lunes, 12 de julio de 2010

Caso Madeleine McCann - La teoría del secuestro

¿Cómo, cuándo y por qué?

La teoría de un secuestro imposible. Tras la investigación realizada conjuntamente por la policía portuguesa y británica no existe ningún signo de la entrada de un intruso en el apartamento 5A. No existen pruebas materiales, no encontraron huellas, fibras, fuerza sobre las cosas ni nada que pudiera indicar la presencia de alguien ajeno al grupo. Por lo tanto ¿en qué se basa la teoría del secuestro? Exclusivamente en estas declaraciones que presentamos a continuación. Aclaramos que se trata de traducciones literales de las declaraciones oficiales dadas  a la policía por Gerry McCann y Jane Tanner los días 4 y 10 de mayo de 2007.

Declaración Gerry McCann

4 de mayo de 2007

Así pues, a las 21h05, el declarante entró en el apartamento con ayuda de su llave, dado que la puerta estaba cerrada, y se dirigió hacia la habitación de los niños, constatando que los gemelos y Madeleine estaban bien. Entonces fue al WC algunos momentos. Salió del apartamento y se cruzó a una persona con quien había jugado al tenis y empezó una pequeña conversación, luego se volvió al TAPAS.

A las 21h30, un amigo MATT (miembro del grupo) se dirigió hacia su apartamento donde se encontraban sus propios hijos y se pasó por el apartamento del declarante pasando por una puerta corredera que estaba siempre abierta y situada en el lateral de la casa. Entró en el apartamento, vio a los gemelos y comprobó que Madeleine estaba bien. Todo era normal, las persianas estaban cerradas y la puerta de la habitación estaba entre abierta como siempre. A continuación MATT vuelve al restaurante...

Él quiere destacar que uno de los elementos del grupo, JANE, alrededor de las 21h10 /21h15, cuando va a su apartamento a ver a sus niños, vio a aproximadamente 50 metros, en la arteria que va al club, una persona llevando a una criatura en pijama. JANE podrá aclarar esta situación mejor.



10 de mayo de 2007

Imagen: Extraida del libro de Gonçalo Amaral. Esto es lo que se puede ver desde donde cenaba el grupo Tapas  sin embargo, Gerry McCann declara lo siguiente: Hicieron el recorrido normal hasta el TAPAS, donde llegaron poco después de las 20h35. Fueron los primeros en llegar, sentándose en la mesa más grande, como era habitual. Dice que se sentaron en la mesa en una posición que permitía al declarante ver la casi totalidad de la puerta trasera del apartamento, por donde habían salido.

No se acuerda del orden de llegada, pero cree que serían MATTHEW y RACHAEL los primeros en llegar. Sobre las 21h00 MATTHEW se levantó de la mesa, diciendo que iba a ver a sus hijos. También fue a ver a los hijos del declarante… Sobre las 21h05 MATTHEW regresó, momento en que el declarante se levantó de la mesa, para ir a ver a sus hijos.
 

Croquis dibujado por Kate McCann indicado la posición que ocupaba cada comensal en el Tapas. Puede apreciarse que ambos se encontraban sentados de espaldas al apartamento 5A. 

Entró por la puerta trasera, comprobó que la puerta del dormitorio de los niños estaba entre abierta pero no como la había dejado cuando salió, si no hasta la mitad, lo que consideró extraño, llegó a la conclusión de que MADELEINE se había levantado para ir a su habitación, para evitar el ruido producido por sus hermanos. No obstante, está seguro que entró en la habitación de los niños y pudo comprobar que todos estaban durmiendo en sus respectivas camas. Salió de la habitación, volviendo a la dejar la puerta entornada como describió con anterioridad, fue al baño. El resto del apartamento estaba todo normal, ventanas cerradas, persianas bajadas y todo a oscuras, solo existiendo la luz de la sala de estar.

Afirma que no entró en ninguna otra estancia del apartamento, donde estuvo apenas 2 ó 3 minutos, saliendo nuevamente por la puerta trasera, que cerró sin pestillo. Aclara que volvió sin ir a ningún otro apartamento, ya que nadie se lo había pedido.

Imagen: Según consta en la declaración de Jez Wilkins la conversación con Gerry McCann se produjo ante la verja que da acceso al patio trasero del apartamento 5A así lo indica en el boceto que adjunta a su declaración donde marca con una "X" el lugar exacto. Sin embargo, Gerry McCann declara lo siguiente: Después de salir por la verja lateral, y cuando se dirigía a la entrada de la recepción secundaria, a menos de 10 metros de distancia de dicha verja, vio a JEZ que subía por la calle en sentido contrario, iba con su hijo más pequeño en un carrito. Cruzó la calle en dirección a JEZ, que subía por el lado derecho, en sentido ascendente, habiendo charlado ambos durante 3 ó 4 minutos, sobre tenis, las vacaciones y los niños. Mientras estuvo hablando con JEZ no vio a nadie del grupo, ni detectó a ninguna persona o vehículo sospechoso. Preguntado específicamente, dice que durante este período de tiempo, está seguro que no vio a JANE pasar por ese lugar, aunque aclara que se encontraba hablando frente a frente con JEZ, de espalda a la otra acera, donde se sitúa su apartamento. También dice que JEZ nunca le dijo que hubiera visto a nadie, aunque él se encontraba de frente a esa acera. (Inciso: El único motivo que puede existir para la gran mentira de Gerry McCann es el hecho de justificar la presencia no advertida de Jane Tanner en el lugar. Presencia en sí misma que nunca ha llegado a demostrarse).

Regresó al TAPAS, entre las 21h10 y las 21h15. Como el movimiento de la gente era frecuente, no sabe precisar si en ese momento faltaba alguien de la mesa, concretamente JANE. Sobre las 21h30, el declarante llamó la atención a KATE sobre el hecho de que era su turno de ir a ver a los niños, ofreciéndose MATTHEW voluntario para hacer esta vigilancia, ya que ella estaba conversando. Tres o cuatro minutos después, MATTHEW regreso, diciendo que todo estaba en calma (SIC), habiendo entrado este por la puerta trasera, ya que no tenía llave y lo normal era que entraran por allí.

Declaración Jane Tanner

4 de mayo de 2007

Sobre las 21h00, su marido llegó al restaurante. (…) La declarante se acuerda que, hacia las 21h10, Gerald McCann salió del restaurante para ir al apartamento a ver los niños. Cinco minutos más tarde (21h15), la declarante salió, a su vez, para ir a su propio apartamento para comprobar a sus niños. Vio a Gerald McCann hablar con un ciudadano británico de nombre Jez. Pasó junto a ellos sabiendo que Gerald McCann ya había comprobado a los niños en el apartamento…

Imagen: A su vez Jane Tanner también realiza un croquis. A pesar de declarar el día 4 que vio al hombre exactamente en el momento que sobrepasaba a Gerry y Jez, es así como lo representa gráficamente. Destacamos que ella observa a Gerry y Jez en la misma acera del apartamento 5A aunque en un punto diferente. Aportamos una fotografía tomada por "nena" en la que podemos apreciar el ancho de la acera donde hablaban Gerry McCann y Jez Wilkins. Como podrán comprobar resulta imposible que Jane Tanner hubiese pasado junto a ellos sin haber sido oida o vista. Este hecho hizo dudar a la policía de la veracidad de su relato ¿usted que opina?… reparó en un hombre que pasaba con una criatura en brazos con un paso precipitado con una criatura en pijama sin tapar, lo que le llamó la atención. La declarante solo pudo ver al hombre de lado con la criatura en sus brazos. Percibió a esta persona exactamente en el momento en que sobrepasó Gerald y Jez. Esta persona salía del paseo que delimita el bloque de apartamentos donde ellos viven. El hombre cruzó rápidamente el cruce. La entrada del edificio donde se encuentran los apartamentos es el lugar exacto donde vio al hombre. Después de haber comprobado a sus hijas, la declarante vuelve al “Tapas”.

Pinchar sobre la imagen para agrandar

10 de mayo de 2007

Sobre las 21h00 llegó su marido al restaurante… Pocos minutos después de las 21h00, Matthew Oldfield salió del restaurante y se dirigió a la zona de los apartamentos, diciendo que iba a buscar al matrimonio que ya llegaba con bastante retraso… Matthew Oldfield se cruzó con el matrimonio Payne y Dianne Webster por el camino, y que, aprovechando el hecho de estar ya levantado y en la calle, hizo el recorrido de escucha en los apartamentos, no habiendo observado nada anormal… cerca de las 21h10 Gerald McCann salió del restaurante, habiendo ido a SU apartamento para ver a SUS hijos. Cinco o diez minutos después, salió la declarante, habiéndose desplazado a SU apartamento para verificar que todo iba bien con sus hijas. En ese momento vio a Gerald McCann hablando con un ciudadano inglés, de nombre Jez, no sabe si ellos la vieronPasó junto a ellos SABIENDO que Gerald McCann ya había estado en el apartamento para ver a sus hijosdice que salió de la recepción que da acceso al restaurante y subió por el paseo hasta la esquina, habiendo entrado al apartamento por la puerta principal…

Sobre 15 ó 20 minutos después, su marido Russell O’Brien y Matthew Oldfield se fueron juntos… Matthew Oldfield fue a verificar a su hija y a los hijos de Gerald McCann y Kate Healy…

Algún tiempo después, no sabe precisar cuanto, miró por la ventana de la sala de estar hacia la zona del restaurante, comprobando, con extrañeza, que no había nadie sentado en la mesa, siendo demasiado pronto para que hubieran terminado todos de cenar. DESPUÉS oyó las voces de Kate Healy y de Fiona Payne que se encontraban en el pasillo frente a las ventanas de los dormitorios y estaban llamando desesperadamente a Madeleine. Cuando la vio, fue la propia Kate Healy quien le dijo a la declarante que Madeleine había desaparecido…

Confrontada con la información de que el equipo cinotécnico siguieron la pista y que supuestamente Madeleine Beth McCann no había pasado por el cruce donde ella indicó que el hombre llevaba a la niña en brazos, afirmó, que no estaba mintiendo, manteniendo íntegramente la versión inicial. Que, realmente, pasó frente a ella, un hombre transportando, en brazos, una niña descalza.

Solo le extrañó el hecho de la niña no llevaba ningún tipo de cobertura (manta) y la forma en la que el individuo caminaba, de forma apresurada, y como vestía.

Los pantalones eran, en cuanto al color, idénticos a “corticite”, tipo “chino” (sic).

En cuanto a la chaqueta era de color oscura, no consiguiendo especificar el mismo, parecía de la misma tela que los pantalones, siendo un tipo “anorak”. En cuanto al calzado dice que puede decirlo con toda certeza, aunque eran zapatos con un ligero “tacón”.

Sobre la descripción de la niña, dijo que la misma era transportada en brazos, con las piernas en dirección y descalza. Pensó que era una niña porque el pijama era de color claro (le pareció rosa). Nunca vio el pelo de la niña.

Posteriormente, no tuvo dudas de que se trataba de Madeleine Beth McCann porque, a través de la conversación que mantuvo con Fiona Payne, en la cual ella le describió el pijama que Madeleine llevaba puesto aquella noche, el cual coincidía con el que ella vio. Preguntada porque no se lo comentó a Kate Healy lo que había visto aquella noche, o sea, que había visto un individuo de sexo masculino que transportaba una niña con un pijama color rosa, dice que evito hacer este comentario con el matrimonio McCann, para no hacerlos sufrir más…

Confrontada, demostró la distancia a la que se encontraba del lugar por donde pasaba el hombre con la niña, sería una distancia de cerca de 5 metros.

Inciso: A pesar de que Jane Tanner estaba totalmente segura de que la criatura vista en brazos de aquel hombre era Madeleine McCann, ninguna persona del grupo salió en esa dirección para buscarla. Ninguna persona del grupo indicó este hecho a la policía en el mismo momento de su llegada, se limitaron a entregar "dos timelines" que en todo caso la única información que podrían aportar es que ellos habían actuado "dentro de los límites de la responsabilidad parental" con sus vigilancias. 

Ya en el mes de julio dos perros de la unidad canina británica, especializados en rastrear olor a cadáver y sangre dieron una alerta positiva en varios lugares del apartamento 5A, así como en el vehículo alquilado y dos prendas de ropa de Kate McCann. Mucho se ha llegado a hablar sobre esta prueba, prueba que efectivamente por sí misma no es válida en un tribunal, pero hasta el momento nadie ha demostrado que los perros se equivocaron. Lo cierto es que en esos lugares había olor a cadáver y sangre humana. Que no se puede demostrar "científicamente" que ese cadáver era el de Madeleine, tal vez, ¿pero de qué otro cadáver podríamos estar hablando? Según estas declaraciones, la "ventana de oportunidad" de ese presunto secuestrador es de 4 minutos. Si Gerry McCann dice que no hay "ninguna" prueba que indique que Madeleine está muerta, en realidad ¿qué pruebas hay de que fue secuestrada?  ¿Debe basarse la policía en declaraciones más que contradictorias y  la declaración de Jane Tanner que ni siquiera puede demostrar que estaba en el lugar de los hechos? Lo que empezó con la teoría de un secuestro se ha convertido con el tiempo en LA GRAN MENTIRA



Y por si alguien tiene alguna duda de esta circunstancia aportamos la respuesta dada por el Foreign Office a un ciudadano británico.


Página 2 - Último párrafo

(…)

Es improbable que una investigación de los casos en un marco inferior a, por ejemplo un mes, produzca resultados, ya que los casos de secuestro que implican a un extraño son raros. No obstante, se pidió a nuestros equipos del Country Casework, que son los primeros en proveer asistencia consular, que aportaran datos de cualquier caso que pudieran recordar. Fueron capaces de recordar el caso de Ben Needham, que se cree fue secuestrado mientras se encontraba con su familia en la isla griega de Kos durante el verano de 1991. Nuestra Embajada en Atenas ha trabajado con las autoridades locales y los medios de comunicación en un esfuerzo para localizar a Ben, pero no han tenido éxito. El FCO (Foreign & Commonwealth Office) archivó el caso en mayo de 2008. También será conocedor del caso Madeleine McCann. Tanto este como el caso Needham están tipificados como personas desaparecidas, más que casos de secuestro infantil, ya que no existen pruebas en ninguno de los dos casos que apoye que los niños fueron o no secuestrados.

Traducción de Mercedes