martes, 26 de agosto de 2008

26 de Agosto de 2008

---
Traducción de Mercedes
---

Câmara de Comuns

Maddie: Opsss... ¿Será que las moscas se quieren despertar?

En el post anterior me referí al hecho de que algunas preguntas referentes al ya largo proceso llamado “caso Maddie” no han tenido respuesta porque sería mejor “no despertar las moscas que están durmiendo”. De hecho, la metáfora me parece entendible incluso para el más distraído o desinteresado por el caso.

Ese mismo post terminaba con la siguiente frase: "Dejemos pasar algunos días y en un próximo post, algunas de estas y, quizá, otras preguntas tendrán respuesta.”

En efecto, teniendo en cuenta lo que se va sabiendo del caso y aquello que se conoce sobre el comportamiento humano, la publicidad del proceso, como consecuencia del archivo, dejaba entrever algunos “ataques de nervios”.

¿Y a qué me refiero, os podéis preguntar?

El 24/8/2008, "The Mail on Sunday" publicaba en portada un titular explosivo aunque no sorprendente para los más atentos a este caso: "el Fondo de los McCann en una caos de 500.000 libras en el caos".

¿Por qué razón no fue sorprendente este titular, en su contenido, aunque imprevisible en su momento de aparición?

En primer lugar, todo lo que se mueve con dinero siempre es susceptible de generar controversia. Este fondo, que ha movido varios millones de euros, por la solidaridad de muchos desconocidos y, muy especialmente, por un multimillonario llamado Brian Kennedy, ha sido un punto de controversia latente, debido a que su gestión empezó a plantear problemas. Es evidente que el dinero debía ser utilizado en las acciones destinadas a la búsqueda de la pequeña Maddie y, simultáneamente, se constituye en una alerta paradigmática para los miles de niños desaparecidos en todo el mundo.

Como sabemos, una cantidad sustancial de ese dinero se ha gastado en las empresas privadas de investigación que dicen estar seguros de que encontrarán la pequeña Maddie. Método 3, por ejemplo, llegó a garantizar que encontraría a la niña antes de Navidad. Como hemos visto, esto no sucedió lo que, al parecer, dejó al matrimonio bastante decepcionado y enfadado hasta el punto de considerar la rescisión del contrato con dicha agencia. Pero el hecho es que si nos fijamos en el sitio oficial - www.findmadeleine.com, en el capítulo relativo a la investigación, encontramos el enlace para Método 3 y el mismo, ridículo e inconsecuente, retrato-robot.

Podemos entonces preguntar: ¿con tanto dinero gastado, los señores detectives solo consiguieron descubrir al Señor Joaquim Agostinho, alto, de complexión gruesa, como resultado de los retratos-robot?

¡Parece que así es!

Pero hay algo más grave. "The Mail on Sunday", en la citada edición, cuyo contenido fue desarrollado por el "Correio da Manhã" y el "Diário de Notícias", invoca la idea de que Oakley International (una empresa de detectives que trabajaba para la pareja McCann hace 6 meses) ha sido dispensada, tras haber recibido 600.000 euros por los servicios prestados. No olvidemos que esta agencia de detectives estaba, presumiblemente, formada por ex agentes del Servicio Secreto británico, del FBI (tal vez colegas de la diseñadora de los retrato-robot...) Y CIA.

¿Podemos preguntar qué servicios prestó la citada empresa, con tanta inteligencia? En este sentido, aconsejo vivamente la consulta del blog sosmaddie.blogspot.com. Una lectura atenta de los textos publicados es muy reveladora.

Hechas las cuentas, quedan, aproximadamente 600.000 euros en el fondo destinado a encontrar Maddie.

¿Qué tiene esto de extraño?

Bueno, aparte de cierta confusión en la gestión del fondo, no está claro:

- ¿Por qué razón ninguna de las empresas consigue, al menos, "mostrar el trabajo?
- ¿Por qué razón estas empresas nunca fueron acuñadas como "predadores" de Maddie?
-¿Por qué razón el Señor Brian Kennedy se enfadado y cerró el grifo a estos señores?
- Y, por último, lo más extraño, ¿por qué se calla el Señor Clarence Mitchell???

Seguro, que habrá otras moscas a punto de despertar.

Hasta el próximo post.

Paulo Sargento
Psicólogo, profesor universitario

“No maté a mi hija”, asegura Kate McCann después de ser interrogada, durante 9 horas por la PJ
Los padres de Maddie son nombrados arguidos
Fueron los días más complicados para los padres de Madeleine después de la aflicción de la desaparición de la niña. De víctimas pasaron a ser los principales sospechosos del proceso
Texto ● Carlos Tomás
La constitución como arguidos de los McCann y el hecho de que pasaran a ser los principales sospechosos de la desaparición de su hija fue la principal noticia dada por 24 horas durante el período comprendido entre los días 4 y 10 de septiembre de 2007.
El día 4 de septiembre fue noticia el hecho de que Gerry había escrito una carta a un supuesto raptor de la niña, desaparecida el 3 de mayo de 2007, de un apartamento en PDL, Lago, Algarve. En la misiva, publicada íntegramente por nuestro periódico, el padre de Maddie lanzaba un llamamiento: “Déjela en un sitio seguro.” (Inciso: Igual que hicieron ellos). En la misma edición se daba cuenta de que el actual presidente del Colegio de Abogados, Marinho Pinto, consideraba que los McCann estaban en una situación incómoda y que debían explicar el motivo por el cual dejaron a Maddie y sus dos hermanos gemelos abandonados. Los padres de la niña desaparecida se limitaron a decir que no podían hablar porque todo estaba bajo secreto de sumario.
Posibles detenciones
El día 5 de septiembre no hubo nada importante publicado en 24 horas sobre el caso, pero al día siguiente estalla la noticia –que no sería confirmada- de que la policía inglesa ya había enviado los resultados de los análisis de ADN encomendados a un laboratorio forense de Birmingham y que iban a ser realizadas detenciones en breve.
Matrimonio interrogado
Los días 7 y 8 de septiembre fueron los señalados para los interrogatorios de Kate y Gerry McCann, después de los cuales ambos fueron nombrados arguidos del proceso y considerados sospechosos de abandono y ocultación del cadáver de su hija, que en ese momento tenía 3 años.
Interrogada en la PJ durante 16 horas –nueve horas la primera vez, siete horas al día siguiente- Kate se acogió al silencio y, se supo ahora, una vez que el proceso fue hecho público el 20 de julio de 2008, que se negó a explicar el motivo por el cual solamente fue a ver a sus hijos una vez –precisamente cuando advirtió la falta de Maddie-, por qué razón dejó a los gemelos nuevamente abandonados para ir al Tapas Bar a dar la alarma, pudiendo estar el supuesto raptor aun en el apartamento o en las inmediaciones y por qué motivo se refugió en el dormitorio y no participó en la búsqueda para intentar localizar a Maddie. Según informó 24 horas en aquel momento, Kate fue a prestar declaración con miedo a ser constituida arguida, lo que acabaría por confirmarse.
También su marido sería constituido arguido. Ambos quedaron sujetos solo a informar sobre su identidad y residencia, el lugar de residencia habitual que se estableció en ese momento fue la Leicester, en Inglaterra. Por eso, nada impedía a los McCann que abandonase inmediatamente nuestro país.
“No maté a mi hija”, fue la frase más repetida por Kate durante el interrogatorio al que fue sujeta, en el cual fue enfrentada también con la posibilidad de haber drogados a sus hijos y con la muestra de sangre recogida en el Renault Scénic alquilado 25 días después de que Maddie desapareciera.
Murat sospechoso
La noticia divulgada por 24 horas los día 9 y 10 de septiembre continúan centrándose en el hecho de que los McCann son los principales sospechosos del caso Maddie, pero que no se descarta la hipótesis de que Robert Murat, el primer arguido, hubiera ayudado a ocultar el cadáver de la niña.
Se destaca igualmente el hecho de que Carlos Pinto de Abreu, actual dirigente del Colegio de Abogados, dijo que sabía quién iba a hacerse cargo de sus honorarios. Ya fuera de Portugal, Kate aseguró que regresaría a PDL para agradecer personalmente el apoyo de sus amigos.■
Verdad
Es un hecho que los McCann fueron constituidos arguidos en el proceso y considerados, juntamente con Robert Murat, un traductor judicial, como principales sospechosos del caso de la desaparición de Madeleine McCann. Los tres acabaron por ver archivadas todas las acusaciones que les fueron imputadas por falta de pruebas. También es verdad que Kate y Gerry dejaron a sus hijos solos durante varias horas en el apartamento que alquilaron
Mentira
Es mentira que a principios de septiembre la PJ tuviera en su poder los resultados de los análisis forenses que encargaron a un laboratorio de Birmingham, en Inglaterra, al contrario de lo que se informó por parte de 24 horas. Tales resultados no serían conocidos hasta semanas más tarde y obligaron a un equipo de investigadores, compuesto por inspectores de la PJ y responsables del Instituto de Medicina Legal, a desplazarse a Leicester. (Inciso: En el momento en que Kate y Gerry fueron nombrados arguidos, la PJ disponía del informe “preliminar” del laboratorio de Birmingham)