miércoles, 8 de septiembre de 2010

Caso Madeleine McCann: ¿Habrá alguien que ponga orden en esto?

porque hay cosas que tienen que ser dichas…

Publicado por omaudafita

Dice el Correio da Manhã de hoy (8-9-10) que la justicia portuguesa ha realizado un embargo preventivo de una casa del ex investigador de la Policía Judiciaria en el caso Maddie McCann. Esto, porque los padres de la pobre pequeña se sintieron ofendidos por el libro escrito por Amaral, donde describe su teoría sobre lo que habría sucedido la fatídica noche en que Maddie desapareció.

Bien, o la memoria me engaña, o me yo me sentí ofendido cuando los señores en cuestión dijeron sapos y culebras de Portugal, de nuestra policía, de nuestros tribunales. Ofendido me sentí cuando Kate y Gerry McCann se rodearon de un auténtico manantial de relaciones públicas (el asesor del Primer Ministro británico se convirtió en portavoz del matrimonio, Gordon Brown “patrocina” el caso, la Embajada de Reino Unido en Lisboa mueve mundos y fondos en menos de 24 horas, incluyendo contactos de alto nivel político…) y nuestro gobierno no hace nada para contener lo que ya se preveía iba a tornarse en un monstruo difícil de domar en materia de relaciones públicas. Ofendido me sentí yo que, ante la posibilidad de ser acusados como arguidos, Kate y Gerry hayan huido de la justicia portuguesa, con el mundo asistiendo en directo por televisión.



Hasta hoy, nadie sabe a ciencia cierta qué le sucedió a Maddie McCann. Y por eso mismo, es legítimo que cada uno pueda formar su teoría y expresarla públicamente. Y si alguien tiene credibilidad para presentar la suya, será la persona que, bien o mal, dirigió una investigación bajo una fuerte presión política, social y mediática. Aun por encima, la teoría de Gonçalo Amaral tiene sentido, es coherente y presentada de forma abierta y basada en hechos concretos. Todas las demás parecen cuentos de ficción y un película barata cualquiera.

Y así, el matrimonio McCann, gestores de un fondo multimillonario, fruto de la desaparición de su propia hija, atacan ahora sin piedad a la única persona que tal vez haya buscado la “Verdad de la Mentira”. Y Gonçalo Amaral se arriesga a pagar un precio muy alto por haberla, talvez, encontrado.

Es que ni el “Foreign Office” (Ministerio de Exteriores británico…) tiene a Maddie en la lista de niños secuestrados. Solo desaparecida. Pero Amaral va a perder su casa y tal vez alguna cosa más, porque dijo aquello que vio en base a su formación y experiencia (sí, la Policía Judiciaria no contrata a uno cualquiera por un quítame allá esas pajas…), y por parte de nuestro gobierno no se ve ni un “piu” en defensa del hombre.

Y nosotros, pueblo de buenas y blandas costumbres, vamos a quedarnos serenamente viendo esto suceder.

Pues por mí, que se estropeen los “charters” baratuchos venidos de Reino Unido. Los incentivos que se dan a los tour operadores de allá (son decenas de millones de euros anuales) pueden ser redirigidos hacia otros países con igual o superior potencial. Que se procesen y hagan embargos de bienes a todos los camorristas extranjeros en Portugal, para pagar los gastos de policía y tribunales.

En cuanto a los McCann, ¿qué tal un procesito, por lo menos por el hecho de, tal como ellos alegan en su defensa, haber dejado solos a 3 niños en un apartamento de horas?

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: AQUI