jueves, 14 de agosto de 2008

Gazeta Digital y SOS Madeleine


14 de Agosto de 2008

Brian Kennedy y Método 3 se reunieron con los detectives de la PJ

El 19 de octubre de 2007, Alberto Carbas, director de la Unidad de Secuestros de la Policía Judicial española contactó con la PJ y preguntó a los detectives a cargo de la investigación de Madeleine si querían mantener una reunión con un representante de Método 3 y un oficial de policía española de la misma unidad.

El propósito de la reunión era entregar a la PJ información que estaba en posesión de esos detectives. La policía española dejó claro que Método 3 no tenía intención de interferir en el trabajo de la policía lusa, que solo quería transmitir información útil. En la misma comunicación, Método 3 dijo que no estaban trabajando para la familia McCann, sino para Brian Kennedy.

El 13 de noviembre de 2007, tuvo lugar la reunión, en Portimão. Participaron en la misma, dos detectives de la PJ –Ricardo Paiva y Paulo Ferreira- , el director de Método 3, el Sr. Francisco Marco, un asesor de la agencia de detectives privados, el Sr. Antonio Jiménez (ex director de la Unidad de Secuestros de la policía de Cataluña) y el Sr. Brian Kennedy.

Los dos detectives de la PJ realizaron un informe, sobre la reunión, la información intercambiada y la investigación, siguiendo las pistas dadas por Método 3.

En dicho informe, que se encuentra en los archivos facilitados en el DVD, relata que el Sr. Kennedy aseveró, nada más empezar la reunión, que su única intención era benéfica, porque estaba preocupado por casos relacionados con la negligencia infantil y niños desaparecidos. Afirmó que su preocupación, en ese caso específico, era solo la verdad y nada más que la verdad. 

El hombre escondido en la oscuridad

El director de Método 3 entregó a la PJ un informe escrito con tres situaciones, supuestamente recibidas a través de sus líneas rojas y relacionadas con la desaparición de Madeleine. La primera era sobre un incidente sobre el que los medios británicos ya habían informado, al finales de octubre de 2007: una mujer que hacía de canguro en el Ocean Club, en el apartamento 5 A, en agosto/septiembre de 2006, vio a un hombre “escondido en la oscuridad” un jueves –el mismo día que Madeleine, cuatro años, desapreció”, tal como informó The Sun el 31 de octubre.

“La nanny –identificada solo como M.H.- informó del escalofriante incidente a la policía en Inglaterra poco después de que comenzara la búsqueda de Madeleine, pero no habló con la policía en Portugal.”, de acuerdo con el periódico. Clarence Mitchell añadió: “Esta prueba respalda lo que siempre hemos dicho, que Maddie fue robada de su cama por un secuestrador.”

La PJ descartó esta información, ya que los detectives consideraron que no existían pruebas de que estuviera relacionada con la desaparición de Madeleine.
La segunda información versaba sobre la supuesta existencia de una fotografía pedófila en un ordenador en casa de Sergei Malinka, que fue vista por el novio de la chica británica, cuatro años antes, cuando estaba en casa de Malinka. El novio de esta chica preguntó a Malinka sobre aquello y este le dijo que el ordenador pertenecía a un cliente y que él pondría este hecho en conocimiento de las autoridades, más adelante, según el mismo testigo.

Todos los ordenadores encontrados en casa de Malinka fueron aprendidos e investigados, pero no se encontró nada relevante ni sospechoso, según reza el informe de la PJ.

La novia de Murat vista con Madeleine

La tercera información se refería a un avistamiento detallado de un testigo que fue descrito, en el informe de Método 3, como una mujer entregando lo que ese testigo estaba convencido era una niña, envuelta en una manta o sábana, a un hombre, por encima de una valla, con dos coches aparcados cerca de ellos, cerca de una ciudad a 100 millas del Algarve. El testigo, un camionero portugués, M.G. vio varias fotografía y escogió la de Michaela Walczuch, diciendo que era muy similar a la mujer que vio.

La prensa británica consiguió la historia, el 19 de noviembre de 2007, pero con detalles diferentes. “Se dijo que el testigo había visto a la novia alemana del Sr. Murat, Michaela Walczuch en un coche con Maddie en el centro de Portugal el 5 de mayo”, escribió Metro. El Daily Mail publicó una historia similar, el mismo día: “Un nuevo testigo ha identificado a Michaela Walczuch como la mujer vista con la niña desaparecida en el centro de Portugal a unas 100 millas de donde desapareció el 3 de mayo, según dijo una fuente.”

Como era habitual, el Sr. Clarence Mitchell tenía algo que decirle a los medios: “No haremos comentarios sobre ninguna línea activa de la investigación salvo para decir que estamos animados de que nuestros investigadores parece que están haciendo progresos. Kate y Gerry no están descartando nada.”

La PJ investigó este último incidente, e interrogó al caminero portugués. Pero los hechos que él informó a la policía eran algo diferentes: el vio a la mujer entregando algo a un hombre, por encima de una valla, envuelto en lo que parecía una manta. No era algo pesado, porque lo hicieron con facilidad y la valla era de aproximadamente de 1,60 m. Preguntado sobre si podía ser el cuerpo de una niña, dijo que nada de lo que él vio podría indicar algo así.

Interrogado también sobre la identificación positiva de Michaela Walczuch, que según el informe de Método 3, el testigo dijo a la PJ que él no pudo verle la cara a la mujer, ya que iba conduciendo su camión, a unos 70/80 km. por hora, y que la pareja estaba a bastante distancia. Solo eligió la fotografía de Michaela de entre las otras fotografías que le enseñó Método 3, porque tenía el mismo color de pelo y una complexión física similar.

Duarte Levy and Paulo Reis

© Traducción de Mercedes