lunes, 25 de octubre de 2010

Caso Grégory - La justicia sobre la pista del asesino

Le Point.fr


21/10/2010

Por Laurence Neuer


Nuevas investigaciones sobre pruebas materiales que todavía no habían sido aprovechadas fueron ordenadas ayer por el Tribunal de Apelación de Dijon, reavivando la posibilidad de identificar al culpable.

Pie de foto: La Justicia quiere identificar al culpable en el caso de Grégory Villemin © Montaje Le Point .fr

Sin duda, este será el epílogo del caso Grégory Villemin. Tras los peritajes infructuosos llevados a cabo por el laboratorio Biomnis la primavera pasada, la Justicia ordenó el miércoles, seis nuevos análisis a petición de los padres del niño asesinado en octubre de 1984 en los Vosgos. Se trata de los "últimos peritajes pertinentes que podemos efectuar en el estado actual de lo que sabemos hacer", dijo el Fiscal General del Tribunal de Apelación de Dijon, Jean-Marie Beney.

Estos análisis estarán centrados en elementos aún sin aprovechar y en primer lugar en el "muy largo" cabello extraído de los pantalones de Grégory por el laboratorio Biomnis, encargado de los últimos análisis. También se extraerán muestras de ADN del interior de los nudos de las tres cuerdas que sirvieron para atar al niño. Este es el elemento de prueba más esperanzador, "susceptible de acercarnos del asesino lo más posible ", indico el Fiscal General.




La carta anónima

Otra investigaciones por venir: la impresión "LB" (huella dejada por un escrito en una hoja colocada debajo) identificada en la parte inferior de la carta reivindicando el crimen, fechada el 16 de octubre y enviada al padre de Grégory, Jean-Marie Villemin. "Aunque será necesario que este elemento no esté dañado por los productos utilizados en aquel momento", dijo el Fiscal General.

El peritaje de la voz del cuervo, también ordenado, dependerá, a su vez, de la calidad de las grabaciones de la época, debiendo puntualizar que "las técnicas actuales funcionan mal sobre las grabaciones antiguas", explico el fiscal. Es lamentable, por otra parte, que la única llamada que, según la justicia, es obra del asesino o de un cómplice, la que el hermano de Jean-Marie Villemin, Michel, indico haber recibido el 16 de octubre 1984 hacia las 17:30 horas, no fuese grabada.

Otra elemento capaz de "hablar": una carta anónima enviada en 1985 al juez de Instrucción Jean-Michel Lambert, archivada en aquel momento junto con otras cartas anónimas, y después sacada del baúl por el juez Maurice Simon, que retomó la investigación en 1987. "El magistrado había seleccionado esta larga carta que da muchos detalles sobre las circunstancias del asesinato", explicó Jean-Marie Beney. Pero nunca fue encontrado el firmante anónimo, una tal "Corinne". El objetivo es extraer el ADN del reverso de los dos sellos del sobre para compararlo con los 200 ADN ya recogidos.

Nuevas muestras de ADN

También se tomaran muestras de ADN a otras cuatro personas. "No se trata de miembros de la familia, sino de dos parejas que formaban parte del entorno de Grégory y de sus padres."

El abogado del matrimonio Villemin abogado, Thierry Moser, dijo que estaba "satisfecho con la decisión del Tribunal de Dijon y con las investigaciones ordenadas, en las que pone una gran esperanza. "Espero que permitirán sacar a la luz la implicación de las diferentes personas que participaron directa o indirectamente en el asesinato de Grégory".

Quedan por designar los expertos encargados de los distintos análisis. Esto será efectuado por el Presidente de la sala de Instrucción, Jean-François Pontonnier en las próximas semanas. En cuanto a los resultados de las investigaciones, no son esperados antes de principios de 2011.

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí