en el ámbito de la providencia cautelar que precedió la acción principal. En verdad, para los Excmos. Srs. Jueces de Apelación, como se puede concluir de esa sentencia, la licitud de la publicación del libro es incuestionable.

Quiero con esto decir que, constatada esta licitud, el asunto debería acabar aquí, sin necesidad de averiguar nada más, concretamente en lo que respecta a los daños de los que los autores se quejan. Aunque, tenga en cuenta, que incluso que tal licitud aun pueda estar en causa, habría, aun, que establecer un nexo de causalidad entre la publicación y los daños de los que los autores se quejan, tales como depresiones profundas, aislamiento social, etc... Y, claro está, probar que tales daños, sea cual fuera su origen, de hecho existen.

En cuanto a la parte social, me parece obvio, si nos fijamos en los innumerables eventos sociales en los que los autores han participado, incluyendo, asómbrese, discursos en el mismo Parlamento Británico, entrevistas en programas como el de Oprah Winfrey, cenas de gala con las más ilustres personalidades, concretamente británicas, entre muchos otros, dicho aislamiento social es totalmente falso.

En cuanto a las depresiones, a pesar de que, no fueron probadas en modo alguno durante el proceso, desde mi punto de vista, la verdad es que sería muy raro que no existieran. La desaparición de una hija, esté viva o muerta, haya sido raptada o no, no puede dejar de originar enormes secuelas de ese tipo. ¡Sería muy extraño que esto no sucediera! Pero a este respecto no digo nada, en la medida en que los autores parecen querer imputarme a mí y a mi libro todos sus males, como si la citada desaparición, sumada a su constitución como arguidos y demás circunstancias que rodean el caso, por sí mismas, no tuviesen ninguna importancia, o no fuesen más que suficientes!

Desgraciadamente, debido a maniobras claramente dilatorias por parte de los autores, que obligan, una vez más, al aplazamiento de la audiencia, temo que el proceso se alargue – como ellos claramente pretenden -, y no tengamos una sentencia próximamente, como a mí me gustaría y la cual ansío. Aun más, habiendo comenzado ya las vacaciones judiciales y, como bien explico la Excma. Sra. Jueza, con la entrada en vigor del nuevo mapa judicial, el 1 de septiembre, los retrasos procesales se agravarán considerablemente. Por mi parte, sin embargo, mi confianza en la justicia portuguesa se mantiene inquebrantable.

Solo me queda agradecer y reconocer todo el apoyo que he recibido, por parte de todos aquellos que creen en la justicia y en la verdad, sin el cual no me habría sido posible hacer frente al proceso. Ni tampoco, llevarme a ponderar, como estoy, avanzar con un proceso contra el matrimonio McCann y otros, con vistas a ser resarcido de los enormes perjuicios que ya me han causado a todos los niveles, morales, profesionales y económicos.

Va siendo hora de reaccionar judicialmente contra todos aquellos que han puesto en peligro mi privacidad, intimidad, libertad de expresión, opinión y medios de subsistencia.

Ellos intentaron asesinarme civilmente, pero, gracias al apoyo y solidaridad de todos vosotros, no lo han conseguido.

Muchas Gracias
Lisboa 21 de julio de 2014
Gonçalo Amaral

© Traducción de Mercedes
En síntesis:

El libro en causa en este proceso – “Maddie – la Verdad de la Mentira” – escrito por el demandado Dr. Gonçalo Amaral, tiene como principal motivación la defensa de su honorabilidad personal y profesional, tal como destaca el autor en su prefacio y a lo largo de su texto.

El contenido del libro no ofende ninguno de los derechos fundamentales de los demandantes.

El ejercicio de su escritura y publicación está contenido en los derechos constitucionales asegurados a todos por la Convención Europea de los Derechos Humanos y por la Constitución de la República Portuguesa, concretamente en sus artículos 37 y 38.

3 comentarios :

  1. Lo que todo el mundo ha comprendido, y bien, es que se trata de obtener una indemnización de 1,2 millones de €.
    Ya se sabe por sabiduría popular, que con dinero las penas lo son menos.

    ResponderEliminar
  2. Articulo de CM:

    "Gonçalo Amaral vai processar casal McCann"

    Leer mas : http://www.cmjornal.xl.pt/detalhe/noticias/ultima-hora/goncalo-amaral-vai-processar-casal-mccann

    ResponderEliminar